Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

Enviudé de mi primer esposo y me divorcié del segundo. ¿Puedo solicitar beneficios basados en cualquiera de los registros?

Sí, puedes. Notifica a la Administración del Seguro Social que estuviste casado más de una vez y que podrías reunir los requisitos para recibir beneficios sobre el historial de ingresos de más de un cónyuge. Ellos podrán decirte qué registro proporciona el pago más alto y establecer tus beneficios según corresponda.

Cuál será dependerá de varios factores, incluidos el historial de ingresos de cada cónyuge y la edad a la que solicitas un beneficio para sobrevivientes o beneficios para cónyuges divorciados.

Como viuda o viudo, puedes cobrar beneficios para sobrevivientes a partir de los 60 años (50 si eres discapacitado), siempre y cuando el matrimonio dure al menos nueve meses. En la mayoría de los casos, la cantidad se basa en lo que el fallecido recibía del Seguro Social al momento de la muerte (o, si aún no hubiera solicitado los beneficios, lo que tendría derecho a recibir). Puedes cobrar entre el 71.5 y el 100% del pago del cónyuge fallecido, dependiendo de tu edad cuando solicitas beneficios para sobrevivientes. 

La edad mínima para recibir beneficios en el registro de un excónyuge vivo es de 62 años. Los beneficios para excónyuges se basan en la cantidad del seguro primario de tu excónyuge, el beneficio mensual al que tiene derecho a la edad plena de jubilación. Debes haber estado casado por lo menos 10 años. Los beneficios para cónyuges divorciados oscilan entre el 32.5 y el 50% de los beneficios de tu excónyuge, dependiendo de tu edad al momento de solicitarlos.

Ten en cuenta que

  • Si te casas por tercera vez, es posible que no califiques para ninguno de los dos tipos de beneficios. No puedes cobrar beneficios por cónyuge divorciado si tu excónyuge todavía está vivo y te vuelves a casar, excepto en circunstancias muy limitadas. En cuanto a los beneficios para sobrevivientes, pierdes el derecho si te vuelves a casar antes de los 60 años —50 si eres discapacitado—, pero el Gobierno no tiene ningún problema si te casas después de esa edad. 
  • Si tu propio beneficio de jubilación es mayor que lo que obtendrías en el historial de cualquier excónyuge, ese es el beneficio que obtendrás. El Seguro Social no agrega múltiples beneficios juntos; solo te pagará el más alto cada mes.

Actualizado el 4 de febrero del 2020