Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

3 desventajas de trabajar a distancia que quizás no tengas en cuenta

Trabajar desde casa de forma permanente puede suponer costos, según las encuestas.

Mujer en una teleconferencia desde la sala de su casa

GETTY IMAGES

In English | Aunque muchos adultos mayores aprecian la flexibilidad que ofrece trabajar desde casa, el trabajo remoto podría estar costándoles valiosas oportunidades profesionales.

Según nuevas encuestas de la Society for Human Resource Management (SHRM), realizadas tanto a empleadores como a trabajadores remotos, el 42% de los supervisores afirman que a veces se olvidan de sus empleados remotos cuando asignan tareas. El hecho de que se pasen por alto las oportunidades de desarrollo profesional dentro de su empresa es una de las preocupaciones que los adultos mayores suelen plantear cuando hablan sobre cómo la discriminación por edad podría afectar a sus carreras. Las encuestas de la SHRM sugieren que el trabajo remoto podría agravar ese problema.

Muchos empleadores hicieron que su fuerza laboral cambiara a trabajar de forma totalmente remota durante la pandemia de la COVID-19. Sin embargo, a medida que las vacunas se han hecho más accesibles, los empleadores se están replanteando cómo pueden equilibrar el objetivo de conseguir que más empleados vuelvan a la oficina con el deseo de sus trabajadores de seguir teniendo flexibilidad y un trabajo híbrido.

"En una situación en la que la COVID-19 ha forzado a dar el salto al trabajo remoto en muchos sectores de nuestra economía y las organizaciones luchan por determinar las mejores estrategias para la fuerza laboral tras la pandemia, hay un hecho que no puede ser ignorado: el trabajo remoto no es ideal para todos", dice Johnny C. Taylor Jr., presidente y director ejecutivo de la SHRM. "El trabajo remoto puede ofrecer ventajas, pero los empleadores deben examinar más de cerca si los trabajadores remotos y los presenciales tienen las mismas oportunidades, y si los gerentes tienen las herramientas que necesitan para ser líderes eficaces".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


He aquí tres conclusiones de las encuestas que sugieren que, en cierto modo, trabajar desde casa podría ser perjudicial para las oportunidades profesionales.

1. Menos oportunidades de desarrollo profesional, de promoción 

Muchos de los supervisores que respondieron a la encuesta dijeron que a veces se olvidan de su personal remoto, y estos trabajadores expresaron su preocupación por ello. El 34% de los trabajadores remotos afirmaron que trabajar desde casa de forma permanente reduciría el número de oportunidades profesionales disponibles, y el 29% dijeron que tendrían menos oportunidades de crecer en el trabajo.

2. Gastos de bolsillo para una oficina en el hogar

Entre los trabajadores a distancia encuestados, el 61% dijeron que utilizaron su propio dinero para pagar el equipo o el mobiliario con el fin de instalar sus oficinas en el hogar. Más de la mitad (51%) dijeron haber gastado entre $100 y $499. Aunque gran parte de esos costos son para empezar, los gastos como el internet de alta velocidad y los suministros de impresión pueden acumularse con el tiempo.

3. Oportunidades limitadas para establecer contactos

Establecer relaciones con tus colegas es quizás el componente más importante para mantener las oportunidades profesionales. Sin embargo, las posibilidades de desarrollar esas conexiones pueden verse afectadas si solo se interactúa con los compañeros de trabajo mediante reuniones a través de Zoom. Más de la mitad de los trabajadores remotos encuestados afirmaron que trabajar desde casa de forma permanente perjudicaría sus oportunidades de establecer contactos (59%) y haría que sus relaciones laborales se vieran afectadas (55%).

Los hallazgos de la SHRM se produjeron a través de una combinación de cuatro encuestas recientes. Se entrevistó en línea a una muestra de 817 supervisores del 16 al 19 de julio, y a una muestra de 1,004 trabajadores durante el mismo período de tiempo. Para analizar de forma más específica a las personas que trabajan desde casa, se encuestó en línea, entre el 16 y el 18 de junio, a una muestra de 1,500 mujeres que trabajan de forma remota y, entre el 18 y el 21 de junio, a una muestra de 1,363 hombres.

Kenneth Terrell es periodista y colaborador de AARP en los ámbitos de trabajo, empleo, discriminación por edad, carreras laborales y el Congreso. Anteriormente trabajó para la Education Writers Association y U.S. News & World Report, donde reportó sobre política y asuntos gubernamentales, educación, ciencia y tecnología, y estilos de vida.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.