Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Más de 12,000 muertes por COVID en hogares de ancianos después de Acción de Gracias

El índice de mortalidad alcanza un récord de aproximadamente 1 por cada 65 residentes por mes.

Personal médico retira el cuerpo de una persona que murió por coronavirus de un hogar de ancianos

ANGELA WEISS/Getty Images

In English | Según un nuevo análisis de datos federales a cargo de AARP, las muertes por COVID-19 en los hogares de ancianos de Estados Unidos continuaron aumentando sin cesar durante las semanas próximas al Día de Acción de Gracias, y el índice llegó a aproximadamente 1 de cada 65 residentes muertos cada mes a causa del virus. El análisis también indicó que el índice de infección entre los residentes aumentó casi dos tercios durante el mismo período y llegó a aproximadamente el 10% de resultados positivos de infección entre todos los residentes de hogares de ancianos cada mes.

Hace menos de dos semanas, un análisis a cargo de AARP reveló que durante un período de cuatro semanas —desde mediados de octubre hasta mediados de noviembre— los hogares de ancianos reportaron el índice de mortalidad más alto registrado desde que comenzaron a enviar datos al Gobierno a fines de la primavera. Más de 8,000 residentes murieron a causa del virus durante ese período, un índice de mortalidad nacional de 0.78 muertes por cada 100 residentes.

Sin embargo, las cifras continuaron aumentando vertiginosamente en las tres semanas siguientes (del 16 de noviembre al 6 de diciembre), según el nuevo análisis de AARP. En tan solo 21 días murieron 12,454 residentes —en comparación con 8,436 en los 28 días anteriores—, lo que catapultó el índice de mortalidad nacional a 1.53 por cada 100 residentes durante el período próximo al Día de Acción de Gracias.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Es otro golpe devastador para la comunidad de cuidados a largo plazo, que ha perdido a más de 113,000 residentes y miembros del personal (en inglés) a causa de la COVID-19 durante el transcurso de la pandemia. Las muertes en los centros de cuidados a largo plazo representan casi el 40% de todas las muertes por coronavirus del país.

Los índices de infección en los hogares de ancianos también continúan aumentando. Los casos de residentes aumentaron de 5.7 por cada 100 residentes en las cuatro semanas comprendidas entre el 19 de octubre y el 15 de noviembre, a 9.4 por cada 100 residentes durante el período de Acción de Gracias. Las infecciones de miembros del personal siguieron un ritmo similar: aumentaron de 5.4 por cada 100 residentes en cuatro semanas a 8.4 por cada 100 residentes.

Lo alarmante es que durante la última semana del período del informe, del 30 de noviembre al 6 de diciembre, se registraron los índices más altos en las tres categorías que se midieron en el nuevo informe (índice de mortalidad de residentes, índice de infección de residentes e índice de infección del personal), lo que sugiere que lo peor tal vez esté por venir. Los nuevos índices nacionales de infección y mortalidad superan los índices de cualquier estado individual en el momento en que AARP comenzó a analizar los datos federales de los hogares de ancianos a mediados de octubre.

“En ese momento, veíamos los estados en que la situación era realmente difícil, como Arkansas, Dakota del Norte y Carolina del Sur, y decíamos: 'Estos índices son increíblemente altos’”, dice Ari Houser, asesor sénior de metodología de AARP y coautor del nuevo análisis. “Sin embargo, los promedios nacionales actuales superan los de cada uno de esos estados. Eso demuestra que toda la nación está luchando contra este problema en este momento”.

El análisis remarca que las tendencias recientes de COVID-19 en los hogares de ancianos coinciden con las tendencias de COVID-19 en la población general. El total de muertes por COVID-19 reportadas en Estados Unidos casi se duplicó, de cerca de 8,000 durante la semana que finalizó el 15 de noviembre a más de 15,000 en la semana que finalizó el 6 de diciembre, mientras que los casos nuevos aumentaron de 1 millón a 1.4 millones durante el mismo período, según el análisis.

 

 

“El virus se introduce en estos centros por medio de las redes comunitarias de transmisión”, explicó en una entrevista previa con AARP Justin Lessler, profesor adjunto de Epidemiología en la Facultad de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins. "Por lo tanto, si el virus se transmite de manera más eficiente en la comunidad, sin importar las medidas que tomemos para proteger estos centros, la posibilidad de que el virus entre aumentará porque las personas que trabajan allí y los visitantes tienen más probabilidades de infectarse".

Los defensores de los residentes están suplicando que las familias reconsideren la posibilidad de visitar a sus seres queridos en hogares de ancianos durante el período de las fiestas, o que tengan mucho cuidado si lo hacen.

“Realmente debemos cuadriplicar las pautas de los CDC”, advierte John Sauer, presidente y director ejecutivo de la división de Wisconsin de LeadingAge, un grupo de defensa que representa a centros de cuidados a largo plazo sin fines de lucro. “Todos saben cuáles son [las reglas], pero, por el amor de Dios, debemos cumplirlas por el bien de la sociedad”.

El informe especial de AARP estuvo a cargo del Instituto de Política Pública de AARP y del Scripps Gerontology Center de Miami University en Ohio (en inglés), y se basa principalmente en datos del Nursing Home COVID-19 Public File de los Centros de Servicios de Medicare y Medicare (CMS). Los hogares de ancianos son certificados por el Gobierno federal y están obligados a presentar informes al Gobierno semanalmente.

El análisis utiliza datos de tres períodos consecutivos de cuatro semanas: del 24 de agosto al 20 de septiembre, del 21 de septiembre al 18 de octubre y del 19 de octubre al 15 de noviembre, además de un período de tres semanas del 16 de noviembre al 6 de diciembre que recoge los últimos datos disponibles. Los datos del período más reciente de tres semanas se ajustaron al índice de cuatro semanas para compararlos directamente con los análisis anteriores. Alrededor del 95% de los más de 15,000 hogares de ancianos del país enviaron datos para cada período del informe. El próximo análisis de AARP se publicará a mediados de enero.

–Andrew Soergel colaboró en la preparación de este informe.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.