Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Las nuevas películas resaltan la belleza y el estilo de las mujeres negras

Las candidatas a premios interpretan a mujeres icónicas que, como nosotras, se definieron a sí mismas.

Viola Davis en Ma Rainey’s Black Bottom, Andra Day en The United States vs. Billie Holiday, Jennifer Hudson en Respect.

David Lee/Netflix; Takashi Seida/Paramount Pictures; Quantrell D. Colbert/MGM

(Izq. a dcha.): Viola Davis en Ma Rainey’s Black Bottom, Andra Day en The United States vs. Billie Holiday, Jennifer Hudson en Respect.

In English | Todas las miradas se centran en Andra Day cuando entra en escena en la cautivadora película biográfica The United States vs. Billie Holiday, que se estrena este viernes. Aun antes de que Day entone la conmovedora letra de “Strange Fruit”, la protesta de Holiday ante el linchamiento de personas negras en Estados Unidos, hay algo que atrae y mantiene cautivo al espectador: ella es como una visión.

La manera en que Day, de 36 años, se adueña de la pantalla es lo que he llegado a considerar la “fuerza afroamericana”, que normalmente se conoce como el estilo negro, y todo lo que abarca. Day interpreta perfectamente a Holiday y su capacidad de encontrar un camino donde no lo había, como su distintiva gardenia que surgió cuando Holiday quemó parte de su cabello y como resultado creó un peinado muy elegante, o su estilo que combinaba divinos labios rojos con cejas afiladas.



Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Cuando se trataba de estilo, Holiday, como otras mujeres célebres de su época (Ella Fitzgerald, Dinah Washington, Lena Horne), dejó su huella en el estilo de su época. Prefería vestidos de satén con la cintura ceñida algunas veces y otras, pantalones combinados con delicadas blusas de crepé (su estilo fue estupendamente recreado por el equipo de Prada en la película). El director Lee Daniels demostró que “Lady Day” tomaba decisiones sobre estilo exclusivamente basadas en quién era y cómo se veía a sí misma, de manera muy similar a las mujeres negras a través de los tiempos. La belleza de Holiday era una forma de expresión y ella estaba determinada a hacerse oír, a pesar de las adversidades que enfrentaba. Recuerdo a mi madre preparándose para asistir al funeral de Holiday y el cuidado que dedicó a arreglarse para despedir a Billie porque, no importa la ocasión, nos vestimos con estilo.

Hollywood adora una buena película biográfica, y filmes como The United States vs. Billie Holiday y otra candidata al premio, Ma Rainey’s Black Bottom, no decepcionan. Estamos en una era en la que están en demanda las historias que exploran las vidas de mujeres negras, y películas como Respect, protagonizada por Jennifer Hudson, y Robin Roberts Presents: Mahalia, protagonizada por Danielle Brooks, pronto serán tema de conversación entre los críticos en todo el mundo. Lo que estas películas tienen en común es que retratan a mujeres que se negaron a ser invisibles y que tomaron control de su belleza, su estilo y sus pasiones sin vacilar.

De izquierda a derecha: Beyonce, Viola Davis Angela Basset, Serena Williams, Andra Day y Kamala Harris

Timothy A. Clary; Jessie Grant; Frazer Harrison; TPN; Takashi Seida/Paramount Pictures; Joshua Lott/Getty Images/AARP

(Izq. a dcha.): Beyonce durante su icónica actuación en el Super Bowl en el 2016, Viola Davis y Angela Bassett visten estilos creativos en la alfombra roja, Serena Williams luce ropa atlética en tributo a FloJo (Florence Griffith Joyner), Andra Day como Billie Holiday y Kamala Harris con sus características zapatillas deportivas Chucks.

Belleza: logros audaces

Como editora, me he esforzado por mostrar un fiel reflejo de las mujeres negras durante décadas, por lo que me enorgullece presenciar en la actualidad el movimiento Black Girl Magic, que celebra la belleza y el poder de las mujeres negras. He observado nuestra trayectoria desde los años desconcertantes cuando el maquillaje disponible no reflejaba nuestra apariencia ni satisfacía nuestras necesidades ni deseos. Sentí una gran alegría cuando Beverly Johnson, Iman y Beyoncé aparecieron en las portadas de las revistas que antes no celebraban nuestra belleza. Como exmodelo, yo, igual que mis hermanas negras, me convertí en una experta en mezclas: rallaba rubor y lo mezclaba con polvos claros para darles una apariencia más cálida y combinaba bases de maquillaje para imitar nuestros tonos de piel intensos, antes de que la industria se pusiera al día.

Hoy ya está aquí el futuro que soñamos, uno en el que Rihanna nos ofrece Fenty Beauty y más de 40 tonos de base de maquillaje y Lupita Nyong’o y Kerry Washington nos sonríen desde las páginas de publicidad en las revistas. Y somos muy conscientes de ello, porque aunque la belleza negra y la manera en que nos percibimos son autorreferenciales, una parte esencial de esa evolución es la capacidad de vernos reflejadas en la cultura popular en general. “Cuando tenía 13 años no podía mirar la revista Seventeen y leer un artículo sobre mi piel porque no me veía a mí misma en esas páginas. Era como si no existiera”, dijo Lisa Price, fundadora de la marca de productos de belleza Carol’s Daughter.

La actitud predominante acerca de la imagen que realmente deseamos proyectar también ha causado un cambio extraordinario en la manera en que lucimos nuestro cabello. Hemos pasado de tomar decisiones estereotípicas sobre estilo, y de una dependencia en las sustancias químicas que hizo tan importantes los alisadores del cabello, a aceptar las “trayectorias individuales de nuestro cabello” en las que nos damos más importancia a nosotras mismas. Estas exploraciones nos han llevado a apreciar todos los camaleones que cada una de nosotras lleva dentro.

La forma en que se nos ve y se nos escucha también ha cambiado, tanto gracias a la ley Crown (creada en el 2019 por Dove y la Coalición Crown para acabar con la discriminación basada en el cabello - enlace en inglés) como a aquellas personas que han entrado a formar parte de la industria del cuidado del cabello para cambiar las reglas del juego. Ahora estamos trasladando la evolución del salón de belleza al laboratorio. Incluso mujeres negras famosas como Taraji P. Henson, Tracee Ellis Ross y Gabrielle Union peinan sus rizos con sus propias marcas de productos para el cuidado del cabello y están dando forma a la narrativa sobre lo que la belleza significa para nosotras.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


En el sentido de las agujas del reloj desde la parte superior izquierda: Kerry Washington, Vanessa Williams, Tyra Banks, la poeta Amanda Gorman, Rihanna y dos mujeres con sus mejores sombreros de iglesia dominicales.

Karwai Tang; Jon Kopaloff; Kelsey McNeal; San Fransisco Chronicle; Dimitrios Kambouris; Hill Street Studios/Getty Images/AARP

Kerry Washington, Vanessa Williams, Tyra Banks, la poetisa Amanda Gorman, Rihanna y dos mujeres con sus sombreros para ir a la iglesia los domingos.

Estilo: en primer plano

En su día, los sombreros de domingo en la Iglesia negra nos dejaban sin palabras, los abrigos de visón eran la sensación y una cintura ajustada era esencial, ¡gracias a las mejores fajas del mundo! Íbamos desde nuestras propias pasarelas a la calle, con un estilo a la altura de cualquiera, cosíamos nuestra propia ropa de manera asequible, sin que nadie se diera cuenta. Según la estilista de celebridades Wouri Vice, que trabaja con Andra Day y la cantautora H.E.R., para nosotras, siempre se ha tratado de la originalidad. “Siempre ha habido una razón por la que hacemos lo que hacemos y una genialidad en la manera en que lo hacemos”, observa Vice. Cuando trabajé por primera vez con Destiny’s Child, Tina Lawson, la madre de Beyoncé, estaba creando los vestuarios inconfundibles que se convirtieron en el estilo característico del grupo, basados en su propia visión. ¿Y quién puede olvidar a la velocista y batidora de récords Florence Griffith Joyner —Flo-Jo— y el estilo que introdujo en los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988? Abrió el camino para Serena Williams y la manera en que esta nos hipnotiza hoy día en la cancha de tenis.

Vice dice que todo empezó con lo que nos entregaron como raza: restos. “Nuestras antepasadas tomaron ese mismo algodón que una vez tuvimos que pasar por la desmotadora y crearon vestidos”, indica. Lo que las mujeres negras siempre han demostrado es que el estilo no tiene límites, así que tanto si se trata de la supermodelo Naomi Campbell, que aporta una nueva dimensión a todo lo que viste, como de la vicepresidenta Kamala Harris, que rebosa confianza en sus zapatillas deportivas Converse, no es necesario que busquemos más lejos para encontrar la evolución.

Mikki Taylor es la editora independiente de la revista Essence. Es coautora del nuevo audiolibro Force of Beauty: A Newark Family Memoir, an Audible Original.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.