Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Nuevas reglas de etiqueta en un mundo con COVID-19

Así ha cambiado nuestras costumbres el coronavirus, quizá para siempre.

Un hombre y una mujer con máscaras protectoras se saludan con el codo

Getty Images

In English | Un firme apretón de manos, un beso en la mejilla y el tintineo de vasos al brindar en una cena son algunos gestos y modales que se han suspendido indefinidamente. Esto con el fin de acatar las directrices de distanciamiento social que intentan mantener a las personas asalvo durante el brote de coronavirus.

Sin embargo, los expertos en etiqueta dicen que esto no significa que los buenos modales hayan pasado a un segundo plano. En su lugar, nos apuntan a maneras más seguras de mostrar respeto a los demás, como cambiar los apretones de manos por inclinaciones de cabeza, que han surgido en los últimos meses y que probablemente permanecerán con nosotros durante algún tiempo.

"La etiqueta siempre cambia, nunca es definitiva", afirma Jodi Smith, consultora de etiqueta establecida en Massachusetts. "Lo que es definitivo es la idea de respeto hacia uno mismo y los demás".

Si mostrar respeto significa mantener nuestra distancia y evitar grandes reuniones,  esto es lo que dicen Smith y otros expertos con relación a los modales en la era de COVID-19:


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Apretones de manos y reuniones

Myka Meier, autora de Business Etiquette Made Easy, destaca que es probable que pocas personas se den un apretón de manos cuando la norma es permanecer a 6 pies de distancia.

Incluso algo como saludarse codo contra codo significa entrar en contacto con otra persona y puede ser que no sea apropiado en situaciones más formales —como, por ejemplo, en reuniones de negocios—.

En su lugar, Meier recomienda dos saludos completamente sin contacto, que ella llama "apretar y saludar" —juntas tus manos y las pones sobre tu corazón mientras te diriges hacia alguien— y "detente, baja e inclina" —permaneces de pie, bajas las manos y las pones en tu espalda (para evitar la tentación de dar un apretón de manos), y después inclinas la cabeza para decir hola—.

Invitaciones, eventos y confirmaciones de asistencia

Se han cancelado muchas reuniones y eventos a gran escala, pero si ya has confirmado tu asistencia con un "sí" a algo que todavía se va a celebrar, la experta en etiqueta internacional Sharon Schweitzer dice que se han flexibilizado un poco las normas para rechazar una invitación.

"La elegancia social y la etiqueta de toda la vida siempre han dictado que una vez confirmada tu asistencia, debes asistir", afirma ella. "Sin embargo, teniendo en cuenta el coronavirus, puedes cambiar tu confirmación de asistencia y rechazar la invitación si no puedes asistir".

En el caso de eventos como bodas, dice, haz lo posible por enviar un regalo de todas formas, y cambia tu confirmación inmediatamente por respeto al anfitrión (también deberías escribirle una nota personal expresando cuánto lamentas tener que rechazar la invitación).

Cuando tienes que rechazar invitaciones informales, por ejemplo cuando los vecinos te piden que te unas a ellos a una distancia de 6 pies en su patio trasero, los expertos recomiendan tener una respuesta preparada para declinar de forma educada. Smith recomienda una respuesta como esta: "estamos encantados por la invitación, pero todavía no estamos preparados para volver a salir".

También puede ser útil tener algunas frases preparadas para cuando salgas de casa. La frase de Schweitzer para mantener la distancia de una persona amistosa que pasa a su lado cuando sacas a pasear al perro es algo así como: "Fluffy y yo nos distanciamos socialmente. Por favor, salúdanos a 6 pies de distancia. Deseamos verte después de que se arregle esto. ¡Entonces Fluffy estará encantada de que la acaricies!"

Tres mascarillas con diferentes diseños

EyeWolf / getty images

Mascarillas (y más) en público

En la actualidad, las autoridades de salud recomiendan que todos usen mascarilla o se cubran la cara cuando estén en público, y Smith dice que algunos tipos novedosos de mascarillas pueden convertirse en la norma, ya que las personas comienzan a ver la posibilidad de usarlas y que coordinen con su ropa.

Según Smith, no sería la primera vez que la preocupación por la salud pública determina las normas de la moda. Las mujeres de la generación de su abuela usaban guantes en público, en parte como una manera de evitar gérmenes en una época en que eran preocupantes enfermedades como la fiebre tifoidea.

Por supuesto, hablar con otras personas con la mitad de la cara cubierta significa perder los gestos no verbales que usamos para expresarnos —como, por ejemplo, la sonrisa—.

Ahí es donde entran otros gestos, dice Smith; algo tan simple como un pulgar levantado o hacer un saludo pueden ayudarte a expresarte en público de la misma manera que una sonrisa lo ha hecho hasta ahora.

La seguridad en casa

También podemos empezar a ver algunos cambios en nuestras casas, dice Schweitzer, como pedir a los invitados que se quiten los zapados al entrar, algo que ella destaca que ya es la norma en muchas otras culturas.

Además, afirma que, en realidad, no hay motivo para volver a tocar nuestras copas al brindar o soplar las velas sobre el pastel de cumpleaños que después será servido a un gran número de invitados (en su lugar, ella prevé alternativas como soplar una vela en tu propio bizcochito).

Mirada al futuro

Con el tiempo, sin embargo, los expertos predicen que muchos de nuestros rituales y hábitos de toda la vida resurgirán conforme se reducen las restricciones sobre nuestra vida cotidiana.

Smith está segura de que, por ejemplo, dar un apretón de manos, un antiguo gesto de buena voluntad que data del siglo V en Grecia, volverá a ser la norma en Estados Unidos.

"Volveremos al apretón de manos", dice ella. "Puede que no sea hasta el 2025, pero con el tiempo volveremos".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO