Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

5 viajes para los abuelos y sus nietos adolescentes

Estos destinos son muy divertidos tanto para los jóvenes como para los adultos.

Abuela con su nieta adolescente van de viaje

MesquitaFMS/Getty Images

In English | Viajar con niños mayores puede ser más difícil que llevar de vacaciones a los más pequeños; no es una broma decir que muchos preadolescentes y adolescentes pueden ser un poco temperamentales, como puede confirmar cualquier padre o madre. Pero también es probable que tengan intereses específicos y puedas elegir los lugares donde ir de acuerdo a su amor por la naturaleza, la historia o la arquitectura. Por eso es importante que los incluyas en la planificación del viaje.

A continuación, unos cuantos lugares para tener en cuenta si planeas un viaje con adolescentes. Los sitios web están en inglés y español. 

Tour en barco atracado en Bayside Marina (también conocido como Miamarina)

Barry Winiker/Getty Images

1. Miami, Florida

Cuándo ir: invierno o primavera

Cómo llegar: busca vuelos tanto al Aeropuerto Internacional de Miami como al Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood (está a unos 45 minutos al norte de South Beach, pero a veces los pasajes son más económicos).

Qué hacer: Miami ofrece mucho para todas las edades, como tiempo de calidad en la playa, atracciones de ciudad y la oportunidad de sumergirse en la mezcla de culturas que le da su apodo de “capital de Latinoamérica”. Comiencen el recorrido en el centro de Miami con una visita al museo Phillip and Patricia Frost Museum of Science , donde pueden admirar acuarios llenos de tiburones o ver un show en el planetario, antes de disfrutar de amplias vistas de la ciudad desde la terraza ($29.95 por persona; $20.95 para niños de 3 a 11 años; gratis para niños menores de 2 años, con descuentos de $2 cuando se reserva por internet).

Sumérjanse en la cultura cubana de Miami en la Pequeña Habana, un vecindario ubicado 15 minutos en auto al oeste del centro. En Versailles, el icónico restaurante de exiliados cubanos, los jóvenes pueden probar nuevos platos, como ropa vieja o paella, rodeados de hispanohablantes.

No se pierdan un paseo en bote, que quizás sorprenda a los adolescentes difíciles de impresionar. Jetboat Miami ofrece recorridos maravillosos que salen desde el centro y pasan frente a los hogares de celebridades (y sus suntuosos yates) ($29.95 por persona; $19.95 para niños de 3 a 11 años).

Después, todos pueden vestirse bien para cenar (o solo comer postre) en un restaurante como Habitat en Collins Avenue, donde la deliciosa comida preparada con ingredientes sostenibles y el entorno sencillo son perfectos para disfrutar juntos el gran final de una ocasión especial (el salmón rey dorado en la sartén cuesta $35, aunque hay especiales para los niños como una hamburguesa de carne Wagyu por $15). También es un buen lugar para un desayuno-almuerzo más elegante (tanto las wafles belgas como los chilaquiles cuestan $18).

Dónde alojarse: los hoteles en Miami no son muy económicos; entre los más asequibles, Palihouse Miami Beach tiene habitaciones desde $250 por noche. Está ubicado en un edificio estilo art déco frente al río en el distrito Faena de Miami Beach, desde donde se puede caminar hasta la playa en unos minutos. El hotel presta bicicletas gratis a los huéspedes y ofrece sillas y sombrillas en la playa sin costo adicional. Otra opción: un nuevo hotel que abrirá en marzo del 2020, que queda al cruzar la calle de University of Miami en Coral Gables, THesis Hotel Miami, ofrece precios desde $159 por una habitación con dos camas tamaño queen (esta primavera puedes obtener un descuento de hasta mitad de precio).

Personas en la atracción Flyover Canada

FlyOver Canada

2. Vancouver y Sunshine Coast, British Columbia

Cuándo ir: verano u otoño

Cómo llegar: hay muchos vuelos directos desde EE.UU. a Vancouver. Sunshine Coast, al norte de Vancouver en British Columbia, está a 40 minutos por transbordador de la ciudad. Si bien en realidad forma parte del territorio continental, el ambiente es el de una isla en estado natural, parecido al de la cercana Vancouver Island.

Qué hacer: este viaje combina las aventuras urbanas con las actividades al aire libre, una mezcla perfecta para los niños más grandes. Comiencen en Vancouver y quédense cerca de la zona costera a fin de que sea fácil alquilar bicicletas para pasear o recorrer a pie lugares cercanos de la ciudad donde el terreno es plano.

La naturaleza increíble de Canadá resulta emocionante con el recorrido virtual de FlyOver Canada (Aproximadamente US$19 por persona; $9 para niños de hasta 12 años), una enorme pantalla esférica que muestra paisajes imponentes con efectos especiales que los harán sentirse como que vuelan por encima de todo. Después de esa descarga de adrenalina, súbanse a uno de los transbordadores que van a Granville Island (menos de $6 por persona) —tienen varias paradas a lo largo del canal False Creek que atraviesa la ciudad—, donde pueden explorar el mercado público y mirar las vitrinas de las calles repletas de galerías y boutiques.

Luego de ver la ciudad, suban con un automóvil alquilado a otro transbordador en Horseshoe Bay en West Vancouver y embárquense en un viaje por carretera a Sunshine Coast, una parte de British Columbia continental ubicada a solo 40 minutos por transbordador de la ciudad, donde vale la pena pasar unos días sumergidos en la naturaleza. Lo más destacado incluye una caminata corta a Skookumchuck Narrows (entrada gratuita) en Egmont para ver a los aficionados de la práctica de canotaje remar en aguas bravas, visitar la magnífica ensenada Princess Louisa Inlet y disfrutar de un almuerzo en el bello pueblo Gibsons, en Drift Cafe, un restaurante de estilo rústico con una terraza preciosa.

Dónde alojarse: Airbnb ofrece opciones cerca de la zona costera en Vancouver por unos $120 la noche por dos habitaciones, o dense un gusto y gasten unos $100 más (aunque las tarifas pueden variar mucho) en el hotel Fairmont Waterfront, con unas de las mejores vistas de la zona. En Sunshine Coast, West Coast Wilderness Lodge es un lujo grande pero que vale la pena si tu presupuesto te lo permite; está ubicado cerca de Skookumchuck Narrows. La amplia terraza brinda una vista de 180 grados de agua e islas. El hotel ofrece viajes en bote a Princess Louisa Inlet y otras actividades (las tarifas de unos $500 por persona con plan todo incluido para una estadía de dos noches cubren alojamiento, desayuno, cena de tres platos y un viaje de un día entero en bote a la ensenada).

Turistas en motos de tres ruedas

Outriders USA

3. Asheville, Carolina del Norte

Cuándo ir: primavera, verano u otoño

Cómo llegar: Asheville tiene un aeropuerto pequeño, pero las tarifas podrían ser mejores si van al Aeropuerto Internacional Greenville-Spartanburg en Carolina del Sur (a unos 75 minutos en automóvil) o al Aeropuerto Internacional Charlotte Douglas (aproximadamente a 2 horas de distancia).

Qué hacer: Asheville, una ciudad de unas 90,000 personas ubicada en Blue Ridge Mountains, es un gran lugar para aventuras familiares poco ajetreadas rodeadas de unos de los paisajes más bellos de la costa este. También es conocido por su gastronomía (¿y a qué niño no le gusta la buena comida?).

Si les interesan los deportes acuáticos y el clima está suficientemente templado, French Broad Outfitters alquila kayaks ($50 por día para el doble y $35 para el simple) y llantas flotantes ($15 por día) para pasear por el French Broad River, un río que atraviesa la ciudad. Para hacer uno de los recorridos en auto más pintorescos en la carretera Blue Ridge Parkway, tomen el circuito al sur de Asheville que atraviesa Pisgah National Forest, un bosque con vistas deslumbrantes durante los meses de otoño y muchos lugares donde detenerse para ir de caminata con los niños.

Es más probable que a tus nietos les interese más una visita al histórico Biltmore Estate si te das el gusto de contratar un tour en triciclo eléctrico reclinado con Outrider USA ($100 por persona) para recorrer los amplios jardines del Biltmore (siempre y cuando no tengas dolores de espalda y puedas pedalear en una bicicleta normal, no deberías tener problema).

Para comer, el pequeño centro de Asheville ofrece muchos restaurantes casuales excelentes, entre ellos Barley’s Taproom, donde los niños pueden disfrutar de la pizza mientras los adultos prueban las deliciosas cervezas artesanales de Asheville. 12 Bones Smokehouse, cerca del French Broad River, ofrece increíbles platos combinados de barbacoa y pecho de res picado por $11 y sándwiches de cerdo desmenuzado por $6.50. La sémola de maíz con queso y jalapeños es incomparable.

Dónde alojarse: Airbnb ofrece muchas opciones de dos dormitorios en la ciudad y sus alrededores por unos $100 la noche. Holiday Inn & Suites Asheville es una opción de hotel a costos razonables cerca del centro, desde $210 por noche para dos adultos y dos niños.

Exhibición de delfines en el zoológico de San Diego

Mike Hughes/Alamy Stock Photo

4. San Diego, California

Cuándo ir: invierno, primavera u otoño

Cómo llegar: el aeropuerto queda a solo 15 minutos del Gaslamp Quarter en el centro de San Diego.

Qué hacer: San Diego, con su mezcla ideal de parques de atracciones, costas preciosas y una zona céntrica vibrante, sin mencionar el clima casi perfecto todo el año, es un éxito seguro para las vacaciones con los nietos más grandes.

Podrían pasarse el día entero solo en el San Diego Zoo ($58 por persona; $48 para niños de 3 a 11 años), que ha sido nombrado varias veces como el mejor zoológico del mundo. Puedes ampliar la experiencia con expediciones fotográficas y paseos al amanecer para ver a los animales antes de que se abra el zoológico. Para quienes aman a los animales, es la experiencia de su vida.

A tus adolescentes quizás les interese ir al parque de atracciones SeaWorld San Diego ($73.99 y más). Pero si son amantes del océano o quieren ser biólogos marinos, ir a la playa en La Jolla Cove podría ser mucho más atractivo (y ni decir menos costoso) que ir a SeaWorld. Pueden alquilar esnórqueles, máscaras, aletas y trajes de neopreno ($30 por persona) de Everyday California, y meterse al agua desde la playa para disfrutar del buceo de superficie con los leones marinos que viven ahí y, si tienen suerte, con tiburones leopardo.

El animado Gaslamp Quarter es una zona divertida de la ciudad donde pueden caminar de noche, cenar o tomar un helado. Las opciones para comer incluyen de todo, desde lugares de hamburguesas y barbacoa hasta pizzerías y restaurantes de cadena.

Dónde alojarse: el Hotel Indigo en Gaslamp Quarter tiene un bar en la azotea con fogatas para relajarse al fin del día y queda a unos pasos de la estación de tranvía para transportarse fácilmente por la ciudad (en San Diego, todos los buses y tranvías son accesibles para personas con discapacidades). Los precios empiezan desde $215 por noche para dos adultos y dos niños.

Horizonte de Chicago, el Navy Pier Park, y el edificio Hancock

Hisham Ibrahim/Getty Images

5. Chicago, Illinois

Cuándo ir: verano

Cómo llegar: el Aeropuerto Internacional Chicago O’Hare y el Aeropuerto Internacional Chicago Midway tienen conexiones directas por tren para llegar a la ciudad. El sistema de trenes, conocido como L (se pronuncia “el”), es conveniente y económico y lo pueden usar para llegar a casi cualquier lugar de Chicago.

Qué hacer: Chicago es una metrópolis que parece ser una alternativa más asequible y manejable a la ciudad de Nueva York, con muchas sorpresas que incluyen rascacielos y aventuras en el lago.

Si planeas visitar muchas de las atracciones con tu familia (y deberías hacerlo), la tarjeta Go Chicago (desde $81 por persona; $52 para niños de 3 a 12 años) ofrece entrada gratis o con descuento en los precios de boletos del mismo día en muchos de los lugares imperdibles de la ciudad y te ahorrará mucho dinero. Se puede escoger entre varios tipos de pases, y las atracciones con descuento incluyen Shoreline Architecture River Cruise y SkyDeck Chicago, donde pueden salir a una habitación de vidrio que sobresale del segundo edificio más alto en el Hemisferio Occidental, si no tienen miedo a las alturas ($26 por persona; $18 para niños de 3 a 11 años; gratis para niños de hasta 2 años). Además, pueden visitar Field Museum ($26 por persona; $23 para adultos de 65 años o más; $19 para niños de 3 a 11 años) y Navy Pier, donde con el pase Go Chicago, todos pueden subirse con descuento en los aparatos.

Durante los meses más cálidos, pueden bañarse en una de las tantas playas públicas de la ciudad o comprar comestibles en un supermercado y hacer un pícnic en uno de los fabulosos parques municipales. Lurie Garden en Millennium Park es un jardín de cinco acres muy atractivo, con un sendero entablado. También en Millennium Park, Jay Pritzker Pavilion organiza una serie de películas todos los martes durante el verano, donde pueden sentarse sobre una manta y disfrutar de una proyección gratuita.

Dónde alojarse: para una ubicación muy central en Miracle Mile, a solo minutos a pie de muchas atracciones como Navy Pier y las tiendas de North Michigan Avenue, considera el Hilton Garden Inn Chicago Downtown/Magnificent Mile. Ofrece habitaciones conectadas y una piscina interior, y los precios de las habitaciones para dos adultos y dos niños empiezan desde $270 por noche.

Terry Ward ha sido redactora de viajes por mucho tiempo y ha vivido en Australia, Nueva Zelanda y Francia. Ahora reside en Tampa, Florida.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO