Skip to content
 

El valle de Brandywine para los que admiran el arte y los jardines

Propiedades históricas, Longwood Gardens, el estudio de Andrew Wyeth y otros lugares en Pensilvania y Delaware.

Panorámica de Longwood Gardens

Sally Weigand / Alamy Stock Photo

Longwood Gardens

In English

Las pintorescas colinas, vías navegables, jardines, fincas históricas y colecciones de obras de arte en el valle de Brandywine, ubicado a poca distancia en auto de Filadelfia, lo convierten en un lugar ideal para una escapada durante la primavera o el verano. Esta seductora área rural, ubicada a ambos lados de la frontera entre Delaware y Pensilvania, resalta las conexiones entre la riqueza y la filantropía, la historia industrial y las artes decorativas, Europa y Estados Unidos, el arte y los paisajes que continúan inspirándolo.

El valle de Brandywine está relacionado estrechamente con la familia Wyeth: tres generaciones de artistas cuyas obras se exhiben en el Brandywine River Museum of Art. Pero la zona también destaca el patrimonio de una familia de industrialistas aristocráticos, los Du Pont, cuyos antepasados huyeron de Francia en 1800 y acumularon una enorme fortuna con la fabricación de pólvora.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Estos orígenes audaces han producido una concentración inusual de atracciones turísticas. En Hagley Museum & Library se rinde homenaje a la fábrica original de “pólvora negra” de los Du Pont, cuya sucesora es la compañía DuPont con sede en Wilmington, Delaware. La familia Du Pont donó Longwood Gardens, uno de los principales jardines botánicos del país. Pero podría decirse que lo más destacado del legado familiar son dos magníficas fincas ubicadas justo al norte de Wilmington y solo a unas cinco millas de distancia entre sí, Winterthur Museum, Garden & Library y Nemours Estate. Ambas rodeadas de jardines, ilustran las sensibilidades contrastantes de dos herederos de los Du Pont y de sus esposas.

En una excursión sencilla de un día desde Filadelfia, se pueden visitar ambas propiedades, ubicadas cerca del centro de Wilmington. O, para un viaje de fin de semana desde Nueva York, Washington D.C. y otros lugares, la visita se puede combinar con algunos de los otros destinos mencionados a continuación.

Museo de Winterthur, Delaware

Mira / Alamy Stock Photo

Winterthur Museum, Garden & Library

Henry Francis du Pont y su esposa, Ruth Wales du Pont, vivieron por mucho tiempo en esta finca. H. F., como se lo conocía, era tataranieto del patriarca inmigrante, Pierre Samuel du Pont. En 1926, heredó de su padre, Henry Algernon du Pont, una mansión estilo provenzal francés de 50 habitaciones, recubierta de estuco y construida en una ladera. Sin que aparentemente lo afectara la Gran Depresión, H. F. agregó otras 100 habitaciones entre 1929 y 1931.

La mansión alberga su legendaria colección de artes decorativas estadounidenses, expuestas en entornos diseñados con mucha atención a los detalles y que reflejan casi a la perfección las distintas épocas. El gusto de este heredero fue tan apreciado que la primera dama Jackie Kennedy lo consultó durante la remodelación de la Casa Blanca a principios de la década de 1960.

H. F. coleccionaba con voracidad muebles, elementos arquitectónicos, cerámica, pinturas, artículos de plata y otros objetos de las épocas colonial, imperio, federal y victoriana. Llegó a tener 54 vajillas y 70 juegos personalizados de ropa de cama y toallas; el personal de la finca cambiaba las cortinas según las estaciones. Todavía se alterna la decoración: las flores, las frutas artificiales y la mesa puesta sugieren que están a punto de llegar los invitados para una velada. Los artefactos asociados con grandes figuras de principios de la historia de este país, entre ellos jarras de plata diseñadas por Paul Revere y vajillas que pertenecieron a George Washington, contrastan con retratos y recuerdos de la familia Du Pont.

Las galerías de exposición destacan más objetos de las colecciones y se adentran más en la historia de la finca y de la familia. Una exposición nueva, “Jacqueline Kennedy and Henry Francis du Pont: From Winterthur to the White House”, cuenta la historia de cómo colaboraron H. F. y la primera dama para transformar la Casa Blanca en un hogar espléndido y de importancia histórica, inspirados en Winterthur. La exposición estará abierta hasta el 8 de enero del 2023.

Alojamiento

Hotel Du Pont: esta icónica propiedad de estilo renacentista italiano con 217 habitaciones, ubicada en el centro de Wilmington, es una opción elegante e histórica. Las comodidades incluyen un spa, un gimnasio y un restaurante-bar francés, Le Cavalier, que reemplazó al famoso Green Room del hotel en el 2020. Desde $299.

Inn at Mendenhall: este hotel acogedor de 70 habitaciones en Chadds Ford, Pensilvania, una de las propiedades BW Premier Collection de la cadena Best Western, está bien situado para visitar los museos y los jardines, y cuenta con un popular restaurante de alta cocina. Desde $114.

H. F., un aclamado criador de ganado lechero de la raza Holstein Friesian, también fue un entusiasta de la horticultura: cultivó 60 acres de jardines naturalistas a lo largo de los caminos sinuosos y empinados de esa propiedad. Imaginativos elementos arquitectónicos conocidos como “caprichos”, salpican el terreno. March Bank (ribera de marzo), que lleva el nombre de su mes más floreciente, es una sección tapizada de scillas azules, celidonias amarillas y otras plantas que florecen temprano. En abril, medio millón de narcisos retoñan y parecen formar nubes, y los cerezos, las forsitias y las magnolias florecen con matices rosado claro o amarillo brillante. La sección Azalea Woods, de ocho acres, se destaca en mayo con sus azaleas en tonos lavanda, rosado, rojo y blanco.

Existen 25 millas de caminos y senderos para pasear; los visitantes pueden llevar comida y bebidas para disfrutar de un pícnic en los jardines (no se permiten mascotas).

Dirección y contacto: 5015 Kennett Pike, Wilmington; 302-888-4600; Winterthur.org (en inglés)

Cómo llegar: en avión al Aeropuerto Internacional de Filadelfia, ubicado unas 26 millas al este del museo. Desde lugares en la costa este, se puede ir en tren con Amtrak hasta la estación de Wilmington (que ahora se llama Joseph R. Biden Jr. Railroad Station), unas siete millas al sur del museo. El estacionamiento en Winterthur es gratuito.

Visita: puedes llegar hasta la mansión y las galerías de exposición adyacentes mediante el servicio de transporte desde el centro de visitantes, o a pie en cinco minutos. Los recorridos en tranvía por los jardines (de martes a domingo, de 10 a.m. a 4 p.m., incluidos con la entrada) también salen del centro de visitantes, y ofrecen un resumen general de 30 minutos sobre la historia de la finca y su terreno de 1,000 acres. Es necesario hacer reservaciones para participar en la visita guiada de la mansión, “A Closer Look” ($10, disponible de martes a domingo, de 10 a.m. a 2 p.m.). También puedes recorrer la mansión por tu cuenta.

Horario: de martes a domingo, de 10 a.m. a 5 p.m.; abierto todos los días durante la temporada festiva de invierno (consulta el sitio web para obtener detalles); puede estar cerrado al público durante ciertas semanas en enero y febrero.

Entrada: $22 para adultos y $20 para adultos de 62 años o más (las entradas se pueden usar para dos días consecutivos). Puedes comprarlas en persona, por internet en Winterthur.org o por teléfono al 800-448-3883, extensión 7029.

Mejor momento para visitar: de lunes a viernes por la mañana para evitar las multitudes y tener suficiente tiempo para recorrer la mansión.

Mejor temporada para visitar: la primavera, para ver los árboles y los arbustos florecidos, y durante las fiestas de invierno, cuando la mansión y los jardines se visten de gala.

Accesibilidad: el servicio de transporte, los tranvías que recorren los jardines y la mayoría de los senderos para caminar son accesibles para personas en sillas de ruedas. Hay sillas de ruedas disponibles sin cargo (asignadas por orden de llegada) en el centro de visitantes y en el atrio de recepción de las galerías. Para los recorridos guiados y las presentaciones especiales, hay disponibles dispositivos de audición asistida.

Panorámica de Nemours Estate, una mansión estilo francés

Mira / Alamy Stock Photo

Nemours Estate

Si Winterthur festeja la historia y las artesanías de Estados Unidos, esta finca construida por Alfred I. du Pont (a solo 10 minutos en auto de Winterthur) rinde homenaje al Viejo Mundo y a Nemours, la ciudad francesa natal de los antepasados de la familia.

La mansión, con su pórtico de columnas flanqueado por esfinges, cuenta con 47,000 pies cuadrados y 77 habitaciones, fue diseñada por Carrère and Hastings, una empresa de Nueva York, y se asemeja a un palacete francés.

Una película de introducción, acompañada por música compuesta por el propio Alfred, cuenta que la propiedad es como “un palacio de Versalles moderno” que se construyó entre 1909 y 1910 para Alicia, la segunda esposa de Alfred. (Alfred, quien quedó huérfano a los 13 años, fue compositor, al igual que fabricante de pólvora en Hagley, inventor, inversionista en bienes raíces en Florida y filántropo). Un año después de haber enviudado, por fin encontró la felicidad en 1921 con su tercera esposa, Jessie Ball, descendiente de la madre de George Washington. En la sala de recepción de Nemours, no dejes de ver el retrato de Washington pintado por James Peale.

Se cuenta que Alicia y Jessie tenían diferentes estilos de decoración. La sala Drawing Room, con sus muebles estilo renacimiento rococó, refleja la preferencia de Alicia por el diseño francés; sin embargo, un retrato de Jessie con un traje luminoso cuelga encima de la chimenea. La sala Morning Room, con su sillón de terciopelo recuerdo de la coronación de Jorge VI en 1937, representa el gusto anglófilo de Jessie. Los dormitorios ubicados arriba son más modestos, pero el Venetian Room se destaca por su candelabro de vidrio de Murano que hace juego con las lámparas de pared y un espejo.

Los jardines formales de la finca incluyen Vista, con un sendero bordeado de árboles y estatuas de alces; el estanque Reflecting Pool, que en su día se usó para nadar y andar en bote; un jardín con laberinto, Maze Garden; un conjunto de columnas que es un tributo a familiares de Alfred, su tatarabuelo Pierre Samuel du Pont y su bisabuelo E. I. du Pont; Sunken Gardens, los jardines diseñados por Alfred Victor, el hijo arquitecto de Alfred; y los jardines Lower Gardens. Las delicadas flores rosadas de los cerezos llorones engalanan los jardines en abril.

La caminata desde la mansión termina en Temple of Love, una estructura de estilo neoclásico con una estatua en bronce de Diana la cazadora creada por Jean-Antoine Houdon, escultor francés del siglo XVIII. Solamente el moderno hospital pediátrico ubicado al lado, el principal legado filantrópico de Alfred, interrumpe la sensación de ensueño que se siente en los jardines.

Dirección y contacto: 1600 Rockland Road, Wilmington; 302-651-6912; nemoursestate.org (en inglés).

Cómo llegar: en avión a Filadelfia, unas 20 millas al este de la propiedad. Desde lugares en la costa este, se puede viajar en Amtrak hasta la estación de Wilmington, unas cuatro millas al sur del museo. Si llegas en auto, busca la entrada a Nemours Children’s Health en Wilmington, y sigue los carteles con indicaciones para llegar a la finca. El estacionamiento es gratis pero está ubicado a 10 minutos a pie de la mansión.

Horario y precio de entrada: abierto de martes a domingo, de 10 a.m. a 5 p.m. Cerrado desde el 30 de diciembre hasta el 31 de marzo, además del Día de Acción de Gracias, Nochebuena y Navidad. Cuesta $20 para adultos y $18 para adultos de 62 años o más.

Mejor temporada para visitar: a fines de la primavera o en el verano, cuando los estanques se llenan de agua y los jardines están en flor.

Accesibilidad: la mansión y las calles pavimentadas en la propiedad son accesibles para personas con discapacidades, al igual que la mayoría de los jardines y el terreno. Hay carritos de golf disponibles para quienes necesitan ayuda para desplazarse. Los visitantes pueden llevar sus propias sillas de ruedas y escúteres motorizados para recorrer la mansión (no se encuentran disponibles en la propiedad). Se ofrecen visitas a los jardines en autobús equipado con elevador para sillas de ruedas.

Mansión DuPont

Pat & Chuck Blackley / Alamy Stock Photo

Hagley Museum and Library

Otros lugares destacados en el valle de Brandywine

1. Brandywine River Museum of Art (Chadds Ford, Pensilvania)

Este museo se identifica estrechamente con los Wyeth: el conocido ilustrador N. C., su hijo Andrew y su nieto Jamie. Pero Thomas Padon, director del museo, desea ubicar a los Wyeth en el ámbito continuo de la pintura de Estados Unidos, y ha incluido a otros artistas que se inspiraron en los paisajes bucólicos de esa región. “He tratado de ampliar Brandywine”, dice Padon, al tiempo que “seguimos siendo conscientes de nuestro patrimonio proveniente de la familia Wyeth”.

El museo, ubicado en un molino remodelado, también tiene un lazo con los Du Pont: el artista estadounidense George A. “Frolic” Weymouth, amigo de los Wyeth y descendiente de los Du Pont, fue cofundador de su organización matriz, Brandywine Conservancy & Museum of Art.

Este año habrá una exposición importante del 28 de mayo al 5 de septiembre. “Gatecrashers: The Rise of the Self-Taught Artist” mostrará las obras de casi dos docenas de pintores de principios del siglo XX, todos sin capacitación formal. Esos artistas autodidactas no solo cambiaron el mundo del arte de manera fundamental, sino que además contribuyeron a diversificarlo en términos del origen étnico, la clase social, el sexo y las destrezas. Los artistas representados incluyen a John Kane, Anna Mary Robertson “Grandma” Moses y Horace Pippin.

Visita: $18 para adultos y $15 para adultos de 65 años o más. El horario habitual es de 9:30 a.m. a 4:30 p.m.; cerrado los martes. Se ofrecen recorridos guiados por el estudio de Andrew Wyeth durante ciertos días, a un costo de $28 para adultos y $25 para adultos de 65 años o más (incluye la entrada al museo).

Dirección y contacto: 1 Hoffman Mill Road (10 millas y media al norte de Wilmington); 610-388-2700; brandywine.org/museum (en inglés)

2. Longwood Gardens (Kennett Square, Pensilvania)

Esta propiedad majestuosa, otro legado de los Du Pont, se creó a principios del siglo XX y luego fue donada por Pierre S. du Pont. Su amplia combinación de invernaderos, jardines, fuentes, restaurantes y una tienda incluye 400 acres abiertos a visitantes. De noche, los espectáculos de luces y coreografía en sus fuentes, que están disponibles desde mayo hasta octubre, son una gran atracción. Paul Redman, presidente y director ejecutivo de Longwood, también recomienda una visita a Meadow Garden. Lo describe como “una pintura viviente de Andrew Wyeth”. La Orchid House (casa de orquídeas) renovada abrió en febrero. Para junio, se volverá a realizar el Wine and Jazz Festival de Longwood, y en el teatro al aire libre se reanudará la serie de presentaciones de verano, con artistas de jazz y coros acompañados de campanas.

Visita: las entradas con horario específico, a la venta por internet (en inglés), cuestan $25 para adultos y $22 para adultos de 62 años o más.

Dirección y contacto: 1001 Longwood Road (Kennett Square está ubicada 12 millas y media al noroeste de Wilmington); 610-388-1000; Longwoodgardens.org

3. Delaware Art Museum (Wilmington)

El otoño pasado, el museo concluyó la remodelación por turnos de sus galerías del piso principal, para resaltar más las obras de mujeres, artistas negros y artistas locales, entre ellas algunas adquisiciones nuevas. Las mejores obras del museo son ilustraciones estadounidenses (que incluyen obras de Howard Pyle, profesor de N. C. Wyeth) y su colección de arte británico prerrafaelita donada por Samuel y Mary R. Bancroft. Esta es “una de las colecciones más significativas” de este tipo ubicadas fuera del Reino Unido, según su curadora, Margaretta Frederick. Frederick señala que el museo busca “ser más exhaustivo” y ofrecer un “atractivo más amplio” al público local. Las galerías de arte prerrafaelita del museo se cerraron en junio del año pasado y se volvieron a abrir en julio con el título “Radical Beauty” (belleza radical).

Visita: abierto de 10 a.m. a 4 p.m., cerrado lunes y martes. El precio de entrada para los adultos es de $14.

Dirección y contacto: 2301 Kentmere Parkway; 302-571-9590; delart.org (en inglés)


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


4. Hagley Museum and Library (Wilmington)

La historia de éxito de la familia Du Pont en este país empezó aquí, al lado de un trayecto tranquilo del río Brandywine, el cual alimentaba al molino de pólvora negra fundado por el químico Éleuthère Irénée du Pont de Nemours en julio de 1802; ese fue el origen de la actual compañía DuPont. E. I. y su hermano emigraron de Francia en 1800 con su padre, Pierre Samuel du Pont de Nemours, así como sus esposas y sus hijos.

Recorre el sendero Powder Yard Trail; visita un taller mecánico del Siglo XIX que todavía funciona y edificios del molino restaurados; y sube a Workers’ Hill, donde están ubicados el hogar de un capataz, la escuela dominical y otras edificaciones restauradas. Los guías hacen demostraciones con una turbina impulsada por agua y una pequeña explosión de pólvora. Si bien la pólvora producida en Hagley fue usada por el ejército de la Unión durante la Guerra Civil y otros conflictos militares, la mayor parte de este explosivo se elaboró para otros fines, entre ellos despejar campos para actividades agropecuarias y construcción.

Visita: abierto todos los días de 10 a. m. a 5 p. m.; los recorridos históricos del hogar y los jardines comienzan cada media hora. Las entradas están a la venta en el museo y cuestan $10 para adultos y $8 para adultos de 62 años o más.

Dirección y contacto: se ingresa desde 298 Buck Road; 302-658-2400; hagley.org (en inglés).

5. Mt. Cuba Center (Hockessin, Delaware)

El antiguo hogar y finca de Pamela y Lammot DuPont Copeland brinda una alternativa más modesta y tranquila a Longwood. Este jardín botánico enfocado en la conservación de plantas autóctonas incluye Trial Garden, un jardín dedicado a las investigaciones; el sendero Dogwood Path; jardines formales y naturalistas, praderas y estanques. Los jardines se pueden recorrer en más o menos una hora. Quienes deseen hacer otra caminata al final de su visita tienen disponibles más de dos millas de senderos. Se ofrecen cursos de jardinería ecológica y otros programas.

Visita: abierto de miércoles a domingo, de 10 a.m. a 6 p.m.; las entradas están a la venta a la venta por internet (en inglés) y cuestan $15 para adultos ($3 adicionales por un recorrido de una hora). También se ofrecen recorridos más exhaustivos.

Dirección y contacto: 3120 Barley Mill Road (Hockessin queda unas 10 millas al oeste de Wilmington); 302-239-4244; mtcubacenter.org (en inglés)

Julia M. Klein, redactora independiente radicada en Filadelfia, escribe con regularidad sobre las artes. Sus artículos han aparecido en muchas publicaciones, como The New York Times, The Wall Street Journal y The Washington Post.