Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

El Congreso aprueba $900,000 millones para un nuevo rescate económico

Este incluye un segundo cheque de estímulo, mejores beneficios de desempleo y ayuda para inquilinos.

Edificio del Capitolio en Washington DC

Sarah Silbiger/Bloomberg via Getty Images

In English | El 21 de diciembre, el Congreso aprobó un proyecto de ley bipartidista de rescate económico de $900,000 millones, dándole fin al estancamiento de más de siete meses. La ley dará curso a la asistencia financiera que necesitan las familias que sufrieron los efectos de la pandemia de COVID-19. El presidente Trump promulgó el proyecto de ley el 27 de diciembre. 

En marzo, los legisladores federales aprobaron la ley CARES (Ley de ayuda, alivio y seguridad económica contra el coronavirus), que otorgó pagos de estímulo, mejores beneficios de desempleo, asistencia a las pequeñas empresas y otros tipos de ayuda para enfrentar la peor crisis de salud pública que se haya visto en un siglo. La mayoría de los beneficios todavía vigentes vencerán el 31 de diciembre o antes, y los legisladores lucharon para negociar nuevas disposiciones que brindaran a las familias el necesario alivio económico adicional.

Se espera la firma del presidente para la legislación siga su curso. Estos son algunos de los elementos del nuevo acuerdo de estímulo:

Cheques de estímulo. La nueva ley proveerá una segunda rueda de pagos de estímulo a millones de habitantes del país que han tenido problemas financieros desde que el primer pago de ayuda federal directa fue distribuido en la primavera. Los nuevos pagos de estímulo tendrán un máximo de $600 para personas cuyo ingreso en el 2019 fue menor de $75,000. Las familias también recibirán $600 por cada hijo dependiente que reúna los requisitos.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Mejores beneficios por desempleo. El nuevo paquete de estímulo otorgará $300 por semana a quienes reciben beneficios de desempleo, además del beneficio que tienen derecho a recibir de sus respectivos programas estatales. Estos beneficios mejorados estarán en efecto hasta el 14 de marzo.

La nueva ley también extenderá dos programas federales de beneficios de desempleo creados recientemente cuyo vencimiento estaba previsto a fines de este año. Los programas Pandemic Unemployment Assistance (PUA) y Pandemic Emergency Unemployment Compensation (PEUC) ofrecen beneficios de desempleo a trabajadores ocasionales y a otros que no reunían los requisitos para recibir ayuda estatal, así como a quienes habían agotado su derecho a recibir beneficios. La extensión de estos programas significa que las personas podrán cobrar beneficios de desempleo durante 50 semanas en vez de las 39 semanas permitidas actualmente.

Según investigaciones de The Century Foundation, más de 12 millones de personas hubieran perdido el acceso a los beneficios de desempleo el 26 de diciembre si PUA y PEUC concluían.

Creación y distribución de las vacunas. El 20 de diciembre, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) otorgó autorización para el uso de emergencia de la vacuna contra la COVID-19 que fabrica Moderna, la cual se convirtió en la segunda vacuna disponible para los habitantes del país. La nueva ley federal de estímulo provee $69,000 millones para ayudar a los Gobiernos estatales, tribales y locales a cubrir los costos relacionados con la administración de las vacunas al público.

Asistencia para combatir la inseguridad alimentaria. Las largas filas frente a los bancos de alimentos se han vuelto una imagen común este año, a medida que la pérdida inesperada del empleo hizo que a muchas familias les resulte difícil poner comida sobre la mesa. La nueva ley provee $26,000 millones para ayudar a combatir la inseguridad alimentaria. La ley también aumentará temporalmente los beneficios mensuales del programa SNAP —

Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria, también conocido como cupones de alimentos— en un 15% durante cuatro meses.

Asistencia de alquileres. La ley extiende la moratoria federal de desalojos establecida por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) hasta el 31 de enero del 2021. También provee $25,000 millones en fondos para asistir a los inquilinos que tienen dificultades para pagar el alquiler.

Ayuda a las pequeñas empresas. La ley proveerá $325,000 millones en fondos adicionales para asistir a las pequeñas empresas, e incluso reactivará el programa PPP (Paycheck Protection Program) de protección salarial. A través de este programa, las pequeñas empresas pueden pedir dinero prestado para cubrir gastos de nómina, beneficios y algunos otros gastos. Si el dinero se destina a los criterios aprobados, el préstamo PPP puede convertirse en una subvención. Si bien el PPP se vio desbordado por la demanda de asistencia cuando se lanzó en la primavera, el programa fue considerado una vía de salvación para algunas pequeñas empresas.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.