Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo cubrir los costos de un funeral

Seguro, servicios prepagados y otras alternativas que deben conocer las familias.

Flor sobre una lápida

Sam Kaplan for AARP

In English | Con el costo promedio de un funeral tradicional es de $7,500, no nos queda otra alternativa que planificar ese gasto como planificamos cualquier otro gasto grande e inevitable. Quizá piensas que vas a separar dinero en tu testamento. Es una opción válida, pero no es la mejor. Tus sobrevivientes no podrán recibir el dinero hasta que no se haya completado el proceso sucesorio de la herencia, que lleva desde unos pocos meses hasta un año. Dado que la mayoría de las empresas fúnebres requieren el pago completo por adelantado, tu familia tendrá que afrontar el gasto de su propio bolsillo. Aquí te presentamos algunas ideas mejores para cubrir esa última cuenta. 

Seguros

Muchas pólizas de seguro de vida le pagarán una suma global al beneficiario que hayas designado cuando tú fallezcas. Ese dinero cubrirá el costo de tu funeral o cualquier otra necesidad financiera que tengan tus sobrevivientes. El pago se efectúa prontamente después del fallecimiento y no debe pasar por un proceso de sucesión. También hay un seguro de gastos funerarios, cuya póliza está diseñada para pagar los costos asociados con el fallecimiento, y un seguro anticipado, diseñado para cubrir un monto predeterminado para un funeral. La Funeral Consumers Alliance (FCA), un grupo de protección al consumidor en la industria funeraria, aconseja no comprar el seguro anticipado ni el de gastos funerarios porque por lo general se paga tanto o más en concepto de prima que lo que se recibe de la póliza al cobrarla.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Cuenta pagadera al fallecer (POD, Payable-on-Death)

Este es un tipo de cuenta bancaria que te permite separar dinero para tu funeral y designar a alguien para que tenga acceso al dinero cuando tú fallezcas. La persona designada presenta el certificado de defunción al banco y recibe el dinero en el momento. No pasa por el proceso sucesorio. Una cuenta POD no es una cuenta conjunta. La persona que nombras como beneficiaria no puede tocar el dinero hasta que hayas fallecido, pero tú puedes hacer retiros o agregar dinero a la cuenta en cualquier momento. Las cuentas POD también se conocen como Totten Trusts. Cerciórate de que la persona a quien designes como beneficiario sea de confianza para que use los fondos para tu funeral y no para pagar un crucero a Cancún.

Cuenta de ahorro

Puedes separar dinero en una cuenta de ahorros común, pero deberá pasar por el proceso sucesorio cuando fallezcas. Esto demora el pago. Si estableces una cuenta conjunta con la persona que se encargará de tu funeral y le das derecho de supervivencia, tus familiares podrán acceder al dinero con mayor rapidez. Cuando tú falleces, la persona que figura en la cuenta se convierte en la única propietaria de la cuenta y puede retirar dinero para pagar el funeral. La desventaja es que también tiene acceso a tu dinero mientras estás vivo. Esto podría ser un problema si resulta que tu sobreviviente no es tan confiable como esperabas.

Beneficios para veteranos

Si estuviste en las Fuerzas Armadas, te podrían enterrar en un cementerio nacional sin costo por la tumba o lápida. Los espacios son limitados, así que si crees que ahí es donde quieres pasar la eternidad, debes corroborar con antelación que cumplas con los requisitos para los entierros (en inglés) lo más pronto posible. No obstante, tendrás que pagar los servicios funerarios como el embalsamamiento, el entierro y el servicio para que trasladen tu cuerpo. El Departamento de Asuntos de los Veteranos cubrirá hasta $2,000 de los gastos de entierro si tu muerte fue relacionada con el servicio en las Fuerzas Armadas, de lo contrario, pagará entre $300 y $796. Por otro lado, si eliges no ser enterrado en un cementerio nacional, el VA pagará un subsidio de $796 a tus sobrevivientes. Esto implica un beneficio máximo de $3,600, por lo que es probable que tengas que cubrir gastos de bolsillo.

Préstamos

Es posible obtener un préstamo de un banco, unión crediticia o prestamistas especializados para pagar un funeral. Pero estos préstamos son personales, lo cual significa que no tienen garantía, son difíciles de obtener y son caros. Las tasas de interés oscilan entre el 6 y el 25% para los préstamos para funerales y se determinan en función del puntaje crediticio del prestatario. Es como pagar un funeral con una tarjeta de crédito.

Opciones de bajo costo

Si tu presupuesto es ajustado, busca alternativas más económicas, como la cremación directa, el funeral en casa o un entierro "verde" o ecológico. Otra opción es donar tu cuerpo a una facultad de medicina (en inglés). Ayudarás en la capacitación de futuros médicos y tu familia ahorrará muchísimo dinero. Si quieres elegir esta opción, asegúrate de hacer los arreglos de antemano porque la mayoría de las instituciones requieren inscripción previa. Una vez que se haya completado el trabajo en unos pocos años, la institución cremará el cuerpo en forma gratuita y entregará las cenizas a tu familia.

Servicio prepagado en una empresa funeraria

Las empresas funerarias venden planes prepagados. No los compres, dice la FCA. No se trata de que los directores de funerarias quieran actuar en tu contra, sino que tu situación podría cambiar entre el momento en que lo pagas y cuando mueras. “Se puede perder mucho dinero si uno cambia de idea antes de fallecer o si fallece en un estado distinto al estado donde se pagó el funeral”, dice Joshua Slocum, director ejecutivo de la FCA. Algunos planes prepagados incluyen el costo del transporte del cuerpo a otra zona, y algunas funerarias son parte de empresas nacionales que aceptan los planes prepagados que se hayan comprado en cualquiera de sus propiedades. Pero ten en cuenta que solo alrededor del 10% de las funerarias en el país se cotizan en bolsa. La mayoría son locales y no forman parte de una red más grande. Asegúrate de leer y entender lo que incluye, y lo que no incluye, el plan. Además, prepagar en la funeraria es buena idea si tienes gastos de Medicaid antes de ingresar a un hogar de ancianos. Medicaid no puede tomar en cuenta el dinero que gastas en un funeral prepagado, explica Slocum.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.