Skip to content
 

5 formas de organizar tus recetas y ahorrar tiempo al cocinar

Ya sea digital o impreso, estrategias útiles para encontrar lo que buscas.

Recetas organizadas dentro de una caja de madera

MECHELLE BROOKS/GETTY IMAGES

In English

Si la chef Alison Cooper tuviera que pensar alguna vez en qué rescataría de su hogar en caso de incendio, la respuesta es fácil.

"Suponiendo que las personas y las mascotas estén a salvo, una de las cosas sería mi carpeta de recetas", dice Cooper, de 52 años, autora del blog de cocina The Sticky Kitchen.

La carpeta es una compilación de los grandes éxitos de su repertorio de cocina que han sido aprobados no solo por Cooper, sino también por su esposo y sus tres hijos. En ella guarda recetas impresas (y algunas recortadas de revistas) completas con notas en los márgenes, dentro de protectores de plástico.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


"Imagino que un día mis hijos querrán copias de la carpeta para su propia casa", dice Cooper.

Lo más probable es que tú también tengas algunas recetas favoritas, tal vez desordenadas en un cajón de la cocina, entremezcladas entre las páginas de un libro de cocina o en algún sitio en internet, a donde debes ir a buscarlas cada vez que quieres prepararlas.

Sin un sistema organizado, puedes perder mucho tiempo tratando de encontrar esa receta familiar de varias generaciones o la versión en línea del chili perfecto que preparaste hace unos meses. A continuación te mostramos algunas maneras de organizar mejor esas instrucciones de cocina.

1. Crea una carpeta de recetas o un libro de recetas familiares

Cuando se trata de organizar las copias físicas de tus recetas favoritas, es difícil encontrar algo mejor que una carpeta de recetas.

Las carpetas con lomo de dos pulgadas pueden contener alrededor de 350 hojas, mientras que en las de cuatro pulgadas puedes guardar hasta 800; elige el tamaño más apropiado. Luego, comienza a reunir las recetas.

"Yo normalmente uso una perforadora de tres agujeros y agrego la hoja directamente a la carpeta", dice Kelsey Riley, fundadora del blog de comida vegetariana Planted in the Kitchen. Para recetas escritas en hojas de papel más pequeñas o en tarjetas, ella sugiere comprar protectores transparentes de plástico para hojas y colocar dentro las recetas, para agregarlas así a la carpeta.

Es buena idea usar protectores plásticos para todas las recetas que guardes en la carpeta; de ese modo, podrás limpiar fácilmente las salpicaduras de la salsa de espaguetis que preparaba la abuela o la vainilla que derramaste cuando se cayó el frasco.

Es útil colocar pestañas separadoras y crear un índice para recordar qué hay en cada sección y mantener las recetas organizadas en distintas secciones de la carpeta. Y puedes organizar las recetas por tipo de comidas (por ejemplo, entradas, sopas, platos principales, postres, comidas para las fiestas) o por estación, sugiere Ashley Schuering, ávida cocinera casera y autora del blog Confessions of a Grocery Store Addict.

Para identificar fácilmente las recetas que buscas con frecuencia en los libros tradicionales de cocina o de recetas, Schuering dice que ella usa notas autoadhesivas y así encuentra rápidamente las recetas que quiere probar o las que prepara habitualmente para una reunión o una estación específica.

2. Imprime tu propio libro de recetas

Una carpeta puede servir para la cocina de tu casa, pero copiarla puede llevar mucho tiempo. Si quieres compartir tu colección de recetas familiares con varias personas, piensa en utilizar un servicio de impresión digital de fotos, como VistaPrint, Snapfish o Shutterfly, para crear un libro de cocina personalizado.

Estos servicios en línea facilitan la tarea de recortar y pegar recetas, cargar fotos y notas sobre tus recuerdos y sorprender a tus familiares y amigos con un regalo personalizado. ​

​3. En internet, Pinterest es rey

La aplicación gratuita, que se llama a sí misma un "motor visual de descubrimiento para hallar ideas como recetas, inspiración para el hogar, estilos y más" se lanzó en el 2010 y actualmente tiene más de 430 millones de usuarios activos cada mes.

Si te interesa reunir tus recetas en línea en un lugar fácil de navegar y visualmente atractivo, Pinterest es una buena opción. De hecho, casi todas las recetas que encontrarás en blogs y en otras fuentes digitales tienen el botón "Pin it" (Guardar): con solo hacer clic, la guardas, ya sea que tengas planes de probarla o no.

"Mi forma preferida de mantener organizadas mis recetas digitales es con Pinterest", dice Gwen Leron del blog de recetas veganas y sin gluten Delightful Adventures. Cuando encuentra una receta que le gusta, hace clic en "Pin it" (Guardar) y la añade al tablero "Recipes to Try" (Recetas para probar) que creó. También ha creado varios otros tableros categorizados por tipo de comida (cena, desayuno, postre) para organizar las recetas.

"Cuando tengo que decidir qué preparar para la cena o quiero hornear para satisfacer un antojo de algo dulce, voy al tablero apropiado y elijo algo", dice Leron. Si una receta le encanta, la pasa a otro tablero con recetas que probó y quiere volver a usar, y si hay alguna que no piensa volver a preparar, simplemente borra el "pin" y desaparece de su colección.

Ten en cuenta que para que una receta quede guardada en un tablero de Pinterest debe contener una foto o un video.

4. Prueba otras herramientas y trucos digitales

Una hoja de cálculo tradicional (Excel, por ejemplo) es otra forma de mantener las cosas organizadas en tu computadora, dice la creadora de blogs Aysegul Sanford, de Atlanta. Solo asegúrate de tener una copia de respaldo en la nube o en otro sitio para no correr el riesgo de perder todo tu repertorio de cocina si sufres una catástrofe tecnológica.

"Guardar tus recetas con instrucciones bellamente escritas a mano tal vez sea agradable desde el punto de vista estético, pero puede volverse oneroso muy rápido si no tienes un sistema riguroso", dice Sanford. Por eso, en vez de guardar una copia impresa de sus recetas, ella las agrega a una hoja de cálculo con distintas pestañas para categorías genéricas, y puede restringir la búsqueda por hilera o título de la columna.

"Siempre coloco un enlace a la versión en línea de la receta para que mi página no esté abarrotada y para tener acceso fácil a las recetas que he guardado", dice.

5. Servicios en línea disponibles por un cargo

Mujer sigue una receta enumerada en una tableta electrónica

Westend61/Getty Images

The New York Times ofrece un servicio por suscripción, NYT Cooking, que funciona como un libro de recetas digitales. Puedes acceder a él por un cargo de $1.25 por semana. El servicio permite consultar, guardar y organizar no solo las más de 19,000 recetas del periódico, sino también tus recetas favoritas de distintos lugares de internet.

Otra aplicación gratuita o con cargo (la versión con cargo te brinda más opciones de almacenamiento y formas de compartir) que algunos autores de blogs de comida y chefs caseros adoran es Paprika Recipe Manager. Puedes usarla para descargar recetas en línea y para agregar manualmente tus propias recetas y guardarlas. Incluso puedes usar un escáner y un lector de PDF para cargar recetas de revistas y libros de cocina que no deseas ingresar manualmente en la aplicación.

Además de ser funcional para cada receta —incluida la capacidad de convertir del sistema de medidas imperial al métrico, tachar los ingredientes a medida que los usas o los pasos cuando los realizas, e incluso utilizar temporizadores incorporados—, puede ayudar a organizar la forma de cocinar, dice Amy Oztan, del blog AmyEverAfter.

"Puedo buscar en todas mis recetas ciertos ingredientes que quiero usar, hacer listas de compras y planificar comidas en un calendario", dice. "Estaría perdida sin ella".

¿No es hora de que tú también te organices mejor en la cocina?

Terry Ward es una escritora colaboradora que cubre temas de comida, bebida y viajes. Su trabajo se ha publicado en National Geographic Traveler, The Washington Post y CNN.