Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Una guía de visitas al Museo Dalí y más en St. Petersburg

Admira la obra del gran maestro español, y explora a pie esta ciudad en Florida.

Panorámica del Salvador Dali Museum en St. Petersburg, FL

Sean Pavone / Alamy Stock Photo

In English 

Lo último respecto a la COVID-19

Para visitar El Museo Dalí (en inglés), el público tiene que comprar las entradas anticipadamente (las horas están asignadas) y se debe usar mascarillas. El museo funciona con capacidad de atención reducida. Antes de tu visita, consulta los sitios web de todos los museos y la página del Departamento de Salud de Florida (en inglés), donde se encuentra la información más actual de la COVID-19. Además, toma en cuenta las recomendaciones de viajes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Pocas ciudades en el país combinan un centro tan transitable —lleno de parques a lo largo de la bahía y cafés al aire libre— con la selección de museos de alta calidad que ofrece St. Petersburg, una ciudad en la costa del golfo, simplemente llamada St. Pete por sus residentes (tú también debes hacerlo). Cuenta con cerca de 10 museos, varios de los cuales se concentran en la zona céntrica costera a corta distancia a pie unos de otros, en Bayshore Drive y cerca de Central Avenue, la calle principal con tiendas y restaurantes en St. Pete.

La principal atracción cultural de la ciudad es el Salvador Dalí Museum (Museo Salvador Dalí), cuya colección de 2,400 obras de Dalí constituye la colección de obras del artista más grande fuera de España, el país natal del pintor surrealista. Incluye muchos de los escritos, las acuarelas, los dibujos y las obras maestras de pintura de Dalí y el museo exhibe más de 80 de estas piezas en todo momento. Todo ello se alberga en el interior de un extraordinario edificio que combina cemento a prueba de huracanes y una llamativa cúpula de vidrio geodésica con forma abstracta conocida como el Enigma.

Información general

Explora el museo de tres pisos, al que puedes llegar en 10 minutos a pie a lo largo de Bayshore Drive en dirección sur desde el centro de la ciudad, empezando en la planta superior del edificio. Puedes subir en ascensor, pero si tienes la capacidad física, sube por la escalera de caracol. El ascenso te ayudará a sumergirte en el mundo de Dalí, ya que la escalera hace homenaje a la obsesión del maestro con la forma de doble hélice de la molécula del ADN.

Un hombre con una niña observan una pintura en el Museo Dalí

Jeffrey Isaac Greenberg 4+ / Alamy

El torero alucinógeno.

Las dos galerías están en el último piso. La James Family Wing (ala de la familia James) expone las creaciones de Dalí, incluidas ocho de sus obras maestras. El torero alucinógeno, una pintura creada en 1969–70 que mide más de 5 pies de largo, mezcla varias imágenes del cuerpo de la Venus de Milo y la cara de un torero. Examina la pintura detenidamente y verás cómo Dalí utilizó sombras de manera magistral para crear rasgos como los labios y la barbilla del torero, y el cuerpo de Venus para dar forma a su mejilla. Cuanto más analices la obra, observarás más detalles.

Tampoco te pierdas: El destete del mueble-alimento (1934), una meditación surrealista sobre la palabra “destete” que muestra una versión envejecida de la niñera de los días de infancia de Dalí, Lucia, que crió al artista cuando su madre lo dejó de amamantar. Lucía aparece sentada en el paisaje costero evocador de la infancia de Dalí, con un barco en la playa tan real que casi parece tridimensional. Examina más de cerca el cuerpo de Lucía y verás la mesita de noche del dormitorio de la niñez de Dalí que se dice que representa la separación de los vínculos de su juventud.

La segunda sala se utiliza para exposiciones especiales que generalmente incluyen nombres tan célebres como da Vinci, Kahlo, Magritte, Picasso y Warhol. Hasta el 13 de junio se muestra la experiencia de inmersión, “Van Gogh Alive” (Van Gogh vivo) que consiste en varias salas con pantallas del piso al techo en las que se desarrolla la turbulenta vida del impresionista holandés a través de su arte, con música clásica y contemporánea de fondo.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


A partir del 1.º de mayo, la exhibición de 130 imágenes titulada “The Woman Who Broke Boundaries: Photographer Lee Miller” celebrará a la fotógrafa pionera que capturó momentos históricos, entre ellos la liberación de París y Alemania durante la Segunda Guerra Mundial.

En el primer piso, no dejes de ver el cortometraje que se muestra en la sala de cine sobre Dalí, el movimiento surrealista y el diseño del museo. Allí también encontrarás el Café Gala, un espacio informal iluminado por luz natural desde todas las direcciones. Como se podría esperar, sirve bocados ligeros de cocina española, como gazpacho y bocadillos de jamón serrano. La directora de mercadeo, Beth Bell, recomienda pedir un favorito de los asiduos: el “bee stinger” (aguijón), una bebida que no figura en el menú, hecho con expreso y una pizca de miel y canela.

Escaleras en el Museo de Salvador Dalí en St. Petersburg, FL

Thomas Haensgen / Alamy Stock Photo

Escalera del Museo Salvador Dalí.

Planea tu visita

Ubicación: 1 Dalí Blvd.

Cómo llegar: vuela al aeropuerto internacional de St. Pete-Clearwater o al de Tampa, que está a tan solo 23 millas al noroeste. Si conduces al museo (puedes llegar fácilmente a pie desde el centro de la ciudad), deja tu auto en el estacionamiento de superficie del mismo museo ($10 por todo el día) a pocos pasos de la entrada. También puedes tomar el St. Petersburg Downtown Looper (en inglés), un tranvía gratuito que sirve al área del centro y tiene parada en el museo.

Visitas: todos los días (cerrado el Día de Acción de Gracias, el día de Navidad y un fin de semana durante la carrera de automovilismo Firestone Grand Prix de St. Petersburg, uno de los principales eventos de la ciudad que este año se celebrará del 22 al 25 de abril).

Entradas: $25 ($23 para adultos de 65 años o más).

Mejor momento para visitar: las mañanas de lunes a viernes, cuando hay menos gente.

Mejor temporada para visitar: diciembre, cuando se ha disipado el calor sofocante del verano en Florida y el centro de la ciudad resplandece con las luces navideñas que adornan las higueras de Bengala y las palmeras, el muelle de St. Pete y los parques, y el museo se engalana para la temporada festiva.

Accesibilidad: el estacionamiento tiene plazas accesibles. En el interior, un ascensor te lleva hasta las galerías si no quieres subir las escaleras. También hay sillas de ruedas disponibles sin cargo (asignadas por orden de llegada).

(Enlaces en inglés)

Otras atracciones locales

The James Museum of Western & Wildlife Art (150 Central Ave.). Al norte del Dalí, y a solo 12 minutos a pie, este museo relativamente nuevo alberga un verdadero tesoro de objetos de arte que incluye esculturas, pinturas y joyas. El museo, que abrió sus puertas en el 2018, está en un edificio que evoca los cañones naturales del oeste del país, con un dramático diseño angular de arenisca en el interior y el exterior del edificio. Los cientos de pinturas y esculturas que se exhiben provienen de la colección personal de los cofundadores del museo, Tom y Mary James, multimillonarios filantrópicos y residentes locales que tienen vínculos estrechos con la compañía de servicios financieros Raymond James.

“Este no es un museo histórico ni exclusivamente sobre vaqueros”, dice John Collins, fundador de la St. Petersburg Arts Alliance, una organización sin fines de lucro defensora de la comunidad creativa de la ciudad. “Ofrece un vistazo a una fascinante colección privada de las mejores obras de arte del oeste creadas por artistas vivos. Es la mejor selección de arte que pudo comprar un multimillonario para su colección privada”.

The Museum of Fine Arts (255 Beach Drive NE). A unos siete minutos a pie desde el James Museum y de vuelta a la costa, este museo exhibe arte de todo el mundo que abarca 5,000 años de historia, desde la antigüedad hasta la era moderna. Verás obras maestras de artistas como Monet, O'Keefe y Rodin. “El museo sigue la historia del arte como se espera de un museo de bellas artes, pero con un toque vanguardista”, explica Collins, y señala que muchas exhibiciones están acompañadas de música.

El muelle de St. Pete. Durante décadas, el antiguo muelle de St. Pete —que se asemejaba a un ovni sobrevolando la bahía de Tampa— era una estructura espantosa y tremendamente desfasada, si bien bastante querida, llena de atracciones cursis. Un nuevo muelle de un cuarto de milla de longitud, inaugurado en el 2020, es infinitamente distinto y se ha convertido muy rápido en el punto marítimo de mayor orgullo de la ciudad. En parte un parque, ocupa un espacio de más de 26 acres y ofrece muchas opciones de entretenimiento, con un bar tiki, un parque infantil con temática de piratas, una pequeña playa junto a la bahía y un anfiteatro al aire libre con vistas panorámicas de la ciudad. Bending Arc, una instalación de arte aérea forjada de 180 millas de cordel, también es un foco de atención.

Chihuly Collection. Si caminas a lo largo de Central Avenue desde el litoral de St. Pete hasta el Grand Central District, pasarás frente a cafés, murales callejeros (St. Pete tiene cientos de ellos), innumerables galerías de arte y dos lugares importantes donde se exhiben obras de arte de vidrio. La Chihuly Collection exhibe piezas de vidrio creadas por el renombrado artista originario del estado de Washington Dale Chihuly, además podrás ver demostraciones de vidrio soplado programadas periódicamente.

Imagine Museum. Este museo de bellas artes y de vidrio de estudio sigue la evolución de esta modalidad artística, desde la década de 1940 hasta la actualidad. Aquí puedes admirar más de 500 obras, algunas con una iluminación tan dramática que creerás que estás recorriendo un bosque mágico multifacético de espejos y colores de cristal.

Consejo del director: la visita guiada especial en la aplicación del museo —“Dalí's Masterworks in Augmented Reality”— te da un entendimiento más profundo del significado complejo de cada obra.

Alojamiento

En la playa: si buscas una ubicación privilegiada frente al golfo y una piscina junto a la playa, date un lujo y reserva una de las 277 habitaciones en el hotel Don CeSar, uno de los lugares favoritos de los residentes locales que data de la época de El gran Gatsby en la década de 1920. El hotel terminó una renovación completa en enero.

Cerca de la playa: si prefieres mucho espacio y una cocina completa, alójate en un condominio de una o dos habitaciones en Legacy Vacation Resorts Indian Shores. Esta propiedad sencilla de 40 unidades se encuentra al norte de St. Pete Beach en el Canal Intracostero, frente a la playa de arena igualmente fina (y más tranquila) de Indian Shores Beach.

En el centro: el hotel Vinoy Renaissance St. Petersburg Resort & Golf Club de 361 habitaciones rebosa de glamur tradicional y tiene piscinas y restaurantes con vistas a la bahía.

Su proximidad al Dalí hace que el Hilton St. Petersburg Bayfront de 333 habitaciones sea también una opción atractiva. Se encuentra a una distancia de tan solo siete minutos a pie.

Restaurantes

Informal: Bodega, en Central Avenue, un local diminuto con unas pocas mesas al aire libre, que sirve algunos de los mejores sándwiches cubanos de Florida, junto con jugos recién exprimidos y licuados.

Date el gusto: las pastas recién hechas, la focaccia y las salchichas de Il Ritorno, el restaurante italiano más popular de St. Pete, han ganado grandes elogios. Cena en su acogedor comedor con pared de ladrillo a la vista o en una de sus mesas al aire libre. Se recomienda hacer reservaciones.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.