Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Jamie Lee Curtis: una vida en pleno apogeo

La actriz, llena de ideas y con sed de aprendizaje, busca compensar el tiempo perdido.


In English

Jamie Lee Curtis me mira a través de la ventana del conductor de mi auto con una sonrisita torcida. Parece como que salió de la nada para abrirme el portón de su casa en Los Ángeles, que se esconde en un cañón a poca distancia del Océano Pacífico. Después de indicarme que estacionara bajo un pórtico, me toma de la mano y me saluda con entusiasmo.

"Dios mío, mira lo que acaba de suceder", exclama Curtis, destacando que está completamente vacunada contra la COVID-19 y que sabe que yo también lo estoy. "No levanté el codo. No traté de evitar el contacto. Me conecté contigo. ¡Es el primer apretón de manos que doy en más de un año!".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Subimos unas escaleras que dan a una terraza salpicada por el sol, donde hay una mesa puesta para dos personas, con té de menta y pastel de limón. "Eso fue fuerte", dice ella, arrimando una silla.

Ya había conocido a Jamie Lee Curtis, pero hoy me encuentro cara a cara con una mujer que, diría yo, está en pleno apogeo. La actriz, autora de libros infantiles y filántropa ha superado su cuota de dificultades en la vida y, por fin, ha hallado el equilibrio entre el éxito profesional y la felicidad personal.

A los 62 años, irradia energía y entusiasmo. En dos días partirá rumbo a Budapest para el rodaje de Borderlands, después de haber pasado los últimos 14 meses en casa. No fue un aislamiento sedentario, de ninguna manera: desde el comienzo de la pandemia, Curtis ha lanzado numerosos proyectos de diversa índole. "Me despierto todos los días a las 4 de la mañana con tantas cosas en la cabeza", explica. "Estoy tan increíblemente emocionada y creativa en estos momentos. Y no quiero desaprovechar nada de eso".

Su "gran migración mental", como la llama Curtis, comenzó cuando tenía más de 50 años, después de haber superado una adicción a las drogas, criado a sus dos hijos y comenzado a leer muchísimo. Una voz en su cabeza le preguntaba con insistencia: Si no es ahora, ¿cuándo? Si no soy yo, ¿quién? Se dio cuenta de que el tiempo ya no corría a su favor y que sería trágico llegar a ese momento final —"nadie se va vivo de la vida", dice, parcialmente en broma— sin haber llevado a la práctica sus ideas.

"Saca la cinta métrica", aconseja. "Fíjate a qué edad murieron tus padres y qué edad tienes ahora. No es mucho tiempo. Ríete de eso un poco. Y luego cállate y ¡haz algo! Ahí es donde me encuentro en mi vida actualmente".

En una pared de su cocina se exhibe un cartel que dice: "Nota personal: sé amable, sé amable, sé amable". Es uno de los muchos mensajes que Curtis ha venido recopilando en sus recientes años de autodidacta a través de lecturas, estudios y observaciones en lo que ella llama "mi propia universidad Jamie". Muchos de esos refranes repercuten en su día a día.

Metamorfosis

La actriz Jamie Lee Curtis con un vestido rosa en las escaleras de color rosa claro.

Brian Bowen Smith

Cuando las ideas pasan mucho tiempo sin examinarse ni cuestionarse, adquieren proporciones mitológicas y se vuelven sumamente poderosas. Generan conformidad. Intimidan.

 

—E.L. Doctorow, en entrevista con Bill Moyers, en 1989

Curtis fue la segunda hija de dos leyendas de Hollywood, Tony Curtis y Janet Leigh. Sus padres se divorciaron cuando ella tenía 3 años, y fue criada por Leigh y su cuarto esposo, el corredor de bolsa Robert Brandt. Curtis dice que su padre biológico tuvo poca presencia en su vida mientras crecía, y la relación entre ellos fue tumultuosa. Si bien Leigh y Brandt ejercieron una influencia estabilizadora, Curtis los describe como estrictos y rígidos.

"No hay nada más difícil que ser niño", dice Curtis con un suspiro, "y yo soy producto de muchos divorcios. Janet se casó cuatro veces. Bob, también cuatro. Y Tony, seis. Son cosas de la vida, pero creo que por eso yo siempre me identifiqué con los niños vulnerables". Eso explicaría por qué, durante muchos años, Curtis ha prestado apoyo a entidades benéficas que defienden a los niños y por qué, en 1993, se lanzó como autora de libros infantiles, de los cuales ya ha publicado doce. Y también explica por qué, en el 2003, no tuvo problema alguno en interpretar a una muchacha de 15 años atrapada en el cuerpo de una mujer adulta, en la película Freaky Friday papel que le mereció la nominación a un premio Golden Globe.

Por eso, cuando Curtis se topó, hace unos 10 años, con la cita de E.L. Doctorow sobre las ideas no examinadas, para ella fue una asombrosa revelación. "Me di cuenta de que se refiere a la calcificación", dice. "Habla de crear conformidad para no rebelarse. Así era yo. Yo fui una niña muy buena".

Desde que leyó las palabras de Doctorow, Curtis ha estado recalibrando aquellos aspectos de su vida que ya no se ajustan a ella. "Si algo no está funcionando y no lo examinamos, si no lo echamos abajo para comenzar de nuevo, entonces estamos perpetuando la misma fuerza intimidatoria a la que se refería Doctorow".

Sin embargo, en ciertos aspectos, Jamie Lee Curtis ha estado reinventándose durante mucho tiempo. En diciembre de 1998, mientras miraba por la ventana de la cocina de una casa vacacional en Idaho —propiedad de ella y de su marido, el actor, escritor y director Christopher Guest—, Curtis se tomó un puñado de pastillas de Vicodin con una copa de vino. Ese hábito se había iniciado casi 10 años antes, cuando le recetaron el analgésico tras una cirugía cosmética. Estaba parada ante la ventana, esperando "esa linda sensación que producen los opioides", según recuerda Curtis, cuando se le acercó por la espalda una amiga suya que había ido a visitarla —una brasileña especialista en sanación— y le dijo en un fuerte susurro: "Tú no eres Jamie".

Ese comentario plantó una semilla. Un mes después, Curtis recogió un ejemplar de la revista Esquire y encontró un artículo en el que Tom Chiarella hablaba de su adicción a Vicodin. Y así se dio cuenta de quién era Jamie de verdad. "En su artículo decía que no sabía dónde estaba su certificado de matrimonio ni el acta de nacimiento de su hija", recuerda Curtis, "pero que sí sabía dónde en su casa estaba cada pastilla de Vicodin. Había dos en la punta de su bota izquierda, otra debajo de la visera de su gorra de béisbol (…) y reconocí todo el secretismo y la obsesión, y que esa persona era yo".

En febrero de 1999, Curtis inició su recuperación, y desde entonces ha vivido sin drogas ni alcohol. De no haber superado su adicción, según ella, estaría "muerta, sin duda". Gracias a la sobriedad, ha podido formar parte de una comunidad, como tanto deseaba, y ha asumido una nueva identidad: según ella, la de "simplemente una persona sobria: imperfecta, contradictoria, rota y redimida".

Y ha seguido aplicando la práctica de soltar. "Todos los días me quito algo de encima", dice. "Deshagámonos de eso, no lo necesito. Me refiero a las viejas ideas que ya no sirven". A mediados de los años 90, Curtis empezó a reducir su actividad de actriz para dedicar más tiempo a la crianza de sus dos hijos, al lado de Guest. Durante un tiempo, adoptó la fotografía como pasatiempo estable y coleccionó cámaras como una profesional. Ahora, dice, las ha regalado todas, y su iPhone le basta para tomar fotos.

Más recientemente, ha dejado de lado amistades que ella califica de "vampíricas" y ha ido poniendo límites con aquellas que ha decidido retener o reanudar. Y se siente cada vez más cómoda regalando su dinero.

Curtis y Guest establecieron hace muchos años la Syzygy Foundation, que promueve la salud infantil y las causas ambientales. Y mientras se encontraba en casa durante la pandemia, Curtis lanzó myhandinyours.com, una tienda digital que vende artículos de confort elaborados por artistas —esculturas, velas y campanillas de viento— en beneficio de Children's Hospital Los Angeles. Ella ha apadrinado el proyecto en su totalidad, y en menos de un año se han recaudado $250,000 para el hospital.

Posiblemente una de las "viejas ideas" más grandes que Curtis ha dejado atrás recientemente sea la noción de que el género es fijo. Con el permiso de su hija menor, Curtis revela que ella y Guest "hemos observado con asombro y orgullo cómo nuestro hijo se convirtió en nuestra hija Ruby. Ella y su prometido se casarán el año próximo, en una boda que yo oficiaré". Ruby, ahora de 25 años, es editora de juegos digitales, y su hermana mayor —Annie, de 34— es instructora de baile y está casada. Curtis dice que no tiene nietos: "Todavía no, pero espero tenerlos".

Su vida actual es, tal cual la describe ella, "una constante metamorfosis".

Descubrimiento

Jamie Lee Curtis sonriendo.

Brian Bowen Smith

 La mente libre e investigadora del individuo es la cosa más valiosa del mundo.

—John Steinbeck, Al este del Edén

La actriz me lleva a conocer la casa de al lado, que ella y Guest compraron en el 2016. En el último año, ha transformado este bungaló en un taller de escritura colaborativa, un estudio de grabación de pódcast y un depósito para su tienda myhandinyours.com. Atravesando rápidamente el patio, Curtis pasa frente al garaje y comenta: "Ese es el auto de mi marido". Se detiene en el jardín para mostrarme las rosas Lagerfeld, de color lavanda pálido, que recientemente aprendió sola a cultivar.

"Me guío por la idea de que lo que sé es que no sé mucho", dice Curtis. "En la escuela batallé con lo que supongo fue algún problema de aprendizaje, y apenas logré graduarme de la escuela secundaria, porque me inicié tan temprano en la actuación". (Curtis hizo su debut cinematográfico en 1978 como protagonista de Halloween, una película de terror).

Ahora está compensando el tiempo perdido, inspirada por las palabras de Steinbeck de que el cuestionamiento personal amplio es de suma importancia. Además de su frecuente participación en programas de educación virtual para adultos —como literaryaffairs.net, creado por la empresaria Julie Robinson—, Curtis se esfuerza conscientemente por probar cosas nuevas. Y entre ellas figura la producción de pódcast.

En noviembre del 2019, la autora Lisa Birnbach, amiga íntima de Curtis, descubrió una carta que su hija Boco Haft —quien es ahijada de Curtis— le había escrito a esta desde un campamento de verano, pero que nunca envió por correo. Cuando Curtis por fin leyó la carta, se le ocurrió la idea de una serie de televisión y contrató a Haft, ahora escritora de comedias, para crear un guion de ocho episodios a partir de la carta.

Aproximadamente en esa misma época, Curtis lanzó su propia empresa de producción, Comet Pictures, que actualmente se encuentra preparando una película y también una serie televisiva basada en las novelas de Patricia Cornwell que tienen como protagonista al personaje Kay Scarpetta. Ante la disminución de producciones presenciales a causa de la pandemia, Curtis decidió llevar adelante el guion de Haft como pódcast en vez de como programa televisivo. El elenco incluye al actor Jake Gyllenhaal (un buen amigo de Curtis) y a Sunny Sandler, la hija de 11 años del actor y comediante Adam Sandler.

Según Curtis, fue difícil grabar el pódcast en el bungaló antes de que estuviera listo su estudio insonorizado: "Nos metíamos debajo de los escritorios para hacer las grabaciones, y Jake estaba en un armario... es decir, fue bastante extraño. Yo tomé unos cojines de los muebles de afuera y creé una pequeña cueva". Letters From Camp (enlace en inglés) está ambientado en el 2005, año que fue elegido intencionalmente porque aún no existía el auge de las redes sociales, algo que Curtis detesta.

"Creo que las redes sociales son un veneno para los jóvenes", dice. "Aún no saben distinguir entre lo real y lo falso, entre lo amable y lo cruel. Nos perdemos en este deseo de conseguir seguidores. ¿Seguidores? ¡Esa palabra es grotesca!". El programa se estrenó en agosto del año pasado, y al poco tiempo se colocó en primer lugar entre los pódcast transmitidos por Audible. Curtis acaba de terminar de grabar la segunda temporada, en la que participa Daniel Radcliffe como invitado estelar. La tercera temporada se encuentra en etapa de planificación.

También durante la pandemia, Curtis grabó Good Friend (enlace en inglés), un pódcast en que conversa con otras destacadas personalidades sobre la amistad. El pódcast se transmitirá por iHeartRadio. "Y eso es solo el principio de esa labor creativa", dice Curtis, resplandeciente. "Las cosas están en marcha y son muy divertidas".

Giro

La actriz Jamie Lee Curtis se ríe.

Brian Bowen Smith

 La vida gira en torno a unos pocos segundos que nunca ves venir. Y lo que decides en esos breves instantes determina todo de ahí en adelante... Y no tienes idea de lo que harás hasta que no llegas a esa situación.

—Marisha Pessl, Special Topics in Calamity Physics

La vajilla guardada en los estantes de la cocina de Curtis está ordenada de acuerdo con su color y tamaño. Y en las cuatro paredes de la habitación de huéspedes se exhiben caricaturas de la revista The New Yorker, colocadas cada una a la misma distancia entre sí. Curtis alguna vez comentó, en broma, que su identidad profesional es la de una organizadora de armarios; ante todo, está siempre muy preparada. "Soy la típica participante de la Cruz Roja Americana, preparada para los terremotos, bien surtida de todo", reconoce.

Sin embargo, ha descubierto que los sucesos que más le han transformado la vida son aquellos que nunca vio venir. Y, como señala Marisha Pessl, todo dependió de la manera en que reaccionó a esas sorpresas. Allá por 1984, Curtis hojeaba un ejemplar de Rolling Stone y vio una foto de Guest junto a sus coprotagonistas de This Is Spinal Tap. Aunque nunca lo había conocido, ella dijo en voz alta: "Voy a casarme con ese hombre". Y cinco meses después de su primera cita, lo hizo.

Más recientemente, la actriz recibió una llamada inesperada de un director llamado David Gordon Green. Según recuerda Curtis, él le dijo: "Hola, Jamie. Oye, tengo una película". "Bien. Envíamela. Te responderé enseguida", dijo ella. "Leí el guion y le dije: 'Si, hagámosla' y ¡zas!". La película era la reedición del 2018 de Halloween y arrasó con las taquillas: generó $256 millones en ventas. "Fue uno de los estrenos más exitosos de la historia de la franquicia, y el papel estelar lo interpretó una mujer mayor de 50 años", dice Curtis, entusiasmada. "Fue como... 'qué pasó aquí? Eso no lo vi venir'. ¡Zas!". Curtis protagonizará otras dos versiones de la secuela de terror: Halloween Kills, que se estrenará en octubre, y Halloween Ends, en el 2022.

En febrero del año pasado, Curtis ya tenía las maletas preparadas para partir hacia Canadá, donde tenía previsto dirigir y protagonizar una película para la cadena Lifetime. Y entonces llegó la COVID-19. "Estaba lista para viajar, y al final pasé un año sin salir de casa", dice Curtis. "Eso sí fue un giro enorme. Todas nuestras vidas dieron un giro de grandes proporciones por algo que nadie vio venir".

Pero veamos lo que Curtis hizo en vez de filmar esa película. "De eso se trata", explica ella. "¿Para qué estamos haciendo planes, para qué estamos ahorrando?". Al tiempo que reconoce que es prudente hacer preparativos para el futuro, ya no permite que ahorrar para los malos tiempos le impida disfrutar de los buenos. "¿Por qué no nos ponemos esos pantalones de Prada para ir a almorzar con una amiga en vez de pensar que son solo para eventos formales? Ahora me siento libre al vivir genuinamente el momento y estar abierta a lo que surja".

Aceptar el amor

Jamie Lee Curtis en una sesión de fotos de AARP.

Brian Bowen Smith

Todos somos mejores cuando alguien nos ama.

—Alistair MacLeod, No Great Mischief

Cuando Curtis leía No Great Mischief y se topó con estas palabras sobre lo que vale ser amado, se quedó sin aliento. "Eso me mató", dice. "Pues no creo que jamás haya sentido eso realmente. De niña, no lo sentí".

Sin embargo, hoy se describe como "una romántica profunda y seria". Ha estado casada desde 1984 con Guest, a quien ella llama "el amor de mi vida", pero a la vez dice ser realista, sin padecer "mayores delirios de grandeza". Con ocasión del 35.º aniversario de su boda, ella le compuso una canción cuyo estribillo dice así: "Me siento segura cuando llego a casa y veo que estás tú".

Curtis se explica: "Así es el matrimonio de muchos años. Es la seguridad de saber que su auto está en el garaje, que no estoy sola y que él está aquí".

Todo eso tiene más sentido cuando Curtis revela su ritual secreto para la relajación, que acostumbra a realizar a la hora de dormir. A fin de disminuir el agitado ritmo de sus pensamientos, Curtis enciende su iPhone, abre YouTube y busca videos de un género muy particular: las propuestas de matrimonio donde una "movilización relámpago" sorprende a la novia bailando al son del tema "Marry You", éxito musical de Bruno Mars. El rostro de Curtis se cubre de lágrimas mientras ve al novio, lleno de esperanza, arrodillarse delante de los bailarines y su asombrada novia para expresar su propuesta haciendo mímica de la letra:

Es una noche hermosa. Estamos buscando algo tonto que hacer. Oye, mi amor, creo que quiero casarme contigo.

"Simplemente me deleita", explica Curtis. "He visto muchos de esos videos. ¡Cientos de ellos!". Se echa a reír. "Ese primer momento de comprometerse mutuamente, esa esperanza y emoción, es de verdad el inicio del matrimonio. Eso tiene algo de mágico, entre la realidad de la situación y la belleza de lo desconocido. El matrimonio es así. Y así es la vida".

Los grandes éxitos de Jamie Lee Curtis

Jamie Lee Curtis sostiene un cuchillo en una escena de la película 'Halloween'.

Compass International Pictures/Getty Images

Halloween, 1978

La carrera de Curtis despegó con el papel de la reina de los gritos Laurie Strode en esta película de terror dirigida por John Carpenter.

Eddie Murphy, Jamie Lee Curtis y Dan Aykroyd en la película 'Trading Places'.

Courtesy Everett Collection

(De izquierda a derecha) Eddie Murphy, Jamie Lee Curtis y Dan Aykroyd en "Trading Places".

Trading Places, 1983

Eddie Murphy y Dan Aykroyd protagonizaron esta comedia de amigos en la que Jamie interpretó a una prostituta con corazón de oro.

Jamie Lee Curtis protagoniza la película 'Perfect'.

Columbia Pictures/Courtesy Everett Collection

Perfect, 1985

Puede ser que su apodo, "The Body", se haya inspirado en esta película de romance que protagonizó junto a John Travolta; Jamie es una instructora de ejercicios aeróbicos que prefiere los leotardos de corte alto.

(De izquierda a derecha) Jamie Lee Curtis, John Cleese, Michael Palin y Kevin Kline en 'A Fish Called Wanda'.

MGM/Courtesy Everett Collection

(De izquierda a derecha) Jamie Lee Curtis, John Cleese, Michael Palin y Kevin Kline.

A Fish Called Wanda, 1988

Esta comedia de enredos criminales, en la que también participaron John Cleese y Kevin Kline, le permitió a Curtis consolidar su base de admiradores entre la generación de los boomers.

Arnold Schwarzenegger (izquierda) y Jamie Lee Curtis en 'True Lies'.

Ronald Siemoneit/Sygma/Sygma via Getty Images

Arnold Schwarzenegger (izquierda) y Jamie Lee Curtis en "True Lies".

True Lies, 1994

Jamie ganó un premio Golden Globe por su papel en esta comedia de acción, de la que Arnold Schwarzenegger también fue protagonista.

Lindsay Lohan y Jamie Lee Curtis en 'Freaky Friday'.

Buena Vista Pictures/Courtesy Everett Collection

Lindsay Lohan (izquierda) y Jamie Lee Curtis.

Freaky Friday, (2003)

En esta comedia de fantasía, el personaje de Curtis intercambia lugares (y cuerpos) con una adolescente interpretada por Lindsay Lohan.

Jamie Lee Curtis como Laurie y Nick Castle como Michael Meyers en la película Halloween.

MIRAMAX/Alamy Stock Photo

Halloween, 2018

El director David Gordon Green convenció a Curtis de que retomara el papel de Strode en esta película, que resultó ser todo un éxito taquillero. Ahora se están preparando secuelas.

(De izquierda a derecha) Katherine Langford, Toni Collette, Jamie Lee Curtis, Don Johnson, Michael Shannon, Riki Lindhome y Jaeden Martell en 'Knives Out'.

Claire Folger/Lionsgate

(De izquierda a derecha) Katherine Langford, Toni Collette, Jamie Lee Curtis, Don Johnson, Michael Shannon, Riki Lindhome y Jaeden Martell en "Knives Out".

Knives Out, 2019

En su papel de matriarca de una familia excéntrica, Curtis encabezó un reparto inolvidable en este misterio policial protagonizado por Daniel Craig. Netflix ganó recientemente una guerra de ofertas para la transmisión de una serie de secuelas.

Meg Grant es periodista de entretenimiento y vive en Los Ángeles. Su retrato de Viola Davis se publicó en el ejemplar de diciembre 2020/enero 2021 de AARP The Magazine