Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

¿Qué sucede con tus deudas cuando falleces?

5 cosas que tus seres queridos tendrán que hacer para saldar tus cuentas.

Mujer leyendo un documento que sostiene con una mano

E+/ GETTY IMAGES

In English | Cuando fallece un ser querido, hay mucho que hacer en poco tiempo: avisar a otras personas a pesar de estar atravesando un momento muy doloroso; hacer preparativos funerarios; aprender a vivir sin la persona fallecida; decidir si debes guardar o deshacerte de sus pertenencias; enfrentar un posible cambio en tus ingresos y otros asuntos financieros. Y esta es solo una lista parcial.

También está la cuestión de las deudas aún pendientes del difunto, lo que da lugar a una oleada de preguntas. ¿Es posible que sean perdonadas? De lo contrario, ¿cómo deben pagarse? ¿Qué sucede si las obligaciones sobrepasan los activos? ¿Quién es responsable de esas deudas y bajo qué condiciones? ¿Empezarán a llamar los cobradores de deudas? Todo esto es complicado, pero no es un insuperable.

1. El patrimonio de la herencia debería cubrir la mayoría de las deudas

Las obligaciones financieras de una persona no se perdonan automáticamente cuando muere. Según la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor, en la mayoría de los casos, las deudas pendientes son cubiertas por el patrimonio del difunto, es decir, el total de los activos que poseía al morir. Si la persona nombró a un representante personal, albacea o administrador, él o ella es responsable de pagar las deudas del patrimonio, incluidas las deudas médicas.

Los acreedores también tienen derechos, dice Martin Hewitt, un abogado de la ciudad de Nueva York, miembro de la Comisión de Derecho y Envejecimiento de la American Bar Association (Asociación Estadounidense de Abogados): “Pueden presentar reclamaciones durante la validación testamentaria [el proceso de establecer la legitimidad de un testamento], y pueden demandar a los herederos que intenten omitir el proceso de sucesión”.

Las deudas se deben saldar antes de que los herederos reciban dinero. Si no hay testamento, el juez decidirá cómo se distribuirán los bienes, y nombrará un administrador para tomar esas decisiones.

2. Excepciones a la regla

“Si la deuda está a nombre del difunto, el patrimonio del difunto será responsable de la misma”, dice Rachael K. Pirner, una abogada en Wichita, Kansas, que es miembro del American College of Trust and Estate Counsel. Sin embargo, si eres responsable de supervisar el pago de las deudas, puede ser buena idea consultar con un abogado de sucesiones antes de pagar cualquier deuda, aconseja. Esto puede ayudar a facilitar el proceso todo lo posible. “La mayoría de los colegios de abogados estatales tienen un servicio de remisión de abogados, y ese es un buen lugar para empezar”, dice.

Puede ser recomendable obtener asesoramiento legal, ya que es posible que no estés al tanto de ciertas situaciones. Los padres podrían ser responsables, por ejemplo, del pago de las facturas médicas y de cuidados paliativos de un hijo fallecido, y los cónyuges podrían ser responsables de pagar las deudas similares de un cónyuge difunto. Un abogado te podrá decir qué cuentas pueden ser tu responsabilidad.

Si firmaste como codeudor de un préstamo con la persona fallecida, debes pagar la deuda. Además, el titular de una cuenta de tarjeta de crédito conjunta será responsable de pagar las deudas del copropietario fallecido.

3. Las leyes estatales importan

Las leyes estatales pueden requerir que un cónyuge pague ciertas deudas. Pueden, por ejemplo, requerir que el albacea o administrador del patrimonio pague una cuenta pendiente usando bienes que eran propiedad conjunta del cónyuge sobreviviente y del cónyuge difunto.

Además, en los estados con leyes de bienes gananciales —Alaska (si se firma un acuerdo especial), Arizona, California, Idaho, Luisiana, Nevada, Nuevo México, Texas, Washington y Wisconsin— es posible que se requiera que el cónyuge sobreviviente utilice bienes gananciales para pagar las deudas del cónyuge fallecido. Si no existe una cuenta conjunta, un codeudor u otra excepción, la deuda deberá pagarse con el patrimonio del difunto.

¿Qué sucede si las deudas sobrepasan los activos del patrimonio hereditario? Las leyes del estado determinan a quién pagar y cuánto pagarles, dice Hewitt. “Una sucesión insolvente es similar a una quiebra, ya que los saldos no pagados a los acreedores se consideran incobrables. En el caso de las cuentas conjuntas, los acreedores generalmente pueden cobrarle la deuda a cualquiera de los titulares de la cuenta conjunta. A menudo, la mejor opción con respecto a un patrimonio insolvente es traspasarlo a un abogado o al administrador público del tribunal, si lo hay”.

4. Los errores suceden

Afortunadamente, no tienes que solucionarlo de inmediato, así que tómate el tiempo necesario para evitar errores. “Por lo general, las leyes de sucesiones testamentarias estatales establecen un período límite para que los acreedores presenten una reclamación, o informen a los herederos que se les debe dinero”, dice Hewitt. “En promedio, este período es de tres a seis meses. Si estás seguro de que habrá suficiente dinero para pagar todas las deudas, puedes pagar antes”.

Los errores comunes incluyen: no notificar a los acreedores conocidos sobre la muerte de la persona; distribuir los activos antes de determinar si hay dinero suficiente para cubrir todas las deudas; o pasar por alto las deudas garantizadas, como los préstamos de automóvil o las hipotecas, a la hora de decidir qué bienes conservar o cómo distribuirlos. “Las personas a menudo deben más de lo que vale el vehículo, y si el prestamista está dispuesto a quedarse con el auto a cambio de cancelar la deuda, deja que se queden con él”, aconseja Hewitt.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


5. Los cobradores de deudas pueden ser comprensivos

¿Qué debes hacer si te llaman los cobradores de deudas? “Explícales lo que ha pasado, y los pasos que se están tomando para administrar el patrimonio”, indica Hewitt. “Siempre que se esté haciendo todo lo posible por distribuir el patrimonio, la mayoría de acreedores serán comprensivos. Por ley, si se solicita la validación de un testamento, los acreedores deberán presentar reclamaciones, y lo harán”.

Pirner concluye: “Si el acreedor es insistente y la deuda solo está a nombre del difunto, debes consultar a un abogado. Si no puedes pagarlo, consulta con una organización de ayuda o servicios legales”.

Nota mental: aprende de la experiencia

Para evitarles a tus seres queridos sufrimiento innecesario cuando mueras, prepara una lista con todas tus cuentas, acreedores y números de cuentas, y dile a la persona adecuada dónde encontrar esa información. “Asegúrate de poner en orden tus asuntos financieros y de que un familiar tenga acceso a tus contraseñas”, insiste Pirner.

Patricia Amend es autora y editora de estilos de vida desde hace 30 años. Ha sido redactora de planta en la revista Inc., periodista en Fidelity Publishing Group y redactora principal en Published Image, una empresa de educación financiera que fue adquirida por Standard & Poor's.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.