Skip to content
 

Cómo tomar buenas fotografías de tu familia en las fiestas

Ahora que volveremos a festejar con los parientes, te aconsejamos para crear recuerdos duraderos.

Foto grupal de la familia Cayetano

Cortesía Jefferson Graham

In English

Este año las familias planean reunirse en las fiestas, lo que supone un gran cambio con respecto al año pasado, cuando no se recomendaban las reuniones.

Más allá de las reuniones alegres y los recuerdos que se forman en el festejo, para muchos esta será una gran oportunidad para tomar nuevas fotografías de la familia. Ha pasado demasiado tiempo.

La buena noticia es que en los últimos dos años los teléfonos inteligentes han mejorado aún más al captar fotos que parecen infalibles.

¿Tus fotos son demasiado oscuras o demasiado claras? ¿Tienes fotos que parecen haber sido quemadas por una lámpara de gas porque el flash era demasiado potente, o tus imágenes están borrosas y desenfocadas? Es poco probable que ocurra ahora, gracias a los trucos de software, especialmente en los últimos modelos de iPhone, Samsung Galaxy o Google Pixel.

Dicho esto, el error humano todavía puede interponerse en el camino. Por eso, aquí te damos cinco consejos que te ayudarán a conseguir fotos familiares memorables que pasarán de generación en generación.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


1. Designa a un director

En las grandes reuniones se crea competencia por el tiempo.

Algunas personas están lidiando con la comida. Otras están pendientes de lo que sale en la televisión. Alguien tiene que hacerse cargo y asegurarse de que se tome fotos, ya sea antes o después de la comida.

Consejo profesional: si puedes fijar una hora antes de comer, probablemente tendrás más atención por parte de los miembros de la familia y una buena luz de tarde en la que todos lucirán lo mejor posible.

2. Coloca la cámara a la altura de los ojos

No tendrás las manos libres para hacer la foto de grupo y además salir en ella. Afortunadamente, existe un software que llegará al rescate. Puedes utilizar el temporizador de tu teléfono inteligente para hacer la foto con la cámara frontal. Con la pantalla visible, se pueden agrupar a todos para que quepan en el encuadre. 

Lo que necesitarás:

• Un trípode y un adaptador. Un trípode de mesa es ideal, y puedes comprar uno en tu tienda local por entre $30 y $40. También necesitarás un adaptador para colocar el teléfono inteligente sobre el trípode. Muchos trípodes vienen con el adaptador incluido.

• O una pila de libros. Si olvidas el trípode, puedes apoyar la cámara contra una pila de libros o cualquier otra cosa para mantenerla en posición vertical y estable.

El truco es asegurarte de que la cámara esté a la altura de los ojos. Si está mirando hacia arriba a ti y a tu familia, estarás fotografiando narices y exponiendo cuellos gigantes que a nadie le van a gustar.

Método preferido: haz una pila de libros sobre la mesa, lo más alta posible hasta que llegue a la altura de los ojos de la mayoría de las personas y coloca el trípode sobre la pila. O simplemente haz una pila de libros para la técnica sin trípode.

Luego, pon el temporizador en tu teléfono para que comience la cuenta regresiva para tu selfi de grupo.

En los teléfonos iPhone, abre la aplicación de la cámara, elige foto y toca la flecha que apunta hacia arriba en la parte superior central de la pantalla. Verás cinco o seis iconos, dependiendo de tu modelo de iPhone, justo encima del botón blanco del obturador. El temporizador, un icono de reloj al que le falta una parte del círculo, está a la derecha, a veces en el extremo derecho. Toca ese icono y ajústalo a 10 segundos.

En los dispositivos Android, el temporizador es más fácil de encontrar. En la mayoría de los teléfonos Samsung Galaxy, solo tienes que abrir la aplicación de la cámara y aparecerá un icono de reloj similar directamente en la pantalla. Tiene configuraciones de 2, 5 o 10 segundos.

Robin y Natalie Cayetano

Cortesía Jefferson Graham

3. Usa sillas, son tus mejores amigas

El mayor problema de las fotos de familias numerosas es conseguir que todos salgan en la foto. Si son solo cuatro de ustedes, es fácil. Si la familia ha crecido, es un reto, especialmente cuando no tienes un fotógrafo que te ayude.

Pero supongamos que un miembro de la familia actuará como fotógrafo de las fiestas. La tendencia es hacer dos filas con las personas más bajas al frente y las altas detrás. Eso está bien en teoría. Pero las personas de la parte de atrás tienden a esconderse y no se les ve la cara.

Aquí es donde las sillas marcan la diferencia. Te permiten hacer filas y las personas que están atrás pueden acomodarse alrededor de los que están sentados.

Consejo profesional: deja que los abuelos u otras personas importantes ocupen las sillas y que los niños se coloquen detrás de ellos. Como tendrás la pantalla del teléfono inteligente y el temporizador contando los segundos, todos podrán colocarse en posición y confirmar que están en el encuadre, así como a la altura de la cámara.

4. Cuidado con las ventanas

Por muy buenas que sean las cámaras de los nuevos teléfonos inteligentes, no siempre pueden compensar la forma en que la luz fluye a través de las ventanas. Cuando fotografías a alguien frente a una ventana, la cámara tiende a exponer el brillo de la ventana en lugar del sujeto. Eso los convierte en siluetas.

Por otro lado, la mejor iluminación que encontrarás para tu foto vendrá de una ventana: una luz suave y uniforme que hará que todos se vean muy bien, sin sombras en la cara. Pero eso solo puede ocurrir si se ponen delante de la ventana.

Consejo profesional: intenta hacer la foto con el mínimo desorden posible en el fondo. De esta manera, puedes centrar la atención en las caras y no en el desorden de la mesa de la cocina.

Por ejemplo, en esta foto de madre e hija de Robin y Natalie Cayetano, las colocamos en un ángulo con gran parte de la pared en blanco detrás de ellas, lo que hace que la imagen esté menos saturada.

5. Ve al exterior para captar la luz del sol

A veces no tienes acceso a la luz de las ventanas en el interior y la luz del techo es intensa y poco favorecedora. Solución: si puedes, sal al exterior, aunque sea para posar junto a la puerta, para que la luz del sol dé en las caras.

Cuando estás en el exterior, la sombra abierta puede producir la misma luz suave y uniforme que se obtiene de una ventana.

Pero si te pones bajo la luz directa del sol, producirá sombras pronunciadas en las caras, especialmente en los ojos. Intenta que el sol esté detrás de ti, no delante, y todo el mundo podrá ver todas las caras sin sombras.

Foto de la familia Cayetano en un asiento en el porche de su casa

Cortesía Jefferson Graham

Para esta foto de familia de los Cayetano, posaron en un asiento del porche de su casa, a la sombra. Una familia amorosa es aquella que se sienta junta, ¿verdad?

Tres de los miembros de la familia caben en el asiento mientras Natalie se sienta en el brazo. Parece ser un poco más alta que su padre, pero probablemente no se quejará. El perro Wes también está en escena, y hay un secreto para conseguir que las mascotas participen. Haz muchas, muchas, muchas fotos, porque lo más probable es que la mascota salga en al menos una de ellas.

Jefferson Graham colabora con artículos y fotos sobre temas de tecnología personal y anteriormente fue columnista de tecnología para USA Today. Presenta la serie de fotografía Photowalks (en inglés) en YouTube y es autor de Video Nation: A DIY Guide to Planning, Sharing and Shooting Great Video.