Skip to content
 

Cómo afrontar el 4 de Julio si eres un veterano con trastorno de estrés postraumático

Las celebraciones del Día de la Independencia pueden desencadenar síntomas para algunos veteranos.

Personas observan fuegos artificiales en la noche

KATSUMI MUROUCHI/MOMENT/GETTY IMAGES

In English

La mayoría de las personas en el país esperan reunirse para disfrutar del espectáculo de los fuegos artificiales el 4 de Julio. Sin embargo, para los veteranos que luchan con el trastorno de estrés postraumático (TEPT), las celebraciones tradicionales pueden ser difíciles.

“El sonido de los fuegos artificiales les recuerda a algunos veteranos al sonido de los disparos”, explicó el psiquiatra Amit Etkin, exprofesor de Stanford University y director ejecutivo de Alto Neuroscience, una empresa biofarmacéutica de terapias en fase de ensayo clínico.

En el caso de las personas con TEPT, los recuerdos sensoriales como los sonidos, los olores o incluso los instintos, pueden evocar recuerdos de trauma y causar que surjan síntomas en ciertos momentos. Por lo tanto, algunos militares que tratan de celebrar la independencia del país pueden sentir pánico extremo cuando se encienden los fuegos artificiales porque les parece revivir un evento traumático.

Las dificultades quizás vayan más allá de los fuegos artificiales. Es posible que las personas con TEPT sientan que aumenta su ansiedad antes de lo que Etkin llama un “evento de aniversario”. En cuanto al Día de la Independencia, la expectativa de las grandes multitudes y las celebraciones bulliciosas puede llenar a un veterano de temor antes de que llegue el día de la celebración.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


“Todo el mundo espera celebrar con otras personas, y saben que se acerca el momento. En el caso de alguien que ha estado aislado, que no tiene red de apoyo, que quizás se sienta incómodo en lugares concurridos, puede ser un evento realmente deprimente que causa que se agraven sus síntomas”, indicó Etkin.

En respuesta a esto, las personas que combaten el TEPT pueden aislarse aún más para evitar hallarse en un ambiente que está fuera de su control y que les provoque temor y ansiedad.

La lucha contra el trastorno de estrés postraumático

Una idea errónea sobre este trastorno es que siempre implica la reexperimentación de un hecho traumático, en la que un veterano cree que se halla de nuevo en el momento o lugar donde se produjo el trauma y reacciona como si estuviera sucediendo en el presente, señaló Etkin. En realidad, es mucho más común que el recuerdo cause ansiedad, tristeza, un estado de ánimo negativo o el deseo de evitar una situación, en vez de revivir la experiencia de manera literal.

El trastorno de estrés postraumático no se presenta del mismo modo para todos los veteranos. Por eso es importante que entiendan cuáles son sus desencadenantes individuales y cómo manejarlos antes de cualquier evento que tenga el potencial de causar pánico. Trabajar con un proveedor de atención médica como un terapeuta o un psiquiatra es una parte fundamental del proceso de adaptación, explicó Etkin.

“Los desencadenantes son parte del trabajo del paciente durante la terapia: entenderlos, dominarlos y aprender a controlar la sensación de ansiedad cuando estás en esas situaciones”, añadió. ​

Existen medicamentos antidepresivos para ayudar a tratar los síntomas del TEPT, pero Etkin observó que no siempre son eficaces en el caso de los veteranos con síntomas crónicos y graves. Su empresa, Alto Neuroscience, trabaja para desarrollar medicamentos que brinden mejores tratamientos a los pacientes, basados en su biología, para trastornos como el TEPT y la depresión.

“En los próximos años esperamos desarrollar nuevos tratamientos ya que en realidad ha sido un campo que ha recibido muy poca atención en términos de desarrollo terapéutico”, observó Etkin.

Cómo ayudar

Es importante que los seres queridos y los cuidadores entiendan que la experiencia única de un veterano en ciertas situaciones tal vez sea muy diferente de la suya, en especial en situaciones impredecibles.

“Es posible que no tenga sentido para ti. Pero esa es la manera en que su mente percibe las circunstancias”, dijo Etkin. “Mostrar compasión y comprensión, no obligar a la persona a tomar parte en situaciones en las que pueda sentirse a disgusto y preguntarle si se siente incómoda, todas son medidas fundamentales para salvar la distancia entre el veterano y quienes lo rodean”.

Cuando se trata de los fuegos artificiales del Día de la Independencia, considera evitarlos por completo, o al menos encenderlos en un momento predecible, como justo después del atardecer del 4 de Julio, indicó Matt Kuntz, director ejecutivo de la Alianza Nacional sobre las Enfermedades Mentales (NAMI), en Montana.

También es posible utilizar fuegos artificiales silenciosos, que producen poco o nada de ruido, para las reuniones más pequeñas. Se ha descubierto que este tipo de fuegos artificiales beneficia además a los niños con autismo, a los sobrevivientes de la violencia de las armas de fuego, a las mascotas e incluso a la vida silvestre.

Los programas de luces con drones son otra opción para las comunidades que gastan más de $25,000 en sus espectáculos de fuegos artificiales, sugirió Kuntz. “Tienen asombrosos despliegues de luces muy semejantes a los fuegos artificiales, pero reemplazan las fuertes explosiones con música”.

“Es importante entender que esta no es una situación de todo o nada”, explicó.

Consejos para mantenerte centrado si sufres del trastorno de estrés postraumático

Los fuegos artificiales son una realidad inescapable del 4 de Julio para muchas personas. Bien sea para hacer frente a la multitud, al ruido o a la incertidumbre del día, el psiquiatra Amit Etkin ofrece estas recomendaciones para ayudar a sobrellevar la situación:

  • Explícales a tus amigos y familiares cuáles son tus desencadenantes. Si no te gustan los grupos grandes, explícaselo al anfitrión y menciona que es posible que tengas que irte temprano si asisten muchos invitados.
  • Emplea técnicas de respiración. Durante cinco o diez minutos, concéntrate en respirar, siente tu cuerpo y el ritmo de la respiración. Inhala y exhala de manera lenta y deliberada mientras eliminas todos los demás estímulos que te rodean. No prestes atención a tus pensamientos y concéntrate en la respiración.
  • Aprende a reconocer las señales de que es hora de alejarte de una situación antes de que llegues al punto crítico.
  • Limita el consumo de alcohol para evitar la pérdida de control.