Skip to content
 

Las mejores opciones para reciclar los dispositivos electrónicos

Reduce la basura electrónica al reutilizar o revender tu computadora, teléfono, tableta y televisor.

Dos teléfonos frente a un bote de reciclaje

Getty Images

In English

La desventaja de depender cada vez más de la tecnología es la mayor cantidad de residuos electrónicos y la velocidad con la que cambiamos los equipos.

Entre el 2014 y el 2019, el volumen de residuos electrónicos a escala mundial aumentó un 21%, según un informe de la Asociación Mundial de Estadísticas sobre Residuos Electrónicos (en inglés), que cuenta con el respaldo de las Naciones Unidas. Solo en el 2019, desechamos alrededor de 53.6 millones de toneladas métricas de residuos electrónicos, un ritmo que llevará a casi 75 millones de toneladas métricas para el año 2030.

Entre todos los países, EE.UU. ocupa el segundo lugar después de China en la cantidad de residuos electrónicos generados. Las cifras más recientes indican que en el 2019 tiramos casi 7 millones de toneladas métricas de computadoras, bombillas de luz LED, teléfonos, tabletas y televisores viejos entre los objetos considerados residuos electrónicos.

¿Qué son los residuos electrónicos?

Aunque pensamos que se trata de los electrónicos viejos, el problema es, en realidad, mayor y abarca casi todos los equipos eléctricos, que cada vez más incluyen partes electrónicas, según la Asociación Mundial de Estadísticas sobre Residuos Electrónicos.

Las calculadoras, los teléfonos celulares, los dispositivos GPS, las impresoras para el hogar, las computadoras personales y los enrutadores integran solo una de las seis categorías de residuos electrónicos que, en opinión de las Naciones Unidas y los fabricantes, deberían reciclarse más. Las otras categorías:

Electrodomésticos y otros aparatos, como lavavajillas, secadoras, estufas y lavarropas, pero también copiadoras, impresoras grandes y paneles fotovoltaicos

Equipos de calefacción y refrigeración, como aparatos de aire acondicionado, congeladores, bombas de calor y refrigeradores

Bombillas de luz, entre ellas lámparas fluorescentes, de descarga de alta intensidad y de diodos emisores de luz

Monitores, incluidos lectores electrónicos, computadoras portátiles de distintos tamaños, tabletas y televisores

Electrodomésticos pequeños, entre ellos herramientas eléctricas, juguetes electrónicos, equipos médicos, microondas, aspiradoras y videocámaras

Pero la pandemia aceleró nuestra demanda por la tecnología: más computadoras portátiles para trabajar y estudiar desde casa; cambio de teléfonos inteligentes a los modelos 5G para compartir fotos y videos con mayor rapidez; y mejores sistemas de entretenimiento para el hogar, como televisores inteligentes y sistemas de videojuegos, para divertirnos durante los confinamientos.

Las toxinas en los electrónicos

No hay que ser un activista ambiental para entender la gravedad del problema; en realidad, varios problemas:

Desperdicios tóxicos. Muchos electrónicos para el consumidor contienen sustancias químicas como berilo, productos ignífugos de bromo (BRF), cadmio, mercurio y cloruro de polivinilo (PVC) que pueden envenenar la tierra y el agua. Un viejo televisor o monitor con tubo de rayos catódicos del que finalmente te vas a deshacer contiene de 4 a 8 libras de plomo, una neurotoxina peligrosa que no debería desecharse en los vertederos sanitarios junto con la basura de la casa.

Contaminación ambiental. Las fugas de freón y otras sustancias de los refrigeradores y aire acondicionado descartados contribuyen a las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo.

Más explotación minera. Al incrementar nuestra demanda de electrónicos sin reciclar la mayoría de los antiguos, debemos buscar nuevas fuentes de materias primas para fabricar los productos nuevos. Por ejemplo, la recuperación de aluminio de los electrónicos reciclados utiliza un 90% menos de energía que la extracción de aluminio nuevo, dice la Electronic Products Recycling Association (Asociación de Reciclaje de Productos Electrónicos) de Ontario.

Es más, por cada 1 millón de teléfonos móviles reciclados, pueden recuperarse 35,274 libras de cobre, 772 libras de plata, 75 libras de oro y 33 libras de paladio, según un estudio realizado por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA).

Cómo desechar correctamente tus electrónicos

La mejor opción siempre será buscarles un nuevo propósito, ya sea destinando los cajones de una vieja cómoda como lecho elevado para una huerta en el patio de tu casa o pasarle tu vieja computadora portátil a un familiar, un amigo, un grupo de la iglesia, un centro comunitario o una escuela.

Pero puedes ganar dinero con algunos de tus aparatos electrónicos viejos. Dependiendo de su antigüedad y condición, hay sitios de comercio electrónico que los revenden. Si deseas buscar un comprador por tu cuenta, puedes publicar un aviso en Craigslist, eBay o Facebook Marketplace.

Algunos servicios, como Decluttr, ecoATM, Gazelle o MPB.com, te compran el producto y buscan un comprador. Consulta los sitios web para ver qué te ofrecen esas compañías por tu dispositivo o si les interesa comprártelo.

Si no puedes reutilizar, regalar o revender tus electrónicos, debes reciclarlos correctamente. La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (en inglés) explica las distintas maneras de hacerlo. Es posible que encuentres más opciones contactando a agencias estatales y programas locales. Consulta los sitios web para ver qué te ofrece cada servicio por tu dispositivo, o incluso si les interesa comprártelo.

El sitio web de la EPA muestra opciones para desechar equipos grandes, como computadoras e impresoras, que incluyen programas de las grandes tiendas minoristas como Best Buy y Staples. Llama con anticipación para confirmar si tu tienda local acepta residuos electrónicos y los tipos de productos que reciclan.

Opciones para teléfonos y dispositivos pequeños

Cellphone Bank de Ocala, Florida y Secure the Call de Takoma Park, Maryland, están entre las organizaciones que borran los datos de los celulares antiguos —aunque deberías hacerlo tú mismo antes de donarlos— y entregan los teléfonos a las autoridades del orden público y a agencias de servicios para víctimas, para que los reutilicen. Esas agencias luego les dan los teléfonos a las personas que podrían necesitar llamar al 911, para lo cual no es necesario comprar un plan de teléfono celular.

Para beneficiar a organizaciones sin fines de lucro como Cellphones for Soldiers de Alpharetta, Georgia; la National Coalition Against Domestic Violence de Denver; St. Jude Children's Research Hospital y Wounded Warrior Project —que reciben dinero mediante SecondWave Recycling, con sede en Seattle—, envía por correo teléfonos celulares y otros dispositivos pequeños, ya que se encargan de reciclarlos. Es posible que las entidades benéficas locales también participen en ese tipo de programas.

Las compañías de servicio móvil suelen aceptar teléfonos celulares viejos para reciclar y pueden darte un crédito para la compra de un modelo nuevo.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Varios servicios te permiten buscar por código postal los sitios cercanos a tu domicilio en donde dejar los residuos electrónicos.

 Call2Recycle te muestra los puntos de recolección de celulares viejos, baterías de bicicletas eléctricas, baterías recargables y baterías de un solo uso.

• El mapa de reciclaje de electrónicos de la Consumer Technology Association también muestra qué dispositivos se aceptan en los distintos lugares.

• Earth911 no se limita a los dispositivos electrónicos, sino que también te dice dónde dejar ciertos tipos de baterías, bombillas fluorescentes compactas y bolsas de plástico.

Pero antes de reciclar tus equipos electrónicos viejos o descompuestos con una organización, investiga un poco para saber qué hacen con ellos. Algunas compañías los revenden, quizás los envían al exterior, y por eso es importante eliminar completamente los datos que contienen antes de que salgan de tus manos.

Ya sea que recicles o dones un teléfono inteligente, una tableta, una computadora portátil o de escritorio, debes borrar correctamente tu información personal, pero primero veamos lo básico.

Contenedores automáticos para reciclaje de electrónicos

Getty Images

En Francia, este grupo de recipientes para residuos electrónicos está dividido para que los usuarios separen los accesorios de las computadoras, los teléfonos celulares, y las baterías alcalinas y recargables.

Borra todos tus datos

La ventaja es que puedes proteger tu privacidad aunque no seas demasiado experto en tecnología. Simplemente sigue unos pasos proactivos.

Los teléfonos inteligentes y las tabletas con iOS y Android permiten el cifrado, así que debería ser suficiente con restablecer la configuración de fábrica. En un iPhone, se hace desde Configuración | General | Transferir o restablecer iPhone | Borrar contenido y configuración.

Recuerda que son muchos los fabricantes de teléfonos Android, por lo que las instrucciones para eliminar datos varían. Pero para encaminarte en este proceso, abre la aplicación Ajustes y busca "restablecer configuración de fábrica" o "restablecer" si la primera frase no muestra resultados.

Retira también tu tarjeta del módulo de identidad del suscriptor, mejor conocida como la tarjeta SIM, de los teléfonos que desees reciclar y comprueba si al teléfono Android le habías puesto una tarjeta de memoria microSD y quítasela.

En las computadoras personales, tanto de escritorio como portátiles, puedes usar un software descargable gratuito para borrar correctamente el disco duro. Este proceso también conocido como "triturar datos" de un disco se hace con herramientas gratuitas como CBL Data Shredder o Eraser, que examinan cada sector para borrar todos tus datos.

Estos programas mezclan los números 0 y 1 que conforman la memoria para que sea inaccesible si alguien intenta recuperar la información. Ten en cuenta que este proceso puede demorar.

Si la computadora no funciona y no se puede usar el software de borrado de datos, algunas personas destruyen físicamente los discos duros con un martillo o taladro antes de reciclarlos. Pero no corras el riesgo de lastimarte. En cambio, investiga las organizaciones locales de reciclaje que destruyen los aparatos electrónicos que les entregas.

O bien extrae el disco duro viejo y, con la ayuda de un kit económico, conviértelo en una unidad externa y conéctalo a tu nueva PC, Mac o Chromebook.

Marc Saltzman es un colaborador que cubre temas de tecnología personal. Sus artículos también se publican en USA Today y otras publicaciones nacionales. Presenta la serie de pódcast Tech It Out y es autor de varios libros, entre ellos Apple Watch for Dummies.