Skip to content
 

El Servicio Postal reintroduce los servicios bancarios

Las oficinas de correos no han ofrecido la opción de cambio de cheques desde 1967.

Dos hombres colocando un letrero debajo de la pared exterior de una oficina del correo postal en Hamilton, Nueva Jersey

GETTY IMAGES NEWS

In English

El Servicio Postal de EE.UU. vuelve a brindar servicios financieros, algo que no ha hecho desde hace 55 años. Los nuevos servicios empezarán poco a poco. Por un cargo fijo de $5.95, clientes en Washington D.C.; Falls Church, Virginia; y el Bronx, Nueva York, podrán cobrar sus cheques de nómina o de negocios (hasta $500) y transferir los fondos a una tarjeta de débito. Si todo va bien, el Servicio Postal dice que los clientes con el tiempo podrían pagar sus cuentas, depositar y retirar fondos, y enviar dinero a otras oficinas de correos. La idea es atender a los millones de personas en el país que no tienen acceso a un banco.

“Es un gran problema para las personas sin acceso o con acceso nulo o limitado a servicios de banca y que a menudo se ven atrapadas en el proceso predatorio de los préstamos de día de pago y de cambio de cheques”, dice el presidente del sindicato American Postal Workers Union, Mark Dimondstein. “Las personas de bajos ingresos, ya sea que estén trabajando o jubiladas, gastan hasta un 10% de sus ingresos en estos cargos y servicios. En cambio, el Servicio Postal es una institución pública de confianza que ya proporciona servicios financieros básicos, como los giros postales”.

Durante años, el Servicio Postal ha estado perdiendo dinero y se ha visto obligado a cerrar oficinas y a recortar servicios. Durante la pandemia de COVID-19 los empleados postales entregaron suministros y kits de pruebas de COVID-19 a los residentes, demostrando la utilidad del Servicio Postal. Los defensores sostienen que el Servicio Postal puede brindar más ayuda a las comunidades rurales y a los adultos sin acceso a servicios bancarios con sus necesidades financieras básicas. A principios de marzo, el Congreso aprobó la Ley de Reforma del Servicio Postal, que elimina las reglas presupuestarias que fueron un factor influyente en las pérdidas sufridas durante 14 años. También dispone que el correo se entregue seis días a la semana, excepto los feriados federales.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


El Sistema de Ahorro Postal de Estados Unidos terminó en 1967

La idea de ir a una oficina de correos para cobrar un cheque puede ser nostálgica. Después de todo, el Servicio Postal dejó de prestar servicios bancarios en 1967. Anteriormente, el Sistema de Ahorro Postal era muy poderoso, con miles de millones de dólares en activos en su momento de auge. Era la única institución en cada localidad donde el Gobierno federal protegía tu dinero. Todo esto cambió cuando se creó la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC) en 1933 y el Gobierno federal garantizó los depósitos bancarios. Con el tiempo, desapareció la demanda de servicios bancarios postales.

Hoy en día, la mayoría de las personas usan los bancos para ahorrar su dinero, pero todavía hay millones de personas en el país que no tienen acceso a servicios financieros o que carecen de una cuenta corriente o de ahorros. Por lo general dependen de servicios costosos de cobro de cheques o préstamos de día de pago para obtener acceso a sus fondos.

Entre los hogares sin acceso a servicios bancarios en el país, AARP encontró que 3.1 millones eran familias encabezadas por alguien de 50 años o más. De estos, un 13% son hogares afroamericanos/negros, mientras que un 11% son hogares hispanos/latinos. Entre los hogares que usan servicios de cambio de cheques y de préstamos de día de pago, aproximadamente 14.2 millones están encabezados por una persona de 50 años o más que no tiene acceso a servicios financieros básicos. Incluso para quienes tienen cuentas bancarias, el acceso a sus sucursales locales, en particular en los vecindarios rurales, es cada vez más difícil. En el 2021, se cerraron más de 4,000 sucursales bancarias, lo que supuso un récord de cierres en un año.

Se necesitan servicios bancarios postales en las zonas rurales

En los pueblos pequeños que tal vez tengan una sola gasolinera, un solo restaurante y una única oficina de correos en el centro, viajar una larga distancia para ir al banco no es una opción viable. Realizar tus operaciones bancarias en la oficina de correos sí lo es. De sus más de 31,000 oficinas de correos, una cantidad superior a 17,000 se encuentran en vecindarios que solo cuentan con una o ninguna sucursal. Son esos hogares de difícil acceso a los que el Servicio Postal está intentando llegar.

Algunos de los servicios que el Servicio Postal puede ofrecer sin un cambio en la ley incluyen:

  • Cambio de cheques de pago
  • Cajeros automáticos en los vestíbulos de las oficinas postales
  • Pago de cuentas
  • Transferencias electrónicas de dinero

Para ofrecer cuentas de ahorros y préstamos por cantidades pequeñas se requiere una ley aprobada por el Congreso. “Esto aportaría ingresos muy necesarios a las oficinas de correos y al mismo tiempo eliminaría las prácticas predatorias”, dice Dimondstein. “Proporcionaría ingresos con precios justos que no se aprovechan de las personas del país”.

 

Donna Fuscaldo es una escritora y editora colaboradora especializada en finanzas personales y salud. Lleva más de dos décadas escribiendo y cubriendo noticias para varias publicaciones nacionales, como The Wall Street JournalForbes, Investopedia y HerMoney.