Skip to content
 

6 consejos para economizar durante la temporada festiva del año

No tienes que ser tacaño para ajustarte a tu presupuesto.

Calculadora en medio de un adorno navideño y un regalo de navidad

ALENA IVOCHKINA/GETTY IMAGES

In English

Las compras festivas —y conseguir las mejores ofertas— pueden apoderarse del sentido común de algunos consumidores. Piensa en el Viernes Negro que, irónicamente, cae el día después de Acción de Gracias, festividad en la que agradecemos lo que tenemos. ¿Quién puede olvidarse de esas personas que esperan en fila desde la madrugada, horas antes de que abran las tiendas? ¿O de los que empujan a otros a un lado para arrebatar la mercancía en oferta?

Cuando se mantiene bajo control, gastar dinero puede ser una diversión encantadora e inofensiva, en particular cuando encuentras el regalo perfecto para alguien especial. La fiebre de las fiestas ya ha dado señas de estar propagándose. ¿Cómo hacer para no perder la cabeza y evitar reventar tu presupuesto con la inflación en aumento?


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


Crear un presupuesto para las fiestas ayuda a controlar las deudas

Con el alza de las tasas de interés, este sería un momento espantoso para aumentar los saldos de tus tarjetas de crédito, dice Larry Hendrickson, fundador y socio director de G&H Financial en North Canton, Ohio. “Las fiestas de fin de año pueden hacerte caer en un pozo muy costoso del cual será difícil salir si tomas malas decisiones”.

Es eso justamente lo que están haciendo millones de consumidores. Según el último estudio sobre la deuda de tarjetas de crédito (“Credit Card Debt Study”) de WalletHub, los consumidores acumularon $67,100 millones en deuda con tarjetas de crédito durante el segundo trimestre del 2022, la cifra récord jamás registrada en el segundo trimestre de cualquier año. WalletHub proyecta que la deuda de los consumidores llegará a un total de $110,000 millones este año.

Aun así, no querrás sentirte como un tacaño y desilusionar a los seres especiales de tu vida. Por suerte, si planeas con cuidado, podrás celebrar y ser generoso sin arrepentirte. Aquí presentamos soluciones a los retos más comunes que afronta el presupuesto para las fiestas.

1. Haz una lista y revísala dos veces

Problema: En este momento, es abrumador pensar en las fiestas y te preocupan los precios.

Solución: Crea una lista completa para las fiestas antes de que comience el frenesí.

Incluye todos los artículos principales, como regalos, comida y decoraciones para las fiestas de fin de año, así como ropa festiva para la ocasión, aconseja Julie Ramhold, analista de consumo de DealNews.com. “Al calcular esto ahora, podrás fijar un presupuesto para las fiestas con mucha anticipación y así será más fácil ajustarte a él”, agrega ella. También evitarás pagar más si tienes que comprar algo a último momento.

Cuando prepares esta lista, decide la cantidad que está a tu alcance gastar en familiares y amigos, y síguela estrictamente, dice Hendrickson. “Es difícil evitar la tentación de comprarles algo a todos tus conocidos”.

2. Pasa por alto el Viernes Negro y el Ciberlunes

Problema: Hay una presión tremenda de comprar durante el Viernes Negro y el Ciberlunes, que no es fácil de soportar.

Solución: Deja pasar esos días.

Piensa en el Viernes Negro o el Ciberlunes del año pasado. ¿Se te olvidó que tenías que comprar regalos y terminaste con una pila de cosas para ti que no pudiste resistir? Ajústate a tu lista de regalos o quédate en casa leyendo un libro.

Es cierto que, si compras con cuidado, puedes conseguir excelentes ofertas el Viernes Negro y el Ciberlunes, que caen el 25 y el 28 de noviembre, respectivamente. Además, es probable que otras tiendas ofrezcan descuentos similares semanas antes. “Hay mucha probabilidad de que veamos comercios como Target ofrecer descuentos competitivos durante el mismo período”, señala Ramhold. “Esos eventos podrían servir como inicio no oficial de la temporada del Viernes Negro”.

Pero si tus compras impulsivas tienden a desbocarse, recuerda que es posible encontrar excelentes ofertas el año entero, por ejemplo, en el Día de los Presidentes, el Día de la Madre, el Día del Padre, el Día de los Caídos, el 4 de Julio y, por supuesto, el Día del Trabajo. Otro ejemplo es el domingo en que se juega el Super Bowl. En vez de comprar un televisor el Ciberlunes, podrías esperar a fines de enero. Los precios de los televisores suelen rebajarse justo antes del gran campeonato.

3. Recurre a las tiendas de descuento para comprar decoraciones y regalos pequeños

Problema: Te encanta decorar, donar a campañas escolares y colectas de juguetes, y agradecer con pequeños obsequios a los que te prestan servicios.

Solución: Busca comercios de descuentos para esos artículos. No es necesario que sean de marca.

Las chucherías festivas, el papel de regalo, las tarjetas, las decoraciones y los artículos para fiestas de todo tipo van a costar menos en tiendas como Dollar Tree, Dollar Store o Dollar General. Los artículos de PaperSource o Hallmark son más caros. Para comprar pequeños obsequios para tu peluquera, el encargado de tu edificio o el cartero, recurre a tiendas de descuento como Christmas Tree Shops, HomeGoods u otras similares de tu zona.

4. Regala algo creado por ti

Problema: Comprar regalos puede ser costoso y estresante, en particular para amigos y parientes que no ves seguido. Sin embargo, te puede parecer impersonal obsequiar tarjetas de regalo.

Solución: Hornea galletas, prepara mermeladas o diseña ornamentos u otras manualidades para regalar. Los regalos con un toque personal son del agrado de todos. Si tienes nietos, inclúyelos en la diversión. Sentarás un buen ejemplo mientras creas un recuerdo inolvidable.

También puedes encontrar artículos como frascos para mermelada, bolsas decorativas, materiales para manualidades, entre otros, en tiendas de descuento como Dollar Tree. Si te organizas, puedes crear tus obsequios un fin de semana y enviarlos la semana siguiente.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


5. Compra al por mayor cuando sea posible

Problema: Vas a tener varias fiestas en tu casa y planeas asistir a las de otros

Solución: Para complacer a tus invitados y obsequiar algo a los otros anfitriones, busca oportunidades de comprar al por mayor. Por ejemplo, una caja de tu vino favorito de precio moderado te resuelve el problema para varios eventos. Las tiendas como Costco o Sam’s Club también ofrecen una gran variedad de comestibles para las fiestas. No obstante, asegúrate de no comprar de más.

6. Simplemente di “no”

Problema: Hay demasiadas celebraciones a las que asistir y demasiados pedidos de donaciones.

Solución: No te sientas obligado a aceptar todas las invitaciones a fiestas y resiste la tentación de comprarte ropa nueva para las que aceptes.

Además, date permiso para examinar las donaciones caritativas (en inglés) que te pidan hacer en el trabajo o al pagar en la caja de las tiendas. Realiza una donación si lo deseas, pero en lugar de contribuir efectivo en la oficina o en una tienda, hazlo con cheque o en línea. “De esa manera podrás donar la cantidad que esté a tu alcance sin sentirte presionado por otros”, explica Ramhold.

 

Patricia Amend es autora y editora de estilos de vida desde hace 30 años. Ha sido redactora de planta en la revista Inc., periodista en Fidelity Publishing Group y redactora principal en Published Image, una empresa de educación financiera que fue adquirida por Standard & Poor's.