Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Aumentan los problemas de drogas y alcohol durante la pandemia, y es necesario el apoyo

A muchas personas les resulta difícil controlar los trastornos por el consumo de sustancias cuando se interrumpen sus rutinas.

Una mujer sostiene una copa de vino

GETTY IMAGES

In English | Si tienes un trastorno por consumo de drogas o alcohol, mantenerte sobrio puede ser un desafío diario. Para algunos, el brote del coronavirus lo ha hecho aún más difícil, ya que las rutinas se interrumpieron, la terapia en persona no es una opción y, en muchos casos, hay menos tiempo compartido cara a cara con amigos y familiares que brindan apoyo.

Y este es un momento en el que la dependencia del alcohol y las drogas puede aumentar el riesgo de complicaciones respiratorias de la COVID-19 —que ya es más alto que el promedio para las personas mayores— porque el abuso de drogas puede debilitar la función inmunitaria. (El consumo excesivo de alcohol también puede exacerbar otras enfermedades comunes entre los adultos mayores, como la presión arterial alta y las enfermedades cardiacas).


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Por eso es tan importante buscar ayuda —incluso si no puede ser en persona debido a la pandemia— si tú o un ser querido está luchando en este momento, dice Rebecca G. Baker, directora de HEAL, una iniciativa de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) para ayudar a terminar con la adicción a largo plazo y detener la crisis nacional de opioides: “Los momentos de estrés como estos requieren aún más apoyo”.

Crisis nacional

Un nuevo estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) reveló que el consumo excesivo de alcohol es responsable de más de 255 muertes cada día en EE.UU., o más de 93,000 muertes al año. Y a pesar de una disminución de 30 años en las muertes por sobredosis de drogas desde 1990 en EE.UU., la pandemia puede haber dado lugar a picos recientes en varios estados, que van desde un estimado del 20% en Jacksonville, Florida, hasta el 100% en el área de Chicago. El grupo nacional de salud pública Well Being Trust predice que la pandemia podría contribuir a hasta 75,000 muertes relacionadas con el consumo indebido de drogas o alcohol y el suicidio en EE.UU.

La pandemia ha sido especialmente peligrosa para quienes padecen un trastorno por consumo de opioides, en particular para quienes padecen de dolor crónico. Baker dice que en las últimas semanas ha habido un aumento de sobredosis fatales durante los fines de semana, cuando “estos individuos están solos y no hay nadie alrededor que llame al 9-1-1 o administre un medicamento para revertir la sobredosis”. Ella destaca la necesidad de que los seres queridos conozcan la naloxona (también conocida como Narcan, enlace en inglés), el medicamento para revertir las sobredosis, y aprendan a administrarla. Es posible conseguir naloxona gratuitamente o a bajo costo y tenerla en el hogar; puede ayudarte a salvar la vida de un ser querido.

Cómo reconocer los problemas del abuso de alcohol

Algunas personas han respondido al estrés y al aislamiento social provocado por la pandemia bebiendo más, lo suficiente para que una larga dependencia del alcohol empiece a intensificarse. “El uso del alcohol como mecanismo de supervivencia conduce por una pendiente resbaladiza hacia un trastorno por consumo de alcohol”, dice George F. Koob, director del Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA) de los Institutos Nacionales de Salud. “Tenemos individuos que tal vez ya son vulnerables al trastorno por consumo de alcohol, y el aislamiento social lo exacerba”, señala.

Los síntomas de un trastorno por consumo de alcohol pueden incluir una obsesión por la bebida, la necesidad de beber más alcohol para sentir los efectos (como un mareo), síntomas de abstinencia cuando no se bebe (como temblores de las manos, por ejemplo) y problemas con las relaciones, las finanzas, el trabajo y la salud.

Cómo encontrar apoyo por internet

Muchas personas que normalmente solían buscar ayuda en grupos de apoyo en persona están descubriendo que los grupos en línea son igualmente útiles, o incluso más. Robin Blanche, de 51 años, que vive en Baton Rouge, Luisiana, y lleva dos décadas en recuperación del consumo malsano de alcohol, ha descubierto que Zoom le permitió asistir a más reuniones de grupos de apoyo. “En realidad, puedo ir a las reuniones una vez al día”, cuenta Blanche. “Siento que ha renovado mi recuperación”.

La mudanza de los grupos a internet también le ha permitido visitar virtualmente las reuniones de Alcohólicos Anónimos con viejos amigos de Los Ángeles, donde solía vivir. “Me siento muy afortunada de poder volver a conectarme con las personas que tuvieron un papel tan importante en el inicio de mi recuperación”, dice. (Consulta el navegador de tratamientos para consumo de alcohol de NIAAA —en inglés— para obtener información sobre dónde encontrar ayuda).

La terapia individual en internet también puede ser una forma de apoyo valiosa. Una encuesta reciente de la American Psychological Association en la que participaron más de 5,400 profesionales reveló que la mayoría de los psicólogos en ejercicio tratan a los pacientes a distancia mediante programas de videoconferencia o llamadas telefónicas que utilizan una plataforma de telesalud designada. (Lee nuestra historia sobre la cobertura de la teleterapia en Medicare).

Aunque la teleterapia puede resultar incómoda al principio, es conveniente, por lo que es más probable que los pacientes la prueben y se presenten a sesiones continuas. La psicóloga de San Francisco Juli Fraga, cuyo consultorio ha crecido un 30% desde marzo —todos pacientes con los que habla a distancia—

recomienda encontrar un terapeuta a través de un amigo de confianza o un colega, pedir referencias a la compañía de seguros o usar directorios de apoyo en internet, como el de Psychology Today (en inglés) para encontrar a un terapeuta.

Cómo mantenerte fuerte

Cuidar del bienestar general —lo que incluye una alimentación saludable y dormir lo suficiente— es una parte importante de mantenerse sobrio, dice Erica C. Barnett, de 42 años, autora de Quitter: A Memoir of Drinking, Relapse, and Recovery. Ella descubrió que dar largos paseos la ha mantenido estable durante la pandemia. “He conocido lugares de la ciudad que nunca había visto cuando corría para ir de un lugar a otro en autobús, en tren o en el auto”.

También se sumergió en pasatiempos como la fotografía y el horneado de pan, retomó el hábito de hacer listas de gratitud, que es algo que hacía en los primeros años de sobriedad, y se mantuvo en contacto con amigos y familiares que la apoyan.

“La adicción es una enfermedad, y la recaída es un síntoma, así que en lugar de decidir que echaste todo a perder y no hay nada que hacer más que seguir bebiendo o consumiendo”, dice Barnett, “acércate a alguien con quien te sientas seguro hablando, cuéntale lo que pasó... Lo más importante que hay que recordar es que no fallaste y no estás solo”.

Dónde encontrar información y apoyo

(Enlaces en inglés)

  • Institutos Nacionales de la Salud - Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA): Recursos de COVID-19

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.