Skip to content
 

¿Puedo suspender los beneficios del Seguro Social y solicitarlos más tarde a un valor más alto?

Sí. Si alcanzaste la edad plena de jubilación (la edad en la que tienes derecho a recibir el 100% de los beneficios calculados de tus ingresos de por vida), pero todavía no tienes 70 años, puedes solicitar una suspensión de tus beneficios jubilatorios. La edad plena de jubilación es de 66 años y 4 meses para las personas nacidas en 1956 y aumentará gradualmente a 67 años para los que nacieron a partir de 1960.

Si puedes costear vivir sin tus beneficios jubilatorios por unos cuantos años, esto podría tener sentido a largo plazo desde el punto de vista financiero. Durante una suspensión, acumulas créditos por jubilación aplazada, que aumentan tus beneficios futuros en dos tercios del 1% por cada mes suspendido (o un 8% por cada año suspendido). Cuando vuelvas a cobrar el Seguro Social, habrás asegurado un pago más alto para toda la vida.

Puedes solicitar una suspensión por teléfono, en persona en tu oficina local del Seguro Social (en inglés) o por escrito. El servicio sin cita previa en las oficinas locales se reanudó por completo el 7 de abril luego de estar suspendido por más de dos años debido a la pandemia de COVID-19, pero el Seguro Social recomienda programar una cita para evitar esperas largas.

Puedes pedirle al Seguro Social que reanude los pagos en cualquier momento hasta que cumplas 70. Si no lo has hecho para entonces, el Seguro Social restaurará automáticamente tus beneficios en la cantidad más alta.

Si aún no has alcanzado la edad plena de la jubilación, la única opción para detener los pagos del Seguro Social es solicitar una "cancelación de beneficios", un proceso más formal que, a diferencia de una suspensión, requiere que le devuelvas al Seguro Social los beneficios que has recibido hasta la fecha.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Ten en cuenta que

  • Una suspensión voluntaria solo funciona para los beneficios jubilatorios. No hay una disposición semejante para los beneficios para familiares y sobrevivientes.
  • Mientras tus beneficios jubilatorios estén suspendidos, tu cónyuge e hijos no pueden cobrar beneficios para familiares en función de tu historial laboral. De manera similar, no puedes cobrar beneficios para cónyuges en función del historial de tu esposo o esposa si tus propios beneficios jubilatorios están suspendidos.
  • Si todavía no has alcanzado la edad plena de jubilación, la única opción para detener los pagos del Seguro Social es solicitar una "cancelación de beneficios", un proceso más formal que, contrario a una suspensión, requiere que le devuelvas al Seguro Social los beneficios que has recibido hasta la fecha.

Actualizado el 12 de septiembre de 2022