Skip to content

COVID-19: La vacunación, los cheques de estímulo económico y otras noticias. Infórmate

 

La soledad durante la pandemia puede causar pérdida de memoria

Los expertos dicen que algunos adultos mayores aislados presentan signos de demencia.

Una mujer mayor sentada cerca de una ventana

PAMELA JOE MCFARLANE/GETTY IMAGES

In English | La soledad entre los adultos mayores a menudo se ha descrito como una epidemia con graves consecuencias físicas y mentales, entre ellas un mayor riesgo de demencia. Algunos expertos dicen que el elemento de aislamiento social de esta pandemia tiene el potencial de agravar aún más esta epidemia y causar una mayor pérdida de memoria y otros problemas cognitivos entre los adultos mayores vulnerables.

"Sabemos que las personas que están envejeciendo y están aisladas, o reciben menos estimulación social, tienden a enfermar de demencia antes que otras”, dice el neurólogo especializado en el comportamiento Borna Bonakdarpour, profesor adjunto de Neurología de la Facultad de Medicina Feinberg de Northwestern University y médico en Northwestern Medicine. "Así que cuando se suspendieron las actividades sociales al comienzo del confinamiento, empecé a recibir llamadas de familiares diciéndome que [sus seres queridos] se estaban deteriorando".

Bonakdarpour dice que algunos pacientes sufren confusión o paranoia; uno incluso "pensaba que el presentador del programa de televisión que estaban mirando estaba con ellos en la misma habitación. Están apareciendo muchos síntomas".


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


La soledad es un factor de riesgo específico de la demencia si una persona ya está desarrollando marcadores tempranos de la enfermedad de Alzheimer en el cerebro (algo que a menudo sucede mucho antes de que se presenten síntomas cognitivos), explica el psiquiatra geriátrico Peter Rabins, experto en la enfermedad de Alzheimer de la Facultad de Medicina de Johns Hopkins y autor de Is It Alzheimer's?: 101 Answers to Your Most Pressing Questions About Memory Loss and Dementia. "Esta situación añade un problema más que puede llevarlos hasta el límite y poner en evidencia la enfermedad".

La soledad generalizada precede a la pandemia

La soledad —el sentimiento subjetivo de angustia que experimentamos al sentirnos solos, a diferencia del aislamiento físico— ya era un problema extendido antes de que la expresión “distanciamiento social” se empezara a popularizar este año: alrededor del 43% de los adultos mayores de 60 años indicaron que se sentían solos en una encuesta del 2018 (en inglés) de las National Academies of Sciences, Engineering and Medicine (NASEM) patrocinada por AARP Foundation.

Las repercusiones son graves: la soledad se ha vinculado a un gran número de afecciones físicas, desde presión arterial alta hasta diabetes y a un sistema inmunitario debilitado, cosas que nadie quiere experimentar durante una pandemia. Un metaanálisis de 70 estudios sobre la soledad concluyó que, durante un período de siete años, los adultos que se sienten solos tienen un riesgo un 26% mayor de morir por una causa distinta al suicidio.

La Voz Amiga

La Voz Amiga, de AARP, se estableció a principios de este año para romper el muro de soledad que el distanciamiento social ha hecho aún más fuerte. Los amables voluntarios reclutados de todas partes del país llaman a todas las personas que solicitan el contacto. Si alguien está enfrentando una crisis —por ejemplo, si tiene una necesidad urgente de recibir alimentos, atención médica o intervención de salud mental—, los voluntarios dirigen a la persona a la ayuda apropiada. Pero con frecuencia estas llamadas son simplemente una oportunidad para mantener una conversación relajada y prolongada con una persona agradable y compasiva. Quienes deseen recibir una llamada pueden comunicarse con el programa de AARP desde este enlace: https://aarpcommunityconnections.org/es/friendly-voices/.

La soledad entre los adultos mayores puede dar lugar a un gasto federal adicional de aproximadamente $6,700 millones por año, según un análisis del 2017 de datos sobre gastos de Medicare (en inglés) realizado por el Instituto de Política Pública de AARP y Stanford University.

El cerebro: "Si no los usas, lo pierdes"

¿De qué modo la soledad causa un deterioro cognitivo? Bonakdarpour dice que, esencialmente, “se trata de una situación en la que si no lo usas, lo pierdes”. En términos más científicos, lo explica de esta manera: “Las proteínas asociadas con la enfermedad de Alzheimer suelen acumularse en el cerebro durante años, a veces por un período de hasta 20 años. El cerebro intenta compensar usando lo que llamamos la reserva cognitiva". Esta reserva está formada por las conexiones entre las neuronas que se han establecido como resultado de las interacciones sociales y otras actividades estimulantes que hacen que el cerebro sea más resistente.

"Debemos ayudar a las personas a mantener su salud cerebral y a controlar la presión sanguínea y comer de manera saludable, pero también tenemos que estimular el cerebro", dice Rabins. "Considero que la soledad es un tipo de privación social. Estás privando al cerebro de estimulación emocional y social externa".

Algo que complica aún más el problema es que la depresión a menudo se asemeja a la demencia, y la una puede empeorar la otra: el aislamiento durante la pandemia, dice Rabins, “puede causar depresión y desmoralización, lo cual a su vez afecta de manera negativa la forma de pensar. Es algo que a veces puede ser difícil de desentrañar".

La lucha contra la soledad

Muchas personas preocupadas están buscando maneras de aliviar la soledad durante la pandemia y sugieren más visitas de telesalud y asistencia con problemas sensoriales, como la pérdida auditiva, un factor que contribuye a la soledad; los audífonos u otros dispositivos a menudo pueden ayudar a que una persona que sufre de pérdida auditiva se sienta más conectada, y aliviar la sensación de soledad.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Los hogares de ancianos y centros de vivienda asistida en todo el país están intentando ayudar a sus pacientes a conectarse con sus familias de forma remota a través de programas como FaceTime y Zoom cuando no se les permite recibir visitas en persona debido a la pandemia.

Vivek H. Murthy, excirujano general de Estados Unidos y autor de Together: The Healing Power of Human Connection in a Sometimes Lonely World, ha estado trabajando para alentarnos a todos a ayudar a aliviar la soledad de quienes nos rodean, durante la pandemia y después. A menudo todo lo que se necesita es hacerles compañía y escucharlos, prestándoles toda nuestra atención, explicó Murthy a AARP recientemente. Uno de los regalos más grandes que podemos hacer es nuestra presencia, añadió. Eso puede "hacer que las personas se sientan apreciadas; puede hacer que sientan que importan. No es necesario ser enfermero ni médico para ayudar con este tipo de sanación".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.