Skip to content

COVID-19: La vacunación, los cheques de estímulo económico y otras noticias. Infórmate

 

Guía de vacunas para adultos mayores

Es hora de tu refuerzo de Tdap

Los casos de tos ferina (o pertussis) van en aumento, así que asegúrate de estar al día con esta vacuna que ofrece triple protección.

Un hombre tose en su codo

GETTY IMAGES

In English | Ha sido un desagradable regreso. En la década de los 70, la pertussis (mejor conocida como tos ferina) parecía estar desapareciendo en EE.UU. Pero desde entonces, la muy contagiosa infección, provocada por la bacteria Bordetella pertussis, ha ido resurgiendo. Un estudio del 2016, publicado en la revista Pediatrics, explicó el porqué. A mediados de la década de los 90, la potencia de la vacuna se debilitó intencionalmente para disminuir algunos efectos secundarios, entre ellos la fiebre y el dolor en el lugar de la inyección. Desafortunadamente, esto provocó la rápida disminución de los anticuerpos de la vacuna contra la pertussis.

Además, la vacuna necesita un refuerzo cada 10 años. Por lo tanto, si no te lo has aplicado, tu inmunidad de la niñez pudo haber desaparecido, dice la Dra. Kristin Christensen, especialista en medicina interna afiliada a Penn Medicine, en Filadelfia. “Así que las personas se contagian de tos ferina como de cualquier otra infección, si no se han vacunado".

Actualmente, alrededor de la mitad de los casos de tos ferina en el país ocurren en adolescentes y adultos, no en niños pequeños. De hecho, según algunos cálculos, entre el 10 y el 30% de las toses prolongadas (que duran dos o tres semanas) en los adultos podrían ser provocadas por la pertussis. “Debido a que los adultos se han vacunado anteriormente, tienen algo de protección residual y su enfermedad probablemente será menos grave”, dice el Dr. William Schaffner, profesor de Medicina Preventiva del Departamento de Política de Salud de la Facultad de Medicina de Vanderbilt University. Sin embargo, los ataques de tos pueden ser molestos, ya que pueden causar incontinencia o incluso vasos sanguíneos rotos en la piel u ojos. “A veces las convulsiones de tos — es decir, cuando sufres un espasmo de tos— pueden ser tan intensas que pueden fracturar una costilla, especialmente en las personas mayores que tienen los huesos frágiles”, dice Schaffner.

En el primer año después de vacunarse, la vacuna Tdap (contra el tétano, la difteria y la pertussis) previene la enfermedad en aproximadamente siete de cada diez personas que se la aplicaron. Por supuesto, otra razón por la que las personas deben inocularse es para evitar transmitir el virus a los demás. “Adivina quiénes son los reservorios de la enfermedad”, dice el Dr. Gregory Poland, experto en enfermedades infecciosas y director del Vaccination Research Group de la Mayo Clinic. “Los adultos que la transmiten a los niños, y no a la inversa”. Por eso es importante que las personas que tienen contacto cercano con bebés menores de 12 meses, incluidos los padres, los abuelos y los proveedores de cuidado infantil, se apliquen el refuerzo.

Si no recuerdas haber recibido esta vacuna, probablemente la necesites. Una ventaja: esta vacuna también puede contar como uno de los refuerzos de Td que se supone que debes recibir cada 10 años (ya sabes cuál, la vacuna que necesitas después de pisar un clavo oxidado durante la renovación de tu casa o después de una mordida de un cachorro inquieto) para prevenir que disminuya la inmunidad de las vacunas de la difteria y el tétano.

Quién la necesita: la vacuna Tdap ofrece triple protección; protege contra el tétano y la difteria, y también proporciona defensas contra la tos ferina. ¿No recuerdas haber recibido esta vacuna? Aplícatela de todos modos. La vacuna triple Tdap puede contar como uno de los refuerzos de Td que debes recibir cada 10 años. Avísale a tu médico si padeces de epilepsia u otros problemas del sistema nervioso, tuviste hinchazón o dolor intensos después de una dosis anterior de cualquiera de las vacunas, o tienes (o has tenido) síndrome de Guillain-Barré.

Con qué frecuencia: la Tdap solo se aplica una vez, y después de eso, aún necesitas un refuerzo (de Tdap o Td) cada 10 años. De lo contrario, tu protección contra el tétano y la difteria disminuye.

Por qué la necesitas: la tos ferina no es solo una enfermedad infantil. Debido al aumento de casos en EE.UU. —especialmente entre los adultos y los adolescentes—, debes vacunarte, incluso si eres mayor de 65 años.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.