Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Maneras de lidiar y evitar el sarpullido Skip to content
 

¿Cómo lidiar con el eczema a cualquier edad?

Lo último en el tratamiento de esta erupción cutánea, que afecta a niños y, lo más difícil, a adultos mayores.

Una dermatólogoa examina la piel de una mujer

CHESIIRECAT/ISTOCK/GETTY IMAGES PLUS

In English | El eczema, ese enfadoso e irritante sarpullido rojo que te atormentó en la niñez, a menudo se descarta como una afección infantil. Pero casi el 15% de todos los adultos también sufren de este malestar. Y aunque la prevalencia del eczema es menor a principios y mediados de la edad adulta, aumenta nuevamente en los adultos mayores de 74 años, según un estudio publicado recientemente en Annals of Internal Medicine. “La piel se va secando con la edad, por lo que a menudo alguien que tuvo eczema en la niñez no tiene problemas en la edad adulta, pero vuelve a tener eczema cuando llega a los 60 o 70 años”, explica el Dr. Lawrence Eichenfield, jefe de dermatología pediátrica y para adolescentes en la Facultad de Medicina de University of California en San Diego. A continuación te explicamos todo lo que necesitas saber acerca de esta enfermedad: qué es, cómo tratarla y cómo evitar que te vuelva loco.

A cualquier edad, el eczema da comezón

A diferencia de los niños, que suelen sufrir de eczema en lugares como las mejillas o el cuero cabelludo, los adultos son más propensos a tener eczema en recovecos y grietas, como la parte trasera de las rodillas, el interior de los codos e incluso alrededor de los ojos. Pero igual que durante la infancia, el eczema tiende a dar mucha, mucha comezón. “Puede afectar la calidad de vida de un adulto tanto como afecta la de un niño: causar pérdida de peso, depresión, ansiedad y hasta un mayor riesgo de infecciones de la piel”, explica Eichenfield.

Los brotes de eczema pueden ser provocados por algo conocido como el “ciclo de picar/rascar”, dice Eichenfield. Esto es cuando la comezón hace que te rasques, lo que libera sustancias químicas inflamatorias que secan la piel y empeoran el eczema. El ciclo vicioso continúa a menos que intervengas y trates la enfermedad.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los doctores todavía no saben qué lo causa

La causa exacta del eczema sigue siendo un misterio, pero generalmente se piensa que es una respuesta hiperactiva del sistema inmunológico a un irritante, dice Eichenfield. Quizás también tenga un enlace genético, ya que la afección tiende a ser más común en las familias que tienen un historial de alergias o asma. No hay una conexión clara entre el eczema y las alergias a alimentos. “Sabemos que los niños pequeños que tienen eczema son más propensos a tener alergias a alimentos posteriormente, pero por lo general no vemos que sean los alimentos los que activan los síntomas”, dice Eichenfield.

También parece haber una asociación entre esta afección y las enfermedades cardíacas. Las personas con eczema severo tienen un riesgo 50% mayor de sufrir un ataque cardíaco y un 70% mayor de sufrir de insuficiencia cardíaca, según un estudio publicado el año pasado en la revista British Medical Journal. (El estudio también mostró un riesgo 20% mayor de derrame cerebral). “Podría deberse a una combinación de distintos factores; las personas con eczema tienen inflamación en el cuerpo, lo que puede hacerlas más susceptibles a enfermedades cardíacas; quizás también hayan tomado medicamentos como los esteroides orales, que elevan el riesgo de enfermedades del corazón”, explica Eichenfield. Otra razón más para controlar el eczema.

Una dieta antiinflamatoria puede reducir los síntomas

Comer comidas como pescado, yogur griego y frutas y verduras coloridas como cerezas, arándanos azules y col rizada ayuda a combatir la inflamación que puede llevar a un brote, dice la Dra. Debra Jaliman profesora adjunta de dermatología en la Icahn School of Medicine en Mount Sinai y autora de Skin Rules. Por más tentador que sea, evita las ventanillas de comida rápida: comer al menos tres porciones de comida rápida a la semana está relacionado con el empeoramiento de los síntomas de eczema, según un estudio del 2013 publicado en la revista sobre temas respiratorios Thorax. No es de extrañar que comer al menos tres porciones de fruta fresca a la semana reduce los síntomas.

No deberías tratar de curarte tú mismo

Si notas puntos de lo que parece ser eczema, podrías tener la tentación de untarte algo de la crema con hidrocortisona que se vende sin receta y terminar ahí. Pero no lo hagas. “Cualquier sarpullido parecido a un eczema que dure más de unos pocos días siempre debe de examinarse para confirmar que no sea otra enfermedad, como psoriasis, o incluso una forma de cáncer llamada linfoma cutáneo de células T”, explica Eichenfield. Si hay alguna duda, tu médico puede realizar una biopsia para asegurarse.

Hay otro motivo convincente para consultar al médico (ya sea tu médico de cabecera, un dermatólogo o un alergista). “Los tratamientos han cambiado mucho en los últimos años”, explica la Dra. Luz Fonacier, una alergista en NYU Langone Health en la ciudad de Nueva York. Cuando ella era niña, los únicos medicamentos que estaban disponibles eran los corticoesteroides tópicos, que, cuando se usan por períodos largos, pueden adelgazar la piel. Pero en los últimos tres años se han aprobado dos nuevos medicamentos para el eczema: Eucrisa, una pomada antiinflamatoria, y Dupixent, una inyección que actúa bloqueando una proteína que genera inflamación. Ambas pueden usarse a largo plazo, lo que las hace una mejor opción para quienes tienen un eczema más severo o que no responde a los esteroides.

El humectante es fundamental

Las cremas humectantes no solo hidratan la piel sino que también ayudan a fortalecer la barrera externa, lo que facilita la retención de la humedad y el bloqueo de los gérmenes que podrían infectar la piel inflamada y en carne viva. Busca un producto que contenga ceramidas, un tipo de lípidos, para ayudar a reforzar esa capa protectora exterior, dice Jaliman. Además, en la lista de ingredientes busca el aceite de jojoba, que actúa como un acondicionador natural de la piel y también tiene propiedades antiinflamatorias para ayudar a aliviar la piel irritada, agrega. Aplica la crema después del baño para retener la humedad.

Otra buena opción: un baño de avena coloidal (puedes encontrarla en las farmacias y tiendas naturistas). La Academia Estadounidense de Dermatología recomienda añadir esos productos al agua tibia y sumergirte durante 10 o 15 minutos. Al secarte, asegúrate de dejar suficiente agua en la piel de manera que se sienta húmeda; aplica entonces el humectante inmediatamente.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO