Skip to content
 

El IRS retira el plan de reconocimiento facial tras protestas

El contratista de la agencia ofrecerá nuevas opciones para verificar identidad de los contribuyentes.

Concepto de sistema de reconocimiento facial

Getty Images

In English

El Servicio de Impuestos Internos ha dado marcha atrás a un plan polémico que hubiera requerido la verificación de la identidad de los contribuyentes federales que ingresaran al sitio web de la agencia a través de la tecnología de reconocimiento facial de una empresa privada. Este plan atrajo duras críticas de los defensores de la privacidad y de algunos legisladores.

Como parte de un programa que iba a comenzar en verano, se les pedía a los contribuyentes que subieran una selfi tomada con un teléfono inteligente o una cámara web para compararla con la foto de una licencia de conducir, una identificación estatal o un pasaporte. El IRS estaba colaborando con ID.me —una empresa con sede en Virginia con tecnología de reconocimiento facial que todavía se utiliza en otras agencias federales— para que este método fuera la única manera de acceder a IRS.gov.

“El IRS toma en serio la privacidad y la seguridad de los contribuyentes, y entendemos las preocupaciones que se han planteado”, dijo el comisionado del IRS, Chuck Rettig, en un comunicado. “Todos deben sentirse cómodos con la forma en que se protege su información personal, y estamos buscando rápidamente opciones a corto plazo que no impliquen el reconocimiento facial”.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


El IRS dijo en un comunicado de prensa que “hará una transición y dejará de usar el servicio de terceros de reconocimiento facial para autentificar a las personas que deseen crear una nueva cuenta en línea [...] en las próximas semanas, y así evitar grandes interrupciones que puedan afectar a los contribuyentes en la temporada de impuestos”. La agencia también dijo que la transición “no interfiere con la capacidad de los contribuyentes para presentar su declaración de impuestos o pagar impuestos adeudados [... y que] las personas deben continuar presentando sus declaraciones de impuestos de manera normal”.

ID.me ofrecerá nuevas opciones de verificación

Un día después de la decisión del IRS, ID.me anunció una opción de verificación que no exige el reconocimiento facial. Y la compañía dijo que la opción se pondría a disposición de todos sus clientes gubernamentales.

“Hemos escuchado los comentarios sobre el reconocimiento facial y estamos haciendo este cambio importante; hemos agregado una opción para que los usuarios realicen la verificación directamente con una persona para que los consumidores tengan aún más opciones y control sobre sus datos personales”, dijo en una declaración Blake Hall, el fundador y director ejecutivo de ID.me. “En las últimas semanas, hemos modificado nuestro proceso para que las agencias gubernamentales puedan permitirles a las personas verificar su identidad con un agente humano experto sin necesidad de proporcionar una selfi. Las agencias ahora pueden seleccionar esta configuración”.

Posteriormente, ID.me anunció la implementación de un proceso que consiste en que un equipo humano revisará la solicitud de un usuario cuando el proceso de verificación automatizada rechace la identificación del usuario o si no coincide su foto. Si la información pasa la revisión manual, los usuarios pueden continuar verificando su identidad a través del proceso automatizado. Si el equipo humano no puede verificar el documento o la foto (selfie), se dirige a los usuarios a un chat de video en vivo uno por uno para verificar con un agente humano. 

El equipo humano apoyará a cualquier usuario al que le hayan rechazado la identificación o la foto en el proceso automatizado donde las agencias gubernamentales tengan ID.me, dice la compañía.

Todos los usuarios de ID.me podrán eliminar su selfi o foto en account.ID.me a partir del 1.º de marzo, dijo.

El robo de identidad sigue siendo un problema

El reconocimiento facial ha sido durante mucho tiempo un tema polémico. Los defensores señalan la eficacia de la tecnología para detectar a los delincuentes y verificar que las personas sean quienes dicen ser. Pero los críticos dicen que el reconocimiento facial es una invasión de la privacidad, que puede ser inexacto y que puede presentar un sesgo racial.

“El plan del IRS de usar el reconocimiento facial para identificar a las personas que solo deseaban acceder a su información impositiva en línea era una amenaza profunda para la seguridad y las libertades civiles de todos”, dice Caitlin Seeley George, directora de campaña de Fight for the Future, un grupo de defensa digital con sede en Boston. “Nos complace ver que el activismo comunitario y la reacción de legisladores y expertos han obligado a la agencia a dar marcha atrás”.

Otros factores, además de la polémica que rodea el reconocimiento facial, pueden haber contribuido a los cambios, dice Ari Ginsberg, profesor de Administración e Iniciativa Empresarial en la Facultad de Negocios Stern de New York University.

“La marcha atrás del IRS también puede haber estado sujeta a la avalancha de quejas sobre el acceso que se presentaron en las redes sociales. Las quejas recibidas por el IRS eran de personas que intentaban usar lD.me para recibir beneficios por desempleo y créditos tributarios por hijos”, dice Ginsberg. “Eso solo empeoró las preocupaciones que habían planteado funcionarios del Gobierno y especialistas en política sobre la contratación de empresas del sector privado para la verificación de la identidad digital en vez de que esta labor continuara siendo una función gubernamental”.

Nota de redacción: este artículo se publicó originalmente el 7 de febrero de 2022. Ha sido actualizado con nueva información del proceso de verificación. 

Edward C. Baig es un escritor que colabora con artículos sobre tecnología y otros temas del consumidor. Anteriormente trabajó para USA Today, BusinessWeek, U.S. News & World Report y Fortune; también es autor de Macs for Dummies y coautor de iPhone for Dummies y iPad for Dummies.