Skip to content
 

Formas de comenzar a ahorrar a medida que aumentan las tasas de interés

Opciones de cuentas simples y económicas para crear fondos de emergencia y generar ahorros jubilatorios.

Estadística del mercado de valores con un lapicero encima

TWOHUMANS/GETTY IMAGES

In English

Ahora es más fácil que nunca crear un plan de ahorro, ya sea que estés guardando dinero para la jubilación, para unas vacaciones o para una emergencia. Todo lo que tienes que hacer es decidir cuál es la mejor forma de ahorro para ti.

Hasta no hace mucho, los bancos, los fondos mutuos y las compañías de corretaje requerían un depósito de $1,000 o más para abrir una cuenta u obtener un rendimiento más alto. Algunos todavía lo hacen, pero la cantidad de bancos que no requieren un depósito mínimo para obtener altos rendimientos está creciendo.

La mayoría de estas instituciones también ofrecen planes de inversión automática, lo que evita la molestia de tener que hacer cheques para depositar en tu cuenta de ahorros cada mes. El mundo financiero está feliz de abrir una cuenta para ti, incluso si tienes muy poco dinero, y recurrir a tus otros fondos regularmente para ayudarla a crecer.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Y lo que es aún mejor: ahora puedes obtener algo de interés de tus ahorros, en vez de nada, tal como había sido el caso en los últimos años. El rendimiento promedio a un año de un certificado bancario de depósito, por ejemplo, se ha duplicado en el último año, según información de Bankrate.com —en inglés—. (Ahora es de alrededor del 2%, lo que es mejor que el 1%). Algunas cuentas de ahorro también están pagando el 2%.

Elige dónde colocar tu dinero y por cuánto tiempo. Normalmente, cuanto más tiempo bloqueas tus ahorros, más ganas. También ganas más si estás dispuesto a asumir más riesgo.

Se están derrumbando las barreras

Unos diez años atrás, para ganar la mejor tasa de interés que ofrecía un banco había que aportar una gran cantidad de dinero (en algunos casos, podía llegar a $100,000). Actualmente, tu banco te sigue queriendo más y te da mejores tasas de interés si le llevas $100,000, pero también puedes obtener buenos rendimientos en algunos bancos que no tienen requisitos de depósitos mínimos.

Los fondos mutuos, las compañías de corretaje y los bancos también han estado reduciendo los cargos y los mínimos en la última década. ¿El motivo? La competencia, dice Christine Benz, directora de finanzas personales de Morningstar, la empresa de Chicago dedicada al seguimiento de inversiones. “Durante más de diez años, los proveedores de inversiones han estado compitiendo en una carrera para reducir los cargos y reducir o eliminar el capital mínimo requerido para invertir”, dice.

Las compañías financieras también están comenzando a creer lo que han dicho por mucho tiempo: que los pequeños inversionistas, con el tiempo, se convierten en grandes inversionistas. “Las empresas están jugando un juego a largo plazo”, dice Benz. “Reconocen que incluso si un inversionista no es necesariamente rentable para ellas al principio, podría serlo más adelante, a través del pago de otros servicios, como asesoramiento, o al pasar a productos más costosos”.

Por eso, ahora es posible acceder a inversiones de bajo costo y con capital de inversión mínimo por... nada. Y lo que es aún mejor: son pocos los fondos de servicios financieros que no recurrirán a tu cuenta bancaria en forma regular, lo cual te permite poner tus ahorros en piloto automático. Eso es mucho más fácil que tener que transferir dinero por tu cuenta cada mes. “Mi mejor consejo es automatizar esas contribuciones de ahorro, tal como harías con las contribuciones a un plan 401(k)”, dice Benz.

La pregunta, entonces, es qué clase de inversiones deberías elegir para lograr tu objetivo de ahorro, ya sea que busques un fondo para emergencias o unas vacaciones en Bora-Bora.

Dinero seguro y a corto plazo

Tu primer objetivo de ahorros debería ser un fondo para emergencias. Si el refrigerador deja de funcionar o la transmisión del auto suena como una lata con clavos cayendo por la escalera, necesitarás un fondo de emergencia para cubrir la reparación. Siempre es mejor pagar las emergencias al contado que acumular deuda en una tarjeta de crédito que te llevará años cancelar.

Si aún estás trabajando, necesitarás el equivalente a varios meses de gastos en caso de que pierdas el empleo. (Esto es especialmente importante si la economía se presenta inestable, como sucede ahora). Los planificadores financieros dicen que debes tener entre tres y seis meses de sueldo guardados, lo cual es una cantidad intimidante. No dejes que eso te detenga: si ahorras lo suficiente para una transmisión o un refrigerador nuevo, eso es un buen comienzo.

Lo que buscas es poder recurrir a la cuenta en cualquier momento sin pagar una penalidad; eso te deja dos opciones: cuentas de ahorros y fondos mutuos del mercado monetario. Las cuentas de ahorro, ofrecidas por los bancos, por lo general te permiten retirar dinero cuando lo deseas y están cubiertas por el seguro bancario federal. Actualmente, puedes abrir una cuenta de ahorros con un rendimiento de hasta el 2.2%, según Bankrate.com. Aunque eso no se compara con la inflación, que ha alcanzado el 9.1% en los últimos 12 meses, de todos modos es un 2.2% más de lo que probablemente estés obteniendo en tu cuenta corriente.

A menudo encontrarás las mejores tasas en cuentas de ahorro en los bancos en línea, que no tienen que pagar esos vestíbulos de mármol. Las cuentas en los bancos en línea están cubiertas por el seguro federal, y los bancos ofrecen otros servicios en línea, como hipotecas, tarjetas de débito, tarjetas de crédito e incluso puntos para empresas de aviación. Bankrate.com en estos momentos lista tres bancos en línea con cuentas de ahorro que pagan más del 2%, todas con un mínimo de $1 o menos.

Los fondos mutuos del mercado monetario son fondos mutuos que buscan mantener el precio de sus acciones a un valor constante de $1. Sus rendimientos suben y bajan con las tasas de interés a corto plazo. El rendimiento promedio actual de los fondos monetarios es del 1.89%, según Money Fund Intelligence, si bien hay varios que tienen rendimientos de más del 2%. Si la Reserva Federal continúa aumentando las tasas de interés, el rendimiento de tu fondo crecerá con ellas. Puedes acceder a muchos fondos del mercado monetario sin ningún requisito de inversión mínima a través de agentes de corretaje de descuento (más información sobre ellos más adelante).

A largo plazo, con más riesgo

Si estás ahorrando para la jubilación, necesitas una amplia gama de inversiones, como acciones, bonos y fondos del mercado monetario. Los fondos mutuos de acciones y bonos son inversiones a largo plazo, lo cual significa que debes planear mantenerlas 10 años o más, según aconsejan los expertos. Por lo general —si bien no siempre— ganarás más con las acciones y los bonos que con cuentas de ahorros en un período de diez años, a pesar de los altibajos aterradores que se dan de vez en cuando. La mayoría de las personas invierten en fondos de acciones y bonos para alcanzar un objetivo a largo plazo, como un fondo para la educación universitaria de los niños o una cuenta jubilatoria.

Idealmente, tendrás un plan 401(k) de ahorro jubilatorio o algo similar en el trabajo. En un plan de jubilación tradicional, el dinero ingresa a la cuenta antes de pagar impuestos, lo cual es una gran ventaja cuando estás construyendo un fondo jubilatorio. El dinero que cobras se reduce en menos de la cantidad de tu contribución porque has reducido tu ingreso tributable y, por lo tanto, los impuestos que debes.

Sin embargo, alrededor de la mitad de todos los trabajadores del sector privado no tienen acceso a un plan de ahorros en el lugar de trabajo, algo que AARP se está esforzando intensamente por corregir (en inglés). Mientras tanto, puedes abrir una cuenta individual de retiro (IRA) o una cuenta de ahorros en alguno de los muchos agentes de corretaje de descuento (y algunas compañías de fondos mutuos) sin una inversión inicial, y a menudo sin tener que pagar cargos por la compra o venta de valores.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Por ejemplo, compañías de corretaje de descuento como Charles Schwab & Co., Fidelity Investments, TD Ameritrade, Merrill Edge y E*Trade no tienen un requisito mínimo de inversión para abrir una cuenta. Si buscas un fondo del mercado monetario sin requisito mínimo, puedes encontrar uno —además de cientos de fondos de acciones y bonos— en estas firmas de descuento. En muchos casos, tampoco te cobrarán comisión por comprar o vender en ninguno de esos fondos.

“Si el objetivo es ahorrar para la jubilación, un buen fondo todo en uno, como un fondo con fecha meta o uno con asignación estática, es una base sólida para esas contribuciones automáticas”, dice Benz. “La idea es eliminar tanta fricción como sea posible, y al invertir en forma automática en un fondo todo en uno se eliminan las decisiones estresantes sobre si es buen momento para invertir o adónde dirigir las inversiones”.

 

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.