Skip to content
 

La Casa Blanca propone reformas relacionadas con los hogares de ancianos

Las reformas, anunciadas en el discurso del Estado de la Unión, incluyen requisitos mínimos de dotación de personal y otros cambios que los defensores de los residentes han luchado por mucho tiempo.

Una cuidadora comparte con un residente de un hogar de ancianos.

Getty Images

In English

El lunes, la Casa Blanca reveló una serie de cambios propuestos relacionados con la regulación y el funcionamiento de los hogares de ancianos en EE.UU. para mejorar la atención y la rendición de cuentas, entre ellos el compromiso de adoptar requisitos federales mínimos de dotación de personal para los centros, por lo que los defensores de los residentes han luchado durante décadas.

El presidente Joe Biden se refirió a las reformas durante su discurso del Estado de la Unión el martes y dijo que los funcionarios federales "establecerán estándares más altos para los hogares de ancianos y se asegurarán de que sus seres queridos reciban la atención que merecen y esperan".

El anuncio llega tras la devastación provocada por la pandemia de los centros de cuidados a largo plazo de EE.UU., donde 200,000 residentes y trabajadores han muerto a causa de la COVID-19. Durante años, los centros han sufrido escasez de personal, pero han empeorado mucho durante la pandemia y amenazan al cuidado de los residentes y el control de infecciones.

“Establecer un nivel mínimo de dotación de personal asegura que todos los residentes de los hogares de ancianos reciban atención segura y de calidad, y que los trabajadores tengan el apoyo que necesitan para brindar atención de alta calidad”, dijo la Casa Blanca en un comunicado de prensa (enlace en inglés). “Los hogares de ancianos tendrán que hacerse responsables si no cumplen con este estándar”.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Los detalles de ese estándar —o cómo se exigirá que los centros rindan cuentas— aún no se han determinado. Varios aspectos de las reformas propuestas por Biden para los hogares de ancianos necesitarán pasar por un período para reunir la opinión pública y otros procesos regulatorios, o requerirán que el Congreso tome ciertas medidas para entrar en vigor.

Pero los defensores de los residentes elogiaron el anuncio. “No todos los asuntos se mencionan en el discurso del Estado de la Unión”, dijo Rhonda Richards, representante legislativa sénior en asuntos gubernamentales de AARP. “Es importante que el presidente esté hablando de esto. Su plan tomará medidas importantes para proteger mejor a los adultos mayores en los hogares de ancianos e incluye políticas clave por las que AARP ha estado abogando”.

Chiquita Brooks-LaSure, administradora de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés), dijo a AARP en una entrevista que ella "se ha reunido personalmente con residentes de hogares de ancianos, con CNAs, con asistentes de enfermería certificados, así como con representantes de la industria y defensores del consumidor para escuchar realmente lo que está sucediendo en el área”.

“Tenemos una agenda ambiciosa”, dice Brooks-LaSure. “Todas las cosas que estamos haciendo están realmente enfocadas en ayudar a los cuidadores a poder tomar mejores decisiones si la atención en un asilo de ancianos es la decisión correcta para su ser querido”.

Cómo abordar la escasez de personal

Los hogares de ancianos han registrado casi un millón de casos de COVID entre los residentes y más de un millón de casos entre el personal en los últimos dos años, según datos de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS), (enlace en inglés) que regulan los centros junto con las agencias estatales de evaluación. Incluso para los empleados con síntomas leves, una prueba positiva suele significar al menos varios días fuera del trabajo. Una gran cantidad de asistentes de enfermería certificados, que generalmente ganan poco más que el salario mínimo, no han recibido la vacuna de refuerzo contra la COVID-19.

“La dotación de personal es claramente el tema principal en todo el espectro de los cuidados a largo plazo. Es muy importante, no solo para los hogares de ancianos, sino para todos los centros de atención médica”, dice Mark Miller, defensor de cuidados a largo plazo de Washington D.C. y presidente de la National Association of State Long-Term Care Ombudsman Programs. “Eso tomará mucho tiempo en implementarse, pero esa es la pieza más importante”.

Si bien las muertes por COVID entre los residentes se han reducido recientemente a nivel nacional a medida que los casos de ómicron han disminuido, la escasez de personal y los casos entre el personal aumentaron en el período de cuatro semanas que finalizó el 23 de enero, según un análisis de AARP de datos de los CMS. Casi dos de cada cinco hogares de ancianos en EE.UU. reportaron una escasez de personal en ese período.

En algunos estados, la escasez fue más grave. En Alaska, Kansas, Maine, Minnesota, Oregón, Washington, Wisconsin y Wyoming, más del 60% de los centros en todo el estado informaron que tenían una escasez de personal.

Un número creciente de investigaciones (enlace en inglés) han relacionado los centros con escasez de personal con brotes más graves de COVID, por lo que los residentes tienen un mayor riesgo de infección cuando no hay suficientes enfermeros y otros empleados.

Sin embargo, los operadores de hogares de ancianos han rechazado durante mucho tiempo requisitos mínimos de personal obligatorios, ya que, según ellos, el verdadero problema es que no hay suficientes trabajadores interesados y calificados disponibles.

“Nos encantaría contratar más enfermeros y auxiliares de enfermería para apoyar las crecientes necesidades de nuestros residentes”, dijo en un comunicado (enlace en inglés) Mark Parkinson, presidente y director ejecutivo de la American Health Care Association (AHCA), que representa a más de 14,000 hogares de ancianos y centros de cuidados a largo plazo. “Sin embargo, no podemos cumplir con requisitos adicionales de personal si no podemos encontrar personas para cubrir los puestos vacantes ni tenemos los recursos para competir contra otros empleadores”.

Aumentar las multas y las sanciones a los 'centros deficientes'

La propuesta de la Casa Blanca exige que se aumenten las multas y las sanciones a los centros que no cumplen con los estándares federales de atención y pide al Congreso que aumente el límite de las multas por infracción en algunos casos, de $21,000 a $1 millón.

La Administración también está exhortando al Congreso a que expanda significativamente la capacidad de los reguladores federales para sancionar a los centros que no cumplan con los requisitos y a que aumente los fondos de los CMS un 25%, para que se destinen $500 millones al año a las inspecciones de salud y seguridad en los hogares de ancianos. La propuesta de la Casa Blanca permitiría que los reguladores puedan hacer un mejor seguimiento del historial de multas e infracciones de los operadores de los hogares de ancianos.

“Cuando alguien recibe un contrato de Medicaid a través de los CMS, se considera de manera individual. No se verifica su actuación pasada en otros centros de los que fue propietario”, dice Miller, quien también trabaja con la Asesoría Legal para Adultos Mayores de AARP. “Esto realmente pondrá de relieve ese problema”.

Entre las otras reformas propuestas por la Casa Blanca para los hogares de ancianos se cuentan las siguientes:

  • Una nueva base de datos de los CMS que facilitaría el seguimiento y la comparación del desempeño de los centros que son propiedad de la misma empresa o del mismo propietario
  • La habilidad de los CMS para sancionar a los propietarios por incumplimiento, incluso si el centro se cierra
  • Una eliminación gradual en los hogares de ancianos de habitaciones con tres o más residentes a favor de habitaciones de ocupación individual
  • Una mayor supervisión de los diagnósticos y las recetas médicas de los residentes, con un enfoque en los medicamentos antipsicóticos
  • Financiación y apoyo continuos para la administración de pruebas de COVID-19, vacunas y vacunas de refuerzo en los hogares de ancianos

Miller describe el plan de la Casa Blanca como “el conjunto de propuestas más significativo que he visto en 35 años”. Pero reconoce que muchas de las propuestas exigirán que el Congreso tome medidas durante un año de elecciones de medio mandato ocupado y contencioso. Es posible que algunos aspectos de la propuesta, como los requisitos de dotación de personal, no tengan que pasar por el Congreso, pero aún tomarán tiempo para implementarse.

Y algunos críticos sostienen que las propuestas no hacen lo suficiente para abordar otros asuntos, como las tarifas de reembolso de Medicaid y la compensación de trabajadores. “Nuestro sistema de cumplimiento no debe basarse en la priorización del castigo sobre la mejora”, dijo en una declaración (enlace en inglés) Katie Smith Sloan, presidenta y directora ejecutiva de LeadingAge, una asociación que representa a proveedores de servicios para el envejecimiento sin fines de lucro y de hogares de ancianos.

Andrew Soergel cubre temas de hogares de ancianos y de política federal y estatal para AARP. Anteriormente, fue reportero sénior de temas de economía en U.S. News & World Report y recibió la beca Economics of Aging and Work a través de Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research en University of Chicago.