Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

La primera mujer originaria que ocupa un puesto de Gabinete

La secretaria del Interior de EE.UU. Deb Haaland incluye a los nativos estadounidenses en el diálogo.

Deb Haaland, secretaria del Interior de Estados Unidos

Bloomberg/Getty Images

In English | Cuando Mary Lyons, una bisabuela ojibwe residente de Leech Lake, vio jurar a la nueva secretaria del Interior de EE.UU., sus ojos se llenaron de lágrimas.

Lyons destacó la vestimenta tradicional que usó Deb Haaland en marzo cuando se convirtió en la primera nativa estadounidense en dirigir una agencia del Gabinete federal. La ropa de Haaland incluía una falda azul real decorada con cintas arcoíris y una planta de maíz bordada, que representa el pueblo nativo de Haaland. Haaland, quien dirige la agencia responsable de la mayoría de las tierras y recursos naturales federales, usó mocasines. Su elección de atuendo para la ceremonia fue significativa para muchos nativos, entre ellos Lyons.

“Nunca pensé que sería testigo de algo como esto”, dice Lyons de Rosemount, Minnesota. “Al Haaland entrar en un mundo que no es el nuestro propio, no se quitó los mocasines —los usó con tal honor, al traer junto a ella a sus antepasados y a todo su pueblo de las muchas tribus de Turtle Island—, donde la tradición dice que se originaron muchas tribus indígenas.

Haaland, una excongresista de Nuevo México, está siendo elogiada por miembros de la comunidad nativa estadounidense, quienes tienen grandes esperanzas por su liderazgo y la han visto poner su propia marca desde el comienzo. Como secretaria del Interior de EE.UU., Haaland está al mando de la agencia federal que supervisa, entre otros, el Servicio de Parques Nacionales y la Oficina de Asuntos Indígenas. Su nuevo rol es uno que inspira a muchos en la comunidad nativa, pero también trae esperanzas de que Haaland priorice la protección del medioambiente y la promoción de oportunidades económicas para los pueblos indígenas, y que entienda profundamente las preocupaciones de la comunidad.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


“Su confirmación nos ayuda, como nativos, a entender que no hay límites, especialmente en este período en el que estamos”, dice Tina Kuckkahn-Miller, de 57 años, miembro de la nación ojibwe de Lac du Flambeau y directora de formulación de subvenciones para NND Collective, un grupo de defensa de derechos de los pueblos indígenas con sede en Rapid City, Dakota del Sur. “Ahora más que nunca, con el cambio climático, el mundo necesita entender y adoptar formas indígenas de conocer nuestro planeta y ser parte de él.”.

Reflejar los valores de la población originaria

Haaland, de 60 años, que juró el 18 de marzo, salió de la pobreza para ganar un asiento en la mesa de la política de Washington. Creció en una familia militar y se mudó a menudo cuando era niña. Más tarde, se convirtió en madre soltera justo después de obtener un título universitario en 1994 de University of New Mexico. Para apoyar a su hija, Haaland comenzó una compañía de salsa, pero luchó económicamente, en ocasiones no tuvo hogar y tuvo que depender del apoyo de amigos y familiares.

Haaland luego obtuvo un título de la Facultad de Derecho de University of New Mexico, y más tarde estuvo activa en la política del Partido Demócrata, incluido el papel de presidenta del partido en el estado de Nuevo México. Cuando fue elegida para el Congreso en el 2018, se convirtió en una de las dos primeras mujeres nativas estadounidenses en ganar un escaño en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

“La secretaria Haaland superó tantos obstáculos para llegar a donde está hoy”, dice Levi Rickert, de 65 años, editor de Native News Online, una publicación digital con sede en Grand Rapids, Míchigan, y miembro de la nación potawatami de Prairie Band. Haaland, dice, “es un modelo a seguir para nuestros hijos, quienes pueden sentir que las probabilidades están en su contra”.

Deb Haaland, durante su juramento en la ceremonia de procesión como secretaria del Interior de Estados Unidos

Bloomberg/Getty Images

Deb Haaland, secretaria del Interior de EE.UU., en el centro, toma juramento a su cargo en una ceremonia en Washington, D.C., el jueves 18 de marzo del 2021.

Muchos nativos estadounidenses también esperan que, debido a que Haaland es una mujer de Pueblo, aporte ideas diferentes a las de cualquier otro secretario del Interior, y reconozca la relación de los pueblos indígenas con la tierra, que desempeña un papel importante en la identidad y la cultura tribales. Su comprensión de estos temas la ayudará a navegar las preguntas sobre la soberanía tribal —el derecho de los pueblos nativos a gobernarse a sí mismos— y los tratados para proteger los lugares sagrados y otras tierras y aguas.

Esos esfuerzos ya han comenzado. El 8 de abril, Haaland visitó el Monumento Nacional de Bear Ears en el sur de Utah, un sitio importante para el patrimonio cultural tribal y que los defensores de los nativos estadounidenses luchan por proteger. Mientras estaba allí, Haaland se reunió con líderes estatales y tribales.

“Mis nietos están muy entusiasmados de saber que una mujer nativa tiene una posición que podría significar más protección para los sitios sagrados, el agua y Unci Maka (la abuela tierra, en lengua lakota)”, dijo Jean Roach, de 60 años, y miembro del pueblo mnicoujou lakota de Rapid City, Dakota del Sur.

Resolver temas complicados

Además de centrarse en las protecciones ambientales, los líderes tribales dicen que Haaland tiene una profunda comprensión de las tensiones económicas de las tribus, lo que elimina la curva de aprendizaje a la que se han enfrentado los antiguos secretarios del Interior. La relación entre las tribus y el Gobierno federal y el uso de la tierra es complicada y multifacética.

“Al tener a Haaland a la cabeza, habrá una comprensión instantánea de esas complejidades y se dará la bienvenida al diálogo de las tribus sobre las soluciones para hacer que las tierras indias sean más prósperas para los nativos”, dice Loren Birdrattler, de 49 años, de Browning, Montana, asesora de las tierras de fideicomiso indias y miembro de la nación pies negros.

“Ya está muy avanzada en buena voluntad e intenciones”, dice Suzan Shown Harjo, de 75 años, que es miembro de las tribus cheyenne y muscogee y ganadora de la Medalla Presidencial de la Libertad por su servicio a los nativos estadounidenses. “Ella necesita ignorar las soluciones rápidas y tomar decisiones matizadas y complejas”.

Darren Thompson colabora con temas de cultura y política de los nativos estadounidenses. Escribe para varias publicaciones de nativos estadounidenses, y su trabajo ha aparecido en The New York Times, The Washington Post y en National Public Radio.