Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo evitar el estar “sobrecualificado” para un trabajo

Mejora tu hoja de vida y tu carta de presentación para vencer ese obstáculo.

Mujer esperando en una fila para ser entrevistada y hablando por teléfono.

GETTY IMAGES

In English | ¿Alguna vez has sentido o te han dicho que no conseguiste un trabajo porque el empleador pensó que estabas sobrecualificado? ¿Te estás preguntando cómo superar este tipo de discriminación?

No estás solo. Una encuesta de Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research concluyó que a un tercio de los participantes de 50 años o más que habían buscado trabajo en los cinco años anteriores les dijeron que estaban sobrecualificados (en inglés).

Por suerte, hay medidas que puedes tomar que tal vez te ayuden a superar esa etiqueta y conseguir el empleo. El primer paso es entender por qué los reclutadores y gerentes de contratación pueden tener reservas sobre los trabajadores mayores cuyas cualificaciones puedan superar considerablemente los requisitos mínimos de un cargo. Una vez que lo hayas hecho, puedes crear una estrategia para buscar empleo y superar esas dudas.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Cuando los empleadores leen los currículos de los candidatos que tienen más experiencia que la que requiere el trabajo, las ideas que pueden considerar incluyen:

  • ¿El postulante verdaderamente quiere este tipo de empleo o simplemente no leyó bien la descripción del puesto?
  • ¿Esta persona se vio obligada a buscar un empleo de menor nivel porque había inquietudes sobre sus habilidades o su personalidad?
  • Dados los antecedentes de este candidato, tal vez espere cobrar un salario más alto del que se presupuestó para el cargo.
  • Esta persona ha tenido funciones gerenciales en otros empleos. Tal vez tenga dificultades para cumplir órdenes.
  • Si contrato a este candidato, se podría aburrir del trabajo o abandonarlo cuando aparezca una mejor oportunidad. No vale la pena correr el riesgo.

Desde ya que a veces, cuando nos dicen que estamos sobrecualificados para un cargo, en realidad quieren decir que nos consideran “demasiado mayores” para el trabajo. Lamentablemente, la discriminación por edad todavía está muy extendida en el mercado laboral. Los empleadores pueden cuestionar si un empleado mayor y con más experiencia podrá asumir la carga laboral:

  • ¿El candidato conoce bien la tecnología moderna y tiene las aptitudes necesarias para desempeñar el trabajo o tendríamos que invertir en más capacitación?
  • ¿Este solicitante tiene algún problema de salud que afecte su habilidad para desempeñar el trabajo?
  • ¿Esta persona será capaz de recibir instrucciones de líderes más jóvenes y posiblemente menos experimentados que ella?

Puedes resolver estas cuestiones si creas una buena estrategia para buscar empleo, para lo cual debes mejorar tu currículo (en inglés), escribir una carta de presentación eficaz, aprovechar tu red de contactos y perfeccionar tu estrategia para el momento de la entrevista.

Adapta tu currículo para que coincida con el cargo que solicitas

Intenta seguir estos consejos para asegurarte de que con tu nuevo currículo los empleadores conozcan tu valor, y no tu edad.

  • Incluye solo lo que sea importante para el cargo. Adapta tu currículo para el trabajo que buscas: destaca las aptitudes y experiencia que coincidan con el cargo vacante y elimina o minimiza el resto. En particular, puede ser útil restarle importancia a tu experiencia gerencial cuando solicitas un empleo de menor nivel.
  • Evita elementos que expongan tu edad. Usa modelos y normas modernas para tu currículo. Por ejemplo, ya no se acostumbra escribir una descripción de objetivos (en inglés). En cambio, en general se usa un breve resumen profesional de tus cualificaciones. Asimismo, elimina detalles que indiquen la edad que tienes ahora, como por ejemplo las fechas de tu experiencia laboral, tu educación y otros certificados que tengan más de 15 años. Limita también la información que menciones sobre tu experiencia laboral anterior a estos 15 años y elimina todo lo que diga la cantidad total de años de experiencia laboral que tienes. Por ejemplo, no escribas en tu resumen “profesional con más de 20 años de experiencia…”

Haz clic en este enlace para ver más consejos sobre cómo hacer un currículo que no identifique tu edad y evitar que te digan que estás sobrecualificado.

Sé sincero en tu carta de presentación

En lo que respecta a tu carta de presentación, ve directo al grano. Sé sincero y transparente sobre el motivo por el cual solicitas un cargo que requiere menos experiencia de la que tienes. Por ejemplo, puedes explicar que:

  • Buscas un cargo con menos estrés y responsabilidad.
  • Quieres pasar más tiempo con tu familia y tus seres queridos, por eso ahora lo mejor para ti es un trabajo de tiempo parcial.
  • Quieres volver a hacer el trabajo que te apasiona.

 

Usa tus contactos para abrirte paso

Varios estudios han demostrado que es más probable encontrar un trabajo cuando tu solicitud va acompañada de una recomendación. En particular, es muy útil que un empleado actual o un contacto del gerente de contratación te recomienden cuando quieras conseguir un empleo que aparentemente no coincide con tu nivel de experiencia.

Cuando empiezas a encontrar empresas y oportunidades que te interesan, consulta con tus contactos personales y profesionales para saber si alguien te puede ayudar a poner un pie en la puerta. Cuando un colega asegura que tienes interés en el cargo, es más probable que el gerente de contratación no se preocupe tanto por pensar que no estás dispuesto a comprometerte con el empleo.

No permitas que el entrevistador haga suposiciones

Durante la entrevista, aborda las inquietudes de frente y conviértelas en aspectos positivos cuando hables sobre la explicación que diste en tu carta de presentación. No esperes a que el empleador lo mencione. De ti depende lograr que el empleador se quede tranquilo. Habla de tus inquietudes desde el comienzo y convierte las dudas de tu empleador en aspectos positivos al mencionar cómo puedes añadir valor al equipo. Desde ser un gran mentor a saber cómo resolver conflictos y ser profesional en situaciones complicadas, contratar a un profesional con experiencia tiene muchos beneficios.

Tu sinceridad y tu entusiasmo ayudarán a que el gerente de contratación no tenga inquietudes. En tu entrevista, también considera estos consejos:

  • Dirige la conversación hacia tus logros más destacados.
  • Menciona que estás comprometido con la empresa y tienes planes de quedarte mucho tiempo.
  • Demuestra entusiasmo y optimismo sobre la posibilidad de conseguir el cargo y sobre el valor que aportarías al trabajo.
  • Sé tú mismo, y nadie más. Si intentas aparentar ser más joven de lo que eres, corres el riesgo de que parezca que te estás esforzando demasiado.
  • Destaca tu flexibilidad con respecto al horario de trabajo y la disponibilidad para viajar (si corresponde). Los candidatos que tienen familias jóvenes pueden no tener tanta flexibilidad, por lo que la posibilidad de trabajar fuera del horario habitual de 9 a 5 puede distinguirte de la competencia.

Puede no ser fácil, pero es posible conseguir un empleo para el que parezcas estar sobrecualificado. Si consideras por qué los empleadores tienen inquietudes al contratar candidatos con tu nivel de experiencia, puedes poner en práctica un plan para responder directamente a esas inquietudes.

¿No estás seguro de si tu currículo destaca tus aptitudes importantes en vez de tu edad? Pide hoy una evaluación gratis de tu currículo en TopResume (en inglés). 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO