Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

¿Son alergias... o síntomas del coronavirus?

La pandemia y el inicio temprano este año de la temporada de las alergias aumentan el estrés.

Una mujer cubre un estornudo con una servilleta

GETTY IMAGES

In English | ¿Alguien que está al lado tuyo en el supermercado acaba de estornudar? Quizás no sea por lo que tú crees.

La temporada de las alergias primaverales, con síntomas como tos y congestión nasal, empezó temprano este año. Por eso, quienes son alérgicos al polen de los árboles están llamando la atención sin querer.

“Cada vez que estornudo, parece que la gente se pone nerviosa y se aparta”, dice Jacquie Hume, de 72 años, de Tallahassee, Florida. “Me gustaría decirles: ‘No estoy enferma. Soy alérgica’”.

Hume, quien tiene un problema pulmonar por el cual corre mayor riesgo durante esta pandemia, dice que debido a los síntomas de la alergia, le está costando más trabajo evitar tocarse la cara, un paso clave recomendado por los especialistas en salud pública para evitar la propagación del coronavirus.

“Trato de acordarme de que no debo frotarme los ojos, pero es algo que tiendo a hacer sin pensar”, dice Hume, quien explica que parece que en su zona de Florida, la temporada de las alergias empezó antes que nunca.

Imagen de computadora del coronavirus

Infórmate sobre la COVID-19

Tu salud, tu cheque de estímulo y más.

Lo que te provoca alergia

Hume no se lo está imaginando. Según USA National Phenology Network (una red de organizaciones de fenología financiada principalmente por el Servicio Geológico de Estados Unidos), en ciertas partes del país, este año la primavera comenzó más temprano que durante los últimos 39, el período para el que se encuentran disponibles estos datos.

Las primeras hojas empezaron a brotar en los árboles entre tres y cuatro semanas antes de lo esperado en las regiones del sur, sureste y atlántico medio, según informa esta red. Por ejemplo, tanto en Washington D.C. como en la ciudad de Nueva York, fue 24 días antes. La primavera también empezó temprano en el oeste y ha afectado a ciudades como Portland y Seattle.

Según explica el Dr. Ronald Saff, alergólogo en Tallahassee, Florida, esto forma parte de una tendencia: últimamente, las temporadas de las alergias han sido más prolongadas e intensas, debido al cambio climático. En un estudio del 2019 publicado en la revista Lancet Planetary Health, se descubrió que, a medida que suben las temperaturas promedio, aumenta la cantidad de polen transportada por el aire.

“Cuando el clima es más cálido, los árboles reaccionan como lo hacen a principios de la primavera y comienzan a producir polen”, afirma Saff. Las partículas de polen de los árboles son tan pequeñas que pueden volar por millas. El polen puede ponerles los ojos rojos e irritados a quienes tienen alergias, además de causarles tos seca, congestión nasal, estornudos y respiración sibilante. Entre el 10 y el 30% de la población adulta padece alergias estacionales (que también se conocen como rinitis alérgica).

Los adultos mayores no son inmunes a las alergias. Según el Dr. Gary Steven, un alergólogo en Milwaukee que pertenece al consejo rector del American College of Allergy, Asthma and Immunology, las alergias a menudo comienzan durante la madurez de la vida. Entre los participantes de un estudio, un 15% de las mujeres y un 13% de los hombres mayores de 60 años dijeron que tienen algún tipo de alergia estacional. Sin embargo, entre los mayores de 70 años, las alergias con frecuencia se vuelven más leves y disminuye el nivel de respuesta del sistema inmunitario.

Comparación entre los síntomas del coronavirus y de las alergias

Entonces, ¿cómo puedes distinguir entre las alergias estacionales y COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus? La COVID-19 por lo general causa fiebre y tos, y solo aproximadamente un 5% de los pacientes presentan síntomas de congestión nasal, según un informe de la Organización Mundial de la Salud. Por otra parte, las alergias casi siempre causan congestión en la nariz o secreción nasal y rara vez provocan fiebre, explica Steven. Otra reacción alérgica clásica es tener los ojos resecos y con picazón.

Steven aconseja que prestes atención a lo que empeora tus síntomas. “Si estás bien mientras permanezcas adentro con las ventanas cerradas, pero durante un día seco y con viento, comienzas a estornudar mucho al salir al aire libre, eso significa que eres alérgico”.

La buena noticia es que los antialérgicos de venta libre son eficaces para muchas personas. Si tienes síntomas, los médicos recomiendan que sigas los pasos a continuación.

Disminuye la exposición al polen

  • Mantén cerradas las ventanas y filtra el aire de los interiores. Al conducir, selecciona el botón de “recircular” para que el aire exterior que contiene mucho polen no entre al automóvil.
  • Usa anteojos y sombrero cuando estés al aire libre, pues evitan que el polen te caiga en la cara y los ojos.
  • Reduce la cantidad de polen que se queda pegada. Después de estar afuera, cámbiate la ropa. Si puedes hacerlo, toma una ducha para lavarte las partículas de polen del cabello y del cuerpo. Deja los zapatos afuera de la puerta.

Prueba medicamentos de venta libre

  • Aerosoles nasales con corticoesteroides: la American Academy of Allergy, Asthma and Immunology considera que estos aerosoles (tales como Flonase, Nasonex y Nasacort) son “el tratamiento principal” para las alergias estacionales. Según Saff, para la mayoría de las personas tienen pocos efectos secundarios y rociarse una o dos veces con el atomizador alivia de manera considerable los síntomas. Los aerosoles son más eficaces si empiezas a usarlos antes de que comience la temporada de las alergias y los utilizas todos los días.
  • Antihistamínicos para uso oral: estos medicamentos están diseñados para contrarrestar los efectos de la histamina, la sustancia química que el cuerpo secreta durante una reacción alérgica. Para evitar la somnolencia, Steven recomienda que tomes un antihistamínico de “segunda generación”, como Allegra, Claritin o Zyrtec, en vez de un medicamento de primera generación, como Benadryl. “Los antihistamínicos de primera generación disminuyen la velocidad de reacción, en especial entre los adultos mayores”, indica. “Pueden afectar tu manera de conducir”.
  • Gotas antihistamínicas para los ojos: según Saff, las gotas que contienen un antihistamínico llamado ketotifeno ayudarán a aliviar el picor, el enrojecimiento y la hinchazón. Estas gotas duran hasta 12 horas.
  • Lavado nasal: enjuagarte al final del día puede “eliminar todos los alérgenos y la suciedad que se acumulan en las fosas nasales y los senos paranasales durante el día, y lograr que te sientas mejor”, aconseja Saff. Recuerda que debes usar agua destilada o esterilizada, o agua del grifo hervida que se haya enfriado; en unos cuantos casos poco frecuentes, el agua del grifo sin hervir causó infecciones peligrosas.

Consulta a un alergólogo

Tanto Saff como Steven sugieren que si tienes síntomas graves o no, es una buena idea (cuando sea posible) que consultes a un especialista en alergias antes de hacerte tu propio tratamiento. Los alergólogos pueden hacer pruebas para descubrir lo que te causa alergia y pueden recetarte medicamentos más fuertes, tales como los aerosoles antihistamínicos, que según Steven son muy eficaces.

Si tus alergias son fuertes, un alergólogo podría recomendarte una “inmunoterapia con alérgeno”, durante la cual te exponen a cantidades crecientes de un alérgeno para reforzarte el sistema inmunitario, por lo general por medio de una serie de inyecciones.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO