Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Qué es el daltonismo

Infórmate sobre esta deficiencia de la visión que a menudo se malinterpreta.

Examen de daltonismo

ALAMY

In English |  Es una de las escenas más memorables en la historia del cine. En El Mago de Oz, Dorothy, la niña granjera con coletas, abre la puerta de su casa —que se desplomó y cayó en Oz tras un gran tornado— y va de un mundo de sombríos tonos sepia a uno de un glorioso tecnicolor vibrante. Este legendario pedazo de magia de Hollywood deja algo claro: el color es poderoso.  

Los daltónicos no pueden apreciar el arcoíris de tonalidades que muchos de nosotros pasamos por alto. Pero no poder ver todos los colores de la manera correcta va más allá de lo puramente estético. Puede hacer que las tareas diarias sean un reto —desde viajar (digamos, al diferenciar los colores del semáforo o leer el mapa del subterráneo) hasta comer (poder identificar si la banana que estás a punto de pelar está madura) y vestirse (combinar los colores puede ser una pesadilla)—.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


A menudo el daltonismo se malinterpreta. Una idea equivocada es que los daltónicos viven en un mundo que carece de color. "De hecho, la gran mayoría de las personas que padecen daltonismo pueden ver colores, pero ciertos colores —particularmente el rojo y el verde— se ven desgastados y turbios", dice la oftalmóloga Jane Edmond, directora del Mitchel & Shannon Wong Eye Institute y profesora en el Departamento de Oftalmología de la Facultad de Medicina Dell en University of Texas en Austin. "Esto puede hacer que distinguir entre ciertos colores sea difícil".

De hecho, dice Edmond, una forma más precisa de describir el trastorno es como "deficiencia de color".

El daltonismo puede variar de leve (algunas personas solo tienen dificultad al diferenciar colores si no hay mucha luz, por ejemplo) a más severo, pero el grado de severidad no cambia y usualmente no afecta la agudeza de la visión. La forma más común del trastorno es tener problemas para ver la diferencia entre los colores rojo y verde (o daltonismo de rojo y verde). Ambos colores pueden verse de un tono turbio marrón verdoso, el cual puede causar confusión. "Uno de mis pacientes, que tiene deficiencia de color rojo y verde, recogía fresas silvestres cuando era pequeño", dice Edmond. "Siempre regresaba con una canasta de hojas, porque se le hacía difícil distinguir entre rojo y verde".

La incapacidad de distinguir entre azul y amarillo es mucho menos común. Ser completamente daltónico (ver cosas en negro, blanco o tonos grises) es una forma grave del trastorno, llamada acromatopsia. Es extremadamente inusual y va acompañada de una visión generalmente mala.  

Cómo sucede

La retina está cubierta de dos tipos de fotorreceptores, llamados barras y conos, que son sensibles a la luz. Las barras detectan la luz y la oscuridad. Los conos son responsables de la visión a color. Hay tres tipos de conos: uno percibe longitudes de onda larga (rojas), otro percibe longitudes de onda mediana (verdes) y el otro, longitudes de onda corta (azules). Juntos, estos conos nos permiten ver todo el espectro de colores. Si solo uno de los tipos de conos es defectuoso, el ojo puede tener problemas para ver ciertas tonalidades. Las razones de eso incluyen:

La genética. En la mayoría de los casos, las personas nacen con daltonismo —es más común en los hombres, porque el cromosoma X que se transmite de madre a hijo lleva la información genética para la visión a color—. (Según la Asociación Estadounidense de Optometría, casi el 8% de los hombres y el 0.5% de las mujeres nacen con deficiencia de color). Los hombres, que tienen un cromosoma X y un cromosoma Y (XY), solo necesitan un cromosoma X anormal para convertirse en daltónicos. Una mujer daltónica tiene dos cromosomas X (XX) anormales, uno de su madre y uno de su padre.

La edad. La visión a color también empeora con la edad. Esto se conoce como daltonismo adquirido. Las cataratas, en particular, pueden causar muchas alteraciones. "A medida que envejecemos, nuestro lente puede tornarse nublado, lo que disminuye la cantidad de luz que entra a la retina", explica Edmond. "Con el tiempo, y conforme envejece, el lente se puede volver amarillo o marrón, lo que lleva a una percepción de color alterada; es como ver a través de anteojos con lentes con un tinte amarillo o marrón".

Las personas con decoloración de lente avanzada podrían no ser capaces de identificar los tonos azules y violetas adecuadamente, añade ella. (Remover un lente natural nublado y reemplazarlo por un lente artificial puede restaurar la visión a color).

Una lesión o enfermedad. Daños al nervio óptico o a partes del cerebro que procesan el color, o enfermedades como la diabetes, esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson, Alzheimer y los derrames cerebrales pueden causar daltonismo. A diferencia del daltonismo congénito, estos tipos de problemas de visión a color afectan a hombres y mujeres por igual, y un ojo puede estar más afectado que el otro.

Los medicamentos. Ciertos medicamentos también pueden afectar tu capacidad de ver tonalidades. Entre los posibles responsables se encuentran los antibióticos y los medicamentos que tratan la presión arterial alta, enfermedades del corazón, disfunción eréctil y trastornos psicológicos. Si estás tomando un medicamento recetado, comunícale a tu médico si experimentas cambios en la visión a color.   

Cómo saber si tienes deficiencia de color

Uno de los exámenes más comunes para detectar la deficiencia de color rojo y verde es la prueba de Ishihara. Está compuesta de un conjunto de platos, y cada uno contiene un círculo con cientos de puntos de colores similares (por ejemplo, anaranjado oscuro y claro) y de diferentes tamaños. Dentro de cada círculo de puntos, hay una imagen de un número, que está formado por puntos de colores contrastantes (por ejemplo, verde claro y oscuro). En algunos casos, una persona con visión normal a color debe poder encontrar el número en el círculo de puntos, mientras que alguien que tenga deficiencia de color no —o verá un número completamente diferente—. Y algunos platos están diseñados para que la persona con daltonismo vea un número que está escondido para aquellos con visión normal a color.

Otro examen para determinar la pérdida de la visión a color: el Farnsworth D-15 (D15). El objetivo es organizar los 15 discos de colores en un subgrupo de colores (que van desde marrón, verde y azul hasta violeta), en un orden en particular, con lo que se crea una fila de colores graduales.

Para una prueba rápida en casa, puedes intentar hacer cualquiera de los dos exámenes en internet. Pero ten en cuenta que quizás no recibas la lectura más precisa. "La fuente de luz es importante", dice Chris Johnson, un profesor en el Departamento de Oftalmología y Ciencias Visuales del Institute of Vision Research de University of Iowa. "A veces las personas usan una luz normal de habitación o una lámpara de escritorio cuando toman un examen, y reciben una respuesta falsa. Para obtener la lectura más correcta, hazte la prueba con un oftalmólogo".

Vivir con la deficiencia de color

Para los que padecen el trastorno, hay algunas maneras astutas de coexistir con él —por ejemplo, etiquetar la ropa para evitar colores que no combinen, o simplemente memorizarse las cosas (como que la luz roja está en la parte superior del semáforo)—.

También pueden recurrir a la tecnología. Los filtros de color, disponibles como lentes de contacto o anteojos, pueden ayudar, dice Johnson, pero "no corrigen la visión a color en general, solo la cambian. Se trata más sobre mejorar el contraste, lo que hace más fácil poder distinguir entre colores y mejora la luminosidad para que se puedan ver los colores de manera más vívida".

Y estos accesorios no son baratos: los anteojos EnChroma (en inglés), una de las marcas más populares, cuestan un par de cientos de dólares. Una manera más asequible de lidiar con el trastorno es abrir una aplicación. Al tocar un punto específico en una foto, Color Blind Pal (en inglés) te dirá el nombre del color (digamos, verde azulado). Visolve es una herramienta que usa filtros para hacer que ciertos colores específicos en una foto en la cámara o en una pantalla de computadora se vean más claros, más oscuros o más vívidos.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO