Skip to content
 

Tres innovaciones revolucionarias para las personas con pérdida auditiva

Nuevas tecnologías y avances médicos podrían tener un gran impacto en los próximos años.

Gráfico que muestra las ondas de sonido entrando a un oído

PETERSCHREIBER.MEDIA/GETTY IMAGES

In English | Aunque la pérdida de audición es un problema sensorial muy común —que afecta a un tercio de los adultos en el país entre las edades de 65 y 74 años, y casi a la mitad de los adultos mayores de 75 años— las soluciones para los problemas auditivos han sido lentas en materializarse. Hasta hace poco, los audífonos amplificaban los sonidos, pero no mejoraban necesariamente la claridad. Y los científicos aún no han descubierto una manera de reparar el daño al oído interno.

Sin embargo, en la actualidad, gracias a los adelantos en la tecnología y la medicina, así como la inteligencia artificial y la terapia génica, las investigaciones sobre audición están produciendo innovaciones importantes. Estas son algunas de ellas, en diversas etapas de desarrollo.

1. Anteojos que convierten el habla en subtítulos

La idea principal: podrás leer lo que las personas dicen.

Cómo podría funcionar: una aplicación en tu teléfono inteligente escucharía una conversación y transcribiría el lenguaje hablado en texto en tiempo real. El texto sería transferido al instante a tus anteojos habilitados (los cuales crearían subtítulos, además de corregir tu vista) mediante el uso de realidad aumentada (una tecnología que superpone información sobre el mundo que vemos). El resultado: sería como ver televisión con subtítulos, pero sin la pantalla.

Una mujer prueba unos espejuelos inteligentes

Cortesía de VUZIX

La empresa de tecnología Vuzix lanzó recientemente unos anteojos inteligentes que funcionan con software de transcripción.

Por qué es emocionante: los programas de transcripción automática de voz a texto han proliferado en los últimos años. Los subtítulos en vivo generados por computadora ahora están disponibles en casi todas las plataformas de videoconferencias, y las aplicaciones para teléfonos inteligentes pueden generar transcripciones en tiempo real para las conversaciones en persona. El problema: los usuarios tienen que estar delante de la computadora o mirando el teléfono, lo cual impide una interacción social plena, dice Raja Kushalnagar, profesor de Tecnología de la Información de Gallaudet University, que investiga la tecnología de transcripción de voz a texto para las personas que padecen pérdida de audición. En la actualidad, las empresas están creando subtítulos más naturales usando tecnología de “anteojos inteligentes”, que puede proyectar texto en el campo visual de un usuario de manera cómoda y discreta. Kushalnagar, que es sordo, recientemente probó un prototipo. “Hice una caminata por un sendero con mi hijo y pude mantener una conversación fácilmente, lo cual era más difícil con la aplicación en el teléfono”, explica. “También pude cortar verduras y cocinar mientras él me contaba cómo había sido su día”.

Quién podría beneficiarse: si bien las conversaciones con subtítulos podrían solucionar un problema para las personas con pérdida de audición, estos anteojos “inteligentes” con subtítulos también podrían beneficiar a otros usuarios, como a hablantes no nativos, que pueden encontrar más fácil leer un nuevo idioma que escucharlo. Además, el software de subtitulado podría combinarse con aplicaciones de traducción de idiomas en tiempo real, lo cual simplificaría mucho los viajes al extranjero.

Cuándo podríamos verlo: en unos pocos años. En el 2019, la empresa de tecnología Vuzix lanzó unos anteojos de lujo que funcionan con software de transcripción de Zoi Meet. Y Google Research está probando sus propios anteojos ligeros experimentales con subtítulos diseñados para uso durante todo el día. Kushalnagar estima que los anteojos asequibles y cómodos, con subtítulos automáticos integrados, estarán disponibles en el mercado en dos o tres años.

2. Una aplicación que te permite escuchar a alguien en un lugar concurrido

La idea principal: te permite aislar lo que dice una persona en un entorno ruidoso para solucionar lo que los científicos describen como el “problema de la fiesta de cóctel”.

Cómo podría funcionar: una aplicación “escucharía” el conjunto de sonidos que te rodean y separaría las distintas fuentes sonoras, como las voces, el ruido de los platos, la música ambiental y otros ruidos de fondo. Después, aislaría el sonido que quieres escuchar basándose en la dirección en que estás mirando, y reduciría el volumen de todo lo demás. El sonido limpio y libre de ruidos llegaría directamente a tus oídos a través de un audífono, implante coclear o auriculares.

Por qué es emocionante: el problema de la fiesta de cóctel es “la principal queja de los usuarios de audífonos o de las personas con pérdida auditiva en general”, señala Fan-Gang Zeng, profesor de Otorrinolaringología de University of California, Irvine, que estudia la tecnología auditiva. Los audífonos y los implantes cocleares pueden ayudar en situaciones en que están hablando dos personas, pero funcionan mejor cuando se concentran en una sola voz. La inteligencia artificial podría no solo mejorar la experiencia auditiva de las personas con problemas de audición, sino que podría optimizarla para que sea “mejor de lo normal”, añade Zeng. Por ejemplo, un equipo de Ohio State University recientemente desarrolló un poderoso programa de inteligencia artificial que toma el audio de dos oradores que hablan a un volumen similar, en una habitación con eco, y elimina una de las voces, dejando solo la voz seleccionada. En una de las pruebas del programa, adultos mayores con audífonos pasaron de entender menos del 10% de una conversación a entender más del 80%, lo que supera a las personas más jóvenes sin problemas de audición, quienes entendieron menos del 70% solo con sus oídos.

Quién podría beneficiarse: toda persona —incluso aquellas con una audición normal— que tenga problemas para oír en lugares públicos u otras situaciones ruidosas. Zeng dice que la distinción entre audífonos y auriculares está empezando a desaparecer, a medida que los auriculares que se pueden comprar directamente en la tienda y se colocan dentro del oído continúan añadiendo más capacidades sofisticadas de cancelación de ruido y para mejorar la inteligibilidad de la voz. “Los algoritmos para eliminar el ruido se usarán no solo en audífonos e implantes cocleares, sino también en auriculares y ‘hearables’ (auriculares inteligentes) que mejorarán la audición normal y facilitarán las conversaciones en lugares ruidosos”, explica.

Cuándo podríamos verlo: Zeng cree que los programas de alta potencia para eliminar el ruido estarán disponibles para la tecnología auditiva en los próximos cinco años.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


3. Terapia génica que regenera las células que promueven la audición

La idea principal: tu cuerpo será capaz de reparar el daño al oído interno, de manera parecida a como las salamandras regeneran su cola.

Cómo podría funcionar: un medicamento aplicado en el oído interno activaría un gen que regenera las células responsables de la audición, y de casi todos los tipos de pérdida auditiva. Las personas nacidas con pérdida auditiva o aquellas que pierdan la audición más tarde en la vida, recibirían una serie de inyecciones para restaurar totalmente o en parte su audición.

Por qué es emocionante: en los oídos internos normales, estas células ciliadas esenciales —que son largas y flexibles, parecidas a diminutos campos de hierba— reaccionan de manera dinámica cuando las vibraciones de sonido llegan del oído externo: empiezan a “bailar”. Este movimiento similar a un baile de las células ciliadas es lo que permite que el sonido recorra el nervio auditivo hasta el cerebro. Al nacer tenemos alrededor de 15,000 de estas delicadas células en cada oído, y una vez que se dañan, desparecen para siempre, al menos en los humanos. En la década de 1980, los investigadores hicieron un descubrimiento interesante, dice el Dr. Lawrence Lustig, un otorrinolaringólogo (un especialista en oídos, nariz y garganta) de Columbia University Medical Center en la ciudad de Nueva York. Descubrieron que las aves pueden regenerar sus células ciliadas dañadas después de un trauma; los peces, los reptiles y los anfibios también pueden reparar estas células. Gracias a esta habilidad, estos animales nunca padecen sordera permanente. Los investigadores de la audición están intentando reproducir este proceso en los humanos.

Quién podría beneficiarse: la regeneración celular supondría un cambio radical para cualquiera que tenga problemas auditivos como resultado de la pérdida o el daño de las células ciliadas. Los bebés que nazcan sordos debido a trastornos genéticos específicos seguramente serían uno de los primeros grupos en recibir esta terapia. Las personas que empiezan a experimentar pérdida de audición más tarde en la vida —soldados o personas que han trabajado en condiciones de mucho ruido, por ejemplo, o simplemente aquellos cuyo oído interno se ha deteriorado con la edad— también podrían ser buenos candidatos.

Cuándo podríamos verlo: no ocurrirá en el futuro próximo. Algunas terapias de regeneración de células ciliadas están actualmente en ensayos clínicos con seres humanos, incluidos los de Novartis, Eli Lilly, Frequency Therapeutics y Pipeline Therapeutics, pero la mayoría aún están siendo probadas en laboratorios. Lustig confía en que los investigadores encontrarán maneras de tratar la pérdida auditiva con medicamentos.

Regina Nuzzo escribe sobre ciencia, salud y medicina. Su trabajo ha aparecido en Reader's Digest, Prevention, Scientific American, Los Angeles Times y The New York Times, entre otros. Es profesora de Matemáticas en Gallaudet University en Washington, D.C., y ella misma usa un audífono y un implante coclear.