Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

 

10 consejos para prevenir las enfermedades cardíacas

Protege tu corazón con estos cambios sencillos a tu estilo de vida.

Nota: Haz clic en el botón de “CC” y selecciona el idioma español.

 

In English | ¿Qué pensarías si te decimos que las probabilidades de que tengas un ataque cardíaco se reducen considerablemente si sigues los siguientes seis pasos? Pues, así es. Las mujeres que no fuman, tienen un índice de masa corporal (BMI) normal, se ejercitan durante al menos dos horas y media semanales, ven una hora o menos de TV a diario, llevan una dieta saludable y limitan el consumo de alcohol a un trago o menos diario mostraron un 92% menos de riesgo de padecer una enfermedad cardíaca coronaria, según un estudio publicado en enero del 2015 en el Journal of the American College of Cardiology. Aumenta tus posibilidades aún más siguiendo los pasos que te presentamos a continuación.

1. Reduce tu cintura

Si la forma de tu cuerpo se asemeja más a la de una manzana que a la de una pera, tienes un riesgo mayor de padecer una enfermedad cardíaca. El riesgo aumenta si el tamaño de la cintura excede de 35 pulgadas, en el caso de las mujeres, y 40 pulgadas, en el caso de los hombres. La mejor manera de reducir el tamaño de tu cintura es bajar de peso y ejercitarte, pero un estudio publicado por la revista médica Lipids subrayó que los suplementos dietéticos que contienen aceite de coco ayudan a reducir la grasa abdominal.

Hilo dental

Nick Ferarri

Utiliza el hilo dental al menos una vez al día para reducir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco.

2. Utiliza el hilo dental

Los estudios identifican una relación entre las enfermedades de las encías y un riesgo mayor de padecer una enfermedad cardíaca. Los expertos sugieren dos teorías para explicar esta relación. Primero, las bacterias en la boca pueden entrar al torrente sanguíneo mediante las encías, lo cual aumenta la placa en las arterias y puede resultar en un ataque al corazón o un derrame cerebral. Segundo, nuestros cuerpos producen inflamación como respuesta a una infección, lo cual causa que los glóbulos se inflamen y las arterias se estrechen. La American Academy of Periodontology (Academia Estadounidense de Periodontología) recomienda que utilices el hilo dental una vez al día para prevenir las enfermedades de las encías.

3. Suda cuando te ejercites

No se trata de cuánto tiempo hagas ejercicio, sino con cuánta intensidad. Necesitas aumentar tu ritmo cardíaco hasta que comiences a sudar. Los expertos recomiendan que continúes esforzándote hasta que se te dificulte un poco la respiración. (Si puedes cantar, no te estás ejercitando lo suficiente. Si no puedes hablar, estás exagerando).

4. Consume suficiente vitamina D

"Los niveles bajos de vitamina D pueden aumentar el riesgo de sufrir un derrame cerebral o un ataque al corazón", dice el Dr. Steven Masley, autor de The 30-Day Heart Tune-Up. Pídele a tu doctor que examine los niveles de esta vitamina en tu sangre y que te recete la dosis necesaria.

5. Acurrúcate más

Acurrucarse no solo se siente bien —también reduce el estrés y estimula la producción de la hormona oxitocina, la cual se ha demostrado que ayuda a reducir los niveles de presión arterial—. ¿No tienes una pareja con quien acurrucarte? Adopta a un cachorro de la perrera.

6. Busca alternativas para los medicamentos

Si ingieres medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) para el dolor crónico, deberías intentar tratamientos alternativos efectivos. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) dice que estos medicamentos pueden aumentar el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral incluso si los ingieres por un período de tiempo corto. Algunas alternativas de alivio para el dolor crónico incluyen la acupuntura, bioretroalimentación, toque terapéutico, Reiki, hipnosis, ajustes quiroprácticos —y hasta la marihuana medicinal—.

Imagen dividida, una fruta a un lado, un perro al otro

Nick Ferrari

Reduce el riesgo de padecer enfermedades cardíacas con estos cambios simples en tu estilo de vida.

7. Reduce el ruido

Las investigaciones demuestran que por cada 10 decibeles de ruido de tránsito que escuches cerca de tu casa, el riesgo de sufrir un derrame cerebral aumenta un 10%.

8. Ingiere tus estatinas

Si te recetaron estatinas, tómalas según las indicaciones médicas. Los estudios demuestran que estos medicamentos son efectivos para evitar ataques cardíacos, en especial cuando existe una predisposición genética o cuando la persona ya sobrevivió un ataque. Un nuevo estudio publicado en el Journal of the American Medical Association confirma que cuando se expande el uso de las estatinas para incluir a las personas que están en riesgo moderado, se reduce aún más el riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca.

9. Ríete más

Reírte a carcajadas —ese video del gatito en la bola del hámster siempre nos hace reír— causa que tus vasos sanguíneos se dilaten un 22%, lo cual ayuda a mejorar la circulación y, por consiguiente, reduce la presión arterial. Perrrrfecto.

10. No te enojes

El perdón ayuda a reducir la presión arterial y el ritmo cardíaco, en especial cuando se trata de traición y conflictos, según un estudio publicado en el Journal of Behavioral Medicine. La hipótesis de los investigadores explica que el liberarse del coraje reduce el estrés, el cual es un detonante de las enfermedades cardíacas.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO