Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Las aseguradoras privadas amplían la cobertura de telesalud

Lo que cubren los planes y cómo influyen las nuevas normas estatales.

Persona llena un documento de una aseguradora médica

TETRA IMAGES/GETTY IMAGES

In English | En el último año, ha habido un asombroso crecimiento del 5,680% en las reclamaciones de telemedicina a las aseguradoras privadas, según FAIR Health, un grupo nacional independiente sin fines de lucro. La base de datos de FAIR Health National Private Insurance Claims, el mayor repositorio de reclamaciones de seguros de salud privados de la nación, muestra que en marzo y abril el gasto nacional privado en servicios de telemedicina fue de casi $4,000 millones, en comparación con menos de $60 millones para esos dos meses en el 2019.

"Esta es la tendencia del futuro", dice Christopher Regal, director de innovación clínica de America's Health Insurance Plans, quien señala que aunque los incrementos actuales en el uso pueden disminuir, es probable que la telesalud se incorpore más ampliamente en el futuro y que la telemedicina, "por su conveniencia, está reduciendo las tasas de ausencia en las citas médicas".

Cobertura específica, copagos y costos compartidos

Muchas aseguradoras comerciales han aumentado el número de servicios que cubren; algunas de forma temporal y otras de forma permanente. Por ejemplo, BlueCross BlueShield de Tennessee anunció recientemente que cubrirá de manera permanente las visitas virtuales con proveedores de la red. La aseguradora pagará las visitas por teléfono y video con los proveedores de atención primaria, especialistas, proveedores de salud conductual y terapeutas ocupacionales, físicos y del habla. 

Otras aseguradoras han suspendido temporalmente los costos compartidos —lo que incluye copagos, deducibles y coseguros— para todas las visitas virtuales. Entre ellas están Highmark, Aetna, Cigna, EmblemHealth, Humana, Anthem, AllWays Health Partners y AvMed. En muchos casos, se eximen los costos compartidos únicamente si se utiliza un proveedor de la red. Otras aseguradoras, como UnitedHealthcare, suspenden los costos compartidos solo para las visitas virtuales relacionadas con la atención de la COVID-19. En algunos casos, una visita de telemedicina es gratuita siempre que se vea a uno de los proveedores virtuales de la aseguradora, que puede estar afiliado a una plataforma de telemedicina de terceros. Florida Blue, que se ha asociado con Teladoc, una compañía de telemedicina, está ofreciendo citas virtuales gratuitas para los beneficiarios de Medicare Advantage. Para quienes tengan otra cobertura médica, la compañía eliminará el copago de atención virtual si se utiliza un proveedor de Teladoc.

Aunque muchas de las exenciones de los costos compartidos son temporales (algunas se vencen ya el 30 de septiembre), la telemedicina no parece que vaya a desaparecer pronto. "La telemedicina seguirá aquí porque todavía la necesitamos", dice Kwong, "es probable que se reduzca la cobertura del seguro, pero algunos estados están haciendo permanentes los cambios en sus pólizas".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los nuevos mandatos estatales amplían la cobertura

En muchos casos, el alcance de la cobertura de tu seguro dependerá del lugar donde vivas. Durante la pandemia, 47 estados modificaron sus requisitos para la telemedicina, lo que alentó a los médicos y a los pacientes a utilizarla, según la Federation of State Medical Boards. Por ejemplo, muchos estados permiten a los médicos tratar a nuevos pacientes a través de la telemedicina y recetar medicamentos a pacientes que nunca han examinado. Además, los médicos pueden prestar servicios de telemedicina a los pacientes en los estados en los que no tienen licencia para ejercer.

Asimismo, muchos gobernadores estatales emitieron mandatos que exigían a las aseguradoras privadas aumentar el acceso a la telemedicina, según un análisis de la Kaiser Family Foundation (en inglés).

  • Seis estados ampliaron su cobertura de telemedicina para incluir una gran variedad de servicios, y seis estados ampliaron la cobertura para un número limitado de servicios. Por ejemplo, Connecticut permitió que otros proveedores prestaran atención por medio de la telemedicina. Entre ellos hay dentistas, consejeros genéticos y asistentes de terapia ocupacional y física. En Arizona, el gobernador emitió una orden ejecutiva que exige a las aseguradoras de salud que amplíen la cobertura de la telemedicina para todos los servicios que normalmente se cubrirían en una visita en persona hasta que termine la emergencia de salud pública. En Rhode Island, las aseguradoras de salud deben cubrir las visitas de telemedicina para la atención primaria, la atención especializada y la atención de la salud conductual.

  • En 15 estados se suspende o se limita el reparto de los costos de los servicios de telemedicina. En siete estados se suspendió el costo compartido de los cuidados relacionados con la COVID-19, y en ocho estados se suspende o se limita el costo compartido de todos los servicios. En algunos casos, se suspenden los costos compartidos únicamente en el caso de los servicios prestados por proveedores de la red. En Nuevo Hampshire, todas las aseguradoras deben cubrir el tratamiento médicamente necesario relacionado con la COVID-19 a través de la telemedicina sin necesidad de copagos, deducibles o coseguros. En Nueva York, las compañías aseguradoras están obligadas a suspender los copagos por las visitas de telemedicina relacionadas con la COVID-19.

  • En 17 estados, entre ellos Montana, Nuevo Hampshire y Washington, se exige a las aseguradoras que reembolsen a los médicos por los servicios de telemedicina a la misma tarifa que la atención en persona. En Massachusetts, el gobernador ordenó que todas las aseguradoras comerciales, los planes de autoseguro y los planes de salud estatales cubrieran todos los servicios de telemedicina clínicamente apropiados a la misma tarifa que la atención en persona.

  • En 35 estados se exigen más opciones para ofrecer servicios de telemedicina, como las visitas telefónicas. Blue Cross Blue Shield de Carolina del Norte, la mayor aseguradora del estado, cubre las visitas por teléfono y video a la misma tarifa que las visitas en persona.

Muchos de estos mandatos se vencerán al final de la emergencia de salud pública, pero varios estados recientemente los hicieron permanentes. Por ejemplo, en junio, el gobernador de Idaho firmó una orden ejecutiva que hace permanentes más de 150 normas relacionadas con los servicios de telemedicina. Algunas de ellas: los proveedores de fuera del estado pueden ofrecer servicios de telemedicina a los residentes de Idaho. En julio, Nuevo Hampshire dio carácter permanente a varios mandatos de telemedicina, incluido el requisito de que los pagadores privados reembolsen los servicios de telemedicina a la par del reembolso de los servicios prestados en persona. El estado también amplió permanentemente los tipos de proveedores que pueden ofrecer telemedicina para incluir asistentes médicos, psicólogos y dentistas, entre otros. En Ohio, los auxiliares de cuidados en el hogar y de cuidados terminales, algunos enfermeros en entornos de cuidados en el hogar o de cuidados terminales, los dentistas y los profesionales de la salud conductual pueden utilizar la telemedicina de manera continua. En Colorado, se prohíbe a las aseguradoras imponer una cantidad máxima diferente para los servicios de telemedicina; imponer limitaciones a las tecnologías de audio o vídeo; imponer requisitos adicionales de certificación, ubicación y capacitación como condición para el reembolso; y exigir que el paciente tenga una relación establecida con un proveedor.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.