Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

5 maneras de ser más feliz ahora

Consejos fáciles y basados en la ciencia para refrescar tu estado de ánimo.

Una pareja hace una caminata por el bosque

GETTY IMAGES

In English | Si bien la pandemia fue difícil para casi todos, el lugar donde estamos ahora —a medida que aumentan las tasas de vacunación y disminuyen las infecciones por COVID-19— está empezando a sentirse mucho más individual. Ciertamente, algunos adultos mayores todavía están lidiando con los efectos a largo plazo de la soledad y el aislamiento que surgieron con las órdenes de quedarse en casa, dice el Dr. Bruce Rabin, profesor emérito de Medicina Preventiva en University of Pittsburgh. “Es preocupante, porque sabemos que la soledad se ha vinculado con la pérdida de memoria, las enfermedades cardíacas y hasta con el aumento de las tasas de mortalidad en los adultos mayores”.

Pero otras personas pueden sentirse entusiasmadas por reanudar todas las actividades que suspendieron antes en la pandemia: clubes de lectura, comidas en restaurantes, clases de ejercicios o incluso las visitas a la iglesia o templo. Y también hay quienes están en el medio: sienten destellos de esperanza y una mayor apreciación de la familia y los amigos, pero todavía les cuesta afrontar su nueva normalidad con energía y ecuanimidad.

En cualquiera de esos puntos que te encuentres, siempre hay espacio y motivo para apuntar a un poco más de felicidad.

A continuación te presentamos cinco maneras de retomar la actividad y encontrar más alegría en la vida.

1. Agradece lo que tienes

Las investigaciones han demostrado constantemente que las personas que practican la gratitud tienen un menor riesgo de depresión, niveles más altos de satisfacción en sus relaciones y mayor resiliencia ante eventos estresantes, dice la psicóloga Acacia Parks, científica principal de Happify Health. Ella recomienda tomarse cinco minutos al final de cada día y escribir tres cosas buenas que sucedieron. Las investigaciones demuestran (en inglés) que si haces este ejercicio todos los días durante solo una semana, puedes experimentar un aumento en la felicidad durante al menos seis meses. “Las conexiones de nuestro cerebro prestan más atención a lo negativo”, explica Parks. “Pero si te concentras deliberadamente en cosas positivas, automáticamente empezarás a notar todo lo bueno que te rodea, en lugar de estancarte en lo malo”. Las listas nocturnas de gratitud tienen el beneficio adicional de ayudarte a dormir felizmente, lo que también puede llevar a una mejor calidad del sueño, agrega.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


2. Haz una caminata

El solo hecho de estar al aire libre afecta tu estado de ánimo, dice Sonja Lyubomirsky, distinguida profesora y vicepresidenta del Departamento de Psicología de University of California, en Riverside. Un estudio japonés del 2014 (en inglés) encontró que las personas que caminaron en un bosque durante 15 minutos tuvieron frecuencias cardíacas más bajas y reportaron mejor estado de ánimo y menos ansiedad que quienes hicieron una caminata similar en un entorno urbano. “Hay algo sobre estar en la naturaleza que reduce la presión arterial y la frecuencia cardíaca, y reduce las hormonas del estrés”, explica Lyubomirsky. Ni siquiera necesitas ir a un bosque. Puedes obtener muchos de los mismos beneficios al explorar una parte más tranquila de tu vecindario, agrega. Los expertos también recomiendan meditar mientras caminas: concéntrate en la sensación de tu respiración a medida que entra y sale de tu cuerpo, o en la sensación de tus pies tocando el suelo. Si tu mente se distrae, vuelve a concentrarte en una de esas sensaciones.

Una pareja aprende a tocar el piano

GETTY IMAGES

3. Aprende una habilidad nueva

Ya sea jugar al golf o inscribirte en una clase virtual de idiomas, obtendrás beneficios de felicidad al expandirte y probar cosas nuevas. Cuando las personas se centran en tareas que edificaron su conjunto de habilidades, el estrés que sienten al principio tiende a dar paso a una mayor felicidad a largo plazo, según un estudio publicado en el Journal of Happiness Studies (en inglés). “Durante la pandemia, muchos de nuestros objetivos se pusieron en suspenso; ahora es el momento de perseguirlos”, dice Lyubomirsky, quien recomienda buscar algo “lo suficientemente difícil como para sacarte de tu zona de confort, pero no tan complejo que te rindas frustrado”. También puedes intentar simplemente planear unas vacaciones en un nuevo lugar, visitar un museo una vez al mes o asistir regularmente a conciertos al aire libre. Un estudio publicado en The Review of General Psychology (en inglés) encontró que las personas que participan en experiencias variadas tienen más probabilidades de sentir emociones positivas, incluida la felicidad.

4. Haz tareas voluntarias

Los adultos mayores que hacen tareas voluntarias dos o tres horas por semana reportan menos depresión, mejor salud general y más años de vida que quienes no son voluntarios, según un estudio del 2014 publicado en la revista Psychological Bulletin (en inglés). Los expertos dicen que obtendrás el mayor beneficio si haces algo con regularidad y la actividad te permite crear conexiones sociales e invertir tu tiempo y tus habilidades. Si aún no estás completamente vacunado, hay muchas oportunidades disponibles en internet, dice Rabin. Puedes encontrar oportunidades cerca de ti en Volunteer Match (en inglés). O simplemente realiza pequeños actos de bondad a lo largo de la semana, dice Lyubomirsky. “Todo lo que hagas —ya sea comprar en el supermercado para alguien que todavía tiene miedo de aventurarse a salir o ayudar al hijo de un vecino con el aprendizaje a distancia— genera beneficios de felicidad”, dice.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


5. Saborea el momento

Cuanto más tiempo pases pensando en las cosas buenas del pasado, el presente y el futuro, más feliz te sentirás. “Se trata de estar consciente y demorarte en las experiencias positivas de tu vida”, dice Parks. “Eso no solo crea sentimientos positivos, sino que los amplifica y los hace durar más tiempo”. Una manera fácil de hacer esto, dice, es tomarte uno o dos minutos cada día para concentrarte realmente en lo que estás haciendo, especialmente si es una actividad que normalmente haces sin pensar. “La mayoría de nosotros no pensamos mucho en la ducha que estamos tomando, pero si te detienes unos minutos a pensar en lo agradable que se siente el agua sobre la piel y lo bien que se siente el hecho de lavarse, eso te lleva realmente al momento presente”, dice. Cuando te sientes a comer, pon todos tus sentidos en la mesa y concéntrate en cómo se siente la comida en la boca o en cómo huele. Las investigaciones demuestran que las personas que practicaron estas técnicas (en inglés) durante 30 días reportaron más felicidad.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.