Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Los CDC amplían el plazo de la moratoria de desalojo de alquileres hasta el 3 de octubre

Sin embargo, los inquilinos que se beneficien de la medida deben pagar el total de la deuda.

Un letrero en una puerta que dice en inglés Final Notice of Eviction, aviso final de desalojo.

iStock / Getty Images

In English |  Nota del editor: el 26 de agosto, la Corte Suprema de Estados Unidos revocó la moratoria de desalojos emitida bajo la orden de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). La moratoria, impuesta originalmente el año pasado como respuesta a la pandemia, se había ampliado hasta el 3 de octubre. Los inquilinos y los propietarios que necesiten asistencia pueden usar la herramienta Rental Assistance Finder del Consumer Financial Protection Bureau para buscar información sobre la asistencia para alquileres en la zona donde viven. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ampliaron el plazo de la moratoria nacional de desalojos que previene el desalojo de las familias que enfrentan dificultades financieras relacionadas con la pandemia. Los inquilinos que se beneficien de la moratoria tendrán que pagar el total de la deuda acumulada más los cargos o penalidades por mora que contemple su contrato de alquiler.

Los CDC, una agencia que normalmente no parecería intervenir en asuntos de vivienda, emitieron inicialmente una moratoria en septiembre en la que indicaron que “los desalojos amenazan con aumentar la propagación de COVID-19 porque obligan a los inquilinos a mudarse, con frecuencia a nuevos lugares reducidos que comparten con amigos o familiares o a lugares de convivencia grupal, como refugios para personas sin hogar”. La agencia, que es una división del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., indicó que la Ley de Servicios de Salud Pública (en inglés) le otorga autoridad para expedir la orden.

Si bien los defensores de inquilinos y de propietarios aprecian el esfuerzo federal para aliviar las dificultades económicas que enfrentan actualmente millones de familias para pagar su vivienda, ambos grupos sostienen que la moratoria solo retrasa el problema.

“Si bien una moratoria de desalojos es un paso esencial, es una medida a medias que posterga un abismo económico en el que caerán los inquilinos cuando caduque la moratoria y deban pagar el alquiler atrasado”, dice Diane Yentel, presidenta y directora ejecutiva de la National Low Income Housing Coalition (NLIHC), que representa a los inquilinos. “Esta medida retrasa los desalojos, pero no los previene”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


“La aparición de la variante delta ha llevado a una rápida aceleración de la transmisión comunitaria en Estados Unidos, poniendo en riesgo a una mayor cantidad de habitantes, especialmente si estos no se han vacunado”, dijo en un comunicado de prensa la directora de los CDC, Dra. Rochelle Walensky. "Esta moratoria es una medida acertada para mantener a las personas en sus hogares y fuera de las congregaciones donde se propaga el COVID-19. Es urgente que las autoridades de salud pública respondan rápidamente para mitigar el aumento de desalojos, lo que podría aumentar la probabilidad de nuevos picos en la transmisión (COVID-19). Estos desalojos en masa y las consiguientes consecuencias para la salud pública serían muy difíciles de revertir".

Hay suficiente dinero disponible para propietarios e inquilinos: el gobierno ha distribuido solo el 10% del dinero asignado a la asistencia de alquileres.

¿A quién cubre la moratoria?

Tres grupos de personas pueden beneficiarse de la protección, según sus ingresos:

  • los individuos que ganan hasta $99,000 al año ($198,000 para parejas que presentan una declaración conjunta de impuestos);
  • los inquilinos que recibieron cheques de estímulo de la Ley CARES el año pasado;
  • los inquilinos que no tuvieron que presentar una declaración ante el Servicio de Impuestos Internos (IRS) en el 2019 debido a que percibieron bajos ingresos.

La moratoria no cubre a los inquilinos a quienes se desaloja debido al vencimiento de su contrato de alquiler. Tampoco cubre a quienes se desaloja, porque han puesto en riesgo la seguridad o la salud de otros residentes, han causado daños considerables en la propiedad, han participado en actividades delictivas en la propiedad o han violado códigos de seguridad del edificio u otras obligaciones contractuales.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


En estos momentos no puedo pagar el alquiler. ¿Cómo puedo utilizar la moratoria?

Para utilizar la moratoria de los CDC y evitar un desalojo, los inquilinos deben firmar un formulario de declaración en el que indican sus dificultades económicas y entregar el formulario al propietario. La declaración, que se considera un testimonio bajo juramento, requiere que el inquilino indique:

  • que ha intentado obtener ayuda del Gobierno para pagar el alquiler o la vivienda;
  • que cumple con los requisitos de ingresos que se indican arriba para recibir cobertura;
  • que no puede pagar el alquiler debido a la pérdida de ingresos debido a la pérdida del empleo o por haber incurrido en gastos médicos;
  • que ha intentado efectuar pagos parciales del alquiler que adeuda actualmente;
  • que en caso de desalojo se quedará sin hogar o se verá obligado a residir en viviendas compartidas en lugares reducidos;
  • que comprende que la suma de alquiler acumulada que adeuda será pagadera el 30 de junio, junto con todo cargo o penalidad adicional que contemple el contrato de alquiler.

De acuerdo con la orden de los CDC, las organizaciones de alquiler que contravengan la moratoria podrían enfrentar multas de hasta $500,000. Los propietarios que desalojen a inquilinos de manera inapropiada podrían enfrentar hasta $250,000 en multas, hasta un año de encarcelamiento, o ambas cosas.

Cino, de NMHC, señala que la aplicación de la moratoria puede recaer en los tribunales que normalmente se ocupan de los desalojos, donde los jueces considerarían esta nueva orden federal además de toda orden de desalojo que pueda tener vigencia a nivel local o estatal en su jurisdicción.

“Cuando una jurisdicción estatal o local tiene una orden de desalojo más restrictiva que ofrece mayor protección, esos requisitos se sumarán a esta (orden de los CDC)”, explica Cino. “Gran parte de este proceso sucederá en el ámbito judicial”.

Asistencia para alquileres

Según la Oficina de Protección Financiera del Consumidor (CPFB), 13 millones de inquilinos se han atrasado en el pago del alquiler. La Ley de Plan de Rescate de Estados Unidos (American Rescue Plan Act) que aprobó el presidente el 12 de marzo provee $21,600 millones en ayuda de emergencia para inquilinos de bajos ingresos que han sufrido una reducción de estos durante la pandemia de COVID-19. Este dinero se suma a los $25,000 millones del paquete de ayuda aprobado en diciembre del 2020 y será administrado a través de programas locales.

Otros programas financiados a través del Plan de Rescate de Estados Unidos incluyen vales para la selección de vivienda para personas que se están recuperando de una situación de calle y para inquilinos en riesgo de quedar en la calle. La ley también asignó $5,000 millones a las comunidades para que brinden asistencia a las personas sin hogar.

Los inquilinos y propietarios que busquen asistencia pueden utilizar una nueva herramienta (en inglés) —Rental Assistance Finder— de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor para encontrar información sobre asistencia de alquiler en su área. El usuario simplemente ingresa el nombre de estado (o de su tribu) en la herramienta y esta le ofrece enlaces a las organizaciones estatales y locales que distribuyen asistencia federal para el alquiler en sus comunidades. El dinero puede ayudar a los propietarios e inquilinos que buscan mantenerse a flote con el alquiler y otras facturas.

La herramienta también te ayuda a comprobar si calificas para recibir asistencia. Además, si necesitas un consejero de vivienda, la herramienta te ayuda a encontrar uno. El programa de asistencia de alquiler tiene un alcance nacional y, en muchos lugares, aceptan solicitudes tanto de propietarios como de inquilinos.

Nota de redacción: este artículo fue publicado originalmente el 2 de septiembre, del 2020. Ha sido actualizado con información reciente.

Kenneth Terrell es periodista y colaborador de AARP en los ámbitos de trabajo, empleo, discriminación por edad, carreras laborales y legislación del Congreso Nacional. Anteriormente trabajó para la Education Writers Association y U.S. News & World Report, donde reportó sobre política y asuntos gubernamentales, negocios, educación, ciencia y tecnología, y estilos de vida.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.