Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

6 consejos para crear un jardín seguro para las mascotas

Ten cuidado con las plantas venenosas, los compostajes con moho y los fertilizantes, y otros.

Mujer sonriente juega con su perro

valentinrussanov/Getty Images

In English | El patio es el lugar perfecto para dejar que una mascota explore, descanse y haga algo de ejercicio. Pero las plantas venenosas, los fertilizantes y los pesticidas pueden ser peligrosos para los integrantes peludos de la familia.

Los propietarios de mascotas que comparten su casa (y patio) con dachshunds que excavan, corgis que mastican, dobermans que beben de los bebederos para pájaros y labradores que tratan el compostaje como un bufé (además de gatos aventureros y quizás hasta algunas gallinas), a menudo hacen todo lo posible por crear jardines donde los amigos de cuatro patas puedan pasar un tiempo agradable sin enfermarse.

Por ejemplo, Brette Sember, de 52 años, desenterró el manzano cangrejo en su patio en Clarence, Nueva York, después de que su perro, Lance, se enfermara por comer la fruta caída. Tony Sacco, de 53 años, evita los fertilizantes tóxicos en su jardín en Seattle y busca productos seguros para mascotas que pueda usar en su fuente de jardín con el fin de asegurar que su gato, Sushi, y los gatos del vecindario que visitan el jardín no se enfermen si beben el agua. Y Marcia Layton Turner, de 55 años, de Rochester, Nueva York, se rehúsa a rociar las malezas en su patio con pesticidas porque quiere proteger a sus perritos, Harper y Shay, quienes con frecuencia juegan en el césped.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


En el 2020, el Centro de control de envenenamiento de ASPCA recibió 370,500 llamadas de propietarios de mascotas acerca de posibles exposiciones a sustancias tóxicas: las plantas, los venenos para roedores, los insecticidas y los “productos de jardín” misceláneos estaban al principio de la lista de productos tóxicos.

Puedes proteger a tu mascota contra los peligros del jardín si sigues estos consejos para crear un entorno al aire libre que no presente riesgos.

1. Elimina las plantas venenosas

Algunas plantas comunes para paisaje, como las azaleas, los rododendros, las dedaleras y los lirios, son tóxicas para las mascotas si las ingieren, señala Tina Wismer, veterinaria y directora sénior del Centro de control de envenenamiento de animales de ASPCA.

Las mascotas que comen plantas venenosas pueden tener síntomas que van desde vómitos, diarrea y salivación en exceso hasta entrar en coma, sufrir un colapso cardiovascular o morir. Usa la lista de plantas tóxicas (en inglés) de ASPCA para identificar (y quitar) las especies problemáticas del jardín, y consulta la lista antes de visitar el centro de jardinería.

Brette Sember con su perro

CORTESÍA DE BRETTE SEMBER

Brette Sember con su perro Lance.

2. Cuidado con los rociadores de jardín

Ya sea que apliques fertilizante para tener un frondoso pasto verde o quieras bombardear a los insectos que se comen tus plantas favoritas, es importante considerar la manera en que esos productos pueden afectar a tus mascotas.

"Desafortunadamente, los fertilizantes, herbicidas y pesticidas pueden ser peligrosos para los gatos y los perros”, dice Michelle Lugones, veterinaria en Best Friends Animal Society en Nueva York. “El modo más seguro de proteger a los perros y gatos es no usar estos productos [y], si eso no es posible, evitar que tengan acceso al área donde usas o guardas estos productos químicos".

Incluso si tus mascotas no ingieren fertilizantes, rodar por el césped o lamerse las patas después de caminar por el césped donde se han aplicado fertilizantes podría causarles problemas de salud, como quemaduras o irritación en la piel, señala Lugones.

3. Minimiza el riesgo de pulgas y garrapatas

Te has esmerado para que tu jardín sea un paraíso para los animales silvestres: los pájaros azules visitan el bebedero para aves y las serpientes se refugian en el alto pasto. Pero las pulgas y garrapatas también se esconden en esos lugares.

Tony Sacco con su gato Sushi

CORTESÍA DE TONY SACCO

Tony Sacco con su gato Sushi.

"También puedes hacer que tu espacio exterior sea menos atractivo para estos insectos si mantienes el césped cortado, barres las hojas, pones grava en áreas de 3 pies de ancho entre tu patio y alguna zona boscosa... y mantienes los montones de leña bien apilados y secos”, dice Lugones.

También es esencial administrarle a tu mascota un tratamiento mensual preventivo contra pulgas y garrapatas con el propósito de reducir los riesgos de dirofilariosis, enfermedad de Lyme o plagas de pulgas irritantes si los insectos logran meterse en el jardín, explica ella.

4. Cubre el compostaje

Tirar frutas o verduras que están por echarse a perder y las sobras de la noche anterior en el recipiente de compostaje podría hacer que tu perro crea que simplemente estás reabasteciendo el bufé del patio. Incluso comidas como manzanas y zanahorias, que no representan ningún riesgo si tu mascota las consume frescas, deben prohibirse una vez que toquen el compostaje.

"El compostaje, aunque es bueno para nuestros jardines, puede contener moho que podría causar graves enfermedades a nuestras mascotas”, dice Wismer.

Para evitar que una comida no autorizada se convierta en un viaje de emergencia al veterinario, elige un recipiente para compostaje con una cubierta que sea difícil de abrir y, si es posible, mantenlo en un área del patio que no sea accesible para las mascotas.

5. Ten cuidado con el mantillo

Es posible que los perros no puedan resistir el olor del mantillo de granos de cacao. Este producto reciclado, hecho de las cáscaras del grano de cacao, contiene teobrominas, los ingredientes del chocolate que son tóxicos para los perros.

Wismer señala que consumir el mantillo de olor dulce podría provocar un ritmo cardíaco acelerado, temblores y convulsiones; y si tu perro ingiere mucho mantillo de granos de cacao, puede ser mortal. Entonces, si puedes, elige otras opciones de mantillo.

6. Toma en cuenta otros peligros

Otros posibles riesgos incluyen cosas que van desde cortadoras de seto no supervisadas hasta piscinas. Lugones sugiere mantener los productos químicos y las herramientas de jardín guardados, las piscinas cubiertas (o en áreas separadas por una cerca) y las rejas cerradas.

"Siempre es mejor supervisar a tu mascota cuando está al aire libre”, añade.

Recuerda, un lugar con sombra para descansar y acceso a agua fresca también son fundamentales para tus amigos de cuatro patas.

Con un poco de esfuerzo, tu jardín puede ser un oasis al aire libre para ti y para tu mascota.

Jodi Helmer es una colaboradora que cubre temas de jardinería, salud y medioambiente. También ha escrito para Scientific American, National Geographic Traveler y NPR.