Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

10 temas inolvidables de bolero ranchero

Un híbrido de dos géneros tradicionales de Cuba y México se abrió su propio espacio en la música.


spinner image Lola Beltrán, Pedro Infante, Pedro Fernández

Pedro Infante: “Cien años”

spinner image Pedro Infante
FERNANDO LUNA

A la hora de interpretar canciones tristes, Pedro Infante tenía una reserva ilimitada de ternura y sensibilidad. Este talento lo ubicó rápidamente como uno de los referentes indispensables del bolero ranchero. Una composición de los mexicanos Rubén Fuentes y Alberto Raúl Cervantes, “Cien años” es quizás el bolero más complejo en la discografía de Pedro. La melodía —sinuosa, esquiva, inolvidable— complementa una letra fatalista que reprocha con amargura la indiferencia de una mujer, sin dejar de lado la intensidad del enamoramiento inicial.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

spinner image Portada del disco  Javier Solis con trío
From the collection of Ernesto Lechner

Javier Solís: “Sombras”

Sería un error suponer que el bolero ranchero se nutre exclusivamente de material mexicano. Fue justamente el rey de este género —el inolvidable Javier Solís— que decidió adaptar canciones de otros estilos a las sonoridades de las trompetas, los violines y el guitarrón. “Sombras... nada más” era originalmente un tango de letra desgarradora escrito por el argentino José María Contursi, especialista en narrativas de amores trágicos. En la voz de Javier, se convirtió en un bolero ranchero trascendental, gracias a la sensibilidad a flor de piel que marca todas las grabaciones de este cantante que falleció a los 34 años.

spinner image Busto de tributo a José Alfredo Jiménez
Mezcalent

José Alfredo Jiménez: “La media vuelta”

Amplificados por el vozarrón de su creador, los boleros rancheros del inconfundible José Alfredo Jiménez se alejan de la delicadeza que caracteriza a Pedro Infante y Javier Solís. José Alfredo encontró inspiración en sus romances traicionados y una notoria afición por las bebidas alcohólicas. “La media vuelta” empieza con un viboreo exaltado de las trompetas —como un llamado a las armas— abriendo paso a una letra que utiliza el imperativo y el despecho para mejor expresar su intensa desilusión por un amor truncado.

spinner image Estatua en tributo al cantante Pedro Vargas
Dbimages / Alamy Stock Photo
spinner image Shaila Dúrcal
Gabriel Olsen

Shaila Dúrcal: “En mi viejo San Juan”

Mientras que el apogeo absoluto del bolero ranchero ocurrió durante la década del 60, el género sigue siendo cultivado por intérpretes jóvenes. Es el caso de la española Shaila Dúrcal —hija de Rocío— que como su madre encontró en la ranchera un marco ideal para las complejas texturas de sus cuerdas vocales. En el 2009, Shaila se rodeó de un mariachi tradicional para grabar una suntuosa versión de “En mi viejo San Juan”, un bolero puertorriqueño de 1943 que vibra plenamente con los condimentos de la ranchera.

spinner image Amalia Mendoza
Mezcalent

Amalia Mendoza: “Mucho corazón”

El sonero cubano Beny Moré interpretó “Mucho corazón” como si fuera un bolero tradicional. Pero el tema también existe como bolero ranchero en la grabación arrebatada de Amalia Mendoza, con un depurado arreglo de cuerdas que le agrega dulzura a la melodía original. Esta canción —con su letra empapada de dolor sobre un hombre mezquino que cuestiona obsesivamente el pasado de su enamorada— fue escrita por Ema Elena Valdelamar, compositora mexicana que conoció el éxito en la década del 50.

spinner image Lola Beltrán
Mezcalent

Lola Beltrán: “Cenizas”

Su voz era inmensa, épica, avasalladora. Quizás por eso la llamaban “Lola la grande”. Por lo general recordamos a Lola Beltrán a través de rancheras llenas de brío como “Paloma negra”, pero la cantante oriunda de Sinaloa también acarició con su voz a varios boleros rancheros, incluyendo el delicioso sentimentalismo de “Cenizas”. Esta composición de Wello Rivas —exponente de la trova yucateca— se dio a conocer inicialmente en la versión caribeña de Toña La Negra.

spinner image Estatua en tributo al cantante Pedro Vargas
Dbimages / Alamy Stock Photo

Pedro Vargas: “Se te olvida (La mentira)”

Javier Solís fue el indiscutido rey del bolero ranchero y “Se te olvida” es una de las muchas canciones que conocieron una versión definitiva a través de su voz. La combinación de una melodía cadenciosa con una letra llena de reproche y veneno romántico la confirman como un ejemplo perfecto del género. Otra versión, diferente pero fascinante, es la del tenor Pedro Vargas con el Mariachi Vargas de Tecalitlán. Pedro substituye la tristeza etérea de Javier con un tono más recio, y el resultado es memorable.

spinner image Vicente Fernández
Chris Ryan - Corbis

Vicente Fernández: “Payaso”

Un artista que desde el principio de su carrera fue especialmente cuidadoso con la elección de su repertorio y la producción de sus discos, Vicente Fernández mantuvo viva la tradición del bolero ranchero con frecuentes incursiones en el cancionero clásico. Su versión de “Payaso” —tema emblemático de Javier Solís— es maravillosa, con un grandilocuente monólogo hablado y la voz del Chente en su máximo apogeo.

spinner image Pedro Fernández
Rodrigo Varela
Compras y comestibles

Walmart+

Descuento de $20 en una membresía anual de Walmart+

See more Compras y comestibles offers >

Pedro Fernández: “Gema”

Con el paso del tiempo, los artistas más jóvenes del género regional mexicano continúan agregándole innovaciones a los estilos del pasado. En 1996, Pedro Fernández grabó “Gema” —tema fundamental— en una versión que mantiene las estructuras básicas del bolero ranchero, pero también le agrega ciertos dejos de balada romántica. El resultado es suave y melancólico, apuntalado por la extraordinaria voz de Pedrito.

spinner image Alejandro Fernández
Age fotostock / Alamy Stock Photo

Alejandro Fernández: “Regálame esta noche”

En el 2008, Alejandro Fernández decidió complementar el lanzamiento del compilado De noche: clásicos a mi manera con la flamante grabación de cuatro clásicos. Su versión de “Regálame esta noche” de Roberto Cantoral demuestra que el bolero ranchero no ha perdido nada de su vigencia. Ayudado por un arreglo minimalista de percusión e instrumentos de cuerda, Alejandro suena atemporal, como si hubiera salido de una máquina del tiempo proveniente de los años 50. 

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?