Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Cómo escoger el mejor centro de vida asistida Skip to content
 

Centros de vida asistida: cómo analizar las alternativas

Lo que los cuidadores familiares necesitan saber sobre los servicios, los costos y la búsqueda del lugar adecuado.

Una mujer acompaña a un hombre mayor mientras riega las plantas

REED KAESTNER/GETTY IMAGES

In English | Los centros de vida asistida son una gran alternativa para los adultos mayores que no pueden vivir solos y necesitan ayuda con las actividades de la vida cotidiana, como bañarse y vestirse, pero no necesitan la atención las 24 horas que ofrece un hogar de ancianos.

"Por lo general, los residentes necesitan un poco de ayuda", dice Rachel Reeves, directora de comunicaciones del National Center for Assisted Living (NCAL, Centro Nacional para la Vida Asistida), un grupo de la industria. "Los centros de vida asistida están ahí para ofrecer esa asistencia, mientras se maximiza su independencia".

Los centros de vida asistida generalmente ofrecen a los residentes sus propios apartamentos o habitaciones, así como algunas áreas comunes. Ofrecen supervisión las 24 horas y una variedad de servicios, que incluyen comidas, limpieza y lavandería, al igual que asistencia con el cuidado personal y ayuda con los medicamentos.

La vida asistida también tiene como objetivo ofrecer un "entorno social rico", dice Reeves, donde los residentes pueden tener mucha interacción beneficiosa para su salud y bienestar mental. Eso puede incluir actividades sociales y recreativas, como clubes de lectura y salidas al cine y conciertos, y programas de ejercicio y bienestar. 

Los centros generalmente ofrecen múltiples niveles de atención, dependiendo de lo que los residentes necesiten y de lo que ellos y sus familias puedan pagar.

Hay mucha variación entre los centros de vida asistida, que en su mayoría están regulados a nivel estatal. Para asegurarte de encontrar uno que se adapte bien a tu ser querido, es importante seguir un proceso de búsqueda estructurado y metódico y hacer muchas preguntas. Evalúa cuidadosamente el contrato del centro antes de firmarlo.

Y "si es posible, incluye a tu ser querido en la toma de decisiones", dice Reeves. Es imperativo que participe en las decisiones relativas a su cuidado.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los servicios de los centros de vida asistida

Según el NCAL, hay 28,900 centros de vida asistida en todo el país, con casi 1 millón de camas. Los centros varían en tamaño, desde menos de 10 residentes hasta más de 100, con una capacidad promedio de 33. Más de la mitad de los centros de vida asistida son parte de cadenas nacionales, y el resto son propiedades independientes.

Según el NCAL, la mayoría de los centros brindan algunos servicios básicos de atención médica.

  • Acceso a una farmacia: 83.6%
  • Orientación dietética y nutricional: 82.8%
  • Fisioterapia, terapia ocupacional o del habla: 71.4%
  • Cuidados terminales: 67.7%
  • Atención especializada de enfermería: 66.1%
  • Servicios de salud mental o consejería: 55%
  • Servicios de trabajadores sociales: 51.1%

Algunos ofrecen un servicio especializado para personas con demencia, a veces llamado cuidado de la memoria. Un poco más del 14% de los centros de vida asistida tienen una unidad especial para el cuidado de la memoria, un ala o un piso, y otro 8.7% solo aceptan pacientes con demencia. Algunos también ofrecen servicios diseñados para personas con discapacidades intelectuales y del desarrollo o trastornos particulares, como la enfermedad de Parkinson.

Cómo encontrar centros de vida asistida en tu área

Empieza por hacer una lista de los centros a visitar. Los siguientes recursos pueden ayudarte a comenzar:

  • La Area Agency on Aging (AAA, Agencia del Área sobre Envejecimiento) estatal o local puede decirte si tu estado mantiene una base de datos de búsqueda de los centros de vidas asistida (muchos lo hacen). Usa la herramienta del Gobierno Eldercare Locator (en línea o al llamar al 800-677-1116 —en inglés) para encontrar la AAA más cercana.
  • Busca en el sitio web de las páginas amarillas (en inglés) para encontrar los centros de vida asistida en tu código postal, ciudad, condado o estado.
  • LeadingAge, una asociación nacional que ofrece servicios relacionados al envejecimiento, ofrece un directorio de servicios para personas mayores (en inglés) que te permite encontrar los centros de vida asistida sin fines de lucro en tu área que son miembros de LeadingAge.
  • Argentum, una asociación comercial para comunidades de vivienda para personas mayores, ofrece un directorio en línea (en inglés) que te permite buscar los centros de vida asistida al ingresar tu código postal.
  • Pide recomendaciones a familiares, vecinos, amigos o a los médicos de tu ser querido.  

Una vez que hayas recopilado una lista de los centros, llama para obtener más información. La lista de verificación (en inglés) de AARP sugiere algunas preguntas básicas, como:

  1. ¿Cuáles son los tamaños y tipos de unidades disponibles?
  2. ¿Hay algunas unidades equipadas con cocinas?
  3. ¿Todas las habitaciones son privadas?
  4. ¿Los baños son privados?
  5. ¿Ofrecen cuidados especiales para los residentes con la enfermedad de Alzheimer u otros trastornos?
  6. ¿Existe un plan de atención por escrito para cada residente? ¿Y el residente estará involucrado en su creación?
  7. ¿Hay un contrato disponible que detalle las tarifas, los servicios y las políticas de admisión y alta?
  8. ¿Hay servicios adicionales disponibles a medida que cambien las necesidades del residente?

Recuerda que lo más probable es que la persona con la que hables sea un representante de ventas o de mercadeo, cuyo trabajo es promocionar el producto.

Qué buscar cuando visites

Una vez que hayas reducido tu lista a unos pocos centros con los servicios y el rango de precios que estás buscando, programa visitas para recorrerlos y habla con los administradores, el personal y los residentes. Lleva a tu ser querido contigo y permítele manejar la mayor cantidad de conversación y toma de decisiones posible.

El NCAL recomienda visitar cada centro varias veces. Haz arreglos para estar allí durante las comidas e incluso almorzar con los residentes, para que tengas una mejor idea de lo que es vivir allí.

A continuación, otras cosas que debes buscar, según la lista de verificación (en inglés) de AARP:

  • ¿Las instalaciones están limpias?
  • ¿El plano de la planta es lógico y fácil de seguir?
  • ¿Las escaleras y los pasillos están bien iluminados y las salidas bien identificadas?
  • ¿Las habitaciones y los baños tienen agarraderas y timbres de llamada?
  • ¿Las habitaciones son lo suficientemente grandes para las necesidades de tu ser querido?
  • ¿Existen suficientes áreas comunes, tales como salas de reunión y salas de estar?
  • ¿Las puertas y ventanas tienen cerraduras de seguridad?
  • ¿Con qué sistema de seguridad y sistema de protección contra incendios cuenta el centro?
  • ¿Hay algún generador o fuente alternativa de energía en caso de un corte de electricidad?
  • ¿Hay un banco, salón de belleza o cafetería en las instalaciones?

Antes de firmar un contrato

Es de vital importancia analizar detenidamente el contrato del centro. Llévalo a casa y repásalo con otros miembros de la familia. Considera que un asesor financiero y un abogado lo revisen. La National Academy of Elder Law Attorneys (NAELA, Academia Nacional de Abogados Especializados en Derechos de Adultos Mayores —en inglés) cuenta con una base de datos nacional de profesionales.

Verifica los antecedentes

Puedes encontrar las regulaciones de tu estado (en inglés) para los centros de vida asistida en el sitio web del NCAL. La lista también contiene información de contacto para los reguladores en cada estado, quienes pueden guiarte sobre cómo encontrar información sobre un centro.

Si tu estado requiere una licencia para los centros de vida asistida, asegúrate de que tenga una. El NCAL recomienda solicitar revisar el informe de licencia más reciente. Las agencias que otorgan licencias también pueden tener en internet bases de datos de quejas contra los centros.

El NCAL aconseja que hagas muchas preguntas sobre el personal, incluidas sus cualificaciones y si reciben capacitación adicional del centro. En tus visitas, observa cómo los empleados interactúan con los residentes. Pregunta acerca de los procedimientos de sugerencias, quejas y reclamos del centro, y si tienen consejos de residentes y familiares para proporcionar comentarios.

Asegúrate de comprender claramente los términos y, si tienes preguntas, obtén las respuestas antes de firmar. A continuación, algunos temas clave a considerar, según la lista de verificación (en inglés) de AARP:

  • ¿Cuánto cuestan la cuota de ingreso y el alquiler mensual? ¿Y se requiere un depósito de seguridad?
  • ¿Qué nivel de servicios personales y de atención médica se brindan?
  • ¿Qué privilegios tienen los residentes? Por ejemplo, ¿se les permite traer muebles de su propiedad?
  • ¿Cuáles son las políticas de transferencia y alta? ¿Qué razones específicas llevarían a pedirle a un residente a mudarse y cuánto aviso se le daría?
  • ¿Se guarda el espacio de un residente si tiene que ser hospitalizado?
  • ¿El contrato pone alguna limitación a tu derecho a emprender acciones legales por lesiones, negligencia u otras causas? (Consumer Reports advierte que muchas residencias incluyen cláusulas de arbitraje que requieren que un tercero resuelva las disputas fuera del sistema legal).

El costo de la vida asistida

La vida asistida puede ser costosa, y la mayoría de las personas pagan de su propio bolsillo. Al examinar esta opción de vida para personas mayores, considera cuidadosamente si tú y tu ser querido pueden pagarla a largo plazo. Ten en cuenta que las tarifas de un centro probablemente aumentarán con el tiempo, y que los cambios en la salud de tu ser querido pueden requerir atención y servicios que cuestan más.

Algunas cosas para tener en mente:

-Si tienes una póliza de seguro de cuidados a largo plazo, probablemente cubra la vida asistida, pero Medicare y la mayoría de los planes de seguros de salud privados no.

-Medicaid, el programa federal y estatal de seguro de salud para personas de bajos ingresos y bienes limitados, puede proporcionar alguna ayuda, pero solo si ya has agotado otros recursos financieros. La mayoría de los estados ofrecen algún nivel de ayuda financiera a los residentes que califican para la vida asistida. Comunícate con la agencia de Medicaid de tu estado o la AAA (enlaces en inglés) para obtener más información.

-Los veteranos pueden obtener ayuda a través del Department of Veterans Affairs (VA, Departamento de Asuntos de Veteranos). Los beneficios de Ayuda y Asistencia (en inglés), un complemento de las pensiones del VA para veteranos mayores que necesitan ayuda con las actividades de la vida diaria, pueden ayudar a pagar la vida asistida. La atención médica del VA no paga alojamiento y comida en un centro de vida asistida, pero podría cubrir algunos servicios adicionales. Comunícate con el centro de manejo de pensiones del VA (en inglés) que le da servicio a tu estado o la oficina regional del VA (en inglés) para obtener más información.

Nota de redacción: este artículo, que originalmente fue publicado en el 2010, ha sido actualizado con información más reciente.

Compara los costos

Según la "Encuesta sobre el costo de la atención" llevada a cabo por Genworth en el 2018, así es como el costo anual promedio de la vida asistida se compara con otros tipos de atención a largo plazo:

  • Centro de vida asistida: $48,000
  • Hogar de ancianos: $100,375
  • Asistente de salud a domicilio (tiempo completo): $50,336
  • Cuidados diurnos para adultos: $18,720

Fuente: Genworth Cost of Care Survey 2019 (en inglés)

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO