Skip to content

COVID-19: La vacunación, los cheques de estímulo económico y otras noticias. Infórmate

 

La lista de restricciones relacionada con el coronavirus según cada estado

Todos los estados han comenzado con la reapertura por etapas.

Una mujer y un niño están en una pista de patinaje de hielo

Getty Images

In English | En todo el país, los gobernadores se encuentran emitiendo órdenes y recomendaciones a los habitantes sobre lo que sucede en las escuelas, las empresas y los servicios públicos al mismo tiempo en que los estados responden al brote de coronavirus. En la mayoría de los estados del país se han cerrado las escuelas, como también las universidades públicas y privadas. 

En los 43 estados donde se paga el impuesto sobre la renta personal se han ampliado los plazos de presentación y pago. Colorado amplió el plazo de pago hasta el 15 de julio y el plazo de presentación hasta el 15 de octubre. En Virginia, el plazo de presentación de impuestos sigue siendo el 1 de mayo, pero el plazo de pago se amplió hasta el 1 de junio (los intereses seguirán acumulándose). Hawái extendió el plazo de presentación y pago hasta el 20 de julio, Idaho hasta el 15 de junio, Iowa hasta el 31 de julio y Mississippi hasta el 15 de mayo.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Los otros 37 estados y Washington, D.C., ampliaron el plazo de presentación y pago hasta el 15 de julio, al igual que el plazo de presentación para el IRS. (Siete estados no tienen impuesto sobre la renta personal).

Todos los estados han tomado medidas relacionadas con el coronavirus, pero las restricciones varían, al igual que el período de tiempo en el que las medidas tienen vigencia. A continuación, un vistazo a las restricciones de cada estado: 

• Alabama: por instrucciones de la gobernadora Kay Ivey, el funcionario de salud del estado ha enmendado la orden de “más seguro en el hogar” para que se mantenga vigente hasta las 5:00 p.m. del 22 de enero. Los habitantes mayores de 6 años deben usar mascarilla o barbijo cuando se encuentren en espacios públicos, cerrados o al aire libre, con reuniones de 10 o más personas, y también cuando usen el transporte público. Se permiten las reuniones que no están relacionadas con el trabajo, pero las personas de diferentes hogares deben mantener 6 pies de distancia. Los restaurantes, los bares y las cervecerías pueden ofrecer sus servicios de comidas en el establecimiento de manera limitada También pueden reabrir los gimnasios y salones de belleza, con las medidas de distanciamiento social y saneamiento. Las tiendas minoristas deben continuar con el límite de capacidad e implementar las medidas de saneamiento y distanciamiento social. Las playas también están abiertas, y las personas deben mantener el distanciamiento social. Los hospitales y los hogares de ancianos y de atención a largo plazo reciben visitas desde el 2 de octubre, con algunas restricciones.

• Alaska: el gobernador Mike Dunleavy hizo cambios en la orden de viaje, que ahora exige a los que lleguen a Alaska mostrar una prueba COVID-19 negativa o aceptar hacerse la prueba a su llegada ($250). La cuarentena durante 14 días ya no es una opción para los visitantes (los que residen en Alaska y retornan al estado pueden optar por la cuarentena de dos semanas). Se exime a los trabajadores de infraestructura que se considera vital. Asimismo, Dunleavy permite a negocios como restaurantes, peluquerías, gimnasios, museos y lugares de entretenimiento funcionar al 100% de su capacidad. Se recomiendan salvaguardias. En las aglomeraciones de gente, se pide los miembros de distintos hogares mantener una distancia de 6 pies. Las autoridades locales y las empresas privadas pueden imponer requisitos más estrictos.

• Arizona: el gobernador Doug Ducey firmó una orden que permite que los restaurantes amplíen sus servicios de comida al aire libre. Los restaurantes pueden ofrecer servicios de comida en el interior, pero deben limitar el número de personas. Ducey también modificó las reglas para las reuniones de grupos grandes. Los eventos con más de 50 personas están prohibidos, pero las autoridades locales los pueden aprobar si se observan ciertas precauciones de seguridad. Una vez aprobados, la jurisdicción local debe publicar los esfuerzos de mitigación en su sitio web y presentar su plan al Departamento de Salud del estado. Ducey y el Departamento de Servicios de Salud de Arizona habían publicado anteriormente requisitos y pautas para la reapertura de gimnasios, cines y parques acuáticos. Con las nuevas pautas, los negocios pueden funcionar con límites si se cumplen ciertos requisitos. Se puede viajar al estado sin hacer cuarentena ni mostrar una prueba negativa de COVID-19.

Ducey amplió una orden el 30 de diciembre con respecto a la renovación de las licencias de conducir. Una licencia de conducir estándar en Arizona vence cuando la persona cumple 65 años, y la renovación requiere una visita en persona. La extensión de Ducey permitirá que los adultos mayores cuya licencia vence entre el 1.° de marzo del 2020 y el 28 de febrero del 2021 aplacen la renovación por un año a partir de la fecha de vencimiento.

• Arkansas: por órdenes del gobernador Asa Hutchinson, el departamento de salud cambió una normativa relacionada con los negocios que atienden a puertas cerradas, como los cines, los museos y las instalaciones recreativas. Con un plan aprobado, los negocios de entretenimiento (en interiores y exteriores) pueden funcionar al 66% de su capacidad siempre y cuando puedan mantener la distancia física. No es necesario obtener aprobación para reuniones de 100 personas o menos. La nueva directiva entra en vigencia el 2 de enero hasta el 1º de marzo.

El estado entró en la segunda fase de reapertura el 15 de junio. Los restaurantes pueden ampliar su servicio dentro y fuera de sus instalaciones al 66%, siempre y cuando se apliquen otras restricciones. Desde el 20 de noviembre hasta el 3 de enero, los restaurantes, bares y establecimientos del rubro que sirven alcohol solamente pueden atender hasta las 11 p.m., horario de cierre. Los gimnasios, los salones de belleza y spas pueden volver a funcionar, pero deben implementar precauciones. Los centros de visitas en los parques estatales pueden volver a abrir sus puertas y los habitantes pueden alquilar cabañas u hospedajes. Todos los habitantes, a partir de los 10 años, deben usar mascarilla o barbijo, ya sea dentro o fuera de los establecimientos, si no se puede mantener el distanciamiento social. (No es necesario cubrirse la cara en residencias privadas). Anteriormente, Hutchinson emitió una orden para proteger a las empresas de responsabilidad por daños o lesiones relacionadas con la exposición al coronavirus. Hay una excepción por "mala conducta intencional, premeditada o maliciosa".


Evita los fraudes relacionados con los cheques de estímulo, infórmate en aarp.org/Fraude


• California: por órdenes del gobernador Gavin Newsom, el Departamento de Salud emitió una orden de quedarse en casa, de carácter regional, la cual se aplica si la disponibilidad de la unidad de cuidados intensivos de una región baja al 15%. Si se activa una región, los habitantes deberán permanecer en casa por tres semanas. Los habitantes pueden salir de casa para buscar lo esencial, como alimentos y medicamentos, o para hacer ejercicio al aire libre. Está prohibido reunirse con personas ajenas al hogar. Las peluquerías, los cines, los bares y las cervecerías tendrán que cerrar. Los restaurantes no pueden ofrecer servicio a puertas adentro o al aire libre, pero continúan sus servicios de entrega. Las tiendas minoristas pueden funcionar al 20% de su capacidad y las tiendas de comestibles al 35% de su capacidad.

Según el plan Blueprint for a Safer Economy, cada condado se divide en uno de los cuatro niveles codificados por colores: violeta (para lugares donde el virus se ha expandido), rojo, naranja y amarillo (para lugares donde el virus no se ha expandido tanto). Con la nueva orden, las personas que viven en un condado en el nivel violeta tienen prohibido participar en actividades fuera del hogar o reunirse con otras personas entre las 10 p.m. y 5 a.m.

Asimismo, Newsom permite reuniones en todo el estado, pero solo pueden asistir tres hogares, el espacio debe ser lo suficientemente grande para que las personas puedan implementar el distanciamiento social. En el nivel violeta solo se permiten reuniones al aire libre. Los restaurantes solo pueden ofrecer comidas al aire libre y las tiendas minoristas tienen que limitar la atención al 25%. Los salones de belleza y barberías pueden ofrecer servicios a puertas adentro, pero con restricciones. Los gimnasios solo pueden abrir al aire libre. Siguen cerrados varios negocios que no se consideran esenciales, como clubes nocturnos, parques de diversión y salas de conciertos.

Para los condados en el nivel rojo, los restaurantes pueden reanudar el servicio en el interior al 25% de su capacidad o 100 clientes (lo que sea menos). Las tiendas minoristas pueden funcionar al 50% de su capacidad y los museos pueden abrir al 25%. Para los condados en el nivel naranja, los bares y las cervecerías que no sirven comida se encuentran entre los negocios que pueden abrir para servicios al aire libre. En los condados en el nivel amarillo, pude abrir la mayoría de empresas, pero siguiendo las precauciones de seguridad.

Para obtener una lista completa de las restricciones, visita covid19.ca.gov. Asimismo, Newsom ordenó el uso de mascarilla en espacios públicos; se encuentran exentos los niños menores de 2 años y las personas con ciertas discapacidades médicas. También firmó un proyecto de ley que exige a las empresas informar de los brotes de COVID-19 a los funcionarios locales y a cualquier empleado que pueda haber estado expuesto al virus en el trabajo.

• Carolina del Norte: por órdenes del gobernador Roy Cooper, el Departamento de Salud estatal ampliaron la orden de quedarse en casa hasta las 5 p.m. del 29 de enero. Los habitantes tienen que quedarse en casa entre las 10 p.m. y 5 a.m., excepto cuando tengan que salir de casa para trabajar, comer o recibir atención médica. Los restaurantes, establecimientos de entretenimiento y la mayoría de negocios minoristas también deben cerrar durante ese horario. Los restaurantes pueden seguir ofreciendo comida para llevar y entregar después de las 10 p.m. El servicio de alcohol para consumo dentro de las instalaciones está prohibido entre las 9 p.m. y las 7 a.m. Las tiendas de comestibles y las estaciones de servicio se encuentran entre los negocios que pueden abrir en horario nocturno. La orden también amplió las restricciones para la cantidad de gente agrupada en un lugar. Las reuniones en espacios interiores se limitan a 10 personas. Las reuniones al aire libre se limitan a 50 personas. Es responsabilidad de todos mantener el distanciamiento social.

Anteriormente, firmó una orden con restricciones más estrictas para el uso de mascarilla. A menos que estén en casa, los habitantes de 5 años o más deben usar una mascarilla en cualquier lugar interior y cuando estén cerca de personas que no pertenecen al mismo hogar sin tener en cuenta si tienen posibilidad de cumplir con el distanciamiento social. La mascarilla también se debe usar al aire libre a menos que se pueda mantener constantemente una distancia física de 6 pies entre quienes no viven en el mismo hogar. Se deben usar mascarilla en el gimnasio o al aire libre a menos de 6 pies de un miembro que no sea del mismo hogar.   

• Carolina del Sur: por órdenes del gobernador Henry McMaster se emitió una orden que elimina los límites de la cantidad de clientela en los restaurantes. Los restaurantes ahora pueden servir al 100% de su capacidad, pero deben exigir el uso de mascarillas a las personas cuando estén dentro del establecimiento, excepto al comer o beber. Las mesas deben estar espaciadas al menos a 6 pies de distancia; y sigue prohibida la venta de alcohol después de las 11 p.m., entre otras restricciones. Los teatros y los salones de conciertos pueden volver a funcional al 50% de capacidad o 250 personas (lo que sea menos). Se exige el uso de mascarillas en reuniones grandes. Pueden abrirse otros negocios que no son esenciales, pero se recomienda seguir las pautas establecidas. Las playas se mantienen abiertas, pero McMaster ha autorizado a los funcionarios y autoridades locales cerrar o restringir los puntos de acceso público si consideran necesario para proteger la salud pública.

• Colorado: el gobernador Jared Polis anunció cambios y amplió la fecha del mandato estatal “más seguro en casa y quedarse en el hogar”. Los condados caen en uno de los seis niveles de riesgo que se han codificados por colores, según los casos de COVID-19. El nivel verde tiene menos restricciones. Los negocios pueden funcionar con el 50% de su capacidad o 500 personas, lo que sea menos. En los condados en el nivel azul, los restaurantes, los eventos interiores y las iglesias pueden abrir al 50% de su capacidad o 175 personas, lo que sea menos. En los condados en el nivel amarillos, las reuniones de carácter público y privado no pueden excederse de 10 personas o personas de más de dos hogares. Los restaurantes pueden abrir al 50% de su capacidad con un máximo de 50 personas por sala (la cantidad puede ser mayor para establecimientos más grandes). En los condados en el nivel anaranjado, las reuniones de carácter público y privado no pueden excederse de 10 personas o personas de más de dos hogares. Los restaurantes pueden abrir al 25% de su capacidad con un máximo de 50 personas por sala. En los condados de nivel rojo, los restaurantes deben cerrar la atención puertas adentro, pero se permite el servicio al aire libre, la entrega a domicilio y la comida para llevar. Se prohíbe reuniones con miembros que no pertenecen al mismo hogar, y se prohíbe los eventos en ambientes interiores. Entre las excepciones están: las reuniones en iglesias que pueden abrir al 25% de su capacidad con un máximo de 50 personas (lo que sea menos). Los eventos al aire libre se limitan al 25% de su capacidad o 75 personas (lo que sea menos). Las tiendas minoristas pueden funcionar al 50% de su capacidad y las peluquerías y negocios de cuidado personal al 25%. Los gimnasios pueden funcionar al 10% de su capacidad con un máximo de 10 personas. Ningún condado se encuentra en el nivel violeta, que es el más estricto. El mandato tiene vigencia desde el 6 de enero y dura 30 días.

Sigue vigente la orden para el uso de mascarillas. Los habitantes, a partir de los 11 años, deben usar mascarillas cuando se encuentren dentro espacios públicos cerrados o cuando usan el transporte público. Además, los lugares de trabajo pueden rehusarse a ofrecer servicio o admitir clientes que no usen mascarilla. Una organización puede solicitar una exención del estado para algunas actividades puertas adentro cuando usar mascarilla no es práctico.

• Connecticut: el gobernador Ned Lamont hizo retroceder al estado a la segunda fase (de la tercera) del plan de reapertura. Los restaurantes deben restringir los servicios de comida en el interior de sus salones al 50% de su capacidad y cerrar antes de las 10 p.m., entre otras restricciones. Los eventos en lugares comerciales y de entretenimiento, como cines y boleras, tienen que cerrarse a las 10 p.m. Los equipos deportivos de deportes de alto riesgo (que no sean universitarios o profesionales) se encuentran inactivos hasta el 19 de enero. Los negocios de servicios personales y las bibliotecas pueden seguir atendiendo al 75% de su capacidad, entre otras reglas de la tercera faseLos centros de artes escénicas pueden funcionar puertas adentro al 50% de su capacidad con un límite de 100 personas, y los grupos deben mantener una distancia de 6 pies. En residencias privadas, las reuniones sociales, en interiores y exteriores, se limitan a 10 personas. En los lugares comerciales, las reuniones en espacios interiores se limitan a 25 personas y las reuniones al aire libre a 50 personas. Lamont ha firmado una orden que autoriza a los directores de salud de las localidades imponer una multa de $10,000 por infracción si los negocios que realicen eventos exceden el límite de capacidad. Anteriormente, Lamont ordenó a cualquier individuo mayor de 2 años cubrirse a cara en lugares públicos, en interiores o exteriores, cuando no se pueda mantener el distanciamiento social. Se debe usar mascarillas en los gimnasios, además del distanciamiento social. Asimismo, Lamont enmendó la orden de viaje. Los viajeros que lleguen desde fuera del estado o país deben completar un formulario de salud y ponerse en cuarentena por 10 días. Para evitar la cuarentena, los viajeros pueden mostrar un comprobante de una prueba negativa, tomada dentro de 72 horas antes de la llegada. Quedan excentos los trabajadores esenciales, al igual que los viajeros que llegan de Nueva York, Nueva Jersey o Rhode Island.     

• Dakota del Norte: por órdenes del gobernador Doug Burgum, el oficial de salud estatal amplió la orden que exige el uso de mascarillas a partir de los 5 años en los espacios públicos (interiores), en los negocios o cuando se esté al aire libre pero no se pueda mantener el distanciamiento social. El mandato tiene vigencias hasta el 18 de enero. Burgum también amplió hasta el 8 de enero la orden que pone restricciones a ciertas empresas por un aumento de casos de COVID-19. Los restaurantes y otros establecimientos de comida deben limitar sus servicios al 50% de su capacidad o 150 personas, lo que sea menos. Se prohíbe comer en persona entre las 10 p.m. y 4 a.m., pero aún se permite llevar y entregar a esa hora. Los salones de baile o de eventos se limitan a un 25% de capacidad. Según el plan, se exige a las personas y las empresas a seguir las recomendaciones, según la designación de su condado. 

• Dakota del Sur: la gobernadora Kristi Noem firmó una orden que puso en vigencia el plan: "volver a la normalidad". Con este plan se pide a los empleadores desinfectar las áreas de alto tráfico y examinar rápidamente a los empleados para detectar enfermedades. Las empresas minoristas deben funcionar de una manera en que promuevan el distanciamiento social y deben poner límite a la cantidad de clientes dentro de sus tiendas. Con el plan también se pide a los adultos mayores y otras personas vulnerables quedarse en casa, pero no es obligatorio.

• Delaware: el gobernador John Carney modificó y amplió las restricciones de la segunda fase. A partir del 8 de enero, los restaurantes ya no tendrán que cerrar el servicio de comidas en las instalaciones entre las 10 p.m. y las 5 a.m. Sin embargo, los restaurantes deben limitar el servicio interior al 30%. Solo los clientes de un mismo hogar pueden sentarse juntos a una mesa. Los grupos no pueden excederse a más de cuatro adultos y seis personas en total. Las tiendas minoristas, los gimnasios y otros negocios pueden funcionar con limitaciones en la cantidad de clientela, de acuerdo a la superficie cuadrada, y con restricciones. Las reuniones sociales en espacios interiores de carácter privado no pueden exceder las 10 personas. Las reuniones públicas en espacios interiores se limitan al 30% de la ocupación o 10 personas (lo que sea más pequeño). Las reuniones públicas al aire libre se limitan a 50 personas, pero los grupos más grandes pueden reunirse con el permiso del Departamento de Salud. Los habitantes deben usar mascarillas o barbijos cuando se encuentren en lugares públicos, como los supermercados y el transporte público, y en espacios al aire libre donde no se pueda mantener la distancia física establecida.

Carney amplió la fecha de un aviso en el que solicita a los habitantes quedarse en casa, excepto para ir al trabajo, la escuela u otras actividades urgentes. También aconsejó a la población que se abstuviera de socializar con personas ajenas a su hogar. El aviso, que tenía plazo hasta el 11 de enero, se ha ampliado hasta próximo aviso.

• Distrito de Columbia: la alcaldesa Muriel Bowser amplió la fecha de una orden que pone freno algunas actividades de la segunda fase hasta el 22 de enero. Los restaurantes deben mantener cerrado el servicio dentro de sus instalaciones. Se permite el servicio al aire libre, comida para llevar y entregar a domicilio. También deben mantenerse cerrados los museos; y las bibliotecas no pueden ofrecer servicio dentro sus instalaciones (solo servicios de entregas y devolución). Los negocios que no son esenciales deben pedir a los empleados trabajar a distancia, con algunas excepciones. Bowser suspendió la medida que prohibía el 25% de atención en las tiendas de comestibles y los grandes minoristas, pero las tiendas de alimentos deben implementar el distanciamiento social y cumplir con las medidas de sanidad.

Anteriormente, Bowser prohibió los deportes de alto contacto, como el baloncesto, el fútbol y el fútbol americano. Las escuelas secundarias, los centros de recreación y los clubes deportivos deben suspender todos los deportes físicos y las actividades atléticas que se han organizado para los estudiantes de secundaria. Los estudiantes de intermedio y otros cursos menores pueden continuar con simulacros para deportes de alto contacto siempre y cuando no haya contacto físico entre los jugadores y los grupos no excedan los 12 jugadores.

La gente que llega a D.C. de otros estados o regiones con una alta tasa de contagios debe hacerse la prueba 72 horas antes de su llegada y luego volver a hacerse la prueba dentro de tres o cinco días después de llegar. Los residentes de D.C. que regresen de un viaje deben limitar las actividades por dos semanas o hacerse la prueba a su retorno. Quedan exentos los habitantes de Maryland y Virginia. Browser dispuso que las personas mayores de 2 años deben llevar mascarilla cuando salgan de su hogar y exista la probabilidad de que entren en contacto breve con los demás.

• Florida: el gobernador Ron DeSantis firmó una orden que tiene el fin de aflojar la mayoría de las restricciones relacionadas con el coronavirus e ingresar en la tercera fase de su plan de reapertura. Esto permite la reapertura de todas las empresas. Los restaurantes y los bares ya no están sujetos a restricciones. Sin embargo, los gobiernos locales de la ciudad o del condado pueden imponer límites en la cantidad de clientela en restaurantes y bares (hasta un mínimo del 50% de la capacidad) si las autoridades establecen en la ordenanza local el porqué de la restricción para la salud pública. La nueva orden de DeSantis también elimina multas y sanciones para las personas que no siguen las prácticas de distanciamiento social, como el uso de barbijos. La orden entró en vigor el 25 de septiembre.

• Georgia: el gobernador Brian Kemp firmó una orden que amplía las restricciones relacionadas con COVID-19 hasta el 15 de enero. Las personas que viven en hogares de atención a largo plazo y otras personas que tienen enfermedades pulmonares o cardíacas deben permanecer en sus hogares. Kemp pidió encarecidamente a los ciudadanos que usen mascarillas cuando se encuentren fuera de sus hogares, pero no dijo que era obligatorio. Se permiten reuniones de hasta 50 personas, pero los individuos deben mantener una distancia de 6 pies entre sí. Los restaurantes deben cumplir con estrictos lineamientos de sanidad y distanciamiento social. Los gimnasios, peluquerías y cines se encuentran entre las empresas que pueden volver a funcionar, pero con restricciones.  

• Hawái: por órdenes del gobernador David Ige los habitantes que lleguen a Hawái de otros estados del país deben mostrar un comprobante de la prueba COVID-19 que dé negativo y se haya obtenido dentro de las 72 horas previas al viaje o la cuarentena voluntaria de 10 días. Algunas islas exigen una segunda prueba, después de la llegada. A partir del 2 de diciembre, los turistas que lleguen a Kauai tendrán que hacer una cuarentena por 14 días, con o sin una prueba negativa. Una orden estatal exige el uso de mascarillas a partir de los 5 años en los espacios públicos. La mayor parte del estado se encuentra en una fase de reapertura de Act With Care que permite el funcionamiento de varias empresas, pero con restricciones. Cada condado tiene sus propias restricciones respecto a las reuniones de gente.

• Idaho: el 30 de diciembre, el gobernador Brad Little firmó una orden que describe las restricciones en respuesta al coronavirus. El estado se encuentra en la segunda etapa del plan de reapertura. Se prohíbe reuniones a puertas adentro y al aire libre de más de 10 personas, además se debe mantener el distanciamiento social. Se exime a las reuniones de carácter religioso y político, al igual que las reuniones entre personas que viven en el mismo hogar. Los restaurantes y los bares pueden seguir funcionando. Los clientes deben permanecer sentados en mesas a menos que lleguen, salgan o usen el baño. Aunque Little no ha emitido una orden a escala estatal para el uso de mascarillas, es obligatorio ponerse mascarillas a partir de los 5 años en los centros de atención a largo plazo. Los negocios pueden seguir funcionando, pero deben cumplir con las recomendaciones de distanciamiento social y saneamiento. La orden se encuentra vigente a no ser que la modifiquen, reemplacen o anulen.

• Illinois: por órdenes del gobernador J.B. Pritzker, se amplió el plan de mitigación del tercer nivel hasta el 6 de febrero. Sin embargo, las regiones que han cumplido con ciertos referentes pueden pasar al segundo nivel. En el tercer nivel, las empresas deben hacer lo posible para que los empleados trabajen desde casa. Los restaurantes y bares deben cerrar entre las 11 p.m. y 6 a.m. y no se puede ofrecer servicio en espacios interiores. Se permite el servicio al aire libre, pero con medidas como: hacer reservaciones, mesas separadas por 6 pies de distancia, y grupos de seis personas como máximo. Se debe cerrar la atención en los cines, las boleras y otras instalaciones recreativas. Las tiendas de comestibles deben limitarse al 50% y las tiendas minoristas al 25%. Los gimnasios también deben limitarse al 25% y no pueden impartir clases dentro de sus instalaciones. Los servicios de cuidado personal deben limitar la capacidad al 25% con un máximo de 25 personas. Las reuniones en espacios interiores se limitan a los miembros del hogar. Las reuniones de gente en espacios exteriores se limitan a 10 personas y se debe mantener el distanciamiento social. Todos los habitantes, a partir de los 2 años, tienen que usar mascarillas o barbijos en los espacios públicos, al aire libre o cuando no se pueda mantener la distancia de 6 pies.

• Indiana: el gobernador Eric Holcomb amplió una orden hasta el 24 de enero, e implementó un plan de restricciones condado por condado. Los condados designados como rojos (el mayor riesgo de propagación del virus) tienen que limitar las reuniones sociales a un máximo de 25 personas. Los condados designados como naranja deben limitarlas a un máximo de 50 personas; y los condados designados como amarillos a un máximo de 100 personas. Los condados designados como azul a 250 personas. Sigue vigente la orden para el uso de mascarillas en todo el estado. Las personas deben cubrirse la cara cuando se encuentren en un espacio público interior, cuando estén al aire libre si no se puede mantener el distanciamiento social y cuando utilicen el transporte público. A partir del 3 de enero, los hospitales no tendrán que suspender los procedimientos médicos optativos para pacientes hospitalizados, pero los hospitales pueden posponer esos procedimientos si es necesario para pacientes con COVID-19. Anteriormente, Holcomb había eliminado casi todas las restricciones impuestas a los comercios.

El alcalde de Indianápolis, Joe Hogsett, anunció que los bares, gimnasios, museos y otros centros de entretenimiento del condado de Marion deben limitar su capacidad al 25%. Los restaurantes deben limitar los servicios de comidas servidas en el interior al 50% y no se permite más de seis personas en una mesa.

• Iowa: la gobernadora Kim Reynolds firmó una orden de ampliación del mandato del uso de mascarillas y otras restricciones hasta el 6 de febrero. Los habitantes mayores de 2 años deben usar mascarilla dentro de espacios públicos si se encuentran a 6 pies de otros habitantes que no pertenecen al mismo hogar durante 15 minutos o más. Las excepciones se dan cuando se hace ejercicios, se participa en una reunión religiosa o se come en un restaurante. Otros negocios no esenciales, como parques de atracciones, cines y teatros, museos, salones de belleza y barberías, gimnasios, tiendas minoristas y salones de masajes podrán reanudar sus operaciones si toman las debidas precauciones de seguridad. No se exige un límite a la cantidad de asistentes en las reuniones y grandes eventos, pero las personas deben practicar el distanciamiento social.

• Kansas: la gobernadora Laura Kelly (D) emitió una orden oficial obligando al uso de mascarillas, a partir del 25 de noviembre. Las personas mayores de 5 años deben usar una cubierta facial en espacios públicos interiores, cuando obtengan servicios de atención médica, mientras usan servicios de transporte o en espacios públicos al aire libre si no se puede mantener una distancia de 6 pies entre personas que no viven juntas. Las empresas también deben exigir que los empleados, clientes y visitantes usen una mascarilla cuando se encuentren en un espacio cerrado donde no se pueda mantener el distanciamiento social, o cuando se encuentren en un área donde se preparan o empacan alimentos, entre otras circunstancias. Los condados pueden optar por no acatar el mandato o emitir el suyo propio. Anteriormente, Kelly anunció que los condados deberían elaborar sus propios planes para reabrir negocios. Un plan estatal para reiniciar la economía en fases ofrece orientación, pero no se requiere que los condados lo sigan. El Departamento de Salud y Medio Ambiente del estado ordenó una cuarentena domiciliaria de 14 días para las personas que llegaran a Kansas provenientes de ciertos estados o países con transmisión generalizada o asistieron a una reunión masiva fuera del estado y no usaron una mascarilla ni practicaron el distanciamiento social. El mandato también se aplica a cualquier persona que haya viajado en crucero a partir del 15 de marzo.

• Kentucky: después de obligar a los restaurantes a cerrar sus servicios dentro de sus instalaciones a principios de diciembre, el gobernador Andy Beshear firmó una orden que permite a los restaurantes y bares volver a abrir estos servicios al 50% de su capacidad. Los restaurantes y bares deben suspender el servicio de comida antes de las 11 p.m. y cerrar a medianoche. Las entregas a domicilio y pedidos para llevar pueden continuar después de esas horas. A pesar de que se venció el plazo de la restricción a las reuniones privadas en espacios interiores, Beshear continúa con la recomendación de limitar las reuniones a 8 personas que no sean de más de dos hogares. Los teatros y los gimnasios deben limitar la ocupación al 50% de su capacidad. Las tiendas minoristas y las peluquerías deben limitarse al 50% de su capacidad. Anteriormente, Beshear amplió la orden del uso de mascarillas para todos los habitantes mayores de 5 años cuando estén en un espacio público, usen el transporte público o se encuentren al aire libre, pero no pueden mantener el distanciamiento social.

• Luisiana: el gobernador John Bel Edwards amplió la fecha de las restricciones de la segunda fase del plan de reapertura estatal hasta el 10 de febrero. Los restaurantes deben reducir su funcionamiento al 50% de su capacidad y deben dejar de servir alcohol antes de las 11 p.m., entre otras restricciones. Los bares deben suspender el consumo de alimentos y bebidas dentro los establecimientos en municipios con una alta tasa de COVID-19. Se permite el servicio al aire libre, pero la cantidad de clientes se limita a 50 personas. En los municipios con una tasa baja de positivos, los bares pueden volver a ofrecer sus servicios dentro sus instalaciones, pero con una capacidad limitada, y el servicio de alcohol debe suspenderse a las 11 p.m. Los salones de belleza, las peluquerías y los gimnasios se encuentran entre las empresas que deben reducirse al 50% de su capacidad (antes era 75%) y cerrar las áreas de espera, entre otras restricciones. Las tiendas minoristas también deben limitarse la capacidad al 50%. Los parques de atracciones, las salas de conciertos y los centros de juegos interiores para niños se encuentran entre los negocios que deben mantenerse cerrados. Las reuniones sociales dentro de las instalaciones tienen un límite de 75 personas o el 25% de la capacidad de la instalación. Se permite reuniones sociales al aire libre de más de 150 personas solo si las personas de diferentes hogares pueden mantener una distancia de 6 pies entre sí. Las personas mayores de 8 años deben usar una mascarilla o barbijo en espacios públicos, interiores o exteriores, a no ser que se pueda mantener el distanciamiento social.

• Maine: la gobernadora Janet Mills amplió una orden que impone restricciones más estrictas para frenar la propagación del coronavirus hasta nuevo aviso. Los restaurantes, bares, cines y teatros se encuentran entre los negocios que deben cerrar a las 9 p.m. El estado se encuentra en la cuarta fase de su plan de reapertura. Las reuniones en a puertas adentro se limitan a 50 personas en negocios como restaurantes, cines y otros con atención a puertas adentro. Se exige una distancia de 6 pies entre las mesas u áreas donde sentarse, entre otras precauciones. Los bares y las salas de degustación pueden seguir ofreciendo cenas al aire libre. Los gimnasios y otros negocios que funcionan a puertas adentro y sin asientos se deben limitar a 50 personas. En los negocios minoristas se puede permitir cinco personas por cada 1,000 pies cuadrados. Las reuniones al aire libre se mantienen a un máximo de 100 personas. Es obligatorio usar mascarilla o cubrirse la cara en todo el estado a partir de los 5 años cuando los habitantes estén en los espacios públicos, incluso si se mantiene distanciamiento social. Según las pautas de viaje, se exige a todos lo que lleguen a Maine mostrar una prueba de COVID-19 negativa u optar por la cuarentena de 10 días. Quedan exentos los que lleguen de Vermont y Nueva Hampshire.

• Maryland: el gobernador Larry Hogan volvió a suspender algunos planes de reapertura del estado como respuesta al aumento en los casos de COVID-19. A partir del 20 de noviembre, las tiendas minoristas y las iglesias se deben limitar al 50% de la capacidad máxima del lugar (en comparación con el 75% anterior). Los gimnasios, los salones de belleza y las barberías pueden funcionar al 50% de su capacidad, pero con restricciones. Continúan cerrados los centros de actividades para adultos mayores. Los restaurantes deben disminuir el servicio de cena al 50% de su capacidad (en comparación con el 75% anterior) y cerrar su servicio en el local entre las 10 p.m. y las 6 a.m En los restaurantes continúa prohibido el servicio de bufés, entre otras medidas. Por órdenes de Hogan, el Departamento de Salud recomendó un máximo de 25 personas para las reuniones privadas, tanto en al aire libre como en espacios cerrados. Anteriormente, Hogan había emitido una orden que disponía el uso de mascarilla para todas las personas mayores de 5 años en los espacios públicos de todos los comercios o al aire libre, cuando no sea posible mantener el distanciamiento social.

En el condado de Montgomery, las nuevas restricciones entraron en vigencia el 15 de diciembre, luego de que el Consejo del condado las aprobara por unanimidad. Según la orden del ejecutivo del condado de Montgomery, Mark Erlich, se prohíbe el servicio de comida dentro los establecimientos; se reduce la cantidad de clientes en las tiendas minoristas a uno por cada 200 pies cuadrados; y se limita la agrupación de gente en espacios interiores de las actividades deportivas que no tienen carácter profesional, se permite solamente 10 personas y al aire libre 25.

• Massachusetts: el gobernador Charlie Baker amplió la fecha para una orden de limitaciones y restricciones hasta el 24 de enero. Las reuniones en espacios cerrados se limitan a 10 personas y las reuniones al aire libre a 25 personas, ya sea en una residencia privada, en centro de eventos o en un espacio público. Los restaurantes, las tiendas minoristas, las oficinas, las iglesias, los gimnasios y los museos deben reducir la cantidad de gente al 25% de su capacidad. Los cines pueden funcionar al 25% de su capacidad con un límite de 50 personas por sala. Se mantienen cerrados los teatros y centros de artes escénicas y las instalaciones de recreación. Las personas mayores de 5 años deben usar mascarillas o barbijos en lugares públicos, en interiores o al aire libre. El uso de mascarillas también es obligatorio en gimnasios o instalaciones deportivas en todo momento.

Asimismo, por órdenes de Baker, los viajeros que ingresen al estado deberán hacer cuarentena durante 14 días o mostrar un resultado negativo de la prueba COVID-19. Están exentos los viajeros de estados con bajas tasas de COVID-19.  

• Míchigan: el Departamento de Salud ordenó nuevas restricciones—a partir del 16 de enero— respecto a las clases de ejercicio en grupo y los deportes sin contacto. Los gimnasios, las piscinas, las pistas de hielo y otros se encuentran abiertos para el ejercicio individual y, ahora, clases grupales dentro las instalaciones. También se pueden reanudar los deportes sin contacto. Se prohíbe reuniones dentro de instalaciones de lugares que no son recidenciales. Las reuniones de carácter social en residencias privadas se limitan a 10 personas y no pueden incluir personas de más de dos hogares. Las reuniones al aire libre en residencias privadas se limitan a 25 personas con miembros de máximo tres hogares. Los límites para las reuniones al aire libre en instalaciones que no son residenciales varían de acuerdo a los asientos fijos, con un máximo de 25 personas. Los restaurantes, los bares y otros establecimientos de comida deben mantener cerrado el servicio a puertas adentro. Se permiten la atención al aire libre y los servicios de comida para llevar y entregar a domicilio. Los gimnasios, las piscinas y las pistas de hielo pueden permanecer abiertos con protocolos de seguridad establecidos y no pueden ofrecer clases grupales Pueden abrir los cines, las boleras y los casinos, pero con restricciones. Se mantienen cerrados los clubes nocturnos. Las peluquerías se mantienen abiertas, pero los clientes deben hacer cita previa y acatar los requisitos del rastreo de contactos. Las personas a partir de los 5 años en lugares públicos donde hay gente. Las excepciones incluyen comer o beber o hacer ejercicio al aire libre si se puede mantener constantemente una distancia de 6 pies de los demás.

El 2 de octubre, la Corte Suprema de Michigan revocó las órdenes de la gobernadora Gretchen Whitmer que contenían las restricciones relacionadas con la pandemia. El fallo del tribunal indica que era inconstitucional una ley de 1945, en la que se basó Whitmer para emitir las órdenes, por lo que Whitmer carecía de autoridad para llevar adelante sus acciones. En respuesta al fallo, el Departamento de Salud estatal emitió dos nuevas órdenes en octubre, en función a otra ley. 

• Minnesota: el gobernador Tim Walz firmó una orden que flexibiliza las restricciones relacionadas con el coronavirus para las empresas, vigente a las 11:59 p.m. del 10 de enero. Los restaurantes pueden volver a servir dentro sus instalaciones al 50% de su capacidad con un máximo de 150 personas. Los grupos se limitan a seis personas y los servicios de comida deben cerrarse antes de las 10 p.m. Se permite recoger y entregar comida. Los gimnasios y lugares de entretenimiento al aire libre pueden volver a funcionar al 25% de su capacidad o 150 personas (lo que sea menos). Se permiten clases de ejercicios grupales hasta de 25 personas, según una nueva orden, es obligatorio usar máscaras en los gimnasios en todo momento. Los lugares de entretenimiento al aire libre pueden funcionar al 25% de su capacidad con un máximo de 250 personas. Debe mantenerse el distanciamiento social. Los lugares de entretenimiento en espacios interiores pueden funcionar al 25% de su capacidad con un máximo de 150 personas. Los negocios de cuidado personal, como peluquerías y salones de tatuajes, pueden permanecer abiertos, pero los clientes deben hacer una cita; se limita al 50% de la capacidad; y se debe implementar prácticas de distanciamiento social.

Sigue vigente la restricción para las reuniones de gente. Solo pueden reunirse miembros de dos diferentes hogares en espacios interiores con un máximo de 10 personas. Las reuniones al aire libre no pueden pasar de tres hogares distintos y total de 15 personas. Anteriormente, Walz ordenó el uso obligatorio de mascarillas a partir de los 5 años cuando los habitantes estén dentro de espacios públicos o afuera, cuando no se pueda mantener el distanciamiento social.

• Misisipi: el gobernador Tate Reeves firmó una orden que actualiza las restricciones relacionadas con el coronavirus, que entra en vigencia el 11 de diciembre. Entre otras restricciones, se ha puesto límites a las reuniones sociales. Las reuniones dentro las instalaciones se limitan a 10 personas si no se puede mantener el distanciamiento social y las reuniones al aire libre a 50 personas si no se puede mantener el distanciamiento social. No se prohíbe, sin embargo, reuniones de las de organizaciones religiosas o de estudiantes en las aulas. La orden se extiende a una restricción a los bares y restaurantes que solamente pueden servir alcohol a los clientes sentados y solo hasta las 11 p.m. Se debe evaluar a los clientes (por si muestran señales de enfermedad) antes de que entren a los recintos y no se debe pasar de 10 personas en un grupo. Los cines y auditorios deben limitar la venta de entradas al 50% de la capacidad de asientos. La mayoría de las empresas tiene que limitar la cantidad de clientes o visitantes al 75% de la capacidad del local e implementar precauciones de seguridad. Los centros de atención médica que realizan procedimientos de tipo opcional deben reservar el 10% de su capacidad para pacientes con COVID-19. Es obligatorio usar mascarillas dentro de una escuela en todo el estado. En condados con altos casos de contagios, las personas deben usar mascarillas cuando estén dentro de una escuela, negocio o espacio público.

• Misuri: el gobernador Mike Parson anunció la reapertura de la economía del estado el 16 de junio. En un comunicado de prensa, emitido por la oficina del gobernador, se informó que "se retirarán todas las restricciones estatales; no obstante, los funcionarios locales tendrán la autoridad para imponer más reglas, regulaciones u ordenanzas en el lugar”. Parson pidió a los habitantes continuar con el distanciamiento social y tomar precauciones, como practicar una buena higiene y evitar grandes multitudes.

• Montana: el gobernador Steve Bullock ordenó el uso de mascarillas a partir de los 5 años cuando los habitantes se encuentren en espacios públicos cerrados o al aire libre si se reúnen 25 o más personas y no se puede mantener el distanciamiento social. Anteriormente, Bullock ordenó que la economía del estado abriera en fases. La segunda fase comenzó el 1º de junio. Pueden volver a funcionar todos los negocios implementando el distanciamiento físico. Se pide implementar el teletrabajo siempre que sea posible. Con la nueva orden, los restaurantes, bares y casinos se encuentran entre los negocios que deben limitarse al 50% de atención y cerrar a las 10 p.m. Las reuniones públicas se limitan a 25 personas cuando no se puede mantener el distanciamiento social, aunque Bullock pidió encarecidamente que se limitaran las reuniones públicas a 15 personas. Los gimnasios, las piscinas y los cines pueden funcionar al 75% de clientela. Se pide también a las personas mayores de 65 años y personas vulnerables quedarse en casa. Los hogares de ancianos y las instalaciones de vivienda con asistencia están cerrados a las visitas.

• Nebraska: el gobernador Pete Ricketts anunció cambios en las medidas de salud del estado. El 24 de diciembre, el estado pasó a la fase la azul (de la amarilla) del plan de reapertura. Los restaurantes, los bares, los gimnasios y los salones de belleza se encuentran entre los negocios que pueden funcionar al 100% de su capacidad y sin restricciones. Sin embargo, las directrices se mantienen vigentes. Por ejemplo, Ricketts recomienda que los restaurantes limiten la cantidad de clientes a ocho personas por grupo y los mantengan sentados, excepto en circunstancias especiales, como los pedidos de usar el baño. Las reuniones en teatros, estadios, subastas y establecimientos similares pueden aumentar al 75% de la capacidad si se encuentran en el interior (en vez del 50%) y al 100% si se realizan al aire libre. Se solicita a las partes mantener una distancia de 6 pies entre sí, pero no es obligatorio. Se pide a las empresas seguir las directrices. Asimismo, se puede volver a los procedimientos médicos optativos.

 

Cómo ayuda el distanciamiento social

• Nevada: el gobernador Steve Sisolak anunció que ampliará las actuales restricciones actuales por 30 días más en un intento de frenar la propagación del COVID-19. Las medidas para la mitigación de la enfermedad llegaban a su fin el 15 de enero. Las reuniones privadas no pueden excederse de 10 personas y en estas reuniones no puede haber miembros de más de dos hogares. Las reuniones públicas tienen un límite de 25% de capacidad o 50 personas, lo que sea menos. Se suspenden los grandes eventos temporalmente. Los negocios pueden permanecer abiertos, pero los restaurantes, bares y gimnasios se encuentran entre los negocios que solo pueden funcionar al 25% de la capacidad del código de incendios. Las tiendas minoristas y los supermercados pueden seguir funcionando al 50% de la capacidad del código de incendios con otros protocolos de seguridad y saneamiento que se han implementado. Las personas mayores de 9 años deben usar mascarilla siempre que salgan de la casa, en lugares cerrados o al aire libre e incluso en reuniones privadas.

• Nuevo Hampshire: el gobernador Chris Sununu (R) ordenó a las personas mayores de 5 años que se cubran la cara en espacios públicos interiores o exteriores si no se puede mantener el distanciamiento social con las personas que no viven juntas. Las excepciones incluyen a las personas que están haciendo ejercicio, en la escuela o comiendo o bebiendo. La orden entró en vigor el 20 de noviembre y dura hasta el 15 de enero. Los restaurantes pueden reanudar los servicios de comedor tanto puertas adentro como puertas afuera, pero las mesas deben tener una separación de 6 pies, entre otras pautas. Los gimnasios pueden reabrir al 50 por ciento de su capacidad. Anteriormente, Sununu permitía la reapertura de tiendas minoristas, peluquerías, barberías y negocios similares, con restricciones. Los viajeros, visitantes y residentes que lleguen al estado después de un viaje de alto riesgo deben cumplir con las restricciones de auto-cuarentena.

• Nueva Jersey: el gobernador Phil Murphy no modificó el plazo, caducado el 2 de enero, de las restricciones para los deportes (en interiores) y las reuniones al aire libre para jóvenes y adultos. Las prácticas y los deportes dentro las instalaciones pueden reanudarse con un límite de 10 personas (siguen prohibidos los deportes interestatales para jóvenes en espacios interiores). Los gimnasios pueden seguir ofreciendo clases y lecciones. Desde el 7 de diciembre, las reuniones en interiores se limitan a 10 personas y las reuniones al aire libre no pueden exceder las 25 personas. Las bodas, los funerales y las actividades religiosas y políticas están exentos de los límites de reuniones al aire libre; si se realizan en interiores, tienen un límite del 25% de la capacidad del recinto (o 150 personas). Los cines y otros lugares de entretenimiento bajo techo también deben limitar su capacidad al 25% o 150 personas (el que sea menor). 

Anteriormente, Murphy había ordenado que los restaurantes, bares y otros establecimientos de comida dejen de ofrecer servicios dentro del establecimiento entre las 10 p.m. y las 5 a.m. (se permiten los servicios de comida al aire libre y para llevar, y las entregas de comida a domicilio). Está prohibido sentarse en el área de la barra. Los restaurantes y los establecimientos similares también deben limitar su capacidad al 25%; no obstante, pueden colocar las mesas a menos de 6 pies de distancia si hay una barrera física. Los negocios de cuidado personal, como los salones de uñas y las barberías, deben programar citas y controlar la temperatura de los clientes, entre otros requisitos. Murphy ordenó el uso obligatorio de mascarillas en lugares públicos si no es posible mantener el distanciamiento social. Las mascarillas de tela son obligatorias en los supermercados y en otros lugares públicos cerrados, incluidas las reuniones en ambientes cerrados.

• Nuevo México: por órdenes de la gobernadora Michelle Lujan Grisham, el Departamento de Salud emitió un cambio en el sistema para usar un marco codificado por colores donde las restricciones de un condado dependen del riesgo de virus. En los condados en rojo (alto riesgo), no se permite comer dentro los establecimientos, el servicio al aire libre se limita al 25% de su capacidad y los establecimientos de comida que sirven alcohol deben cerrar antes de las 9 p.m. La mayoría de las empresas puede funcionar al 25% de su capacidad con límites máximos de clientes que dependen del tipo de establecimiento (por ejemplo, los negocios de contacto cercano tienen un límite de 10 personas). Las reuniones se limitan a 5 personas. En los condados en amarillo, se pueden reunir hasta 10 personas. Los restaurantes pueden funcionar a 25% de capacidad en espacios interiores, 75% de capacidad al aire libre y, si sirven alcohol, deben cerrar a las 10 p.m. En los condados en verde, se permiten reuniones hasta de 20 personas. Los restaurantes pueden funcionar al 50% de su capacidad (interiores) y al 75% (exteriores). Una mayoría de negocios pueden funcionar al 50% de su capacidad. Las empresas esenciales no están sujetas a restricciones de capacidad. Los habitantes en todo el estado deben usar una mascarilla cuando se encuentren en un espacio público.

• Nueva York: por órdenes del gobernador Andrew Cuomo, se cerró el servicio de comida dentro de los restaurantes de la ciudad de Nueva York desde el 14 de diciembre. Aún se permiten el servicio al aire libre, la comida para llevar o entregar a domicilio. Anteriormente, Cuomo anunció nuevas medidas en respuesta a la propagación de COVID-19, que entraron en vigencia el 13 de noviembre. Las reuniones sociales de carácter privado, en interiores y exteriores, se limitan a 10 personas. Los restaurantes y los gimnasios se encuentran entre los negocios que deben cerrar entre las 10 p.m. y 5 a.m. Según las pautas para los que llegan a Nueva York, para no hacer la cuarentena de 14 días, los viajeros deben hacerse una prueba en el lapso de tres días antes de partir, ponerse en cuarentena de tres días a su llegada a Nueva York y luego volver a hacerse la prueba el cuarto día. Ambas pruebas deben mostrar resultados negativos para no participar en la cuarentena de 14 días. Quedan exentos los trabajadores esenciales y los viajeros de los estados colindantes. Se debe usar mascarilla o barbijo a partir de los 2 años de edad y cuando los habitantes se encuentren en lugares públicos, donde no se pueda mantener el distanciamiento social. El gobernador también emitió una orden que permite a las empresas negar la entrada a cualquier persona que no lleve mascarilla y amplió la orden que frena los desalojos para los que no pueden pagar el alquiler debido a una dificultad por la COVID-19. 

El estado se encuentra en la cuarta fase de un plan de varias fases. Entre otras restricciones, los restaurantes de comida pueden reanudar su servicio al 25% de su capacidad en la ciudad de Nueva York. Los restaurantes de las demás regiones pueden servir a puertas adentro al 50% de capacidad. En esta fase, pueden funcionar los zoológicos, los parques naturales, los museos al aire libre y otros lugares de arte y entretenimiento al aire libre al 33% de su capacidad. Las galerías de arte y entretenimiento pueden abrir al 25% de su capacidad; y los gimnasios pueden funcionar al 33% de su capacidad. También se abrieron las salas cinematográficas en algunos condados al 25% de su capacidad con 50 personas por sala como máximo. Las áreas que se encuentran dentro de microaglomeraciones deben seguir restricciones más estrictas. Por ejemplo, en las zonas en rojo deben cerrar todos los negocios no esenciales. En las zonas en naranja, los negocios no esenciales de alto riesgo, como los gimnasios, deben permanecer cerrados. Y en las zonas en amarillo, los negocios no esenciales pueden abrir, pero con pautas.

• Ohio:  el gobernador Mike DeWine amplió la fecha del toque de queda hasta el 23 de enero. Los habitantes deben quedarse en sus hogares entre las 10 p.m. y 5 a.m., excepto cuando tienen que ir al trabajo, al supermercado u otras emergencias. Se exige que toda la población del estado use mascarillas. Cuando se encuentren dentro de un lugar que no sea una residencia, al utilizar el transporte público, o cuando estén afuera si no pueden mantener un distanciamiento de 6 pies entre personas que no son miembros del mismo hogar. Los menores de 10 años y quienes sufren ciertas enfermedades están entre las personas exentas. Las tiendas deberán tener letreros sobre cómo cubrirse el rostro y asegurarse de que los empleados y clientes usen mascarillas. Una unidad de cumplimiento de negocios minoristas realizará inspecciones para asegurarse de que las tiendas cumplan este mandato. Las reuniones de más de 10 personas se prohíben desde abril.

Según las pautas actuales de salud, para reabrir la economía del estado, los gimnasios y otros centros del cuidado físico pueden volver a funcionar si siguen las normas de seguridad. Los restaurantes pueden ofrecer servicio de comidas a puertas adentro, con restricciones. Los restaurantes y bares tienen prohibido vender alcohol después de las 10 p.m. Las tiendas minoristas pueden reabrir, pero se deben implementar ciertas prácticas de desinfección y distanciamiento social. Los salones de belleza y otros establecimientos de cuidado personal pueden reabrir, siempre que cumplan con estrictas reglas de desinfección. Pueden reanudarse los procedimientos médicos no esenciales, así como la operación de oficinas, construcción y manufactura no esencial. Los eventos deportivos podrán reanudarse, pero deben seguir restricciones estrictas, tales como evaluaciones diarias de síntomas. DeWine también recomendó a los viajeros que ingresen a Ohio de los estados con niveles altos de contagio que sigan una cuarentena de 14 días, pero no llegó a exigirlo. 

• Oklahoma: el gobernador Kevin Stitt anunció en noviembre que los restaurantes y bares deben separar las mesas a 6 pies de distancia y cerrar el servicio de comidas antes de las 11 p.m. (todavía se permite la entrega a domicilio y la comida para llevar). Un grupo de dueños de negocios demandó a Stitt por las restricciones. El 8 de enero, un juez del condado amplió una orden de restricción temporal que permite que se mantengan abiertos los restaurantes y los bares después del toque de queda. La mayoría de los condados se encuentra en la fase moderada (naranja) de riesgo de COVID-19. La orientación para las personas en esta fase exhorta reunirse en grupos pequeños, limitar los viajes y usar una mascarilla o barbijo en espacios públicos. La orientación para las empresas incluye ofrecer opciones de teletrabajo para los empleados cuando sea posible. Las empresas también deben implementar prácticas de saneamiento y distanciamiento social. Anteriormente, Stitt también anunció que los habitantes debían usar mascarillas en los edificios estatales. 

• Oregón: después de dos semanas de interrupción que finalizó el 2 de diciembre, la gobernadora Kate Brown anunció un nuevo marco de referencia para las restricciones relacionadas con el coronavirus. Las restricciones actuales dependen del nivel de riesgo de un condado. En los condados en rojo, las empresas tienen que facilitar el trabajo remoto si es posible. Está prohibido comer dentro las instalaciones. El servicio de comida al aire libre tiene un límite de 50 personas y no pueden incluir más de 6 personas en una mesa. Las tiendas minoristas pueden funcionar al 50% de la capacidad de ocupación. Las iglesias pueden funcionar al 25% de ocupación con un máximo de 100 personas en el interior o 150 personas en el exterior. Los cines, los gimnasios y otros establecimientos recreativos que funcional al interior se deben mantener cerrados. Las reuniones privadas, en interiores o exteriores, no pueden exceder de seis personas. En los condados en naranja, se permiten hasta ocho personas para reuniones privadas al aire libre. Los restaurantes pueden ofrecer servicio de puertas adentro al 25% de su capacidad o 50 personas, lo que sea menos. Los establecimientos de entretenimiento y los gimnasios también pueden funcionar al 25% de su capacidad o para 50 personas. En los condados en amarillo, los restaurantes pueden servir dentro sus establecimientos al 50% de su capacidad, con un máximo de 100 personas y al aire libre con máximo de 150 personas. Las reuniones sociales de carácter privado y en interiores tienen un límite de ocho personas y las reuniones privadas al aire libre tienen un límite de 10. En los condados en verde, se permiten reuniones privadas en interiores hasta de 10 personas, y las reuniones privadas al aire libre tienen un límite de 12 personas. Los restaurantes, los gimnasios, teatros, salones de entretenimiento y otros negocios pueden funcionar al 50% de su capacidad. En los condados en las categorías de rojo, naranja y amarillo, los establecimientos de comida y bebida deben cerrar a las 11 p.m. En los condados verdes, los establecimientos de comida y bebida deben cerrar antes de la medianoche.

Anteriormente, Brown ordenó a las personas de 5 años en adelante que se cubrieran la cara en espacios al aire libre, donde no se puede mantener una distancia de 6 pies y en espacios públicos interiores.

• Pensilvania: las restricciones emitidas por el gobernador Tom Wolf fenecieron recientemente. Los restaurantes, los bares y otros establecimientos del sector alimentario reanudaron sus servicios —desde el 4 de enero— al interior de sus establecimientos, pero con limitaciones. Se debe suspender la venta de alcohol para el consumo después de las 11 p.m. cada noche. Los gimnasios, los cines, los museos y otros establecimientos de entretenimiento que funcionan en interiores pueden volver a funcionar, pero con límites. Para controlar la cantidad de ocupantes y grupos se usará una calculadora. La gente que ingrese al estado (vitas o residentes que regresan) tiene que presentar una prueba de COVID-19 negativa o hacer una cuarentena voluntaria de 10 días. Sigue vigente la orden para uso de mascarillas. Las personas de 2 años o más deben usar mascarilla en las áreas públicas cerradas. También se exige el uso de mascarilla al aire libre cuando no se pueda mantener la distancia de 6 pies entre personas que no vivan en el mismo hogar.

• Rhode Island: una orden de la gobernadora Gina Raimondo se cumplió el 20 de diciembre, y las nuevas restricciones entraron en vigencia el 21 de diciembre. Los negocios que se encontraban cerrados pueden volver a funcionar, pero con menos capacidad de atención. Los servicios de comida al interior de los restaurantes pueden funcionar al 50% de su capacidad (frente al 33%), pero las áreas de los bares deben permanecer cerradas. Solo los miembros de un mismo hogar pueden sentarse en una mesa dentro el establecimiento. Si se trata de servicio al aire libre, se pueden sentar en una mesa los miembros de dos diferentes hogares. Los gimnasios, las instalaciones deportivas y las boleras, pueden permitir una persona por cada 150 pies cuadrados. Las tiendas minoristas pueden permitir una persona por cada 100 pies cuadrados. Las iglesias pueden funcionar solamente al 25% con un máximo de 125 personas.Las reuniones sociales se deben limitar a miembros de un solo hogar (en interiores o al aire libre). Los padres solteros o los adultos que viven solos pueden reunirse con un máximo de cinco personas de uno o dos hogares. Los eventos con un servicio de catering con licencia o en un restaurante tienen un límite de 15 personas si están en el interior, o 50 personas si están al aire libre.

Anteriormente, Raimondo emitió un aviso de permanencia en casa entre las 10 p.m. y 5 a.m. de domingo a jueves y 10:30 p.m. a las 5 a.m. los viernes y sábados. Los restaurantes, los gimnasios, las instalaciones deportivas y negocios de servicio personal deben cerrar temprano de acuerdo con el horario del aviso. Los individuos mayores de 2 años deben usar una mascarilla en los espacios públicos, interiores o exteriores, y si no se puede mantener el distanciamiento social. También se exige el uso de mascarillas o barbijos en los taxis, vehículos de transporte compartido y otros servicios de transporte. Cualquier persona que llegara a Rhode Island desde un lugar con una alta tasa de COVID-19 en la comunidad debe ponerse en cuarentena por 14 días o proporcionar una prueba negativa. 

• Tennessee: el gobernador Bill Lee firmó una orden que limita las reuniones públicas a 10 personas. Esta orden no se aplica a las bodas, los funerales ni los servicios religiosos. Lee pidió al sector de negocios que permitiera el trabajo desde casa. La orden se mantendrá vigente hasta el 19 de enero. Lee pidió el uso de mascarillas, pero no dijo si era obligatorio. Anteriormente, Lee eliminó varias restricciones relacionadas con el coronavirus que afectaban a los negocios y las aglomeraciones de gente en 89 condados. Los otros seis condados del estado están sujetos a las restricciones de los departamentos de salud correspondientes. Las personas con COVID-19 o que tienen síntomas de COVID-19 deben quedarse en casa. Los habitantes que no pertenecen al mismo hogar deben practicar el distanciamiento social. Se puede recibir visitas en los hogares de ancianos a largo plazo siempre y cuando se cumplan ciertos requisitos. Lee amplió una disposición que permite a las autoridades locales la posibilidad de exigir a los habitantes el uso de mascarilla.  

• Texas: el gobernador Greg Abbott emitió una orden que revoca los planes de reapertura en los condados que tienen altas tasas de hospitalización por la COVID-19. La mayoría de los negocios en las áreas con una cantidad elevada de hospitalizaciones se debe limitar al 50% de la capacidad. La orden de Abbott también exige el cierre de bares y la suspensión de los procedimientos médicos optativos en esas áreas. En áreas con una cantidad baja de casos de COVID-19, la mayoría de las empresas puede funcionar al 75% de su capacidad Los límites o restricciones no se aplican a servicios religiosos, oficinas del gobierno local o programas deportivos recreativos. Los establecimientos de cuidado personal, como peluquerías y salones de uñas, tampoco tienen límites en el número de clientes; sin embargo, debe haber una distancia de 6 pies entre las estaciones de trabajo, entre otras precauciones. Cualquier persona mayor de 10 años debe usar una mascarilla en espacios públicos interiores o cuando esté afuera si no se puede mantener una distancia de 6 pies de los demás. Quedan exentos los condados con un máximo de 20 casos activos de COVID-19. Se prohíbe reuniones de más de 10 personas en la mayoría de los casos, a menos que aprueben los funcionarios del gobierno local. 

• Utah: el exgobernador Gary Herbert anuló una orden de prohibición para los restaurantes respecto al servicio de alcohol después de las 10 p.m. Sigue vigente la orden del uso de mascarillas. Las personas mayores de 2 años también deben usar mascarilla al aire libre si se encuentran a menos de 6 pies de una persona que no vive en el mismo hogar. No se exige el uso de mascarillas cuando una persona está comiendo o bebiendo, haciendo ejercicio al aire libre o haciendo ejercicio dentro una instalación y lejos de personas que no son del mismo hogar, entre otras excepciones. Había una orden previa sobre el límite de las reuniones que caducó y no se ha renovado. Herbert recomendó que las reuniones de fiestas de fin de año sean pequeñas, al aire libre y solo con personas que vivan en el mismo hogar, pero no lo exigió. Todos los negocios pueden volver a abrir si toman precauciones.

• Vermont: el gobernador Phil Scott amplió —hasta el 15 de enero— el plazo de restricciones más estrictas relacionadas con el coronavirus. Se prohíbe reuniones de carácter social entre varios hogares (solo pueden reunirse los miembros de una familia que residen en diferentes hogares). Los bares se encuentran cerrados. Los restaurantes pueden seguir funcionando al 50% de su capacidad, pero ahora solo pueden sentarse en una mesa los clientes de un mismo hogar y deben cerrar el servicio a las 10 p.m. (se permite recoger y entregar). Por órdenes de Scott, se puso suspendieron los deportes recreativos y se solicitó a las empresas restablecer las políticas de teletrabajo en la medida de lo posible. Anteriormente, Scott ordenó el uso de mascarillas o barbijos a partir de los 2 años en los espacios públicos (interiores o exteriores), y cuando no sea posible el distanciamiento físico. Pueden volver a abrir las peluquerías y salones de belleza, pero deben concertar citas y limitar la clientela. Los hoteles, posadas, pensiones y alojamientos funcionan desde el 22 de mayo, pero todos los turistas tienen que acatar un mandato de cuarentena voluntaria. Como alternativa para los viajeros no esenciales, estos pueden hacer cuarentena de 7 días seguidos de una prueba COVID-19 negativa. 

• Virginia: el gobernador Ralph Northam anunció que ampliará la orden de “quedarse casa” a partir del 14 de diciembre. Los habitantes en Virginia deben quedarse en casa entre las 12 a.m. y las 5 a.m. Las personas pueden salir de sus residencias durante esas horas para comprar alimentos, medicamentos y otros artículos esenciales para hacer ejercicio o ir a trabajar, entre otras excepciones. Con las nuevas restricciones, las reuniones (interiores y exteriores), ya sean públicas o privadas, se deben limitar a 10 personas (en vez de 25). Northam amplió la orden del uso de mascarillas. Todos los residentes de Virginia de 5 años o más usar mascarilla o barbijo en las áreas cerradas y zonas públicas, excepto en las residencias privadas. Los habitantes también deben usar mascarillas al aire libre si no se puede mantener el distanciamiento social. La nueva orden tiene vigencia hasta el 31 de enero. Virginia se encuentra en la tercera fase del plan de reapertura. Los restaurantes pueden ofrecer servicio dentro de sus instalaciones si los clientes se mantienen separados a 6 pies de distancia, y otras restricciones. Los asientos en el bar y las áreas de reunión deben seguir cerradas excepto para el tránsito peatonal. Las piscinas al interior y al aire libre, y los gimnasios pueden funcionar al 75% de su capacidad. Se permiten reuniones sociales de 250 personas. Los cines, los salones de conciertos y otras áreas de entretenimiento pueden volver a abrir, pero siguiendo pautas estrictas. 

• Virginia Occidental: el gobernador Jim Justice, después de llevar a cabo un revisión concerniente al uso de mascarillas en todo el estado, indicó que todos los habitantes, a partir de los 9 años, deben usar mascarilla en los espacios públicos interiores, bien sea que se esté manteniendo o no el distanciamiento social. El mandato no se activa cuando hay una sola persona en una habitación o cuando se está comiendo o bebiendo en un restaurante.

Anteriormente, Justice anuló una orden que prohibía al público en general visitar hogares de ancianos. Las nuevas pautas para las reglas de visita dependen del número de casos positivos de COVID-19 en la comunidad. El estado está utilizando un mapa codificado de colores para determinar ciertas restricciones. Se permiten reuniones sociales de hasta 25 personas en los condados verdes y amarillos. Los condados de color dorado, naranja y rojo deberán limitar las reuniones sociales a no más de 10 personas. Los servicios religiosos, bodas o eventos para negocios esenciales se encuentran entre las reuniones que están exentas. Los restaurantes pueden ofrecer servicio interior al 50% de su capacidad, entre otras restricciones. Los salones de belleza, gimnasios, museos y otras empresas deben seguir los protocolos de seguridad y sanidad.

• Washington: el gobernador Jay Inslee anunció un plan de recuperación, que entra en vigencia el 11 de enero. Todas las regiones comenzarán en la primera fase del plan de dos fases (la 1º fase se asemeja bastante a las restricciones actualmente vigentes). En la primera fase, se prohíbe las reuniones sociales dentro de residencias privadas, y las reuniones sociales al aire libre en residencias privadas se limitan a 10 personas. Los restaurantes y bares no pueden servir dentro sus instalaciones. Se permite comer al aire libre, pero no se pueden sentar en una mesa más de seis personas y no más de personas de dos hogares distintos. El servicio al aire libre debe cerrarse a las 11 p.m. Las tiendas de comestibles, las peluquerías y otros negocios minoristas deben restringir la atención al 25%. Las reuniones religiosas deben limitarse al 25%. Los gimnasios y otros establecidos pueden funcionar con restricciones, como sesiones de entrenamiento con cita previa. Anteriormente, se impuso el uso de mascarillas en los espacios públicos, ya sea interiores o exteriores, y cuando no pueda mantenerse distancia entre los individuos.

• Wisconsin: por órdenes del gobernador Tony Evers, se emitió una orden que recomienda —pero no exige— “quedarse en casa”, acciones que deberían tomar los residentes de Wisconsin para reducir la propagación del COVID-19. Las personas deben quedarse en casa. Las excepciones incluyen salir de casa para ir a trabajar, comprar alimentos o recoger medicamentos. Las empresas tendrán que promover el trabajo desde casa y tomar precauciones cuando no sea posible trabajar a distancia, como evitar las congregaciones en salas de conferencias. Para las reuniones sociales, Evers recomendó evitar las reuniones con personas que no pertenecen a un mismo hogar. Por órdenes de Evers los habitantes, a partir de los 5 años, deben cubrirse la cara cuando estén dentro o fuera de lugares públicos (que no sea su residencia privada). Cuando las personas se encuentran al aire libre, se recomienda el uso de mascarillas, pero no es obligatorio.

En mayo, la Corte Suprema de Wisconsin revocó la orden de “más seguro en casa” del Departamento de Servicios de Salud del estado, emitida bajo la dirección de Evers. Las empresas privadas pueden implementar sus propias restricciones, como exigir a los empleados o clientes que usen las prácticas de distanciamiento social. 

• Wyoming: por órdenes del gobernador Mark Gordon, el funcionario de salud del estado actualizó las restricciones con respecto al coronavirus y los negocios, con vigencia desde el 9 al 25 de enero. Los restaurantes, bares y otros establecimientos de comida pueden ofrecer servicios a puertas adentro y al aire libre. Los grupos se limitan a seis personas (se permiten grupos más grandes cuando las personas pertenecen al mismo hogar). También se prohíbe los servicios de bufé y se exige el uso de desinfectante de manos. Los gimnasios pueden funcionar con restricciones (1 persona por 120 pies cuadrados). También se deben tomar medidas de saneamiento y otras medidas de seguridad, como desinfectar regularmente el equipo de entrenamiento y los vestuarios. Las clases de ejercicios en grupo se limitan a 25 personas. Pueden abrir los cines, los teatros de espectáculos y otros, pero los grupos individuales deben permanecer a 6 pies de distancia, ya sea sentados o de pie en un área de espera. Los salones de belleza y otros negocios de cuidado personal pueden continuar funcionando siempre y cuando sus estaciones de servicio estén separadas por 6 pies, entre otras restricciones. Se permiten reuniones (interiores y exteriores) de 10 personas en un solo espacio. Si hay distanciamiento social y otras restricciones, se permiten eventos puertas adentro hasta 25% de la capacidad de un lugar, con un máximo de 100 personas. Se permiten reuniones al aire libre hasta 50% de la capacidad de un lugar, con un máximo de 250 asistentes. Se exime a las reuniones en hoteles, subastas de ganado, tiendas de comestibles e iglesias.

El funcionario de salud también amplió el plazo del uso de mascarillas hasta el 25 de enero. Todos los habitantes a partir de los 12 años deben usar mascarillas dentro de instalaciones gubernamentales abiertas al público o cuando usen el transporte público, taxis o servicios de transporte. El uso de mascarillas no es obligatorio en las oficinas personales o al hacer ejercicio en un gimnasio, entre otras excepciones.

Nota del editor: este artículo ha sido actualizado con la información más reciente de los estados.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.