Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

4 maneras en que tus impuestos del 2021 serán diferentes a los del 2020

Nunca es demasiado pronto para comenzar a planificar y evita una factura de impuestos sorpresa.

Mano cambiando al año 2021 en unos cubos de madera apoyados en otros que dicen impuestos.

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English | Has revisado y vuelto a revisar tu declaración de impuestos del 2020, la enviaste al IRS, y luego pasaste un tiempo sollozando en el sótano. Ahora ya tienes todo listo para planificar tu declaración de impuestos del 2021.

¿No? Piénsalo así: un poco de planificación ahora puede ahorrarte el llanto y el refunfuño del año que viene cuando completes el formulario 1040 de este año.

Recuerda que la Casa Blanca ha propuesto importantes cambios fiscales, la mayoría de los cuales afectan a los contribuyentes de altos ingresos —los que ganan más de $400,000 al año— y a los que tienen inversiones gravables. ¿Entrarán en vigor esos cambios fiscales para el 2021? Probablemente no, aunque nunca se sabe.

"Dado que el plan de infraestructura y los aumentos de impuestos corporativos son lo primero en el Capitolio, es posible que [el Congreso] no presente una medida en el comité hasta fines de este verano o principios del otoño", dice Garrett Watson, analista sénior de políticas de Tax Foundation, una organización sin fines de lucro de investigación tributaria. "Eso me hace pensar que es menos probable que intenten promulgar aumentos de impuestos retroactivos en la parte individual, pero no se puede descartar por completo".

Sin embargo, algunas cosas son evidentes sobre la temporada de impuestos del 2022, y algunas de ellas son buenas. Echemos un vistazo.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


1. Deducción por donación a una entidad benéfica

Comienza con la deducción caritativa de $300 para los declarantes que no detallan. Esta disposición te permite reclamar hasta $300 en donaciones en efectivo, lo que reduce tu ingreso bruto ajustado y tu ingreso gravable, así como tu factura de impuestos. Solo podrás aplicar la deducción si te acoges a la deducción estándar en lugar de detallar tus deducciones.

Cuando presentaste tu declaración de impuestos del 2020 este año, la deducción caritativa de $300 fue por cada unidad sujeta a impuestos, lo que significa que obtuviste una deducción de $300 si presentaste como un contribuyente soltero o una pareja casada que presenta una declaración conjunta. Sin embargo, cuando presentes tu declaración de impuestos del 2021, las personas casadas que presenten una declaración conjunta podrán deducir $300 cada uno por las donaciones en efectivo, lo que supone un total de $600.

Si detallas tus deducciones, y si estás en la envidiable situación de no necesitar tus ingresos para llegar a fin de mes, puedes deducir las donaciones en efectivo a entidades benéficas equivalentes al 100% de tus ingresos. Esta exención fiscal fue instituida para el año fiscal 2020 por la Ley CARES, pero el Congreso la extendió para el año fiscal 2021. Antes, el límite era el 60% de los ingresos. "Muy pocas personas se benefician de eso", dice Eric Bronnenkant, director de impuestos de Betterment, una empresa de servicios financieros en línea. "Conozco a gente que dona mucho menos del 60% de sus ingresos, y son personas supergenerosas".

2. Créditos tributarios educativos

Otra tentadora reducción fiscal: el crédito tributario educativo. Se trata de la matrícula calificada y los gastos relacionados pagados por títulos universitarios, de posgrado y profesionales —incluidos los cursos para adquirir o actualizar las habilidades laborales— para ti, tu cónyuge o tus dependientes.

A diferencia de las deducciones, que reducen tu ingreso tributable, los créditos tributarios disminuyen tu factura de impuestos dólar por dólar. Si, por ejemplo, tuvieras un crédito fiscal de $4,000 y tu factura de impuestos fuera de $5,000, deberías $1,000. Si adeudas $3,000 en impuestos y tienes un crédito de $4,000, tu factura bajaría a cero. (Lo siento, en este caso el Gobierno no te enviará un cheque por los $1,000 adicionales).

El Congreso elevó los límites de ingresos del 2021 para el crédito tributario educativo, que puede valer hasta $2,000. Este año, en lugar de reducir gradualmente los niveles de ingresos a partir de los $59,000 para los declarantes solteros y a partir de los $118,000 para los declarantes conjuntos, como se hizo para el año fiscal 2020, la reducción comenzará a partir de los $80,000 para los declarantes solteros y de los $160,000 para los declarantes conjuntos.

3. Deducción de gastos médicos

Si puedes detallar tus deducciones y tienes gastos médicos elevados, no te pierdas este beneficio fiscal que ahora es permanente. Antes de que la ley de reforma tributaria del 2017 bajara temporalmente el umbral de deducción de los gastos médicos al 7.5%, la cifra era del 10%. Esto significaba que solo podías deducir los gastos médicos que superaran el 10% de tus ingresos. Por lo tanto, si ganaste $70,000 en un año y tuviste $8,000 en gastos médicos, solo podías deducir $1,000 de esos gastos ya que los gastos equivalentes al primer 10% de tus ingresos ($7,000) no calificaron.

Gracias a la ley de alivio de estímulo aprobada en diciembre del 2020, el umbral se ha reducido permanentemente al 7.5%. En el ejemplo anterior, $5,250 de tus gastos médicos (el 7.5% de $70,000) no serían deducibles, pero podrías deducir $2,750. De nuevo, tendrías que tener más deducciones totales que la deducción estándar para que valga la pena deducir tus gastos médicos.

4. Deducción estándar

Incluso si no detallas tus deducciones, sigues teniendo un respiro del Gobierno Federal en el 2021. El Congreso casi duplicó la deducción estándar en el año fiscal 2018 y ordenó que se incrementara cada año por la inflación. La deducción estándar para el año fiscal 2021 es de $12,550 para los contribuyentes solteros, $150 más que en el 2020, y $25,100 para las parejas casadas, $300 más que en el 2020.

La deducción estándar es aún más alta si eres mayor de 65 años. ¿Eres casado y presentas tu declaración conjunta? Suma $1,350 adicionales por cada cónyuge de 65 años o más. Eso es un aumento de $1,300 para el año fiscal 2020. Los solteros y los jefes de familia de 65 años o más obtienen $1,700 adicionales a la deducción estándar del 2021, $50 más que en el 2020.

La deducción estándar reduce tus ingresos, lo que, a su vez, reduce tus impuestos sobre la renta. También limita en gran medida la cantidad de contribuyentes que pueden detallar sus deducciones; no tiene sentido detallar si no tienes suficientes deducciones para exceder la deducción estándar. Según la Tax Foundation, el número de personas que detallaron sus impuestos se redujo de 46.5 millones en el 2017 a poco más de 18 millones en el 2018, cuando la ley de reforma tributaria entró en vigor.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Ajusta tus retenciones de impuestos ahora

Si te estás recuperando de una gran factura de impuestos del 2020, no te enfrentes a otra gran decepción en tu declaración del 2021. El IRS ofrece una herramienta en línea que ayuda a calcular la cantidad correcta de impuestos que se deben retener de tus cheques. Inténtalo ahora, antes de que acumules otra gran factura. Una vez que la herramienta calcule la cantidad correcta de retención de impuestos, deberás presentar un nuevo formulario W-4 a tu empleador para que entre en vigencia.

John Waggoner escribe para AARP sobre temas financieros, desde presupuestos e impuestos hasta el Seguro Social y la planificación de la jubilación. Anteriormente fue periodista para Kiplinger's Personal Finance y USA Today, y ha escrito libros sobre inversión y la crisis financiera del 2008. La columna sobre inversión de Waggoner para USA Today se publicó en docenas de periódicos durante 25 años.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.