Skip to content

Guías para el cuidado de una persona mayor: aprovecha estos recursos e información.

 

Vístete para lucir durante las fiestas

Qué ponernos (o no) antes de salir a disfrutar las celebraciones de fin de año.

Personas en una cena de navidad

Tetra Images, LLC / Alamy Stock Photo

La legendaria Coco Chanel nos dejó un consejo maravilloso: “Cuando estés vestida, antes de salir de la casa, mírate bien en el espejo y quítate al menos una cosa”.  Genial observación, pues muchas veces queremos lucir tan bellas y elegantes que exageramos y se nos va la mano. Esto ocurre mucho en época de fiestas, especialmente cuando la moda propone infinitas “tentaciones” que pueden realzar nuestro estilo o hacernos lucir.  


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Solo basta recorrer las tiendas para encontrarnos maravillas como ropa de lentejuelas en todos los colores del universo, adornos de plumas, telas de brillo fulgurante, texturas en oro y plata, joyería de fantasía espectacular, un arcoíris de bolsos de satén y zapatos con plumas y pedrería, ¡y deseamos comprarlos todos! Pero recuerda las sabias palabras de Coco y Oscar evita a toda costa comprar ropa por impulso porque puedes cometer errores.

Para vestirte de fiesta, recuerda siempre tres reglas básicas:

  • No lleves demasiado “brilla-brilla”. Solo ponte un toque, sin exagerar.
  • No enseñes más de lo que debes. Los escotes “de vértigo” no son apropiados.
  • No vayas demasiado elegante a un cóctel o evento semiformal.  

Un estilo clásico es siempre ganador

Mi experiencia en el mundo de la moda me lleva a la conclusión que las mujeres más elegantes siempre llevan ropa de un estilo clásico —con telas y cortes de la mejor calidad posible— y realzan su look con pocos pero bellos accesorios. Los modelos extravagantes son ideales para las celebridades en las alfombras rojas, pero no para fiestas familiares, eventos de trabajo o reuniones de amigos.

Carolina Herrera, una de las mujeres más elegantes del mundo, siempre insiste en la importancia de la calidad de la ropa. Además, ha comentado: “¿De qué vale llevar un vestido caro si tiene un botón medio suelto y no está perfectamente planchado? ¿O unos zapatos carísimos pero polvorientos y descuidados?”.

Un tip nuestro: lleva la ropa interior apropiada, que no marque ni acentúe “michelines”, pero que sí produzca una línea pareja.

Para las fiestas, considera estas opciones

  1. Pantalones rectos, de terciopelo o satén —no demasiado anchos, ni tampoco leggings o pitillo— con un top bonito. Otra opción es una falda larga con una camisa de seda o un pulóver cuello de tortuga. Un look muy adaptable para todos los momentos, bien sean formales o informales.
  2. Un vestido del estilo que mejor vaya con tu figura, ¡un detalle vital! Ni demasiado ceñido, ni demasiado corto, o con un diseño que marque las partes menos atractivas de tu cuerpo. Un buen entalle es de rigor. El espejo de la tienda —y ser sincera contigo misma— ayudará. Debemos sentirnos nosotras mismas con la ropa que llevamos y no “disfrazarnos” porque algo esté de moda.
  3. Un traje pantalón en una tela para la noche (brocado, satén, terciopelo o gabardina color entero) con una camisola de seda u otra tela bonita debajo. Favorece mucho y siempre proyecta una elegancia muy apropiada. Por ejemplo: traje pantalón en brocado color plata o negro con una camisola en seda gris plata o negra.
Collar de perlas

StudioSource / Alamy Stock Photo

Siempre es chic ir de negro, pero puedes alegrar el look con accesorios

  1. Aretes colgantes o pegados a la oreja avivan y embellecen la cara. Si son largos, no los uses con un collar corto, o pegado al cuello.
  2. Collares que “alarguen” el torso. Varios collares largos dorados, o de perlas, estilo Chanel, son muy elegantes
  3. Un broche espectacular, a un costado del hombro.
  4. Un brazalete o anillo, estilo barroco, está de moda.

Regla de oro: no usar demasiadas joyas a la vez. Unas perlas, de cualquier color, siempre son perfectas, y las doradas lucen bellas con negro.

Los últimos detalles

  1. Para disimular un cuello no tan perfecto, enrolla una bufanda larga y muy suave en un color contrastante —como el rojo— que caiga sobre el top con elegancia. ¡Hace milagros!
  2. Lleva zapatos estilo salón (pumps) con tacones medianos (2 pulgadas son los más cómodos) o sandalias de noche. Pero siempre muy cómodos.
  3. El bolso de noche —nunca demasiado pequeño— que puedas llevar en la mano o el brazo con comodidad y tenga espacio para teléfono, llaves, dinero, lápiz labial, etc.

¡Ya estás lista para disfrutar de las fiestas!

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.