Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

La lista de restricciones relacionada con el coronavirus según cada estado

Todos los estados han comenzado con la reapertura por etapas.

Gente caminando y montando bicicleta en la playa

MICHAEL HEIMAN/GETTY IMAGES

In English | En todo el país, los gobernadores se encuentran emitiendo órdenes y recomendaciones a los habitantes sobre lo que sucede en las escuelas, las empresas y los servicios públicos al mismo tiempo en que los estados responden al brote de coronavirus. En la mayoría de los estados del país se han cerrado las escuelas, como también las universidades públicas y privadas. 

En los 43 estados donde se paga el impuesto sobre la renta personal se han ampliado los plazos de presentación y pago. Colorado amplió el plazo de pago hasta el 15 de julio y el plazo de presentación hasta el 15 de octubre. En Virginia, el plazo de presentación de impuestos sigue siendo el 1 de mayo, pero el plazo de pago se amplió hasta el 1 de junio (los intereses seguirán acumulándose). Hawái extendió el plazo de presentación y pago hasta el 20 de julio, Idaho hasta el 15 de junio, Iowa hasta el 31 de julio y Mississippi hasta el 15 de mayo.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Los otros 37 estados y Washington, D.C., ampliaron el plazo de presentación y pago hasta el 15 de julio, al igual que el plazo de presentación para el IRS. (Siete estados no tienen impuesto sobre la renta personal).

Todos los estados han tomado medidas relacionadas con el coronavirus, pero las restricciones varían, al igual que el período de tiempo en el que las medidas tienen vigencia. A continuación, un vistazo a las restricciones de cada estado: 

• Alabama: por instrucciones de la gobernadora Kay Ivey, el oficial de salud del estado ha modificado la orden de “más seguro en el hogar”. Los habitantes mayores de 6 años deben usar mascarilla o barbijo cuando se encuentren en espacios públicos, cerrados o al aire libre, con reuniones de 10 o más personas, y también cuando usen el transporte público. Se permiten las reuniones que no están relacionadas con el trabajo, pero las personas de diferentes hogares deben mantener 6 pies de distancia. Los restaurantes, los bares y las cervecerías pueden ofrecer sus servicios de comidas en el establecimiento de manera limitada También pueden reabrir los gimnasios y salones de belleza, con las medidas de distanciamiento social y saneamiento. Las tiendas minoristas deben continuar con el límite de capacidad e implementar las medidas de saneamiento y distanciamiento social. Las playas también están abiertas siempre y cuando las personas practiquen el distanciamiento social. Los hospitales y los hogares de ancianos y de atención a largo plazo deben limitar las visitas, excepto cuando se trate de la atención al final de la vida o el apoyo a alguien con una discapacidad. 

• Alaska: el gobernador Mike Dunleavy firmó una orden pausando la reapertura de bares, gimnasios, salas de cine y parques acuáticos hasta el 27 de julio. Previamente se les había permitido reabrir después de que expiró una orden de quedarse en casa. Los restaurantes pueden continuar los servicios a puertas adentro, pero deben implementar salvaguardas y no deben permitir mesas con más de 10 comensales.

• Arizona: el gobernador Doug Ducey amplió una orden para retrasar la reapertura de bares, gimnasios, cines y parques acuáticos. Previamente se les había permitido volver a abrir tras que caducara la orden de quedarse en casa. Están prohibidas las reuniones grandes de más de 50 personas, pero las autoridades locales pueden aprobar una si se cumplen ciertas precauciones de seguridad. Ducey también ordenó a los restaurantes limitar sus servicios dentro las instalaciones al menos al 50% de su capacidad. Asimismo, amplió la orden de restricción de los desalojos residenciales hasta el 31 de octubre.

• Arkansas: el gobernador Asa Hutchinson firmó una orden que amplía la votación por correo. Cualquiera que no se sienta seguro de ir a votar durante la pandemia de COVID-19 puede calificar para votar mediante la papeleta de votación ausente. El estado entró en la segunda fase de reapertura el 15 de junio. Los restaurantes pueden ampliar su servicio dentro sus instalaciones. Los gimnasios, los salones de belleza y spas pueden volver a funcionar, pero deben implementar precauciones. Los parques estatales pueden volver a abrir sus puertas y los habitantes pueden alquilar cabañas. Los estadios de entretenimiento en interiores y exteriores pueden organizar eventos al 66% de capacidad y con un plan aprobado. No es necesario obtener aprobación para reuniones de 100 personas o menos. Todos los habitantes, a partir de los 10 años, deben usar mascarilla o barbijo, ya sea dentro o fuera de los establecimientos, si no se puede mantener el distanciamiento social.  

Desde el 1º de julio, se permiten las visitas en los hogares de ancianos. Familiares y amigos pueden visitar a sus seres queridos en los hogares y los centros de atención si estas instalaciones cumplen con ciertos requisitos establecidos por el departamento de salud del estado. En un mandato anterior, Hutchinson emitió una orden para proteger a las empresas de responsabilidad por daños o lesiones relacionadas con la exposición al coronavirus. Hay una excepción por "mala conducta intencional, premeditada o maliciosa".


Evita los fraudes relacionados con los cheques de estímulo, infórmate en aarp.org/Fraude


• California: el gobernador Gavin Newsom continúa modificando la orden de quedarse en casa para los 40 millones de residentes del estado por el aumento en los casos de COVID-19. También ordenó el cierre de los bares y el cese de funcionamiento dentro las instalaciones por el aumento de los casos de coronavirus. La orden afecta a museos, cines, boleras y negocios similares. Los restaurantes deben detener el servicio al interior de sus establecimientos, pero se permite el funcionamiento al aire libre.

En los condados donde existe vigilancia, se pidió el cierre de gimnasios, iglesias y centros comerciales. Las empresas que brindan servicios esenciales, como estaciones de gasolina, farmacias, tiendas de alimentos, bancos e instalaciones de lavandería, permanecen abiertas. Asimismo, ordenó que todos usen una mascarilla en espacios públicos; los niños menores de 2 años y las personas con ciertas discapacidades médicas se encuentran entre los que están exentos. 

• Carolina del Norte: el gobernador Roy Cooper amplió la segunda fase del plan “más seguro en casa” hasta las 5 p.m. 11 de septiembre. Se pide a los habitantes no salir y trabajar desde casa en la medida que sea posible. Las tiendas minoristas pueden volver a abrir, pero deben limitar la cantidad de clientes, y los restaurantes, las cervecerías, las bodegas y establecimientos similares tienen prohibido servir alcohol después de las 11 p.m. En las áreas concentradas, como las colas para hacer pagos y donde se aglomera la gente se debe marcar espacios de 6 pies de distancia. Los salones de belleza y otros negocios del cuidado personal pueden abrir, pero con restricciones. Se permiten reuniones pequeñas de 20 personas o menos si se hacen al aire libre y 10 o menos si son en espacios cerrados, además se tiene que mantener el distanciamiento social. Todavía se mantienen cerrados los negocios de entretenimiento, los gimnasios y otros. 

Anteriormente, Cooper ordenó el uso de mascarillas a partir de los 11 años en lugares públicos, donde no se puede mantener el distanciamiento social. Se restringe las visitas a hogares de ancianos y centros de vivienda con asistencia, excepto en situaciones compasivas, como la atención al final de la vida.

• Carolina del Sur: por órdenes del gobernador Henry McMaster se ha emitido una orden que hace obligatoria la aplicación de ciertas recomendaciones para los restaurantes y otros negocios. Los restaurantes deben exigir el uso de mascarillas a las personas cuando estén dentro del establecimiento, excepto al comer o beber. El servicio en los restaurantes se limita al 50% de su capacidad; las mesas deben estar espaciadas al menos a 6 pies de distancia; y las personas no pueden congregarse en un área del bar, entre otras restricciones. Los teatros y los salones de conciertos no pueden exceder el 50% de capacidad o 250 personas (lo que sea menos). Pueden abrir otros negocios que no son esenciales, pero se recomienda seguir las pautas. Las playas están abiertas, pero McMaster ha autorizado a los funcionarios y autoridades locales cerrar o restringir los puntos de acceso público si consideran necesario para proteger la salud pública.

• Colorado: por órdenes del gobernador Jared Polis, es obligatorio que los habitantes de 11 años en adelante usen mascarillas cuando se encuentren dentro espacios públicos cerrados o cuando usan el transporte público. Anteriormente, una orden de Polis establecía que los lugares de trabajo podían rehusarse a ofrecer servicio o admitir clientes que no usaran mascarilla o barbijo. 

El estado se encuentra bajo la orden modificada de quedarse en casa, mediante la cual se pide a los residentes mayores de 65 años y otras personas vulnerables permanecer en casa, aunque no es obligatorio. La orden permite la recreación al aire libre, con un límite de 100 personas y otras restricciones. Las reuniones en eventos al aire libre tienen un límite de 175 personas. Los restaurantes pueden ofrecer sus servicios al 50% de su capacidad o a 50 personas (lo que sea menos), y los bares al 25% de capacidad o a 50 personas (lo que sea menos). Las tiendas minoristas pueden recibir clientes dentro sus instalaciones, pero con límites establecidos. Los salones de belleza y otros negocios de cuidado personal pueden reanudar sus servicios, pero con límites en la cantidad de clientes. Se permiten visitas al aire libre en centros de atención a largo plazo, pero con limitaciones.

• Connecticut: el gobernador Ned Lamont anunció que exigirá a los viajeros que lleguen de otros estados revelar sus planes de viaje y hospedaje, entre otros detalles. Anteriormente, Lamont había firmado una orden que exigía a los viajeros que llegaban de los estados con una tasa elevada de contagios de COVID-19 entrar en cuarentena de 14 días. La segunda fase del plan de reapertura del estado comenzó el 17 de junio. Los restaurantes pueden reanudar sus servicios al 50% de su capacidad y los gimnasios pueden reabrir con restricciones. También pueden abrir los salones de belleza, las barberías y los casinos, pero con las medidas necesarias. Lamont dio su visto bueno a reuniones de 25 personas en lugares cerrados con fines sociales y recreativo y de 100 personas en lugares al aire libre. Las actividades organizadas al aire libre, como conciertos, tienen un límite de 500 personas y las fiestas deben mantener una distancia de 15 pies (por ejemplo, de una manta donde sentarse a otra). Asimismo, Lamont ordenó el uso de mascarillas en público, cuando no se pueda mantener una distancia de 6 pies.

• Dakota del Norte: el gobernador Doug Burgum firmó una orden que pide a los habitantes seguir el plan: “Reapertura inteligente”. Recomienda que los restaurantes, cafeterías y establecimientos de alimentos similares funcionar al 75% de su capacidad. Los salones de belleza y otros negocios de cuidado personal pueden funcionar si implementan medidas de saneamiento. Los gimnasios y otros que imparten clases de cuidado físico deben implementar el distanciamiento social. 

• Dakota del Sur: la gobernadora Kristi Noem firmó una orden que puso en vigencia el plan: "volver a la normalidad". Con este plan se pide a los empleadores desinfectar las áreas de alto tráfico y examinar rápidamente a los empleados para detectar enfermedades. Las empresas minoristas deben funcionar de una manera en que promuevan el distanciamiento social y deben poner límite a la cantidad de clientes dentro de sus tiendas. Con el plan también se pide a los adultos mayores y otras personas vulnerables quedarse en casa, pero no es obligatorio.

• Delaware: el gobernador John Carney firmó una orden que permite la reapertura de centros para adultos mayores al 30% de su capacidad, además de otras restricciones. Carney anunció que habrá una demora en el ingreso a la tercera fase de la reapertura económica. En la segunda fase, las tiendas minoristas, los restaurantes y la mayoría de negocios pueden aumentar la capacidad de atención al 60%. Los gimnasios deben permanecer al 30% de su capacidad. Se deben aprobar las reuniones en espacios interiores de más de 250 personas. Las playas reabrieron el 22 de mayo. Carney ordenó el uso de mascarillas para los residentes mayores de 12 años en lugares públicos como los supermercados, las tiendas de comestibles y el transporte público.

• Distrito de Columbia: por órdenes de la alcaldesa Muriel Bowser, el Distrito de Columbia exige a los habitantes que hayan viajado por razones que no son esenciales entrar en cuarentena a su llegada a la capital del país, especialmente si regresan de un área de alto riesgo. Quedan exentos los habitantes de Maryland y Virginia. Anteriormente, se ordenó a las personas mayores de 2 años deben usar una máscara al salir de su residencia si es probable que haya un contacto más que fugaz con los demás. Washington, D.C. está en la segunda fase del plan de reapertura. Es un requisito que la gente se mantenga a distancia y use mascarillas o barbijos en las áreas públicas. Se prohíben las reuniones de más de 50 personas. Los restaurantes pueden reanudar sus servicios en el interior de sus instalaciones, pero con restricciones, como mantener las mesas a 6 pies de distancia y limitar los grupos de clientela a seis personas. Las tiendas minoristas pueden volver a abrir sus puertas, pero deben limitar al 50% de capacidad. Los bares y las discotecas se encuentran entre los negocios que deben permanecer cerrados. Se prohíben los deportes de contacto directo. Las peluquerías y las barberías pueden volver a recibir clientes, pero antes se debe concertar citas y establecer otras medidas de seguridad. 

• Florida: como aumentan los casos de coronavirus en el estado, Halsey Beshears, secretaria del Departamento de Regulación Comercial y Profesional, ordenó a los bares, que obtienen más del 50% de las ventas de alcohol, que dejen de vender alcohol para consumo local; la orden está vigente desde el 26 de junio. El gobernador Ron DeSantis firmó una orden para que los condados comiencen la segunda fase del plan de reapertura desde el 5 de junio. Los restaurantes y bares pueden ofrecer sus servicios al 50% de capacidad. También pueden abrir los cines con 50% capacidad. Se permite reuniones de 50 personas o menos. DeSantis modificó un mandato de viaje. Obliga a la mayoría que llega a Florida desde Connecticut, Nueva Jersey, Nueva York o Luisiana aislarse por 14 días, excepto los estudiantes que viajan por trabajo o actividad académica.

El alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, ordenó a los visitantes y empleados de supermercados, restaurantes, farmacias y otros negocios esenciales que usen mascarillas. Otras ciudades de Florida han hecho pedidos similares. Recientemente, Giménez ordenó a los restaurantes en el condado de Miami-Dade que cerraran sus servicios a partir del 8 de julio. Pero se permite el servicio de entrega. Esta orden incluye el cierre de gimnasios, locales para fiestas y alquileres a corto plazo.

• Georgia: el gobernador Brian Kemp firmó una orden que amplía las restricciones relacionadas con COVID-19. Las personas que viven en hogares de atención a largo plazo y otras personas que tienen enfermedades pulmonares o cardíacas, deben permanecer en sus hogares hasta el 10 de septiembre. Las personas que deben permanecer en sus hogares no pueden recibir visitas, excepto en circunstancias muy especiales. Kemp pidió encarecidamente a los ciudadanos que usen mascarillas cuando se encuentren fuera de sus hogares, pero no dijo que era obligatorio.

Se permiten reuniones de hasta 50 personas, pero los individuos deben mantener una distancia de 6 pies entre sí. Los restaurantes ya no tienen que limitar el número de clientes, sino que deben cumplir con estrictos lineamientos de sanidad y distanciamiento social. Los gimnasios, peluquerías y cines se encuentran entre las empresas que pueden operar con restricciones. 

• Hawái: el gobernador David Ige anunció que restablecerá una cuarentena parcial entre islas. Los turistas o viajeros que viajen entre Kauai, Hawaii, Maui o Kalawao deben ponerse en cuarentena durante 14 días. Asimismo, Ige anunció que a partir del 1º de septiembre, los viajeros que lleguen a Hawái deberán mostrar el resultado negativo de la prueba de COVID-19 o hacer una cuarentena de 14 días. Hasta entonces, sigue vigente el mandato de viaje que exige a todas las personas que ingresen a Hawái desde otros estados del país hacer una cuarentena de 14 días, excepto los que realizan labores de emergencia y de infraestructura.

El estado se encuentra en una fase de reapertura de Act With Care que permite la apertura de varias empresas, pero con restricciones. Se permiten reuniones de 50 personas o menos en espacios cerrados y 100 en los espacios abiertos; además, las personas deben practicar el distanciamiento social. Anteriormente, Ige emitió una orden que pedía a las personas usar una mascarilla dentro de los establecimientos esenciales o mientras esperan en fila para ingresar a dichos centros.

El alcalde de Kauai, Derek Kawakami y el alcalde de Honolulu, Kirk Caldwell emitieron la orden que exige el uso de mascarillas al aire libre, cuando no se puede mantener la distancia física necesaria. Caldwell también mandó a cerrar los parques, las playas, las canchas de tenis, las piscinas, entre otras instalaciones en medio de un resurgimiento de los casos de COVID-19.

• Idaho: el gobernador Brad Little anunció que extenderá la cuarta etapa del plan de reapertura de Idaho y que el estado se regirá por una respuesta regional en el futuro. En la etapa cuatro, se permiten reuniones de cualquier tamaño, pero las personas deben practicar el distanciamiento social y seguir las recomendaciones de sanidad. Las empresas pueden continuar reanudando sus operaciones y también deben adherirse a las recomendaciones de distanciamiento social y sanidad.

• Illinois: el gobernador J.B. Pritzker anunció que hay nuevas pautas para los deportes de jóvenes y adultos. El nivel de participación dependerá del riesgo de exposición al COVID-19 que conlleva cada deporte. El estado se encuentra en la cuarta fase del plan de cinco fases de la reapertura de la economía. A partir del 26 de junio, se permiten reuniones de 50 personas o el 50% de la capacidad desde el 26 de junio. Los teatros, los centros de artes escénicas, las boleras y otros lugares que funcionan en espacios cerrados pueden volver a abrir sus puertas, pero con límites. Los restaurantes pueden volver a recibir clientes al 25% de capacidad y deben separar las mesas a 6 pies de distancia, entre otras restricciones. También pueden reabrir los salones de belleza, gimnasios y otros negocios similares, pero con medidas de seguridad y otras restricciones vigentes. Todas las personas, a partir de los 2 años, tienen que usar mascarillas o barbijos en los espacios públicos, al aire libre o cuando no se pueda mantener la distancia de 6 pies.

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, anunció que restablecerá las restricciones en algunos negocios. Entre otras regulaciones, los restaurantes deben limitar el tamaño de grupos a seis personas y las clases en los gimnasios deben tener un límite de 10 personas. Los bares, las cervecerías y establecimientos similares que no sirven comida no pueden servir dentro sus instalaciones. Estas regulaciones entraron en vigencia el 24 de julio.

• Indiana: el gobernador Eric Holcomb anunció que ampliará la cuarta etapa del plan de reapertura del estado hasta el 27 de agosto. En esta etapa pueden abrir bares, discotecas, cines y otros lugares de entretenimiento al 50% de su capacidad, entre otras restricciones. Los restaurantes pueden funcionar al 75% de su capacidad; las tiendas minoristas a plena capacidad. También se permite la reapertura de salones de belleza, gimnasios, hoteles, oficinas públicas y empresas profesionales. Las empresas tienen que implementar un plan de seguridad que incluya el saneamiento y el distanciamiento social. Se permiten reuniones de 250 personas o menos, en espacios cerrados o al aire libre, siempre y cuando existan prácticas de distanciamiento social. Se permite visitan al aire libre en los hogares de ancianos. Se pide a las personas de 65 años o más y a otras poblaciones vulnerables que sean cautelosas si tienen que trabajar o cuando estén en la comunidad. Anteriormente, Holcomb anunció que entraba en vigencia el uso obligatorio de mascarillas en los lugares públicos, ya sea dentro o fuera, y cuando no se pueda mantener el distanciamiento social o en el transporte público.

• Iowa: la gobernadora Kim Reynolds firmó una proclamación que permite la reapertura de más empresas, pero de manera limitada. Los casinos, los parques de atracciones y las boleras se encuentran entre los negocios que se reabrieron recientemente, pero con restricciones. Anteriormente, los cines, museos, piscinas y zoológicos se encuentran entre los negocios que reabrieron siguiendo ciertas medidas de salud. Reynolds también permitió la reapertura de los restaurantes, pero con un límite de clientes y un requisito para mantener a los grupos a 6 pies de distancia. Los mercados de agricultores también pueden volver a funcionar, pero solo los vendedores de productos podrán vender alimentos y deberá haber controles de distanciamiento social. Reynolds dio su visto bueno a las reuniones sociales de más de 10 personas, si se implementan medidas de distanciamiento social.

• Kansas: la gobernadora Laura Kelly ordenó el uso de mascarillas a partir de los 5 años en los espacios públicos, interiores o exteriores, y cuando se use el transporte público o cuando no se puede mantener una distancia de 6 pies de los demás. Anteriormente, la gobernadora pidió a los condados elaborar su propio plan de reapertura de negocios. El plan estatal para reiniciar la economía por fases ofrece la orientación necesaria, pero los condados no están obligados a seguirla. El Departamento de Salud del estado ordenó una cuarentena de 14 días en el hogar para todas las personas en Kansas que hayan viajado a un estado donde ha habido altos índices de transmisión. El mandato también se aplica a todo el que haya viajado al extranjero o en un crucero en, o antes, del 15 de marzo. 

• Kentucky: en un intento por detener la propagación de COVID-19, el gobernador Andy Beshear anunció que, a partir del 27 de julio, los bares deben cerrar durante dos semanas. Además, los restaurantes deben reducir el servicio al 25% dentro sus instalaciones. No hay límite para la atención al aire libre, pero deben existir medidas de distanciamiento social. Las reuniones privadas, que tenían un límite de 50 personas, ahora solo se aceptan 10. Anteriormente, Beshear ordenó el uso de mascarillas o barbijos a partir de los 5 años cuando las personas se encuentren en un espacio público o un espacio público al aire libre donde no se puede mantener el distanciamiento social, y cuando usen el transporte público. También podían abrir los bares y se permitirán las reuniones de 50 personas o menos. Actualmente, abrieron los gimnasios, las boleras y los cines, pero con restricciones. 

• Luisiana: el gobernador John Bel Edwards revisó las restricciones de la segunda fase del plan de reapertura del estado. Los habitantes, a partir de los 8 años, deben usar una mascarilla o barbijo en espacios públicos, interiores o exteriores, a no ser que se pueda mantener el distanciamiento social. Los municipios con una baja tasa de incidentes de COVID-19 pueden optar por el mandato del uso obligatorio de mascarillas. Las reuniones sociales en espacios interiores tienen un límite de 50 personas. Se permiten reuniones sociales al aire libre de más de 50 personas, siempre y cuando las personas, que no pertenecen a un mismo hogar, puedan mantener una distancia de 6 pies. Edwards también ordenó el cierre de los bares para el consumo local de alimentos y bebidas, pero pueden ofrecer sus servicios de entrega. Los salones de belleza, gimnasios, teatros, iglesias, museos, restaurantes y cervecerías se encuentran entre los negocios que pueden aumentar la capacidad al 50%. Los parques de atracciones, los teatros y los centros de juegos infantiles se encuentran entre los negocios que siguen cerrados. 

• Maine: la gobernadora Janet Mills modificó un mandato de viaje, mediante el cual se establece que todos los que llegan a Maine a quedarse en un alojamiento u hotel deben mostrar el resultado negativo de la prueba COVID-19, de lo contrario pueden optar por la cuarentena por 14 días. Quedan exentos los viajeros de cinco estados, como Vermont y New Hampshire. Anteriormente, Mills firmó una orden ejecutiva que aflojaba las restricciones para las empresas y permitía reuniones de 50 personas. Los salones de uñas, gimnasios y otros negocios pueden reabrir en algunos condados. El uso de mascarillas o barbijos es obligatorio en espacios públicos y donde no se puede mantener el distanciamiento social. Con la orden de “más seguro en el hogar”, se pide a las personas mayores de 60 años o más limitar las interacciones con quienes se encuentran fuera de su hogar, pero no se les exige que se queden en casa. Se permite reabrir los campamentos con precauciones de seguridad. Los salones de belleza, las tiendas minoristas y los restaurantes pueden volver a abrir con límites.

• Maryland: el gobernador Larry Hogan amplió la orden para el uso de barbijos o máscaras. Los habitantes deben cubrirse la cara a partir de los 5 años, cuando se encuentren en lugares públicos como tiendas minoristas, supermercados y transporte público, y al aire libre cuando no se pueda mantener el distanciamiento social. El estado se encuentra en la segunda fase del plan de reapertura. Los restaurantes pueden ofrecer sus servicios al 50% de capacidad y con medidas de saneamiento y seguridad. Los gimnasios, los estudios de cuidado personal, las empresas profesionales, los negocios de entretenimiento al aire libre, los centros comerciales y las salas de juegos se encuentran entre las empresas que pueden reabrir, pero con precauciones. 

El ejecutivo del condado de Montgomery, Marc Elrich, ordenó a los restaurantes y otros establecimientos de comida que dejen de servir alcohol después de las 10 p.m. Se permite la reapertura de salones de bronceado, de tatuajes y de masajes.

• Massachusetts: el gobernador Charlie Baker firmó una orden que endurece las restricciones del plan de reapertura del estado. el estado se encuentra en el primer paso de la tercera fase del plan de reapertura. Las reuniones al aire libre se limitan a un máximo de 50 personas (en vez de 100). El límite de reuniones en espacios interiores sigue siendo de 25 personas como máximo. Asimismo, Baker anunció que es obligatorio el uso de mascarillas o barbijos para las personas mayores de 2 años en lugares públicos, como supermercados, farmacias, tiendas minoristas y taxis, o cuando se reúnen más de 10 personas de diferentes hogares. Las salas de cine, los museos y los gimnasios pueden reabrir, pero con restricciones Los restaurantes pueden continuar con su servicio dentro sus instalaciones, pero tienen que mantener las mesas separadas a 6 pies de distancia, entre otras restricciones. Pueden continuar abiertas las tiendas minoristas, los salones de belleza y salones de uñas, siempre y cuando implementen protocolos de seguridad. Además, por órdenes de Baker, los viajeros que ingresen al estado deberán hacer cuarentena durante 14 días o mostrar un resultado negativo de la prueba COVID-19. Están exentos los viajeros de estados que presentan bajas tasas de COVID-19. 

• Míchigan: en respuesta a un aumento en los casos de COVID-19, la gobernadora Gretchen Whitmer ordenó a los bares, en la mayoría de las regiones, suspender el servicio en espacios cerrados por el aumento. El mandato se aplica a los establecimientos de comida que ganan más del 70% de sus ingresos brutos de las ventas de alcohol. Se permite el servicio al aire libre. La orden de Whitmer también se aplica a las medidas para las reuniones sociales. Las reuniones en espacios interiores se limitan a 10 personas y en espacios exteriores a 100 (para dos regiones, el límite en reuniones al aire libre es de 250).

Whitmer también ordenó el uso de mascarillas o barbijos a partir de los 5 años a todas las personas que se encuentren dentro de un espacio público, dentro o fuera, o cuando se encuentran en espacios concurridos. Quedan exentos los que no pueden tolerar las mascarillas, por razones de salud o porque se encuentran comiendo o bebiendo, o los que hacen ejercicio. Las empresas abiertas al público deben rechazar el servicio a las personas que no usan mascarilla.

Para las regiones que se encuentran en la cuarta etapa, pueden abrir los salones de belleza y otros negocios de cuidado personal, pero con precauciones. También se permite la reapertura de las tiendas minoristas y los restaurantes, pero con restricciones. En la quinta fase, pueden abrir los salones de belleza, gimnasios, teatros y establecimientos para el público.

• Minnesota: el gobernador Tim Walz el uso de mascarillas en lugares públicos, ya sea dentro o fuera, a todas las personas de 5 años en adelante, y donde no se pueda practicar el distanciamiento social. La orden entra en vigencia el 25 de julio. Según el plan de reapertura segura del estado, los teatros, museos y gimnasios pueden abrir, pero con límites en la cantidad de clientela o visitas. Asimismo, los restaurantes pueden reanudar con sus servicios, pero con restricciones y los clientes deben hacer reservaciones. Las reuniones en espacios cerrados se limitan a 10 personas y al aire libre a 25 personas. También pueden reabrir los salones de belleza y salones de uñas, pero implementando prácticas de seguridad y saneamiento. Walz también emitió una orden que permite reanudar bodas, funerales y misas, pero se debe mantener una distancia de 6 pies y otras restricciones. Las tiendas minoristas pueden abrir sus puertas, pero con limites en la cantidad de clientes que entran a sus instalaciones. 

• Misisipi: el gobernador Tate Reeves anunció que emitirá una orden que exige el uso de mascarillas a partir de los 6 años en lugares públicos, cerrados o al aire libre, y cuando no sea posible el distanciamiento social. Reeves, además, hizo modificaciones a las restricciones de la orden de “retorno seguro” para las actividades grupales. Las reuniones en espacios interiores se limitan a 10 personas y en espacios exteriores a 20 personas en todo el estado. Los bares solo pueden servir alcohol a clientes que tienen mesa, entre otras restricciones. Quedan exentas algunas actividades, como las reuniones religiosas o estudiantiles en las aulas. La orden permanece vigente hasta las 8:00 a.m. del 17 de agosto.

En los condados afectados, se pide el uso de mascarillas en espacios públicos o en lugares donde se hace compras. Anteriormente, Reeves emitió una orden que autorizaba a los negocios a abrir sus puertas, siempre y cuando pusieran restricciones para evitar la propagación de COVID-19. También, se pide a los habitantes mayores o vulnerables quedarse en casa, pero no es obligatorio.

• Misuri: el gobernador Mike Parson anunció la reapertura de la economía del estado el 16 de junio. En un comunicado de prensa, emitido por la oficina del gobernador, se informó que "se retirarán todas las restricciones estatales; no obstante, los funcionarios locales tendrán la autoridad para imponer más reglas, regulaciones u ordenanzas en el lugar”. Parson pidió a los habitantes continuar con el distanciamiento social y tomar precauciones, como practicar una buena higiene y evitar grandes multitudes.

• Montana: el gobernador Steve Bullock ordenó el uso de mascarillas en los condados que tienen cuatro o más casos activos de COVID-19. Los habitantes tienen que usar mascarillas en espacios públicos, ya sea dentro o al aire libre, y si se reúnen 50 personas o más y no se puede mantener el distanciamiento social. Quedan exentos los niños menores de 5 años. Asimismo, la reapertura de la economía se lleva a cabo por fases. La segunda fase comenzó el 1º de junio. Pueden funcionar nuevamente todos los negocios implementando el distanciamiento físico. Los gimnasios, las piscinas y los cines pueden aumentar la capacidad de atención al 75% de clientela. Se pide a las personas mantener una distancia de 6 pies de los demás cuando se encuentran en público y evitar reunirse en grupos de más de 50. Se pide también a las personas mayores de 65 años y personas vulnerables quedarse en casa. Los hogares de ancianos y las instalaciones de vivienda con asistencia están cerrados a las visitas.

• Nebraska: el gobernador Pete Ricketts anunció que la mayoría de las regiones del estado pasaron a la tercera fase del plan de reapertura el 22 de junio. En la tercera fase, los restaurantes y los bares pueden funcionar a plena capacidad, pero los grupos de clientes se deben limitar a ocho personas. Los gimnasios, las peluquerías y los negocios similares pueden funcionar al 75% de su capacidad. Se permite reuniones en espacios cerrados hasta un 50% de ocupación y sin exceder las 10,000 personas. En el caso de reuniones al aire libre, se permite hasta un 75% de ocupación y sin exceder las 10,000 personas.

En las regiones que todavía se encuentran en la segunda fase, pueden abrir los cines y bares al 50% de su capacidad y con restricciones de distanciamiento social. Los restaurantes pueden ofrecer sus servicios dentro sus instalaciones, pero con límites en la cantidad de clientes y las mesas al menos a 6 pies de distancia. Los salones de belleza, salones de tatuajes y negocios similares pueden volver a abrir sus puertas, pero con un límite de 10 personas.

Cualquier persona que haya dado positivo en una prueba de COVID-19 o que tenga síntomas debe entrar en cuarentena por 14 días. Además, Ricketts firmó una orden que anula el requisito de que las personas de 72 años o más deben renovar la licencia de conducir en persona.  

Cómo ayuda el distanciamiento social

• Nevada: el gobernador Steve Sisolak anunció que pausará el plan de reapertura del estado y mantendrá a Nevada en la fase dos hasta julio. En la fase dos, se alienta a las personas a quedarse en casa; se prohíben las reuniones de más de 50 personas; y se anima a los residentes a teletrabajar si es posible. Los restaurantes pueden reanudar los servicios a puertas adentro, siempre que cumplan con las normas de sanidad y distanciamiento social. Los bares y las cervecerías pueden reabrir, con restricciones. Las tiendas minoristas pueden permitir el ingreso a los clientes pero con una capacidad limitada. La mayoría de las otras empresas también pueden reabrir, con restricciones, incluyendo salas de cine, boleras, gimnasios y peluquerías. Las discotecas y las instalaciones de entretenimiento para adultos permanecen cerradas. Anteriormente, Sisolak firmó una orden que exige a las personas mayores de 2 años usar mascarilla cada vez que salen de casa, en los espacios públicos al aire libre y cuando no se puede mantener los 6 pies de distancia. 

• Nuevo Hampshire: el gobernador Chris Sununu ordenó el uso de mascarillas en las actividades donde se reúnen 100 personas o más personas, como servicios religiosos, conciertos o eventos deportivos. Anteriormente, Sununu dejó que finalizara el mandato de quedarse en casa, que estaba vigente hasta el 15 de junio. Los restaurantes pueden ofrecer servicios al aire libre y en interiores, con mesas ubicadas a 6 pies de distancia y deben implementar otras medidas. Los gimnasios pueden volver a abrir al 50% de su capacidad. Pueden reabrir los salones de belleza, las peluquerías y las tiendas de cosmetología, con las debidas precauciones y restricciones. Sununu permitió que se abran todas las playas de la costa y quitó las restricciones a ciertas actividades, como tomar el sol y hacer un picnic. Asimismo, abrieron los hoteles, pero los habitantes de otros estados todavía deben cumplir con las restricciones de cuarentena.

• Nueva Jersey: el gobernador Phil Murphy anunció un reajuste de las restricciones a las reuniones. Las reuniones en espacios interiores, donde anteriormente se permitía a 100 personas, se han reducido al 25% del tamaño de la sala con un máximo de 25 personas. Aún se permiten reuniones al aire libre con 500 personas o menos y todos deben mantener una distancia de 6 pies. Anteriormente, el gobernador había firmado una orden para la reanudación de las prácticas deportivas de contacto y las competencias, como el fútbol, el baile grupal y la lucha libre. Las actividades deben realizarse al aire libre, entre otras restricciones. Murphy, además, ordenó el uso de mascarillas o barbijos si las personas se encuentren en espacios públicos, cuando no se puede mantener el distanciamiento social. El uso de mascarillas en supermercados y otros negocios minoristas es un requisito.

Murphy pidió a los restaurantes que pararan el servicio a puertas adentro, que se iba a reanudar el 2 de julio, pero se permite comer al aire libre.

• Nuevo México: la gobernadora Michelle Lujan Grisham anunció la reapertura con algunos límites para ciertos negocios. Los restaurantes pueden reanudar sus servicios con el 50% de capacidad, y las cervecerías pueden atender a su clientela al aire libre y a la mitad de su capacidad. Los gimnasios, las peluquerías y otros negocios que entran en contacto directo con los clientes pueden reabrir con restricciones. Anteriormente, la gobernadora aprobó la apertura de las tiendas minoristas, pero con un límite en la cantidad de clientela, y los parques estatales volvieron a recibir visitas en horarios normales. Se pide a las personas que usen mascarillas o barbijos en público, excepto cuando comen o hacen ejercicio. Lujan Grisham también ordenó que las personas que viajen a Nuevo México en avión se sometan a una cuarentena voluntaria de 14 días. 

• Nueva York: el gobernador Andrew Cuomo amplió la orden que frena los desalojos para los que no pueden pagar el alquiler debido a una dificultad por el brote de COVID-19. Las regiones se encuentran en la cuarta fase de un plan de varias fases. En esta fase, pueden abrir zoológicos, parques naturales, museos al aire libre y otros lugares de arte y entretenimiento al aire libre al 33% de su capacidad. Los museos y las galerías de arte y entretenimiento que funcionan en espacios cerrados pueden abrir al 25% de su capacidad. los restaurantes pueden reanudar sus servicios de atención en sus instalaciones al 50% de capacidad (excepto en la ciudad de Nueva York, donde solo se permite cenar, recoger o entregar al aire libre). Los gimnasios y los cines se encuentran entre los negocios que permanecen cerrados. Se permiten reuniones sociales de 50 personas o menos.

Asimismo, Cuomo anunció que los viajeros que lleguen a Nueva York de los estados con una tasa elevada de COVID-19 deben entrar en una cuarentena de 14 días. También ordenó el uso de mascarilla o barbijo a todos los mayores de 2 años de edad cuando se encuentren en público y no puedan mantener el distanciamiento social. Cuomo aumentó la multa si no se cumplen con las pautas de distanciamiento social de $500 a $1,000.  

• Ohio: el gobernador Mike DeWine firmó una orden que prohíbe a los restaurantes y los bares vender alcohol después de las 10 p.m. DeWine dijo que la orden era un intento de frenar el comportamiento de las personas que se reunían en espacios cerrados y estrechos. Asimismo, por órdenes del gobernador, el Departamento de Salud pide a los habitantes de los condados con alto riesgo usar mascarilla cuando se encuentren en un lugar que no sea una residencia, cuando utilicen el transporte público o cuando no puedan mantener una distancia de 6 pies entre miembros que no son del mismo hogar. Se excluye a las personas menores de 10 años o a quienes tienen algunos problemas médicos, entre otros. DeWine también aconsejó a los viajeros que llegan a Ohio de estados con una alta tasa de COVID-19 entrar en cuarentena durante 14 días, aunque no indicó si es obligatorio.

Según la orden de salud actual para la reapertura de la economía del estado, los gimnasios en general pueden reabrir si implementan medidas de seguridad. Los restaurantes pueden reabrir y servir dentro sus instalaciones, pero con ciertas restricciones. Las tiendas minoristas pueden reabrir, pero con prácticas de saneamiento y distanciamiento social. Los salones de belleza y otros de atención directa al público pueden reabrir siempre y cuando cumplan con estrictas normas de saneamiento. Se pueden reanudar los procedimientos médicos optativos y pueden volver a funcionar las oficinas que no estaban consideradas esenciales, como las fábricas y la construcción. Todos los que estén en espacios públicos al aire libre deben mantener una distancia de al menos 6 pies, excepto los miembros de la familia. Todavía se prohíben las reuniones de más de 10 personas.  

• Oklahoma: el gobernador Kevin Stitt firmó una orden que permite a los centros de atención a largo plazo aceptar visitantes de acuerdo al plan de reapertura del estado. La tercera fase comenzó el 1º de junio, que permite la apertura de los campamentos de verano. Las oficinas y los lugares de trabajo ya no tienen que limitar la cantidad del personal. Los salones de belleza y otros negocios de cuidado personal pueden recibir clientes con cita previa. Las empresas deben implementar prácticas de saneamiento y distanciamiento social. Stitt ordenó a los viajeros de seis estados (California, Connecticut, Luisiana, Nueva Jersey, Nueva York y Washington) que se sometieran a cuarentena por 14 días al ingresar a Oklahoma. Algunas ciudades solicitan a la población el uso de mascarillas o barbijos en público.

• Oregón: debido a un brote de COVID-19, la gobernadora Kate Brown anunció que ha restablecido una orden de quedarse en casa para el condado de Umatilla. Las personas deben quedarse o trabajar desde casa, en la medida que sea posible. Los restaurantes se limitan a la entrega o la comida para llevar, y deben cerrar los negocios no esenciales como gimnasios y peluquerías. Las gasolineras y las tiendas de comestibles pueden permanecer abiertas.

Para los condados que aún se encuentran en la primera fase, los restaurantes y bares pueden reanudar el servicio puertas adentro, pero las mesas deben colocarse a 6 pies de distancia; las mesas están limitadas a 10 comensales o menos; y a las 10 p.m. se aplica el toque de queda. Los salones, spas y gimnasios se encuentran entre las empresas que tienen autorización para abrir, con restricciones. Para los condados entraran en la segunda fase del plan, los cines, las piscinas y las boleras se encuentran entre los negocios que pueden reabrir con restricciones.

Para todos los condados, las reuniones sociales en interiores tienen un límite de 10 personas y las reuniones culturales o religiosas 25. Brown ordenó a las personas de 5 años en adelante que se cubran la cara en espacios al aire libre donde no se puede mantener una distancia de 6 pies y en espacios públicos interiores.

• Pensilvania: el gobernador Tom Wolf impuso nuevas restricciones en el plan de reapertura gradual del estado. Todos los condados se encuentran en la fase verde, pero los restaurantes ahora deben limitar el servicio al 25% de capacidad dentro sus instalaciones. Las reuniones en espacios interiores se limitan a 25 personas y en espacios exteriores a 250 personas. Pueden abrir los gimnasios, peluquerías, salones de belleza, salones de tatuajes y otros negocios de atención al cliente en persona, pero con restricciones. Anteriormente, por órdenes del gobernador, el Departamento de Salud del estado estableció que el uso de barbijos o máscaras era de carácter obligatorio para todas las personas a partir de los 2 años y en lugares públicos, ya sean cerrados o abiertos, si no pueden mantener los 6 pies de distancia y no son miembros del mismo hogar. El gobernador también anunció que los peajes en las autopistas de Pensilvania ya no recibirán efectivo.

• Rhode Island: la gobernadora Gina Raimondo presentó las pautas de la tercera fase de la reapertura del estado, que comenzó el 30 de junio. Los restaurantes pueden ampliar la atención dentro sus instalaciones al 66% de su capacidad. Las tiendas minoristas pueden reanudar sus funciones con límites en la cantidad de clientela. Los negocios donde las personas entran en contacto cercano, como las peluquerías y los gimnasios, pueden abrir, pero con restricciones. Las reuniones sociales de carácter privado se limitan a 25 personas (interiores) o 50 personas (con licencia). Las reuniones sociales de carácter privado al aire libre se limitan a 50 personas o 100 personas con un servicio de catering con licencia. Las reuniones públicas en masa al aire libre se limitan a 250 personas. Se permiten reuniones públicas en masa en espacios interiores, donde debe haber una persona por cada 100 pies cuadrados con un espacio de 6 pies.

Anteriormente, Raimondo ordenó el uso de mascarillas y barbijos a todos los individuos mayores de 2 años si se encuentran en espacios públicos, ya sea interiores o exteriores. Asimismo, se debe usar mascarillas o barbijos en los taxis, vehículos de transporte compartido y otros servicios de transporte. Raimondo también ordenó que cualquier persona que llegara a Rhode Island desde un lugar que todavía tenga vigente la orden de quedarse en casa debe hacer una cuarentena voluntaria por 14 días. 

• Tennessee: el gobernador Bill Lee firmó una orden que permite la reanudación de los deportes de contacto, siempre y cuando se toman medidas de seguridad. Además, por instrucciones de Lee, el grupo de recuperación económica del estado emitió guías actualizadas para que vuelvan a abrir los comercios y las empresas. Entre otras pautas, los restaurantes deben mantener una distancia de 6 pies entre las mesas y establecer el límite de 10 personas por grupo, entre otras restricciones. Las tiendas minoristas deben limitar la cantidad de clientes; los gimnasios, salones de belleza, spas y otros negocios similares donde se da un contacto cercano deben implementar prácticas estrictas de distanciamiento social y saneamiento. Los parques de atracciones, los cines y otros lugares grandes también pueden reabrir, pero deben separar a 6 pies de distancia a las personas de diferentes hogares o grupos pequeños y pedir a los clientes usar mascarilla, entre otras precauciones. Anteriormente, Lee emitió una orden que permite reuniones de grupos de 50 o menos. Las personas que no pertenecen al mismo hogar deberían practicar el distanciamiento social.

La Junta de Salud de Metro de Nashville y el condado de Davidson ordenaron el uso obligatorio de mascarilla en público. El gobernador Lee también ha dado autoridad a los alcaldes en condados sin un departamento de salud local de emitir el requisito de uso de mascarilla.

• Texas: el gobernador Greg Abbott ordenó el uso de mascarilla a partir de los 10 años en espacios públicos, ya sea interiores o exteriores, y cuando no se puede mantener una distancia de 6 pies. Quedan exentos los condados que no tienen más de 20 casos activos de COVID-19. Abbott también hizo cambios a una orden anterior sobre reuniones al aire libre. Ahora, están prohibidas las reuniones de más de 10 personas en la mayoría de las circunstancias, a menos que lo aprueben los funcionarios del gobierno local. Se prohíben las operaciones optativas de pacientes en los hospitales en cuatro condados, para reservar las camas para pacientes con coronavirus.

Abbott también firmó una orden para revertir parte del plan de reapertura del estado. Según la nueva directiva, los restaurantes, que anteriormente podían ofrecer su servicio al 75% de capacidad, deben reducirla a 50%. La mayoría de negocios puede funcionar al 50% de su capacidad. Esos límites no se aplican a las iglesias, oficinas púbicas, campamentos juveniles o a los eventos al aire libre. A los salones de belleza, los salones de uñas y otros negocios del cuidado personal no se les ha dado un límite de la cantidad de clientes, pero deben mantener 6 pies de distancia en sus instalaciones. Además, varios condados del estado han pedido a los negocios que obliguen a sus empleados a usar mascarillas o barbijos.

• Utah: el gobernador Gary Herbert firmó una orden para actualizar la guía del plan de reapertura del estado. El estado tiene un sistema codificado por colores y la mayoría de los condados se encuentran en la fase amarilla (bajo riesgo). Pueden reabrir todas las empresas si se toman las precauciones necesarias. Los restaurantes deben separar las mesas con 6 pies de distancia. Los restaurantes que ofrecen bufés pueden recibir clientes, pero el personal debe servirles directamente, entre otras restricciones. Al practicar deportes, se debe realizar controles a los participantes para detectar síntomas. Algunos condados exigen a las personas usar mascarilla en lugares públicos. También lo piden en otros condados, pero no es obligatorio. Sin embargo, Herbert ha ordenado el uso de mascarillas dentro de las instalaciones del estado. Se permiten reuniones privadas de grupos de 50 personas o menos. Las actividades de arte y cultura y otros eventos pueden auspiciar a 50 personas si se siguen ciertas pautas. Para los condados en la fase verde (normal), se retiran las restricciones a las reuniones privadas y se pide a las personas asumir la responsabilidad de evitar la propagación de COVID-19. 

• Vermont: el gobernador Phil Scott emitió una orden que exige el uso de mascarillas a partir de los 2 años en lugares públicos, cerrados o al aire libre, y cuando no sea posible el distanciamiento físico. Asimismo, dijo que los restaurantes y los negocios de entretenimiento podían ampliar al 50% de capacidad. Se permiten eventos en espacios interiores de 75 personas o menos y eventos organizados al aire libre de 150 o menos. Aflojó las restricciones en los hogares de atención a largo plazo para que los residentes puedan recibir visitas de dos personas por día, pero las visitas deben ser áreas exteriores, entre otras restricciones. Anteriormente, abrieron los salones de belleza y las barberías, pero con citas y límites en la cantidad de clientes. Los hoteles, posadas, hospedajes de alojamiento y desayuno y otros también reanudaron servicios el 22 de mayo. Los habitantes de otros estados deben cumplir con el mandato de cuarentena de 14 días. 

• Virginia: el gobernador Ralph Northam anunció más restricciones para el área de Hampton Roads. Los restaurantes, las cervecerías y los establecimientos similares no pueden vender alcohol después de las 10 p.m. y debe limitarse el servicio al 50% de capacidad, entre otras medidas. Las reuniones privadas o públicas tienen un límite de 50 personas en el área de Hampton Roads. Virginia se encuentra en la tercera fase del plan de reapertura, y los restaurantes pueden ofrecer sus servicios dentro sus instalaciones, pero los grupos de clientes deben mantenerse separados a 6 pies, entre otras restricciones. Las piscinas interiores y exteriores y los gimnasios pueden funcionar al 75% de su capacidad. Se permitirán reuniones sociales de 250 personas o menos. Los cines, los salones de conciertos y otras áreas de entretenimiento pueden volver a abrir, pero siguiendo pautas estrictas. Northam ordenó las personas de 10 años o más usar mascarilla o barbijo en las áreas cerradas y zonas públicas.

• Virginia Occidental: el gobernador Jim Justice ordenó el uso de mascarillas o barbijos a partir de los 9 años cuando los habitantes se encuentren en un espacio público, ya sea cerrado o abierto, donde no se pueda mantener el distanciamiento social. Anteriormente, se emitió normas y protocolos para que los negocios pudieran reanudar sus funciones en el estado. Los restaurantes y bares pueden ofrecer su servicio, pero con restricciones. Se permiten reuniones sociales de 100 personas o menos. Los salones de belleza, los gimnasios, los museos, entre otros, tienen que implementar protocolos de sanidad y seguridad. Los campamentos privados y los parques estatales pueden volver a recibir visitantes a partir del 10 de junio. Las ferias, los festivales, los parques de atracciones y los conciertos al aire libre pueden volver a abrir, desde el 1º de julio, pero con restricciones.

• Washington: el gobernador Jay Inslee anunció nuevas limitaciones dentro del plan de reapertura gradual del estado. Quedan exentos bodas, funerales y misas o acontecimientos similares, pero a partir del 6 de agosto, debe limitarse al 20% de la capacidad del espacio interior o 30 personas (lo que sea menos), y no se permiten recepciones.

Para los condados en la tercera fase, se ha reducido el límite de las reuniones sociales de 50 a 10 personas. Los restaurantes deben disminuir la capacidad de atención al 50% y los grupos deben pertenecer al mismo hogar, entre otras restricciones. Los teatros pueden funcionar al 25% de su capacidad.

Para los condados en la segunda fase, las reuniones sociales se limitan a cinco personas. Los restaurantes pueden reanudar sus servicios al 50% de su capacidad. Los salones de belleza y las peluquerías y los servicios de limpieza pueden funcionar con restricciones. Las tiendas minoristas pueden atender a sus clientes dentro sus instalaciones, pero con restricciones en la cantidad de clientela. Se permite acampar u otras reuniones recreativas al aire libre con una cantidad máxima de cinco o menos personas por grupo.

En los condados de la primera fase, se prohíbe reuniones sociales de cualquier tipo o cantidad de gente. Las personas de 65 años o más y otras poblaciones de alto riesgo continúan bajo la orden de quedarse en casa. Las actividades al aire libre que se permiten son: golf, caza, pesca y uso diurno de los parques estatales, siempre y cuando se acate el distanciamiento social. Las empresas minoristas pueden ofrecer entrega en las afueras del comercio. Los restaurantes solo pueden ofrecer el servicio de entrega.

Anteriormente, Inslee había retrasado la cuarta fase del plan de reapertura del estado. En todas las fases, se exige el uso de mascarillas en los espacios públicos, ya sea interiores o exteriores, y cuando no pueda mantenerse distancia entre los individuos. También está prohibido en los condados el entretenimiento en vivo, ya sea en interiores o exteriores.

• Wisconsin: el gobernador Tony Evers emitió un mandato para el uso de mascarillas que entra en vigencia a partir del 1º de agosto. Los habitantes a partir de los 5 años deben cubrirse la cara cuando estén dentro o fuera de lugares públicos (que no sea su residencia privada). Cuando las personas se encuentran al aire libre, se recomienda el uso de mascarillas, pero no es obligatorio. Anteriormente, la Corte Suprema de Wisconsin revocó la orden de “más seguro en casa” del Departamento de Servicios de Salud del estado, emitida bajo la dirección del gobernador Tony Evers. El gobernador emitió una declaración en respuesta a la resolución de la corte pidiendo a los habitantes continuar haciendo su parte para detener la propagación del coronavirus. Las empresas privadas pueden implementar sus propias restricciones, como exigir a los empleados o clientes que usen las prácticas de distanciamiento social.  

• Wyoming: por órdenes de Mark Gordon, el Departamento de Salud del estado cambió la orden respecto a las reuniones. A partir del 1º de julio, se prohíben las reuniones de más de 50 personas en un solo espacio, dentro o fuera. Quedan exentos eventos como reuniones en hoteles, subastas de ganado, supermercados e iglesias. Además, se permiten ciertas reuniones de hasta 250 personas, como conciertos al aire libre y eventos deportivos, si se puede mantener el distanciamiento social, entre otros requisitos. Anteriormente, por órdenes de Gordon, el Departamento de Salud del estado permitió la apertura de los restaurantes, siempre y cuando implementasen medidas como el uso de mascarillas o barbijos para el personal, mesas adecuadamente separadas y otros. Gordon anunció la reapertura de salones de belleza y gimnasios, pero con restricciones.

Nota del editor: este artículo ha sido actualizado con la información más reciente de los estados.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO