Skip to content
 

Guía de vacunas para adultos mayores

¿Sabes qué vacunas has recibido?

Si no estás seguro, te decimos dónde puedes encontrar esos registros.

Médico llenando una tarjeta de vacunas

SKAMAN306 / GETTY IMAGES

In English

Desde las vacunas contra la poliomielitis, la viruela del mono y la COVID-19 hasta el herpes zóster y la gripe, quizá te preguntes si tú y tus familiares están al día con las vacunas. Lamentablemente, no existe una organización nacional que mantenga estos registros, pero hay varios lugares en los que puedes buscar.

Si buscas registros de tus vacunas infantiles, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sugieren que preguntes a tus familiares sobre las vacunas que has recibido o que consultes los álbumes de bebé u otros documentos que hayan guardado. Algunos consultorios médicos mantienen esta información, pero la mayoría no conservan archivos de décadas atrás.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


Para conseguir información sobre las vacunas más recientes —como la COVID-19, la gripe o la culebrilla—, pide el registro del lugar donde te vacunaste, ya sea un consultorio médico, una farmacia o un centro de atención médica.

Muchos proveedores de atención médica participan en sistemas de información sobre inmunizaciones (en inglés). Estas bases de datos informáticas y confidenciales se basan en la población y registran todas las dosis de vacunas que los proveedores participantes administraron a los residentes de una zona determinada.

Los departamentos estatales de salud también pueden conservar registros de vacunación. En la mayoría de los estados, puedes solicitar tu registro por internet. Por ejemplo, en Colorado puedes solicitar tu registro de vacunación o el de tu hijo por medio de un portal en el sitio web del estado (en inglés).

Algunos estados aún requieren una carta o un fax. Por ejemplo, Alaska requiere que envíes por correo o por fax un formulario de solicitud (en inglés)de tu registro de vacunación, con una copia de un documento de identificación, como una licencia de conducir o una tarjeta de identificación con fotografía y domicilio que haya sido expedida por el estado, un pasaporte de EE.UU. o una tarjeta pasaporte con fotografía.

Varios estados también han puesto los registros a disposición del público por medio de una aplicación. El director general de STChealth, Mike Popovich, dijo en un comunicado que la aplicación MyIR Mobile de la empresa ha registrado su mayor crecimiento durante la pandemia de COVID-19. Está disponible en Arizona, Dakota del Norte, el Distrito de Columbia, Luisiana, Maryland, Misisipi, Virginia Occidental y Washington. Si vives en uno de esos estados, puedes acceder a tus registros al inscribirte en la aplicación.

Vacunas para adultos

Para los adultos mayores, los CDC recomiendan:

  • la vacuna contra la gripe, ya sea la inactivada (IIV4) o la biotecnológica (RIV4), cada año
  • la dosis de refuerzo de la vacuna Tdap cada 10 años
  • la vacuna contra el herpes zóster después de cumplir 50 años
  • la vacuna antineumocócica contra la bacteria Streptococcus pneumoniae después de cumplir 65 años
  • vacunas contra la COVID-19 y refuerzos a medida que se producen

Desde que comenzó la pandemia, la mayoría de los departamentos estatales de salud han recopilado los registros de vacunación contra la COVID-19. Estos registros personales se pueden solicitar con frecuencia por internet o por medio de una aplicación. Estos programas son relativamente nuevos, así que es probable que no hayan recopilado información sobre otras vacunas. Si has perdido tu tarjeta de vacunación contra la COVID-19, este artículo de AARP te explica lo que debes hacer.

Vacunas infantiles

Lo más probable es que te hayan vacunado de niño contra varias enfermedades. La mayoría de los estados requieren desde hace tiempo estas vacunas infantiles:

  • Poliomielitis. La vacuna protege contra la poliomielitis, una enfermedad incapacitante y potencialmente mortal causada por el poliovirus.
  • Varicela. Una vacuna contra la varicela.
  • DTP, DTap o DT. Una vacuna combinada que protege contra la difteria, el tétanos y la tos convulsa (también conocida como tos ferina).
  • MMR. Una vacuna triple combinada contra el sarampión, las paperas y la rubeola.

Los CDC calculan que por lo menos el 93% de los niños de jardín de infantes en EE.UU. han recibido estas vacunas para el año escolar 2020-21. Existen exenciones médicas y, en algunos casos, exenciones por motivos religiosos o creencias personales.

Desde fines de la década de 1990, la mayoría de los niños en edad escolar también deben recibir una vacuna VHB o HepB que protege contra la hepatitis B.

Reaparición de la poliomielitis

No se había producido ningún caso de poliomielitis en EE.UU. desde 1979 hasta este mes de julio, cuando un hombre de 20 años del condado de Rockland, Nueva York, recibió el diagnóstico de esta enfermedad incapacitante y potencialmente mortal, según los CDC (en inglés). Desde entonces, se ha encontrado el virus en aguas residuales de la ciudad de Nueva York y de varios condados colindantes, lo que hace temer que la enfermedad pueda volver a propagarse entre las personas que no están vacunadas.

Si te preocupa la poliomielitis y no estás seguro de si estás vacunado, los CDC indican que no hay riesgo si te vacunas ahora, pero sugieren que consultes antes con el médico, ya que puede recomendar pruebas de anticuerpos para determinar si ya te has vacunado.

Viruela del mono

Las autoridades de salud pública de EE.UU. han declarado que el brote actual de viruela del mono es una emergencia de salud pública. También están trabajando para responder a la creciente demanda de vacunas contra la viruela que también protegen contra esta enfermedad.

La vacunación sistemática contra la viruela se suspendió en el país en 1972 una vez erradicada la enfermedad, pero muchos adultos mayores recuerdan haber recibido la vacuna. No resulta claro hasta qué punto una vacuna administrada hace tanto tiempo aún protege en la actualidad, señala Michael Osterholm, director del Center for Infectious Disease Research and Policy de University of Minnesota. Por ejemplo, la revista The Lancet informó recientemente que un porcentaje de las personas que recibieron la vacuna contra la viruela en su infancia contrajeron la viruela del mono.

Las personas que son más propensas a contraer la viruela del mono deberían vacunarse, dicen los CDC, aunque este consejo podría cambiar a medida que aumenten los suministros. Y aunque cualquiera puede contraer la viruela del mono, la gran mayoría de las personas que se infectan son hombres que tienen contacto sexual con hombres y con múltiples parejas en áreas donde el virus se está propagando, según los expertos en salud.

Los riesgos son mucho más bajos para las personas que tienen una relación monógama.

Vacunas para militares

Los veteranos de la guerra del Golfo también pueden haber recibido la vacuna contra la viruela antes de su despliegue. Desde el 13 de diciembre del 2002 hasta el 28 de mayo del 2003, un total de 450,293 militares recibieron la vacuna contra la viruela como parte de un programa nacional de preparación contra ataques biológicos, según un estudio que se publicó en JAMA (en inglés).

Los veteranos de la guerra del Golfo (en inglés) también pueden haber recibido vacunas contra las siguientes enfermedades: carbunco, botulismo, fiebre amarilla, fiebre tifoidea, cólera, hepatitis B, meningitis, tos convulsa, poliomielitis y tétanos.

Los veteranos pueden solicitar su expediente médico militar (en inglés) por medio del sistema Tricare.

Peter Urban es un escritor y editor que se especializa en noticias sobre la salud. Urban trabajó veinte años como corresponsal en Washington, D.C., para periódicos en Connecticut, Massachusetts, Ohio, California y Arkansas, incluido un período como jefe de la oficina de Washington del Las Vegas Review-Journal. Su trabajo independiente se publicó en Scientific American, Bloomberg Government y CTNewsJunkie.com.