Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Por qué han aumentado los resfríos de verano

Si aún no estás estornudando y con congestión nasal, los expertos dicen que pronto lo estarás. Los motivos del aumento y a qué debes prestarle atención.

Una mujer con malestar y fiebre

PHOTOALTO/FREDERIC CIROU

In English | Si parece que este verano hay más gente que tose y estornuda, no te lo estás imaginando. Los médicos de todo el país informan de un aumento inusual de enfermedades respiratorias comunes a medida que las personas vuelven a realizar más actividades sociales, laborales y de otro tipo.

Durante la pandemia de COVID-19, los virus que causan el resfriado común y los que causan la gripe se encontraban en mínimos históricos debido a las precauciones que tomaba la población, tales como el uso de mascarillas y el distanciamiento social, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Pero en las últimas semanas, algunos de esos patógenos han vuelto y las personas están sufriendo las consecuencias.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


"No había tenido un resfriado que me afectara tanto o me golpeara de esta manera desde hace mucho tiempo", dice Susan Jackson, de 64 años, de Charlotte, Carolina del Norte, quien se contagió recientemente de un desagradable virus que le dio fiebre, tos, congestión, dificultad para respirar y dolor de cabeza. "Las personas se sienten peor cuando se enferman en verano porque el calor las agota", dice el doctor Paul O'Rourke, médico de medicina interna y profesor adjunto del Departamento de Medicina de Johns Hopkins University.

Él afirma que este verano han llamado a su consulta una gran cantidad de pacientes que se quejan de síntomas de resfrío, como secreción nasal, tos o congestión. "Lo extraño es que no solemos ver esto durante el verano", dice. Si tienes síntomas de resfrío, O'Rourke recomienda que te hagas la prueba de COVID-19, tanto si estás vacunado como si no. Se pueden dar casos de infección en personas vacunadas, aunque son raros.

Los CDC también emitieron una advertencia la semana pasada sobre un virus en particular, llamado virus respiratorio sincitial (VRS) (en inglés). Este virus, que normalmente alcanza su punto máximo en invierno, ha estado aumentando desde abril, según la agencia. Suele causar síntomas leves de resfrío, como dolor de garganta, tos y congestión. Sin embargo, el VRS puede ser peligroso para los bebés y los adultos mayores, especialmente los inmunodeprimidos o los que padecen enfermedades cardíacas o pulmonares crónicas.

¿Cuál es la causa del aumento de los resfríos en verano?

Según los expertos, existen varios factores que pueden contribuir al aumento de las enfermedades respiratorias fuera de temporada. Probablemente el más importante sea que las personas están volviendo a reunirse, a congregarse en espacios concurridos y a viajar, y se están deshaciendo de las mascarillas. "Creo que es una consecuencia natural de la vuelta a la normalidad, y lo normal es tener unos cuantos resfríos al año", dice el doctor Benjamin Singer, especialista en cuidados pulmonares y críticos de Northwestern Medicine. "Pero la mayoría de nosotros estuvo un año sin tener uno, así que no es sorprendente que los tengamos ahora".

También es probable que nuestro sistema inmunitario no sea tan fuerte porque hemos pasado un año sin exponernos de forma habitual a las bacterias y los virus comunes. Las investigaciones demuestran que la respuesta inmunitaria está en su mejor momento cuando tiene una exposición constante a los estímulos, dice O'Rourke. "Nuestro sistema inmunitario ha estado de vacaciones durante un año", explica. "Ahora, cuando entra en contacto con bacterias y virus, puede tardar un poco más en reaccionar".

Otro factor es el gran número de niños pequeños nacidos en los dos últimos años que han estado muy poco expuestos a los microbios, dicen los expertos. Esto es especialmente relevante cuando se trata del VRS, ya que en tiempos normales la mayoría de los niños contraen el virus antes de cumplir los dos años y, por lo tanto, tienen cierta inmunidad en el futuro, según los CDC.

"La existencia de un mayor número de niños que no han estado expuestos al virus hace que el mismo tenga más oportunidades de transmitirse", explica la Dra. Jennifer Lighter, epidemióloga hospitalaria de NYU Langone Health. A partir de ahí, señala, el virus puede propagarse rápidamente, incluso a los adultos.

El VRS agrega riesgos a los adultos mayores

En los adultos de 65 años o más, las infecciones por VRS pueden ser graves y provocar neumonía o incluso insuficiencia cardíaca congestiva. En un año normal, unos 177,000 adultos de 65 años o más se hospitalizan por el VRS y 14,000 mueren de una infección por este virus, según los CDC.

Como parte de su asesoramiento, los CDC recomiendan que los médicos realicen pruebas de detección del VRS en los pacientes que presenten síntomas respiratorios graves y tengan resultado negativo del virus que causa la COVID-19.

El riesgo de sufrir complicaciones por el VRS es mayor si se padece una enfermedad cardíaca o pulmonar crónica o se tiene un sistema inmunitario debilitado, afirma Elliott Bosco, un investigador de la Facultad de Salud Pública de Brown University que ha investigado el virus en los centros de cuidados a largo plazo. "Por lo general, cuando la gente piensa en el VRS, piensa en los niños pequeños... pero cada vez se reconocen más los efectos del VRS en los adultos mayores", afirma. "Los adultos mayores, especialmente si tienen una enfermedad crónica, deben tomar precauciones adicionales cuando el VRS está circulando".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Entonces, ¿cómo será la temporada de gripe?

Aunque el VRS y otros virus comunes han aumentado, hasta ahora el virus de la gripe no ha tenido una presencia significativa, según los CDC. Pero la ausencia de casos de gripe en el último año podría dar lugar a una temporada de gripe más grave este otoño e invierno, advirtió la agencia. Los médicos dicen que ellos también están preocupados por la temporada de gripe de este año. En el pasado, a las temporadas de gripe más leves generalmente les ha seguido una más grave.

"Cuando las personas se exponen a un virus, su sistema inmunitario se refuerza, incluso aunque no tengan síntomas", dice Lighter. "Estamos un poco nerviosos por lo que traerá la próxima temporada de gripe porque ninguno de nosotros ha tenido la oportunidad de reforzarlo". Por eso es especialmente importante vacunarse contra la gripe este otoño, coinciden los expertos.

Cómo mantener —con suerte— los resfríos a raya

Para mantenerte alejado de los resfríos que circulen alrededor de ti, los expertos recomiendan seguir las mismas precauciones que te protegen de la COVID-19: evitar el contacto estrecho con otras personas, lavarte las manos con regularidad y considerar el uso de una mascarilla, especialmente si pasas tiempo en un espacio cerrado concurrido.

La mayoría de los virus respiratorios, como el coronavirus, se propagan a través de gotitas en el aire, pero hay pruebas de que el VRS, en particular, permanece en las superficies y puede transmitirse también de esa forma.

"Lo de lavarse las manos es especialmente importante porque el VRS puede permanecer en las superficies sólidas", dice Bosco. "Sé que todos estamos listos para volver a la realidad. Pero las personas con mayor riesgo deben seguir tomando precauciones".

Michelle Crouch es una escritora colaboradora que ha cubierto temas de salud y finanzas personales para algunas de las principales publicaciones para consumidores del país. Su trabajo se publicó en Reader's Digest, Real Simple, Prevention, The Washington Post y The New York Times.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.