Skip to content
 

Aumenta la demanda a los lugares turísticos más populares de verano

Expedia, Vrbo y otros informan del mayor interés en viajes a Florida, Tennessee y regiones internacionales.

Foto aérea de Pigeon Forge y Sevierville en Tennessee

Kruck20/Getty Images

Vista aérea de Pigeon Forge y Sevierville, Tennessee.

In English

No es demasiado pronto para hacer reservaciones para las vacaciones de verano. Todos parecen listos y dispuestos a salir de viaje y empezar a gastar sus dólares —y días— de vacaciones ahora que se están flexibilizando las restricciones relacionadas con el coronavirus en todo el país.

En una encuesta realizada por Vrbo, el 60% dijo que este año planea reservar las vacaciones antes de lo habitual; y el 43% dijo que planea reservar con una anticipación de entre tres y cinco meses. Las reservaciones en JetBlue Vacations de sus paquetes de verano parecen confirmar esta tendencia y la aerolínea informa que ya se han casi duplicado con respecto a lo que fueron en esta época el año pasado.

“Las personas se están dando cuenta, después de todo lo que hemos pasado, de que es hora de salir y disfrutar cada minuto”, señala Marion McDonald, asesora de viajes de Memphis con Brownell Travel.

Esta mayor demanda está aumentando los costos de los alojamientos, por lo que si esperas demasiado tiempo para hacer tu reservación, podrías terminar pagando más. “Las tarifas siguen subiendo y las de los hoteles del país superan el 80% de los valores del 2019”, dice Misty Belles, vicepresidenta de relaciones públicas de Virtuoso, el conglomerado de viajes.

También están aumentando las tarifas de los alquileres de vacaciones a corto plazo. “Una unidad de cuatro dormitorios y dos baños que en el 2019 se alquilaba entre $200 y $300 por noche en cualquier parte del país ahora cuesta $500 la noche o más”, explica Jenn Greene, asesora de viajes de MEI-Travel en Baltimore.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


Expedia está viendo cierto interés en los viajes internacionales —en especial a Bali, Londres, complejos vacacionales en las costas mexicanas, París y Roma—, pero los viajes dentro del país siguen siendo más populares como lo fue el año pasado cuando la pandemia retuvo a muchas personas más cerca de casa.

Los destinos en la región este de EE.UU. son muy populares. Lo que más buscan los usuarios de Expedia para el verano del 2022 son hoteles en ciudades turísticas de Florida y Tennessee. Al mismo tiempo, los clientes de Vrbo están reservando por toda la costa este en lugares como Cape Cod, Massachusetts, y Ocean City, Maryland, así como a lo largo de las costas de Carolina del Norte, Carolina del Sur, Florida y Alabama, pero también en Tennessee.

Los asesores de viaje y otros expertos del sector turístico dicen que la pandemia fue un factor importante en la popularidad creciente de los estados de la región sudeste. Por su clima más cálido, hay más oportunidades de diversión al aire libre, y su cercanía a grandes centros poblados se combina bien con el mayor interés en viajar en auto, ya que a muchos todavía les preocupa viajar en avión durante la pandemia. “La mayoría de la población del país vive a un día de manejo de la región sudeste, por lo cual esos destinos son atractivos para los viajeros que prefieren conducir en vez de volar”, comenta Carrie Hurst, asesora de Destinations to Explore en Columbus, Ohio.

Veamos en detalle dos de los destinos más populares para el 2022.

Las montañas de Tennessee

Las ciudades vecinas de Gatlinburg y Pigeon Forge en las montañas merecieron un puesto en la lista de destinos en demanda de Expedia, con el tercer lugar detrás de los dos eternos favoritos de Florida: Orlando y Destin. “Las reservaciones anticipadas aumentaron un 25% con respecto a esta misma época el año pasado y algunos grupos ya están reservando viajes para la temporada navideña”, dice Tom Goodwin de Mountain Laurel Chalets, una compañía de alquileres de vacaciones de Gatlinburg.

Los asesores de viajes dicen que las ciudades, que están a solo 8 millas de distancia, atraen a sus clientes porque son ideales para las familias y se acceden con un viaje de menos de un día desde las ciudades grandes como Atlanta, Cincinnati y Louisville. Otro punto a favor: por ser accesos al Parque Nacional de las Grandes Montañas Humeantes, las dos ofrecen una variedad de actividades al aire libre (pesca, senderismo, canotaje, avistamiento de vida silvestre y más) en un entorno sereno.

A algunos visitantes les basta con el paisaje. "Nos encanta Gatlinburg. Es nuestro escape indispensable; admiramos las montañas y no hacemos nada”, dice Pam Kesse, de 68 años, de Ohio, que desde hace más de 30 años visita esta zona con su familia. Kesse agrega que, si bien no puede caminar por la montaña por problemas de salud, siente mucha paz con solo sentarse en el porche para imbuirse de la belleza del paisaje.

Otro encanto de Gatlinburg es que es fácil pasear a pie y su centro compacto sobre la calle principal llamada "the Strip" entretiene con tiendas de recuerdos cursis y salas de degustación de destilerías para probar los sabores del típico moonshine, el licor casero de Tennessee. Los visitantes pueden pasear por el Ripley’s Aquarium of the Smokies y ascender en las sillas aéreas del Gatlinburg SkyLift Park hasta el puente peatonal SkyBridge, que se extiende 680 pies sobre un profundo precipicio a una altura de 140 pies.

Las familias suelen optar por Pigeon Forge por sus atracciones preferidas por los niños y repletas de aventuras; la favorita es Dollywood de Dolly Parton, el parque temático de los Apalaches donde la música country se fusiona con las montañas rusas. El parque acuático Splash Park de Dollywood les ofrece igual diversión con sus atracciones acuáticas al estilo rústico. A los adultos les gusta la múltiple selección de tiendas de descuento, cadenas de hoteles económicos y restaurantes informales de la ciudad.

No obstante, hay varias buenas razones para que las familias se alojen en Gatlinburg. “Como hay más personas vacunadas, el viaje multigeneracional es sumamente común este año, y los grupos grandes prefieren casas de alquiler a corto plazo, que Gatlinburg tiene en abundancia”, explica Greene.

Personas en la playa con sombrillas y asientos en un día soleado

Norm Lane/Alamy Stock Photo

Miramar Beach

La región noroeste de Florida

Las comunidades de Miramar Beach y Rosemary Beach, en la costa del Golfo, son muy populares en este momento en Vrbo y también cuentan con muchos alquileres a corto plazo, además de las playas cuya arena es blanca por los cristales de cuarzo puro. Pero Jamie Jackson, asesor de viajes de Wanderlust Travel Boutique en Charleston, está viendo mayor interés en estas comunidades por otra razón más: “Todos los que querían viajar al Caribe pero no hacerse la prueba de COVID-19 ahora quieren ir a Florida”.

En efecto, debido a las preocupaciones por la COVID, Prya Vin, de 50 años, decidió visitar Rosemary Beach por primera vez en la primavera del 2020 con su esposo y sus dos hijos que entonces tenían 17 y 19 años. Típicamente la familia viaja al exterior, pero la pandemia los instó a buscar un destino al que pudieran llegar en auto desde su casa en Plano, Texas. La comunidad de Rosemary Beach en la región noroeste de Florida (Panhandle) los cautivó tanto que ya volvieron dos veces y Vin ahora sueña con tener una casa ahí algún día. “Sientes que estás en otro mundo, como si estuvieras en el Caribe por el estilo de las casas. Da una sensación acogedora y segura”, dice ella.

Rosemary Beach, con mucho acceso peatonal, da una sensación tan hogareña porque es una comunidad planeada del movimiento “nuevo urbanismo”, con calles empedradas, lujosas casas y cabañas acogedoras a poca distancia a pie de una playa privada exclusiva para propietarios e invitados. Los edificios no tienen más de 50 pies de altura y además ofrece muchos espacios verdes para que la comunidad se congregue, así como restaurantes y pequeñas boutiques a los que se puede llegar a pie o en bicicleta. El entorno bucólico atrae a viajeros pudientes en busca de un tranquilo refugio en la playa.

“En cierto modo es retro pero con las comodidades modernas”, señala Lou Flowers, de 60 años, residente de Memphis que desde 1997 visita la ciudad con frecuencia con familiares y amigos. “Las personas andan en bicicleta, sacan a pasear a sus perros y van caminando hasta los restaurantes, la playa, la iglesia. Cuando llegamos, estacionamos el auto y nunca lo volvemos a usar”.

A solo 24 millas al oeste, Miramar Beach, que es más grande y extensa (y por lo tanto sin tanto acceso peatonal), atrae a otro tipo de turista: aquellos que desean relajarse en la playa pero también estar activos parte del tiempo. No escasean actividades, como las numerosas aventuras acuáticas —que no ofrece Rosemary Beach— de motos acuáticas, parapentes, esquí acuático y otras, además de dos grandes centros de compras y un centro de tiendas de descuento con más de 100 tiendas.

Otra diferencia: como Miramar Beach no es una comunidad planeada, y por lo tanto no es tan lujosa como Rosemary Beach, los alquileres a corto plazo (incluidos algunos edificios altos) y las cadenas de hoteles ofrecen precios típicamente más bajos. Pero las tarifas están aumentando. “En el 2019, el alquiler semanal de una unidad de tres dormitorios en Miramar Beach costaba desde $1,800”, explica Greene. “Los precios de hoy empiezan en $3,300 y se prevé que seguirán aumentando al acercarse los meses de verano”.

Otras tendencias de viajes en el 2022

Hacer viajes muy soñados: “las personas que sobrevivieron COVID se han dado cuenta de que el tiempo es muy valioso y quieren realmente aprovechar cada momento”, dice Marion McDonald de Brownell Travel. Por lo tanto, una cantidad cada vez mayor de sus clientes están cumpliendo su lista de viajes soñados que desean hacer antes de morir. Un cliente de 89 años acaba de reservar un crucero por el río Mississippi, algo que siempre quiso hacer.

Gastar a lo grande en viajes con los nietos: McDonald está viendo más personas mayores que viajan con sus nietos ahora que todavía gozan de buena salud. Un cliente de casi 70 años que sobrevivió un problema médico acaba de reservar un viaje de esquí con sus nietos. Retomará los esquís por primera vez en décadas para disfrutar con todos ellos, algo que nunca hizo antes, comenta ella.

Con el fin de hacer algo especial con su hija y su nieta, otra clienta, de casi 80 años y que padece esclerosis múltiple, reservó un viaje de mujeres por $25,000 a St. Thomas para las tres con alojamiento en el Ritz-Carlton. “Siente que el tiempo se le escapa de las manos y que no le queda mucho”, señala McDonald.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Combinar ciudades con destinos al aire libre: Jamie Jackson de Wanderlust Travel Boutique está reservando más viajes en los que los clientes llegan en avión a una ciudad y tal vez pasan ahí uno o dos días para disfrutar de las atracciones metropolitanas, pero luego se trasladan a un destino más retirado durante unos días. “Todavía tienen la COVID en mente”, dice Jackson.

En su trabajo de asesora de viajes de lujo, ya reservó Scottsdale, Arizona, varias veces y luego envió a sus clientes al Castle Hot Springs Resort, un complejo exclusivo y lujoso escondido en un valle remoto entre montañas a alrededor de 60 millas al norte de la ciudad. “Es un sitio inigualable en el medio de la nada”, comenta Jackson.

Visitar destinos más pequeños y prometedores: Vrbo informa que ha surgido interés por ciudades prometedoras, con Cincinnati como la favorita. Aunque es una ciudad pequeña, atrae a los turistas porque les ofrece tanto de lo que buscan hoy en día, como cervecerías artesanales, restaurantes, deportes acuáticos y senderos para hacer caminatas, explica Alison Kwong, representante de Vrbo. Yorktown, Virginia, y Niagara Falls, Nueva York, son los otros focos principales de atención.

Hacer viajes grandes y audaces: los viajeros están reservando viajes caros con el dinero que ahorraron por no viajar durante la pandemia. McDonald acaba de reservar un crucero africano por $37,000 en la línea Silversea para una pareja, y otra pareja acaba de reservar un costoso safari en la región oriental de África y en Sudáfrica.

Terri Marshall es una redactora independiente de la ciudad de Nueva York que contribuye con artículos para Girl Camper Magazine, World Footprints.com, TravelingMom.com y otras publicaciones y sitios web.