Skip to content
 

5 plantas de frutas y verduras fáciles de cultivar en recipientes

Consejos para sembrar, regar, fertilizar y cosechar.

Tomates sembrados en una maceta

Alamy Stock Photo

In English

Auyanna McBride ha tenido varias experiencias de jardinería en cuatro países distintos, cuando su esposo estaba en las Fuerzas Armadas, e incluso se adaptó a uno cuando solo tenía un pequeño espacio exterior.

¿Cómo lo hizo? Con la jardinería en macetas y recipientes.

“He estado practicando la jardinería por más de 20 años, y una de las cosas que le digo a la gente es que no importa la cantidad de espacio”, dice McBride, contadora y jardinera que vive en Hinesville, Georgia, con su esposo jubilado y muchas plantas. “Muchas veces no teníamos un jardín. Mayormente vivíamos en edificios estilo apartamento, pero yo buscaba una forma de cultivar”.

McBride se hizo tan experta que ahora tiene su propio canal de YouTube llamado Southern Entertaining. Ella ofrece videos, libros y cursos para sembrar vegetales y frutas en recipientes y arriates elevados, como los que han acaparado la mayor parte de su patio.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


“En realidad, podría llenar más”, dice McBride. “¿Por qué no tener recipientes en el patio?”.

Expertos como McBride dicen que la jardinería en recipientes no es solo una forma fácil y portátil de empezar a practicar la jardinería, sino también un uso eficaz de cualquier espacio que tengas, ya sea un jardín, un patio o una ventana con luz del sol. Casi cualquier recipiente funciona, ya sea un balde de plástico de 5 galones o una reliquia de cerámica. Solo asegúrate de que el recipiente sea del tamaño correcto para la planta y que tenga orificios para el drenaje. Si estás sembrando alimentos, cerciórate de que los recipientes no tengan plomo.

Para empezar, ten en cuenta lo básico.

· Siembra lo que te gusta. No gastes recursos y espacio en algo que no te comerás, dice Whitney Wade, maestra y asesora de jardinería que es dueña de Plant Grow Eat, un servicio de jardinería en Los Ángeles. Ella prepara jardines de recipientes para clientes y escuelas a la vez que siembra las cosas que a ella le gustan —vegetales, flores y hasta árboles frutales— en recipientes en casa. “Voy a instalar un jardín para alguien la próxima semana. Ella no quiere tomates, pero para todos los demás, es la temporada de tomates”, dice Wade. Entonces, si solo quieres hierbas, solo planta eso.

· Selecciona las plantas adecuadas. Un error común es seleccionar una planta que crecerá demasiado grande para el recipiente que eliges, dice Megan Will, coordinadora y experta en jardinería en el condado de Dallas para Iowa State University Extension. Compra variedades de plantas etiquetadas como aptas para recipientes, y no las amontones. “[Los jardineros] pueden tener un balde de 5 galones y compran una plantita de tomate estilo arbusto o para patio, pero luego dicen: ‘Oh, pero está tan pequeñita aquí. Voy a poner algo de albahaca o lechuga alrededor’”, explica Will. “Alguien va a salir perdiendo. Es mejor poner esa albahaca [...] en su propia maceta”.

· Usa la tierra adecuada. Asegúrate de usar tierra para macetas, que es relativamente ligera. Evita la tierra para jardín y el mantillo, que se compactarán en un recipiente, dicen los expertos. Y no escatimes. “No toda la tierra para macetas es igual”, dice McBride. “Así que querrás comprar tierra abonada de buena calidad, quizás hasta con algunos nutrientes ya incluidos para empezar, para que puedas preparar tus plantas para el éxito”.

· Riega con prudencia. Nunca rocíes agua de arriba hacia abajo en las plantas en recipientes, dice Will. “En primer lugar, la mitad del agua ni siquiera va a entrar a la maceta porque se derramará por los lados y solo regarás innecesariamente las hojas”, dice ella. “Haz a un lado las ramas que haya y riega directamente al nivel de la tierra”. Riega hasta que el líquido salga por la parte inferior del recipiente. Una capa de mantillo encima de la tierra ayudará a que ocupes menos agua y crezca menos maleza en los recipientes grandes, dice ella. Y toma en cuenta el tipo de recipiente. Por ejemplo, las macetas de terracota se secarán más rápido que las de plástico, señala Wade.

· Dale un empujón. Las plantas en recipientes dependen totalmente del jardinero para recibir nutrientes, así que McBride agrega fertilizante orgánico de liberación lenta a sus macetas. A las plantas que consumen mucho alimento, como los tomates y los pepinos, ella les da un impulso de fertilizante líquido cada mes.

· Mantente atento. Adopta el hábito de revisar si las plantas tienen agua y plagas, dice McBride. “Me gusta caminar en el jardín al menos una vez al día, revisar las hojas, revisar debajo de las hojas, mirar las plantas. Si hay algo de plaga, eso te dará una idea de cuándo empezó. Muchas veces, las enfermedades fúngicas simplemente aparecen de la noche a la mañana”.

Pide a tu centro de jardinería o tu servicio de extensión algunas recomendaciones de plantas aptas para recipientes; cada año hay nuevas variedades, a medida que los cultivadores desarrollan variedades que producen más en espacios más pequeños. Los expertos dicen que las siguientes cinco categorías generalmente crecen bien:

1. Hierbas

“Pueden ponerse en macetitas de plástico. Incluso puedes usar esas cajitas para ventana”, dice Will. Un recipiente también controlará una hierba como la menta, que puede ser invasiva en un jardín.

2. Tomates

Las variedades aptas para recipientes producirán bastante, dice Will, quien cosechó 23 libras de tomate de una planta de tomate chocolate de Tasmania, una variedad diseñada para macetas.

3. Lechuga y otras verduras verdes

La lechuga es “realmente fácil”, dice McBride, y es excelente para la primavera y el otoño. Otras verduras verdes, como la col rizada, variedades de repollo de cabeza pequeña (como Katrina) y el repollo chino tierno, también crecen bien en recipientes.

Fresas orgánicas en una maceta

Allchonok/Getty Images

4. Fresas

Las plantas de fresa son lo suficientemente baratas para tratarlas como anuales, dice Will, y hasta pueden sembrarse en canastas colgantes. Sembrarlas tú mismo también significa que puedes controlar los pesticidas y los fertilizantes, agrega ella. “Aquí en los centros de jardinería de Iowa, compras un paquete de seis fresas por $12.99. Pero esas fresas producirán generalmente más de lo que hubieras comprado en la tienda por $12.99, y están ahí en tu patio”.

5. Enredaderas y árboles frutales

Wade y McBride siembran árboles frutales en macetas, entre ellos manzana, ciruela, durazno, higo y cítricos, aunque admiten que usan recipientes grandes. McBride también siembra uvas. “Tenemos una variedad que se llama ‘Pixie Grapes’. Se crían para plantarse en recipientes; obtenemos unos cuantos racimos cada año”, dice ella.

Susan Moeller colabora con artículos sobre estilo de vida, salud, finanzas y temas de interés humano. Fue reportera y redactora de varios periódicos; también escribe artículos y ensayos para The Boston Globe Magazine y para su estación local de NPR, entre otros medios.