Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

La celebración de la Pascua de Resurrección cristiana y del Pésaj judío se adaptan a las restricciones del coronavirus

La congregación virtual se convierte en una nueva posibilidad para los feligreses.

Un hombre graba un servicio religioso para transmitir en vivo

picture alliance/Getty Images

In English |  En Covington, Luisiana, los fieles orarán desde sus bicicletas el viernes mientras recorren hitos que representan las estaciones del viacrucis.

Sue Zaunbrecher, feligresa de St. Peter Catholic Church, tuvo la idea de reunirse —pero a al menos 6 pies de distancia— para orar y reflexionar. Organizó una ruta para bicicletas a lo largo de la cual 14 familias de su vecindario presentarán una estación de oración en el jardín delantero de sus casas.

En años anteriores, Zaunbrecher participó en la novena del viacrucis —una tradición del Viernes Santo en la que los participantes van en procesión de iglesia a iglesia—, que es un peregrinaje para las personas católicas del área de Nueva Orleans.

"Este año no podemos hacer eso", dice. "Simplemente pensé 'bueno, hagamos nuestras propias estaciones'".

Infórmate sobre la COVID-19

Vacunas, tratamientos, fraudes y más.

Las comunidades religiosas en todo el mundo están realizando ajustes este año a causa de la COVID-19. Esta semana es el momento más sagrado del año para los judíos que celebran el Pésaj y los cristianos que celebran la Pascua de Resurrección. La pandemia de coronavirus ha silenciado las tradicionales reuniones del Séder, la búsqueda de huevos de Pascua y los sombreros típicos de las festividades. Probablemente este año no sea el más apropiado para que las familias se vistan elegantemente con su mejor atuendo de domingo para las fotos festivas. Pero será un año memorable.

La santa patrona de las pandemias

Las notas de agradecimiento de Zaunbrecher probablemente se conviertan en recuerdos memorables. Está entregando estampitas de Santa Corona (sí, de verdad hay una) (en inglés), que algunos creyentes dicen es la santa patrona protectora contra las plagas.

La idea de Zaunbrecher para orar en medio de la pandemia en un circuito que se puede recorrer a pie, en bicicleta o en automóvil ya se ha extendido a comunidades vecinas, donde se han organizado caminatas y paseos de oración similares.

"Las personas quieren estar juntas", dice Zaunbrecher. "Quieren tener comunidad. Creo que eso es hermoso".

El Séder en caja

Imagen del rabino Laizer Labkovsk

Cortesía Laizer Labkovski

El rabino Laizer Labkovski creó "Seder in a Box" para quienes no pueden estar con sus familiares para el Pésaj.

En Búfalo, Nueva York, los judíos disfrutan de la entrega de "Seder in a Box".

El rabino Laizer Labkovski, del Jewish Discovery Center en Amherst, tuvo la idea de acercar el Séder de Pésaj a las personas. Tiene 400 pedidos de quienes quieren ser parte del tradicional ritual de la cena judía del Pésaj, aun cuando eso signifique seguir una guía en internet.

La comida ceremonial incluye beber cuatro copas de vino (o jugo de uva), narrar la historia del éxodo de Egipto, comer alimentos especiales como matzah (pan sin levadura) y rábanos, y elevar plegarias de Pascua.

El rabino Labkovski dice que quienes piden el "Seder in a Box" son personas solas o parejas que normalmente estarían con su familia extendida esta semana.

"De repente, las personas tienen que llevar el judaísmo a su casa, y aprender a hacerlo por su cuenta", dice.

La oración por Zoom

El reverendo Tim Tutt realiza servicios religiosos en una videoconferencia

Cortesía Tim Tutt

El reverendo Tim Tutt preside los servicios religiosos por videoconferencia.

Otros están adoptando los servicios virtuales como una forma de adaptar las celebraciones grupales.

En Westmoreland Congregational United Church of Christ, una iglesia teológicamente progresista en Bethesda, Maryland, han hallado formas creativas de adoración en estos tiempos de COVID-19. Hasta tienen servicios de comunión en línea.

"Tenemos un enfoque simbólico hacia el pan y el vino, de todos modos", dice el reverendo Tim Tutt, ministro sénior de Westmoreland. "De modo que solo le pedimos a la gente que traiga su propio pan y vino, o el bocadillo y la bebida que prefieran" para la bendición.

Esta semana han tenido plataformas virtuales todos los días para que la gente pueda participar.

"Yo diría que cuando en la llamada de Zoom hay un miembro de la iglesia de 101 años escuchando la meditación musical, y al final dice 'esto es maravilloso, estoy tan feliz de estar conectado de esta manera', uno piensa: 'El mundo es un lugar fascinante'".

Pero esta práctica también agregó responsabilidades para el personal.

"Supongo que el contrato de cualquier persona en cualquier trabajo siempre incluye la 'asignación de otras tareas cuando sea necesario'", dice Tutt. "Y entonces, mi equipo y yo, pensamos 'puedo oficiar en un funeral, puedo oficiar en tu boda, puedo bautizar a tu hijo... y puedo brindar apoyo técnico para Zoom'".

La tecnología está atrayendo más participación que los oficios religiosos presenciales, dice, en parte porque algunas personas no podían venir o porque la gente que se ha mudado lejos ahora se puede conectar.

Yoga y las 'cuarenti-vidades'

En Grace Cathedral, una popular iglesia episcopal en San Francisco, la adaptación en línea ha tomado otras formas. Cosas como las transmisiones directas en vivo y los pódcast se han convertido en la nueva norma para todo, desde las oraciones de la mañana hasta los estudios bíblicos e incluso la práctica de yoga. El Domingo de Pascua, la transmisión en directo incluirá un cuarteto masculino del coro de la catedral, que cantará preciados himnos.

En Abundant Life, una megaiglesia bautista del Sur en Lee's Summit, Misuri, con asistencia semanal de 2,000 personas, los pastores están haciendo videos de "la iglesia en casa" que incluyen "cuarenti-vidades" para enseñar, practicar la fe u orar durante estos tiempos de COVID-19. Además de los oficios religiosos que transmite en directo los fines de semana, la iglesia también tiene una sólida presencia en las redes sociales a través de Facebook e Instagram.

La estrategia es similar a la de Bayside Community Church, una megaiglesia sin denominación religiosa en Bradenton, Florida, donde los grupos de Facebook de la iglesia se han convertido en foros de sesiones compartidas de video.

"COVID-19, nos ha mantenido a todos pegados al televisor, la computadora  y los dispositivos, y quiero seguir pidiéndoles que, cualesquiera sean las instrucciones de los CDC o del Gobierno local o nacional, se adhieran a esas reglamentaciones. Estemos seguros", les dijo el pastor titular Randy Bezet a sus seguidores en un video esta semana.

"Dios nos está abriendo puertas", dice, "y creo que a través de todo esto, en este momento tan difícil, nuestra iglesia crecerá y prosperará realmente".

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.