Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Compañías aumentan los precios de los medicamentos para la COVID-19, y otros, en medio de la pandemia

Un informe revela el aumento de precios de 245 medicamentos desde la llegada del primer caso de coronavirus a Estados Unidos.

Una persona sostiene una caja del medicamento Remdesivir

Fadel Dawood/picture alliance via Getty Images

In English | Las grandes empresas farmacéuticas han aumentado los precios de 245 medicamentos, como los que se usan comúnmente en las unidades de cuidados intensivos (UCI), los medicamentos para el cáncer que salvan vidas, y algunos que se usan para tratar la COVID-19 o que se están probando para combatir la enfermedad, de acuerdo con un nuevo informe.

Todos estos aumentos de precios han ocurrido desde que surgió el primer caso de coronavirus en el país en enero, indica el informe de Patients for Affordable Drugs (en inglés), un grupo de defensa de derechos que ha estado haciendo campaña para reducir los precios de los medicamentos.

"Es indignante, pero no sorprendente, que durante la pandemia de COVID-19 las farmacéuticas hayan continuado aumentando los precios de los medicamentos que son críticos para mantener a las personas del país saludables y con vida", dijo David Mitchell, fundador del grupo.

Basta con medicamentos costosos

Patients for Affordable Drugs halló que de los 261 medicamentos con aumentos de precios, 61 se usan para tratar la COVID-19, 30 se usan en ensayos clínicos relacionados con el coronavirus y 20 se administran comúnmente en las UCI de los hospitales. El grupo también señaló que se ha aumentado el precio de 22 medicamentos para la salud mental desde que comenzó el brote en EE.UU., al igual que algunos medicamentos sin receta, como Tylenol y otros que pueden usarse para tratar los síntomas del coronavirus en el hogar.

Los aumentos de precios afectan a una amplia variedad de medicamentos

Estos son algunos de los medicamentos y sus aumentos de precios durante el brote de coronavirus:

  • La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) indicó que hay una escasez de morfina, fentanilo y ketamina (usados para tratar a los pacientes de COVID-19 que están sedados y con respiradores). Ciertos fabricantes han aumentado el precio de estos medicamentos en aproximadamente un 10%.
  • La clorpromazina, un medicamento antipsicótico, se sugiere como una alternativa en la UCI cuando hay una escasez de medicamentos sedativos. Si un fabricante aumenta el precio en un 9.9%, se podría agregar $125 al día a la factura de un paciente de la UCI. Este medicamento también está en ensayos clínicos para la COVID-19.
  • El precio de Vasoscript, la versión de marca de la vasopresina, que se recomienda a los pacientes de COVID-19 con presión arterial inestable, aumentó en un 10% (o $197 por vial).
  • El precio de Xarelto, uno de varios anticoagulantes que usan los adultos mayores, aumentó en casi el 5%. Un frasco de 30 tabletas ahora cuesta $470.
  • Recientemente, se ha indicado que Olumiant, que se usa con frecuencia para tratar la artritis reumatoide, genera buenos resultados en las enfermedades respiratorias relacionadas con la COVID-19. El precio de un frasco de 30 tabletas de este medicamento subió casi un 6%, lo que equivale a $2,265 por un frasco.
  • Ativan, un medicamento usado para tratar la depresión y la ansiedad, tuvo un aumento de precio de casi el 8%. Un frasco de 100 tabletas ahora cuesta $5,677.
  • Provenge, un medicamento para el cáncer de próstata, vio un incremento de precio del 6%. Un frasco intravenoso de este medicamento de quimioterapia ahora cuesta $62,602.

El informe del grupo Patients for Affordable Drugs se publicó el domingo. El día siguiente, Gilead Sciences anunció que remdesivir, un medicamento que recibió aprobación de emergencia para tratar a los pacientes hospitalizados con coronavirus, costará más de $3,000 por paciente —al menos un 33% más de lo que cobra la compañía en otros países—.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Por más de un año, a través de su campaña Basta con medicamentos costosos, AARP ha instado a los legisladores a tomar acción para reducir el costo de los medicamentos recetados. "Los contribuyentes de Estados Unidos ayudaron a financiar la investigación y el desarrollo de remdesivir con casi $100 millones, y ahora Gilead quiere que los habitantes del país paguen precios al menos un tercio más altos que el resto del mundo", dice Nancy LeaMond, vicepresidenta ejecutiva y directora de Activismo Legislativo y Compromiso, de AARP. "Eso es simplemente inaceptable".

En su informe, Patients for Affordable Drugs insta al Congreso a penalizar a los fabricantes de medicamentos por aumentar los precios a un ritmo mayor que la tasa de inflación. También lo exhorta a permitir que el Gobierno federal negocie los precios de los medicamentos, aumente la transparencia en el sistema de precios de los medicamentos genéricos y asegure que el dinero público que se use para financiar el desarrollo de nuevos productos se tome en consideración al fijar los precios.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO