Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

5 maneras de ahorrar en entradas para eventos

La paciencia y la flexibilidad son clave para que no te salgan tan caros los boletos.

Personas hacen una línea para entrar al estadio de los Yankees en el Bronx, Nueva York, el 1 de abril de 2021

GETTY IMAGES NEWS

In English

Ahora que más personas en este país están vacunadas y se han reducido los casos de COVID-19, el público vuelve una vez más a asistir a eventos deportivos y conciertos. Ya se dio la luz verde para que cada uno de los 30 estadios de la National Football League (NFL) se llene hasta su capacidad máxima, al igual que numerosas arenas de la National Basketball Association (NBA).  

Y algunos de los artistas más famosos empiezan a salir de gira, después de pasar casi dos años de quedarse en casa o presentarse por Zoom. Están a la venta las entradas de la gira de Coldplay del 2022, y en diciembre próximo saldrán a la venta las de la gira de Bruno Mars.  Otros artistas, como Tedeschi Trucks Band, están en vías de agregar fechas a las giras que tienen programadas para el 2022.

Si tienes ganas de ver un partido importante o el concierto de un artista famoso, es probable que te salga bastante caro. El precio promedio de una entrada a un partido de la NFL es de $151, según SeatGeek, una popular empresa de venta de boletos. Por su parte, las entradas a los partidos de la NBA cuestan en promedio $94. Según los datos más recientes divulgados por Statista, las entradas a conciertos en el 2019 costaron como promedio $96, si bien se puede cobrar mucho más por los artistas más famosos, como Taylor Swift o Bruce Springsteen.

Pero no siempre te tiene que salir tan caro ver a tu equipo o artista favorito. A continuación ofrecemos cinco consejos sobre cómo ahorrar para poder apreciar —de cerca y en vivo— a las grandes estrellas del deporte y de la música.

1. Espera

Por lo general, se consiguen los mejores precios cuando las entradas acaban de ponerse a la venta en la taquilla.  Muchas veces, sin embargo, las entradas se agotan en pocos minutos, a menudo porque las acaparan los revendedores de boletos. Si no puedes conseguir entradas de la fuente original —la taquilla—, tendrás que comprarlas en el mercado secundario por medio de revendedores como StubHub, SeatGeek o Gametime (enlaces en inglés). "Generalmente se ve un gran aumento en el precio hasta aproximadamente una semana antes del partido, después de lo cual los precios suelen disminuirse", señala Brad Griffith, director ejecutivo y fundador de Gametime.

Cuanto más esperes, menos costará la entrada, ya que los vendedores temen quedarse con un inventario que al poco tiempo no valdrá nada. Si compras entradas a un partido de la NFL con 30 días de anticipación, probablemente te costarán un 10% más del promedio; en cambio, el precio a un día del partido será un 40% inferior al promedio.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


2. Espera hasta última hora

Como en muchos casos las entradas pueden descargarse en el teléfono inteligente, a veces se pueden conseguir muy buenos precios si esperas hasta apenas una hora antes del inicio del evento. "Es en ese momento cuando muchos vendedores y suministradores buscan deshacerse del inventario que saben que está a punto de no valer nada", dice Griffith.

Se recomienda comprar la entrada a un revendedor de buena reputación, y no a un tipo parado frente a la sala de conciertos o estadio, que posiblemente venda boletos falsificados. Muchos revendedores ofrecen garantías de devolución de dinero, para que confíes en la autenticidad de la entrada. Sin embargo, se corre el riesgo de que el asiento no sea el que querías. Si insistes en estar en primera fila, pagarás el precio correspondiente. Por otro lado, muchas veces puedes pasarla igual de bien en las filas de más arriba que si estuvieras muy cerca del escenario.

3. Acude a la taquilla del propio recinto

En muchos casos, los recintos se reservan algunas entradas no solo para los promotores, sino también para los artistas y sus invitados. Así lo afirma el sitio web StadiumHelp (en inglés), que ofrece ayuda a las personas interesadas en comprar entradas. Si a la taquilla le terminan sobrando algunas de estas entradas promocionales, las venderán poco antes de la hora del evento. Uno nunca sabe, y no se pierde nada en preguntar.

4. Usa los puntos de la tarjeta de crédito

Algunas de las principales empresas de tarjetas de crédito, como American Express y Citi, a veces ofrecen entradas a precios de taquilla antes de que salgan a la venta para el público en general —y puedes usar tus puntos para comprarlas—, según StadiumHelp. En algunos casos hay que introducir un código de preventa (en inglés) para aprovechar las ofertas por medio de la tarjeta de crédito. Muchas veces el código es el número telefónico de atención al cliente que aparece en el reverso de la tarjeta, o bien pueden ser los primeros seis dígitos del propio número de la tarjeta.

5. Sé un fanático

Muchos artistas tienen clubes de admiradores que a veces ofrecen códigos de preventa, con los cuales se pueden comprar entradas antes de que se pongan a disposición del público en general. Algunos de estos clubes cobran una cuota de afiliación. El de Eric Clapton, por ejemplo, cobra entre $29.99 y $75 por año. Tendrás que decidir si vale la pena pagar la cuota de afiliación al club de fans para poder acceder a las entradas de preventa y otros beneficios, como los boletines del club. Hay otros sitios de admiradores —como el de Darius Rucker, artista de música country— que son gratuitos.

Los equipos deportivos también cuentan con clubes de fanáticos. Por ejemplo, el equipo de béisbol San Francisco Giants tiene un club que se llama "The 415", cuyos afiliados pueden acceder a una sección especial del estadio a 415 pies de distancia del plato, así como a descuentos en la compra de entradas. La cuota de afiliación a este club es de $149. Cabe reiterar que debes sopesar lo que cuesta afiliarte al club frente a los descuentos que podrás obtener en la compra de entradas.

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.