Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

8 preguntas que debes hacer si tienes a un ser querido en un hogar de ancianos

Orientación para los cuidadores durante la pandemia de COVID-19.

Un adulto mayor sosteniendo un bastón.

DEAN MITCHELL/GETTY IMAGES

In English

Las personas que viven o trabajan en hogares de ancianos y otros centros de cuidados a largo plazo en Estados Unidos se han visto afectadas de manera desproporcionada por la pandemia de coronavirus, representando aproximadamente una tercera parte de todas las muertes por COVID-19 en el país durante la mayor parte del brote. Si tu cónyuge, hermano, padre o cualquier otro ser querido vive en un hogar de ancianos, los expertos recomiendan que hagas estas ocho preguntas clave:

1. ¿Cuál es la tasa de vacunación contra la COVID-19 en el centro?

  • ¿Cuál es la proporción de residentes y personal completamente vacunados? También ahora puedes encontrar las tasas de vacunación tanto de los residentes como del personal en cualquier hogar de ancianos certificado por Medicare y compararlas con los promedios estatales y nacionales en el sitio web de Medicare.gov Care Compare.
  • ¿Qué medidas está tomando el hogar para educar a los residentes y el personal sobre la seguridad y eficacia de las vacunas?
  • ¿Las vacunas están fácilmente disponibles para los residentes y el personal que las necesiten?

2. ¿Alguien en el centro ha dado positivo a la COVID-19 en las últimas dos semanas?

  • Esto incluye a los residentes, el personal, los proveedores y toda otra persona que tenga acceso al centro.
  • Si se detectó COVID-19, ¿cuántas personas recibieron resultados positivos?
  • ¿A quiénes les están haciendo pruebas de detección y con qué frecuencia? Para identificar los casos positivos, los centros deben estar haciendo pruebas con regularidad.

3. ¿Qué está haciendo el centro para prevenir brotes de COVID-19?

  • ¿Cómo se examina a los miembros del personal y a otras personas que entran en el centro para detectar COVID-19?
  • Si se identifican casos positivos, ¿cómo se manejan? ¿Se está aislando a los residentes? ¿El personal permanece en cuarentena en su casa?
  • ¿Cómo se desinfecta el centro y con qué frecuencia?
  • ¿Qué medidas de distanciamiento social han puesto en práctica? ¿Qué precauciones se han establecido para los residentes que no tienen habitaciones privadas?

4. ¿El personal cuenta con suficiente equipo de protección personal (PPE) —como mascarillas, protectores faciales, batas y guantes— para mantener a los residentes y el personal a salvo?

  • Si no, ¿cuál es el plan para obtener PPE y qué medidas de seguridad han tomado para protegerse hasta entonces?
  • ¿Le han enseñado al personal a usar el PPE de forma adecuada?

5. ¿Qué está haciendo el hogar de ancianos para ayudar a los residentes a mantenerse conectados con sus familias y seres queridos durante este tiempo?

  • ¿Se permiten las visitas en persona? En caso afirmativo, ¿qué medidas de control de infecciones han puesto en práctica? En caso de que no, ¿cuándo se reanudarán las visitas en persona?
  • ¿El hogar de ancianos ayuda a los residentes a comunicarse con sus seres queridos por teléfono o videollamadas?
  • ¿Puede el hogar de ancianos programar un horario regular para que puedas hablar con tu ser querido?

6. ¿Cómo comunica el centro la información importante a los residentes y sus seres queridos de forma regular?

  • ¿Cómo pueden los residentes, el personal y los familiares conocer las tasas de vacunación contra la COVID-19 de otros residentes y personal del centro?
  • Si se confirma un caso de COVID-19 en el centro, ¿cuánto tiempo se tardará en notificarlo a los residentes y a sus familias o representantes?

  • ¿Se compartirá la información por teléfono, correo electrónico, página web o de otra manera?

7. ¿El hogar de ancianos tiene actualmente una dotación completa de personal (de enfermería, auxiliares y otros trabajadores)?

  • ¿Cuál es el plan para asegurar que se atiendan las necesidades de los residentes del hogar —como la ayuda con el baño y la alimentación, la administración de medicamentos, la interacción social— si hay una falta de personal en el lugar?

8. ¿Cómo se mantienen los programas de vida saludable?

  • ¿Cómo se han adaptado al distanciamiento social las actividades comunales habituales como el ejercicio, la socialización y el entretenimiento?
  • ¿Se ha suspendido algún servicio?  

Si te preocupa la seguridad y el bienestar de un ser querido que vive en un hogar de ancianos, comunícate con la oficina del defensor de cuidados a largo plazo de tu estado (enlace en inglés).

Nota del editor: este artículo, que originalmente se publicó el 24 de abril del 2020, se ha actualizado para incluir nueva información.